ArcelorMittal Orbit

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
La muestra de que Inglaterra no debería hacer arte.

La torre ArcelorMittal, más conocida como ArcelorMittal Orbit porque pusieron al escultor en órbita tras realizar su trabajo, es un excremento metálico dejado por un ser extraterrestre, camuflado por el MI6 como una escultura realizada para adornar la villa olímpica de Londres, que fue ciudad olímpica en 2012, cumpliéndose otra predicción más de los Mayas y Nostradamus, quien rezó «Llegará el día en el que la humanidad se centre tres veces a la ciudad con la peor cocina y con monumentos que harían llorar al niño Jesús, entonces será cuando todo el mundo debería ponerse a correr».

La ¿escultura? fue diseñada por dos autoproclamados ingenieros escoceses, quienes con ayuda de un vaso de whisky y espinas de bacalao consiguieron diseñar dicho mastodóntico zurullo.

Planificación[edit]

Antes que nada, debemos indicar que el contenido de estas secciones han sido aprobadas por el Servicio Secreto Británico, y que no hay menciones a intervenciones alienígenas en estos párrafos, y que James Bond no nos está espiando.

Desde siempre, el Reino Unido, tierra poseedora de las mayores reservas mundiales de envidia y otros malos sentimientos, miraba con recelo a su vecina inferior y afeminada llamada Francia por su monumento a las mujeres de piernas abiertas, la Torre Infiel. De hecho, recurriendo a su particular sentido del humor, camuflaban su recelo con el dicho que el propio Winston Churchill acuñó: «Combatiremos sobre tierra, mar y aire. Pero no tenemos un montón de hierro como monumento como los p**** franceses. Y por eso no nos rendiremos». Esta expresión se utilizó posteriormente como lema del Estadio de Wembley, y de igual manera Tony Blair ordenó colocar ese emblema en Trafalgar Square durante las visitas de Jacques Chirac a terrenos británicos.

Ahh, pero la envidia es muy insana y vorazmente corroe el alma. Y en los ingleses eso se da diez veces más. Así que, aprovechando el tirón de Londres 2012, buscaron a unos ingenieros para hacer su "Torre Eiffel Británica". Pero Inglaterra es un país que sólo sabe fabricar músicos, no existen grandes arquitectos. Así que rápidamente, la delegación británica tuvo que convocar a un gran concurso de arquitectos de todo el mundo para que diseñen su propia cosa de hierro.

Al final no ganaron unos arquitectos, sino unos ingenieros escoceses que presentaron un dibujo de un poste con cables colgando. Bueno, era eso o un dildo metálico gigante, así que tuvieron que construir la cosa esa.

Construcción[edit]

Fotografía de la torre en construcción.

Apenas se tuvieron los resultados del concurso para el diseño de la torre en marzo de 2010, los constructores ingleses empezaron a, cómo no, construir la estructura. El problema es que en el Reino Unido tampoco hacen buenos constructores y prefieren gastar el dinero en mantener islas inhóspitas, así que desde ese marzo 2010 hasta octubre lo único que hicieron fue... nada.

Recién empezaron en noviembre 2010, ya con un nuevo equipo de dobladores de hierro estilo Bender (se dieron cuenta que lo que aparecía en los dibujitos era metal y no hormigón) empezaron la construcción de la torre de una buena vez. Usaron en su mayoría metal reciclado del antiguo palacio real de Luxemburgo sacados de la fábrica Esch Belval, que se habían robado los cimientos cuando lo reconstruyeron. Este metal fue re-producido en un 60% por los ArcelorMittal, otra fábrica luxemburguesa que les robó a los Belval (ladrón que roba a ladrón tiene mil años de perdón), ya que el otro 40% les dio flojera reciclar y lo dieron en el mismo estado

Al fin en Noviembre de 2011 se terminó la torre, sin mayor noticia que un par de protestas de gente que creía que estaban demoliendo la torre Eiffel.

Uso[edit]

Pues... se supone que es una torre de observación, pero es que no hay mucho que se pueda observar desde ahí. A lo sumo el parque y los dos cosos del complejo olímpico de Londres, que siendo sinceros no es que sea muy interesante que digamos.

Ya, fue usado una vez para algo. En la ceremonia de apertura de los Juegos Paralímpicos de 2012 (en Londres) fue usada como garrocha por uno de los deportistas ingleses que llevaba la llama olímpica (uno muy grande, no por nada la pudo usar así). Estaba planeado que la use como Spider-Man para columpiarse hasta el estadio olímpico pero le pareció demasiado ridícula la idea.

En 2015 se les dio por pretender que era un símbolo patrio inglés, pero no funcionó porque ni a los ingleses les gusta.

En 2016 recién se les ocurrió un buen uso para la susodicha torre: le pusieron un enorme resbalón que va desde la punta de la torre hasta el mar[1] y de vuelta. La torre al fin tiene visitantes.

Referencias[edit]

Véase también[edit]