Der Untergang

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Cine ícono.png
Der Untergang
Der Scheiße Fällt
Der Untergang.png
Ficha técnica
Dirección Joseph Goebbels
Producción Hermann Göring
Intérpretes Adolf Hitler, Eva Braun, Joseph Goebbels, Hermann Göring y Heinrich Himmler
Guión Heinrich Himmler
Música Josef Mengele
Fecha de estreno 30 de abril de 1945
Género Nazi
Calificación +18[1]
Premios Ninguno
Cita3.png¡Neinnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn!Cita4.png
Adolf Hitler gritando de Dolor.

Der Untergang o Der Scheiße Fällt (en alemán) es un documental nazi grabado por Joseph Goebbels en el que se narra los días finales del Adolf Hitler hasta el día de su cobarde suicidio asesinato el 30 de abril de 1945. La cinta se desarrolla en su totalidad dentro del Führerbunker bajo las ruinas de Berlín. En ella podemos ver a un Adolf exhausto y completamente loco por la claustrofobia y la esquizofrenia al darse cuenta que la Alemania Nazi era completamente destruida por los soviéticos y estadounidenses al mismo tiempo.

Producción[edit]

Fotografía del set de grabación.

La producción la llevó a cabo el jefe de propaganda de las fuerzas del eje, Joseph Goebbels, quien se dispuso a grabar al propio Adolf Hitler en la semana final de la Segunda Guerra Mundial, para que el pueblo alemán vea como su Führer no se rendía ante los judíos, soviéticos, reinohundidenses y estadounidenses. El documental se grabó con la cámara de vídeos caseros del propio Goebbels, por eso la pésima calidad de la cinta.

Aunque en un inicio Hitler intentó mantenerse de buen humor para animar a sus tropas a seguir luchando para proteger su bigote, con el pasar de los días podemos ver como el Nobel de la Paz Führer va pasando de ser mayor representante de la felicidad en el mundo entero a convertirse en un loco psicópata con alzheimer, síndrome de tourette y esquizofrenia.

Argumento[edit]

Lunes 23 de abril de 1945[edit]

Adolf Hitler riendo en su casa de campo.
Adolf imitando a un conejo.

El documental inicia con ride of the valkyries de Richard Wagner y aparece Adolf Hitler riendo en la casa de campo en Berghof, mientras sus alegres amigos nazis: Eva Braun, Joseph Goebbels, Magda Goebbels, Hermann Göring, Emmy Göring, Heinrich Himmler, Hedwig Potthast y Josef Mengele se encuentran muy alegres tomando desayuno.

Eva Braun se acerca a Adolf Hitler, le da un beso en el bigote y le dice: Eres el hombre más heroico del mundo. Hitler sonríe porque cree que todo lo que hizo fue para lograr la paz mundial. Pero cuando todo era felicidad, el teléfono de la casa comienza a sonar. Resulta que el que llamaba era Iósif Stalin que le dice al Führer: ¡Я собираюсь убить тебя, чертов нацист! Adolf no entendío ninguna de las palabras de Stalin y creyó que solo se trataba es una broma de mal gusto, así que le colgó amablemente el teléfono.

Pero, en ese momento recibe otra llamada, esta vez era de un general de la schutzstaffel que gritando muy desesperado le dice al Führer: ¡Los Soviéticos están invadiendo Polonia! Hitler se asusto mucho y les dijo a todos sus amigostes que lo acompañen a Berlín, para salvar al mundo de la destrucción .

Adolf Hitler demuestra su felicidad sonriendo frente a todos sus amigos, se para en medio de su sala y dice: Estos serán los mejores días de nuestras vidas, cuando vayamos a Berlín seremos recibidos por los más valientes soldados nazis, aquellos que lucharon fervientemente por hacer del mundo un lugar mejor para vivir. En ese momento todos gritan al mismo tiempo: ¡Hail Hydra! y comienzan a cantar, o mejor dicho a gritar el deutschlandlied. Se agarran todos de las manos y comienzan a dar vueltas en forma de ().

Hitler y sus amigos se suben a un coche junto a sus cossas nassis y se van muy alegres con dirección a Berlín. En el camino hacen una parada en Augsburgo, en donde Eva Braun baja para comer helado, también hacen una parada en auschwitz solo porque la cojuda de Eva Braun se había olvidado de ir al baño y como sabía que en auschwitz habían muchas duchas, decidió utilizarlas.

Luego de ese molesto incidente oscureció, los nazis sintieron un poco de miedo ya no hicieron ninguna otra parada. Joseph Goebbels graba el aterrador trayecto a Berlín, pero luego hace un corte para seguir grabando sus divertidas aventuras al día siguiente.

Martes 24 de abril de 1945[edit]

Adolf Hitler decepcionado al ver el aspecto del Führerbunker.

Cuando Adolf Hitler llegó al führerbunker quedó completamente decepcionado, porque el creía que se iba a encontrar con un enorme Castillo de Hierro, pero en lugar de eso vio un pequeño cilindro de Cartulina con un cono de helado en la puta punta. El Führer no pudo ocultar su decepción y todo quedó registrado en la cinta de Goebbels. Hitler creía que porque el "eje del bien" siempre triunfaba sobre la "alianza del mal". A Hitler le dio parkinson y sus extremidades comenzaron convulsionar sin motivo alguno. Él creía que se tranquilizaría viendo al heroico ejército que lo salvaría, así que se fue a saludar a los valientes y robustos soldados alemanes.

Adolf Hitler caminando muy preocupado frente a su Ejército de Niños.

Adolf Hitler vomitó al ver que ya no quedaban soldados y que en lugar de estos había unos cuantos niños y bebés nazis que ni siquiera sabían gatear. Adolf les dijo a los Niños que luchasen por nazilandia y que no se rindieran aún así tengan que dar sus vidas para salvar su bigote. Ese día, Hitler perdió aquella característica sonrisa que lo acompañaba desde el inicio del documental y comenzó a sentirse mal física y psicológica-mente. Luego de la desastrosa sorpresa los nazis entraron dentro del pequeño y acogedor führerbunker.

En la estructurada sociedad nazi funcionaba la ley de "quien llega primero se la queda" y por culpa de su reciente e inexplicable ataque de parkinson, Hitler llegó último a su habitación y le tocó el cuarto más horripilante y depresivo del búnker. Hitler se encerró solo en su habitación y nunca más salió... bueno, por lo menos no durante el resto de esa noche. Tampoco pudo dormir durante toda la noche, porque dentro de todas las habitaciones habían unas sirenas rojas que hacían un irritante ruido cuando las bombas caían sobre Berlín.

Miércoles 25 de abril de 1945[edit]

Adolf Hitler desayunanado junto a todos sus amigotes Nazis dentro del enorme comedor principal del führerbunker.

Al día siguiente, Adolf Hitler se desperto de muy mal humor, debido a que no había dormido en toda la noche, el Führer se sentó a la mesa junto a sus amigotes, para desayunar un poco de pasto (recordemos que Hitler era vegetariano y amaba tanto a los animales que jamás tragaría uno), pero cuando probo su comida vomito todo por su bigote nazi, porque tras los constantes bombardeos el pasto se había acabado y ahora solo quedaban para almorzar tripas de Nazi degollado. Hitler vomito toda su comida de Sheiße y se largo muy molesto y convulsionando por su parkinson, cuando de repente alguien toco el timbre.

Cuando Hitler abrió la puerta del búnker se dio cuenta que lo había visitado Peter Pabel Kuchenskien, un nazi que lo había ayudado con sus finanzas en el pasado. Sin embargo el vejete visitante tenía un problema y es que no podía parar de reírse. Las risas del Peter Pabel le causaron esquizofrenia a Hitler. Uno de los ojos del Führer se puso a llorar por nazilandia, mientras que el arrugado Peter Pabel se instalaba en la zona del Bunkér en la que se guardaba todo el dinero nazi y comenzó a contar moneda por moneda y billete por billete entre risas y bailecitos que no hacían más que molestar a Hitler.

La esquizofrenia comenzó a hacer estragos en su corroído cerebro nazi, el Führer comienzo a ver fantasmas judíos vestidos con pijama de rayas que se burlaban de él. Hitler también empezó a escuchar las melodías de Richard Wagner, pero estas se escuchaban en reversa y salían de la oscuridad. Adolf se ponía cada vez más angustiado, molesto y alterado, ya nada le salía bien.

Jueves 26 de abril de 1945[edit]

Los hijos de puta Goebbels cuando llegaron de la mano de la niñera Irma Grese al führerbunker para saludar a su tío Hitler.

Adolf Hitler recibió la visita de la cordial Irma Grese (la mary poppins nazi), la cual había sido invitada al Führerbunker por Joseph Goebbels, pero la niñera no vino sola, si no que trajo a todos los hijos de puta Goebbels con ella. Adolf Hitler pensó que sus sobrinos eran unos angelitos y no por su comportamiento, si no por sus blancas pieles arias, pero los hijos de puta resultaron ser unos malditos demonios del infierno, debido a que en lugar de hacer el saludo fascista, los niñatos se se vistieron con pijamas blancas con rayas azules, se pusieron a jugar Janucá y en forma de estrellas realizaron un pacto satánico con el demonio.

Esta es la prueba irrefutable, que demuestra que los Hijos de Puta Goebbels arruinaron el Führerbunker para siempre... ¡Malditos Hijos de Puta!

Adolf Hitler le dijo a Joseph Goebbels y a Magda Goebbels que se llevaran a sus hijos de puta nuevamente al kindergarten, pero en ese preciso momento los hijos de Goebbels entraron en la habitación vestidos de judíos y comenzaron a tirarle oro en la cara de Hitler mientras los demás nazis se burlaban de ellos. La claustrofobia también provocó el derretimiento del cerebro de Adolf. Los hijos de puta Goebbels cada vez se hacían más molestos y ruidosos (sin mencionar que también se hacían otra clase de cosas encima). Los hijos de Goebbels también tiraron leche en las paredes, arruinándolas por completo.

En la noche volvieron a caer las bombas directamente sobre el führerbunker, Hitler durmió a penas un par de horas, pero tuvo horribles pesadillas Adolf Hitler se despertó de golpe en plena madrugada, todo era muy oscuro, la maldita sirena estaba sonando y el Führer vio que desde el techo del führerbunker estaban cayendo unas gotas de sangre aria directo a su bigote haciéndolo gritar: AAAAAAAAA!

Se volvió a dormir, pero tuvo una pesadilla que lo hizo despertarse de golpe y cuando vio el reloj se dio cuenta que eran las 3:00 AM.

Viernes 27 de abril de 1945[edit]

Adolf Hitler luego de tomarse un cóctel de drogas al que le añadió altas dosis de Pastillas alucinógenas, después de haber pasado toda la noche sin dormir y siendo acosado por su propia esquizofrenia.

Al día siguiente Adolf Hitler despertó a las 4:00 AM bañado en sangre menstrual de Eva Braun, el Führer se dio un baño con hagua helada y le dio hipotermia. A las 5:00 AM los hijos de puta Goebbels se despertaron de sus parálisis del sueño y comenzaron a jugar un juego al que llamaron: ¡Joder al Führer! que consistía en el que le cortase el bigote a Hitler ganaría, pero por suerte los niñacos no pudieron lograrlo porque Hitler se encerró en su habitación justo antes que lo asesinen. A las 6:00 AM Peter Pabel Kuchenskien comenzó a reír como un viejo decrépito. A las 7:00 AM todos los nazis, desayunaron nuevamente tripas. A las 8:00 AM Peter Pabel Kuchenskien se largo del führerbunker con una gran sonrisa en su rostro. A las 9:00 AM Eva Braun vomitó sobre el Führer. A las 10:00 AM hubo una inexpiable explosión en la cocina del búnker y toda la comida nazi se jodió. A las 11:00 AM las tuberías del búnker se rompieron por culpa de una granada y el hagua dejó de circular por el subsuelo y a las 12:00 AM llegó frente al puto búnker un camión acribillado con cientos de nazis muertos y un solo, pero un sobreviviente que se acercó ensangrentado a Hitler dara darle un mensaje.

El valiente soldado de la Schutzstaffel suicidándose ante Hitler, para demostrarle que todos podemos ir a un mundo mejor.

Luego del suicidio del soldado nazi, el Führer se dio cuenta que estaba perdiendo la Batalla de Berlín, Hitler enloqueció sufrió una des compensación y se cayó de cara contra el suelo, cuando despertó se dirigió al cuarto de licores, que era el mismo lugar del führerbunker en el que se guardaba todo el dinaro nazi, pero se topó con la desagradable sorpresa de ya no había nada de dinero y solo existía en el piso una tarjeta de identificación estadounidense que era de Peter Pabel Kuchenskien (en ese momento Adolf Hitler se dio cuenta que Peter Pabel Kuchenskien era un agente encubierto estadounidense y que en realidad se llamaba Pedro Pablo Kuczyn$ki y había sido enviado al búnker para robarse todo el dinero del tercer reich).

Adolf Hitler se quedó mirando a la tenebrosa oscuridad del führerbunker mientras escuchaba como las balas impactaban desde el exterior del búnker. También escuchó los desesperados gritos de su pueblo y unos segundos después le dio síndrome de tourette.

Sábado 28 de abril de 1945[edit]

Adolf Hitler al enterarse que alemania nazi perdería la Segunda Guerra Mundial.

Al día siguiente Adolf Hitler se reunió con Eva Braun, Joseph Goebbels, Magda Goebbels, Hermann Göring, Emmy Göring, Heinrich Himmler, Hedwig Potthast y Josef Mengele frente a un mapa nazi y se dio cuenta que toda la Alemania Nazi solo abarcaba un par de cuadras en Berlín, todos se quedaron en silencio cuando de repente:

- Josef Mengele: Führer... parece que la alianza del mal ganara la segunda guerra mundial
- Josef Mengele: El fin del mundo es inevitable

Adolf Hitler se quedo mirando muy triste el mapa de nazilandia y con los temblores de su parkinson se quito los lentes muy lentamente para poder ver mejor...

- Adolf Hitler: Josef, Eva, Magda, Emmy, Hedwig, Heinz und Otto retírense de aquí

Adolf Hitler quedo solo unos pocos generales de reichtag y grito (TODO EN MAYÚSCULAS)...

Adolf Hitler al borde de la Locura

- Adolf Hitler: DIE ARMEE LÜGTE MICH AN, MEINE GANZE VERDAMMTE ARMEE VON CHANCHOS ARIOS LÜGTE MICH AN ... SIE SIND OHNE EHRE, ​​SIE SIND OHNE EHRE, ​​HEY, WIE IST STALIN ... DIE FOR WORLD PEACE WAR EINE BESTELLUNG, STALINGRATED DEFENSE ES WAR EINE VERDAMMTE BESTELLUNG, SCHEISSE, UNGLAUBLICHE UND COWARDOS-SÖHNE EINER SCHLAMPE, SIE SIND ABFALL, UNGÜLTIGE COWARDS UND VERLIERER, DAS UNVERBINDLICHE ENDE DER WELT IST IHR VERDAMMTER FEHLER, ALLES, WAS SIE FICKEN, EIN VERDAMMT!

Hitler se había convertido en un psicópata en todo su esplendor. Afuera de la puerta habían varios nazis amontonados como ratas que se pusieron a llorar al escuchar a Führer gritar y Hedwig Potthast también llora desconsoladamente, por eso Emmy Görin le cara consolarla dice: cállate puta, el Führer solo los esta animando para que sigan luchando por la paz mundial.

Los soldados nazis se ponen muy tristes, la secretaria Eva Braun llega saltando al pasillo con una gran sonrisa en su rostro y completamente convencida que estaba enamorada de Hitler, pero cuando escucha los gritos del Führer a travez de la puerta... nuevamente se esconde dentro de su habitación...

Domingo 29 de abril de 1945[edit]

¡Neinnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn!
Matrimonio de Adolf Hitler y Eva Braun (A solo 12 horas antes del Asesinato Suicidio de ambos).

Al día siguiente Adolf Hitler se puso a gritar blasfemias todo el día. A muchos nazis les dio enfermedades mentales, porque sabían que si no se volvían locos con la claustrofobia, el sonido de las bombas y los gritos de Adolf Hitler, morirían pronto así que todos intentaron huir del führerbunker, pero se dieron con la desagradable sorpresa que la puerta estaba trabada. El Führer le había puesto candado a la puerta y ya no había escapatoria.

Eva Braun no sabía como calmar a Hitler, así que le propuso matrimonio para tranquilizarlo, pero el Führer solo le grito e insulto... los dos igual se casaron, pero su boda fue la más traumante de la historia. Hitler corrió hacia la oscuridad y se estampo la cabeza varias veces seguidas contra una de las paredes del búnker mientras gritaba la palabra: ¡Nein! hasta que finalmente se desmayó entra los gritos de Eva Braun.

Lunes 30 de abril de 1945[edit]

Hitler pensando en la paz mundial.

La mañana del 30 de abril de 1945, Adolf Hitler se emborracho como nunca antes lo había hecho en su vida. Recordó como la alianza del mal había mutilado y descuartizado el cadáver de su amigo Benito Mussolini y Clara Petacci, y no quería que su propio cadáver y el de Eva Braun terminaran igual. Hitler se puso a llorar porque creyó que los judíos siempre harían lo posible para evitar la paz mundial. El miedo que producía las represalias, atrocidades y crímenes de guerra de la alianza y lo que él consideraba como un odio visceral contra los nazis eran tan grandes que era mejor el suicidio antes que toda una vida llena de torturas, mutilaciones, amputaciones, golpes, insultos, sufrimiento y dolor. Hitler abrazo muy fuerte a Eva Braun y le dijo: ¡Ich liebe dich! . La pareja más amada del siglo puso de música de fondo "Un Amico" de Ennio Macarroni[2] y se pusieron a bailar por última vez en sus vidas mientras lloraban y escuchaban las explosiones de las bombas de la alianza del mal. A las 15:00 AM Eva Braun saco una botella de Pastillas alucinógenas de cianuro, derramo una lágrima de sus ojos y con una gran sonrisa en su rostro se trago una de las pastillas, sin decirle nada a su amado Hitler. Eva se cayó de cara contra la alfombra del führerbunker y comenzó a convulsionar descontrolada-mente. Adolf Hitler intento salvarla, pero no pudo hacer nada para evitar que el amor de su vida se muera al frente suyo. Finalmente, después de la triste muerte de Eva Braun, Hitler vio que todas las cápsulas de Pastillas alucinógenas tenían dibujadas unas estrellas y por eso creyó que su amada Eva no se había suicidado, si no que había sido asesinada por los judíos. A las 16:00 AM la oscuridad inundo todo el ambiente, Adolf miro a la nada, sujeto su pistola y se voló los sesos creando la escena más romántica de la Segunda Guerra Mundial.Archivo:Cadáveres de Adolf Hitler y Eva Braun.png

Reparto[edit]

Adolf Hitler luego de ver esta película.

Véase También[edit]

Wikilogo botante.gif Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
Der Untergang

Referencias[edit]