Incinoticias:Gareth Bale mufa al Tottenham

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search

Joder, para qué te traje...
02:40 19 de octubre de 2020Ciudad: Londres; Reino HundidoInforma: Aaron Ramsey

Agencia Inciclopedia Express
¿Hacía falta que entre?

Un épico partido de tenis fútbol nos ha traído la Premier en la jornada de hoy, como acostumbra cuando baja la tasa de bicharracos tocapelotas en el aire. El Tottenham Hotspur dio un verdadero espectáculo frente al poderoso West Ham United como local. Ganando cómodamente por 3-0, Mourinho decidió tirar a la cancha a su refuerzo estrella, Gareth Bale (quien increíblemente no se encontraba lesionado), creyendo que no podría jugar tan mal como para arruinar las cosas. Grave error, pues su influencia causó un efecto depresivo masivo en su ya de por sí mediocre equipo, por lo que West Ham terminó igualando el encuentro 3-3. «Así es el fútbol» -afirmó Mou-, «hay jugadores que contagian cosas buenas en el grupo, pero desgraciadamente Bale no es uno de ellos». Varios medios afirman que el buen Gareth ya se lesionó de nuevo, por lo que los hinchas ya están tranquilos, y de todos modos hace mucho que están acostumbrados a no ganar nada.

Ampliación de la noticia

Con goles del Ciudadano Kane y el chino ese que no puede abrir bien los ojos, el Totthenham ganaba por tres tantos contra cero en el minuto ochenta. Mourinho, creyendo que el partido estaba sentenciado, decidió, como buen vendedor, exhibir sus joyas ante el público. Así que entró al juego el ídolo, el enamorado del gol, uno de los futbolistas más queridos por la hinchada... Lucas Moura.

En el minuto ochenta y cinco, viendo que era total y completamente imposible que el resultado se le escapara, Mou metió a... glup... Gareth Bale (pararrayos de fondo), el famoso golfista ese que duerme en el banco.

El que Bale juegue un partido de fútbol, el Tottenham Hotspur esté ganando un partido por goleada, un asiático sea figura en Europa, Manu Lanzini continúe jugando, Isabel II tenga cien años, el papa sea argentino y Queen sea más popular ahora que en el siglo pasado causó una paradoja universal que hubiera destruido el universo de no ser porque Monesvol llegó para poner orden y castigó al que más se lo merecía: al Totthenham.

Al menos eso dicen los conspiranoicos; la verdad es que Bale mufó a todos sus compañeros. La moral del Tottenham cayó mucho más bajo que la vez que perdieron la Champiñón League con su ingreso. Cuando llegó el primer gol de West Ham, ya todos sabían cómo terminaría el partido. Dávinson Sánchez hizo un gol en contra para acelerar el asunto. Finalmente, Lanzini convirtió el tercero para devolverle el equilibrio al universo.

Bale tuvo una oportunidad para marcar un gol, pero la cagó no pudo marcar a medio metro del arco.

Afortunadamente no se jugó más tiempo, pues el West Ham podría haber hecho un par de goles más.

Cita3.pngLo único que lamento es que no me dejaron terminar mi siesta.Cita4.png
Gareth Bale sobre los exigentes horarios del fútbol moderno, justo antes de ir a saludar a unos fans quienes fueron los últimos en verlo con vida