Objetos encontrados en la superficie de Marte

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search

El ser humano, desde los inicios de la carrera espacial, se ha dedicado a explorar la superficie de los distintos planetas que conforman el Sistema Solar con la esperanza de, tal vez, poder establecerse en alguno de ellos y expandir así su civilización, tal cual se extiende una infección a través de los órganos de una criatura débil e indefensa, los cuales son progresivamente descompuestos hasta que la misma muere entre espantosos dolores y sufrimientos.

Mención especial merece el planeta Marte, el más parecido a la Tierra y con cuyos habitantes, esos simpáticos hombrecillos verdes que se encuentran ya en el imaginario colectivo, el ser humano ha fantaseado sexualmente desde hace siglos. Las más recientes exploraciones de la superficie marciana hechas por sondas como los Marsnik, Mariner, Viking o Mars Cuzer o Cottilling Mars han mostrado un panorama desolador que nos anima a elevar nuestras protestas contra estos seres: han sido unos marranos y lo han dejado como un basurero, lleno de chatarras y porquerías varias. Eso sí, esto nos ha sido muy útil para inferir que, después de todo, Marte no es un planeta tan rojo.

Objetos hallados en Marte[edit]

Humanoides[edit]

La cara de Elvis se ha aparecido en Marte como las caras de Bélmez en Bélmez

Se ha encontrado en la región de Cidonia (en los dominios de la Duquesa de Medina Cidonia) y se encontró un año antes de que se muriera Elvis Presley, lo cual hace suponer que cuando fingió su muerte se largó para allá. Los científicos dicen que es una forma natural del terreno y que si vemos una cara es por el fenómeno de la paranoia pareidolia, que a los humanos nos hace ver caras en cualquier cosa que se le asemeje a una, aunque sea vagamente. Qué sabrán ellos. Mucho mejor la interpretación ufológica que lo que viene a decir es que los marcianos son unos grandes fans del rey del rock.

  • Estatuillas
Ninguno de ellos parece estar divirtiéndose

La NASA ha hecho públicas también en diferentes momentos lo que parecen ser estatuillas de diferentes tamaños con formas humanoides. En la primera vemos una especie de mono mirando la lontananza con un aire abatido y aburrido. En la segunda vemos un tipo de rodillas en actitud de súplica, como si fuera a ser inmediatamente decapitado por los de DAESH, en la tercera vemos lo que parece un tipo crucificado en una roca. Si algo tienen los tres en común es que parecen estar pasándolas más putas que en vendimia, sobre todo los dos últimos. Los ufólogos han señalado que esto tal vez se deba a que los marcianos, con el particular sentido del humor que les caracteriza,  nos están dejando pequeñas señales de advertencia de lo que nos puede ocurrir si es que seguimos pasándonos de listos y tocándoles los cojones nos empeñamos en proseguir nuestras investigaciones en su planeta, pues ellos son así por lo general reacios a ser colonizados y no tienen ganas de que les llevemos nuestras aportaciones culturales, los grandes faros que guían nuestra civilización, tales como la Coca-Cola y el twerking.

Los científicos, aguafiestas como siempre, interpretan estos fenómenos de manera mucho más aburrida. Dicen que son meras apariencias, juegos de sombras, la consabida paranoia pareidolia, y que en definitiva son rocas como las que uno puede encontrarse en cualquier lugar, siempre que esté buscando un objeto contundente para hundirle el cráneo al prójimo.

Bichos fosilizados[edit]

Cuando uno no limpia es lo que pasa, que empiezan a proliferar todo tipo de alimañas

No solo encontramos en la superficie marciana lo que parecen ser figuras humanas, sino también lo que parecen ser todo tipo de animalejos. De esta manera la NASA, provocando como siempre, pues luego dicen que son rocas y demás, ha hecho públicas las imágenes de lo que parecen ser una iguana, una rata de alcantarilla, y el cráneo de un dinosaurio.

Estas imágenes han sido las delicias de los ufólogos, quienes les han buscado todo tipo de explicaciones. Desde que la propia NASA acostumbra a llevar animales a Marte criogenizados en tupperwares para luego soltarlos por allí a ver qué hacen y qué tal se lo pasan, resultando esto siempre, oh, sorpresa, en la muerte del desgraciado animal. Sería por esto que estos hechos no se han hecho públicos, para evitar que los activistas veganos tomen las instalaciones de Cabo Cañaveral y se salten su dieta vegetariana estricta para realizar un holocausto caníbal con los responsables de este maltrato animal tan cruel. Cierto es que en base a esta lectura de los hallazgos los restos de dinosaurio son difíciles de justificar, pero los ufólogos apuntan también que los marcianos pueden haber sido en el pasado, y hasta épocas no tan remotas, muy aficionados a adoptar como mascotas animalejos varios que han poblado la Tierra, los cuales se habrían llevado a su planeta y con los que habrían vivido en perfecta paz y armonía hasta su fosilización (la de los animales), resultando ello de gran contraste en lo que respecta a sus relaciones con los humanos, con los cuales, más que vivir en paz y armonía, prefieren realizar todo tipo de experimentaciones, secuestros, violaciones anales e instalación de sondas en los lugares más recónditos e inconfesables de su cuerpo.

Basuras varias[edit]

En la superficie de Marte uno se puede encontrar de todo. Una vergüenza.

No solo tenemos en Marte seres vivos (es un decir) sino que también podemos encontrar todo tipo de chatarras, mas que en el patio de un trapero. De esta manera, paseando por el suelo del planeta rojo, no es infrecuente tropezarse con soportes de almacenamiento de datos ya casi obsoletos como un CD, cucharillas de plástico de esas que te dan en la máquina de café de la oficina, o cascos de soldados nazis de la Segunda Guerra Mundial (esto después de todo no resulta tan extraño, pues tras la derrota en esa contienda las huestes de Hitler se dispersaron como pudieron, huyendo de los Juicios de Núremberg, y algunos se ve que llegaron muy, muy lejos). Sea como fuere los marcianos han demostrado ser bastante poco eficientes a la hora de mantener limpio y cuidado su terruño, y mucha tecnología, mucho platillo volante, pero luego no tienen una simple máquina limpia playas. Hasta un semáforo estropeado tienen por ahí tirado de cualquier manera. Y una pirámide semienterrada, compárese con las de Egipto, mucho más cuidadas. No hay color.

  • ¿Agua en marte?
Por fin se ha encontrado agua líquida en Marte

Entre las muchas cosas que se encuentran en Marte, y de manera reciente, también se ha descubierto agua líquida. En la imagen que vemos junto a estas líneas podemos encontrar que los marcianos, si bien no reparan en dotarse del máximo confort, son sumamente apañados en lo económico, pues esa piscina hinchable mínimo se la han sacado del Carrefour. Este hallazgo ha sido recibido con mucho alborozo en el seno de la comunidad científica internacional, pues disipa muchas dudas sobre la posibilidad de hallar vida en marte así como de las posibilidades de recreo y esparcimiento que ofrece el planeta rojo durante los meses de estío, que poco tienen que envidiar a los más afamados resorts terrestres, como Marina D'Or o el Aquopolis de Cullera.

Pues no vamos a ser menos[edit]

¡Sí, es una polla!

Esta insólita imagen publicada en la web del Laboratorio de Propulsión a Chorro (por eso que sea una chorra) de la NASA muestra que los seres humanos no quieren quedarse atrás y dejan también su huella en el suelo marciano como sus ilustres y cabezones indígenas. Y qué mejor huella que dejar que la realización de una especie de graffiti marciano hecho con las ruedas de una de nuestras sondas-robot en el que se combinan a partes iguales la zafiedad y el mal gusto, mostrando la faceta más arrabalera de nuestra cultura. La posteridad sabrá que hemos estado allí, y que no ha sido el cerebro precisamente el órgano que hemos utilizado para llegar.