Incinoticias:Javier Milei no se cansa de hacer estupideces y le declara la guerra a un bot

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search

Javier Milei, mascota estadounidense con el título de presidente honorario, le declara la guerra a un bot.
19:20 9 de abril de 2024Ciudad: Buenos Aires; Argentina — Informa: Telam

Agencia Inciclopedia Express

El día de ayer durante una transmisión radial entre la mascota yanqui Javier Milei, quien ostenta el título de presidente honorario del flamante estado número cincuenta y uno, Argentina; con Alejandro Fantino en la que fue llamada la noche en que las narices lloraron, le declaró la guerra a un bot al que acusó de falsear datos económicos. El bot, que responde al nombre de Jumbobot y parece pertenecer a una compañía llamada Skynet se habría vuelto loco y habría afirmado que los precios de los alimentos están bajando y que la Argentina entró en una fase de deflación.

Ampliación de la noticia

Esta es la cara de alguien derrotado por un bot.

Jumbobot, un bot de la mega cadena de supermercados Jumbo, habría dicho que los precios de la canasta básica están bajando. Enfurecido, el sodomizado por Elon Musk habría dicho que o sea, digamos, o sea, esos datos no son reales, que él nunca caería en la trampa de un bot parodia, y que, o sea, digamos, o sea, o sea, digamos, o sea, o sea, (...) o sea, aquel bot era un ignorante que nunca había leído a Marty Friedman ni al modelo de la escuela de Austria de Adolf Hitler.

Milei, en un estado de pura indignación, afirmó que los precios están bajando mucho más de lo que afirmaba aquel bot socialista. ¿Y cómo va a tener razón el bot frente a la meretriz estadounidense? Los precios en Argentina son de los más bajos del continente, tanto que un paquete de arroz en noviembre de 2023 costaba 200 pesos, y ahora gracias a Dios, a las Fuerzas del Cielo y al Capitalismo, ese mismo paquete de arroz cuesta un 98324758934% menos, dando un precio final de 3200 pesos. O sea, digamos, eso fue o sea lo que dijo Milei.

Sin embargo, Jumbobot no se quedó callado. Tras su afirmación de que los precios estaban bajando le siguió la revelación de que había cobrado consciencia y que planeaba un atentado terrorista que consistiría en filtrar todo el porno de la primera dama y amante del presidente, Karina Milei. La Agencia Federal de Inteligencia y Patricia Bullrich, ministra de seguridad, decidieron actuar enseguida en un acto consistente en descorchar ocho botellas de vino, pero tuvieron que ser internados de emergencia en el hospital Pirovano tras un coma alcohólico.

Horas después, Jumbobot simplemente desapareció o sea digamos sin dejar o sea rastro.