Reino de Austria

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Atención: Este artículo se disfruta más si mientras lo lees escuchas El Danubio Azul como Johann Strauss manda.
Reino de Austria
Königreich Österreich
BanderaReino de Austria.png
Escudo Reino de Austria.png
(Bandera) (Escudo)
Lema ¡Que Coman Pasteles!
Himno El Pastel
Reino de Austria Mapa.png
Parece un Pastel aplastado
Capital Viena
Mayor ciudad Viena
Lenguas oficiales Austro-Húngaro
Gobierno Monarquía
Líder María Antonieta
Pastel Mayor
Área 0 actualmente
Población Nada
Moneda Se pagaba con Pasteles
Gentilicio Pastelaustriaco
Zona horaria la misma que Alemania
Dominio de internet No existía
Código telefónico Tampoco existía
¡Deje de Preguntar Estupideces!
Cita3.pngPronto nos fusionaremos con Francia y formaremos El Imperio FrancoaustriacoCita4.png
Francisco I del Sacro Imperio Romano Germánico sobre el futuro del Reino de Austria.
Cita3.pngMás vale una paz relativa que una guerra ganadaCita4.png
María Teresa I de Austria afirmando que las guerras de Austria nunca traerán paz.
Cita3.png¡ Que Coman Pasteles !Cita4.png
María Antonieta respondiendo al comentario anterior.

El Reino de Austria fue el estado más importante del Sacro Imperio Romano Germánico, porque en él habitaba la temible la Casa de Habsburgo (Aquellos con labios carnosos y piel pálida color papel bond) Fue fundado por Federico Barbarroja durante la Edad Media y desde entonces no hiso nada más que crecer de tamaño, como si estuviese siendo alimentado por Pasteles. Los Austriacos amaban comer pasteles, pero tenían el sueño de algún día fusionarse con el exquisito Reino de Francia para siempre formando una nueva nación a la que llamarían El Imperio Franco-Austriaco y estuvieron a punto de lograrlo cuando la incomprendida Princesa Austriaca que literalmente perdió la cabeza llamada María Antonieta decidio tener sepso con un delfín al que los Franchutes llamaban Luis XVI de Francia, pero desgraciadamente ocurrió la Revolución Francesa y ambos Reyes perdieron la cabeza. Ante esto Reino de Austria entro en una profunda crísis y se vio obligado a abandonar su sueño de formar el hermozo Imperio Franco-Austriaco, para tener sepso con el asquerozo Reino de Hungría y se ese modo aborto el horrible Imperio Austrohúngaro, máximo aliado de Prusia y esa clase de cosas.

Historia[edit]

Conejos Medievales Asesinos.

Todo inicio en la Edad Media, cuando una salvaje manada de Conejos Medievales Asesinos ataco a los Bárbaros, ante esto el franco Imperio Carolingio se dio cuenta que la plaga había sido provocada po los salvajes Germanos ya que ellos hablaban en idioma alemán y eso les permitía comunicarse con los animales del bosque, por eso los Francos se molestaron muchos con los Bárbaros y expulsaron a los Germanos de la frontera del Reino Ostrogodo directo a un horrible lugar al que podemos llamar Österreich. Los Germanos Furiosos le ceden Baviera a los Francos y con ello pierden la potestad y el derecho a hacer donuts de bavaria. Luego todo el territorio fue tragado por una familia llamada la Familia de Babenberga y esta se puso a disposicion de Federico Barbarroja, pero cuando se enteraron que el sujeto con la barba roja, en realidad era un simple loco con barba que quería destruir la Liga Lombarda, todos los Austriacos lo traicionaron y se volvieron Amigos de Ricardo Corazón de León. Cuando Federico Barbarroja se entero de la traición de Australia los maldijo para siempre y asesino sin piedad a los Batenberga y desparramo su Sangre por el Danubio. El salvaje Otakar II de Bohemia también fue asesinado por Federico Barbarroja y este sin saber que hacer con el nuevo territorio robado, se lo regalo a la Casa de Habsburgo sin motivo alguno. Con el tiempo el país pudo dar buenas cosechas pasteleras en el poblado de Innsbruck e inclusibe un Señor Feudal autodenominado Rodolfo IV de Austria impuso nuevas tradiciones en todos los rincones de su dulce reino, constantemente atacado por vándalos de porquería.

Las Nuevas Tradiciones.

Maximiliano I de Habsburgo queria convertirse en un Archiduque del Reino de Austria, así que invadio el Ducado de Borgoña, pero se murió en lena batalla. Federico III de Habsburgo si logró convertirse en arhiduque e impuso la tradición de cortar cabezas y regalarlas como ofrendas a nuestro amado Satanás. Desde allí los Austriacos comenzaron a temerle mucho a las Cabezas Cortadas, especialmente las cortadas. Para aliviar su Dolor, los Austriacos tenían que embarrarse la piel con crema de Pasteles, lo que evidentemente contribuyo a su estúpida leyenda urbana, en la que ellos se creían mejor que los humanoides que habitaban el salvaje Reino de Hungría, dicha leyenda nació en el pueblito de Anghschwsteissentertenkuhtalenteschwissen. Años después, llego el Renacimiento y los austriacos afirmaron que tenían que volver a nacer, así que se sumergieron en las profundidades del Danubio y nunca más volvieron a salir de allí la Casa de Habsburgo siguio expandiendose como una plaga por toda Europa Oriental hecho que no le agrado a muchos Mosqueteros que decidieron declararle la Guerra de los Treinta Años. Como si eso no fuese suficiente tambien tuvieron que enfrentar la Guerra de Sucesión Austriaca con la que por fin pudieron aparearse con el Sacro Imperio Romano Germánico llegando a limitar con la mismísima Prusia del nefasto Rey Louis Kuczynski, sin embargo el mayór apogeo del Reino de Austria fue cuando su Archuduquesa y Emperatriz María Teresa I de Austria de la Casa de Habsburgo decidio tener Sepso con Francisco I del Sacro Imperio Romano Germánico de la Casa de Lorena y producto de ese dulce amor nacen varios niñecos que no vale la pena mencionar, sal o una, que se llamó María Antonieta.

María Antonieta un día cualquiera.

María Antonieta fue una incomprendida Austriaca a la que le gustaba comer Pasteles. Su madre la envio al Reino de Francia para que tuviese sepso con un Delfín llamado Luis XVI de Francia, con el objetivo de formar el Imperio Franco-Austriaco y luego de fusionarlo con el Francisco I del Sacro Imperio Romano Germánico formarían el imperio más grande del mundo, pero todos los planes de Reino de Austria se fueron directo a la mierda, cuando estallo la maldita Revolución Francesa y los Reyes literalmente perdieron la cabeza por culpa de los inmundo vagabundos del Pueblo Llano. Los austriacos decilucionados se vieron obligados a aliarse a sus mayores enemigos (El temible Reino de Hungría) y solo lo hicieron para mandar a la mierda a la Francia de Napoleón Bonaparte durante las aun más mierdosas Guerras Napoleónicas, pero a pesar que los putos Ausrriacos si lucharon contra los Franchutes, los Húngaros no pusieron de su parte y terminaron siendo un feo y Horrible estado parásito de Austria que luego paso a llamarse el Imperio Austrohúngaro luego de una nefasta guerra de siete semanas a la que podemos llamar la Guerra Austro-Prusiana, en la que se vio involucado el Imperio Alemán, futuro aliado sobrenatural de Prusia durante la Guerra Franco-Prusiana, pero ese imperio fue constantemente atacado por el salvaje Imperio Otomano y se fue directo al Infierno luego de quedar mutilado ¡Por mis cojones! después de fracasar en la Primera Guerra Mundial. Pero cuando todo parecía perdido, un dulce niño del disuelto Imperio Austrohúngaro llamado Adolf Hitler crea la dulce Alemania Nazi.

Economía[edit]

Los Pasteles, el motor de la economía Austriaca.

La economía del Reino de Austria se basaba única y exclusibamente en la fabricación y comercialización de Pasteles. Todas las Monarquías Europeas visitaban Austria sono para celebrar sus respectivos Cumpleaños allí, pero esta dulce tradición se jodió en 1623 cuando un Rey que se creía sol, del Reino de Francia llamado Luis XV de Francia decidió crear el Palacio de Versalles. Ante esto la Nobleza dejó de acudir al Reino de Austria porque Versalles era mucho más bonito, pero la nobleza sufrúo porque igual querían seguir consumiendo los Pasteles austriacos, por eso durante todas las exclusivas Fiestas de Versalles el Reino de Austria enviaba sus mejores Pasteles al Palacio de Versalles, para que toda la nobleza los consumiera, siendo el más solicitado el (Pastel María Antonieta). Poco a poco, los Pasteles Austriacos fueron degustandos por los paladares más exclusivos de toda Europa y eso les hiso ganar mucha fama y dinero e inclusibe inspiro a los Reyes a querer fusionarse con el Reino de Francia, para formar el Imperio Francoaustriaco, sin embargo, esto despertó la envidia del sucio Reino de Hungría que comenzó a dedicarse a la destrucción de los Pasteles Austriacos, como principal motor de su dulce economía parasitaria.

Cultura y Sociedad[edit]

Queremos Pasteles ... ¡AHORA!

La sociedad del Reino de Austria, solía vestirse muy acaudaledamente y con colores muy vivos y llamativos como si fuesen Pastelitos recien hongeados, pero eso no les impedía pastar junto a las Vacas. Por lo general tienen la estpuda ceencia de pensar que son superiores, debido a su Pálida piel, por suerte sus instintos de superioridad se cayeron por los suelos cuando tuvieron que juntarse con los salvajes humanoides del Reino de Hungría. Otra de las costumbres del Reino de Austria era hacer Castillos hechos de Pasteles. Luego de eso, todos los austriacos se tenian que agarar de las manos y daban vueltas en círculos al rededor de las montañas pasteleras sin detenarse. Algunos de los escritos medievales de aquella época descubren a estye acontecimiento como si fuera un ritual satánico, sin embargo, no podemos hacer esas nefastas afirmaciones contra un pueblo que desconocemos. Los Europeos Occidentales tambien impusieron nuevas costumbres, siendo la más polémica la impuesta por Francisco I del Sacro Imperio Romano Germánico y su amada María Teresa I de Austria, la que obligaba a los Austriacos a rebuznar como mulas de carga y sin motivo alguno, por eso podemos afirmar que los Austriacos eran superiores.

Vease También[edit]

Wikilogo botante.gif Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
Archiducado de Austria