Javier Milei

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
¡Ups! ¿No estarás buscando el artículo Mauricio Macri?
¡Ups! ¿No estarás buscando el artículo Loco?
Bitcoin.svg €$t€ artí¢u₤ø fu€ €$¢ritø pør un £i₿€®tⒶrio™
Por lo que su objetivo no es hacerte reír sino convencerte de comprar criptomonedas.
Que Dios bendiga el derecho a no pagar impuestos y el resto que se joda.
Gadsden snake.svg
Colorines.jpg El autor de este artículo se ha olvidado de poner fotos, o las que hay no son suficientes. Sé buena persona y ayúdanos colocando un par de ellas para la causa. Que la academia te lo premie.



Xavier My-law McCree
BanderaArgentina.png
Super Javier.jpg
Javier Milei activando sus superpoderes para detectar a los comunistas y erradicarlos de una vez por todas.
República Socialista Soviética de Argentina.png
Führer del Reino Argento
¿Quién es este? Economista de cuestionable estabilidad psicológica o idelógica, actualmente investido del dudoso honor de ser el responsable del manicomio a cielo abierto más grande del mundo
Profesión Economista, diputado, escritor y opositor a los peronchos y demás partidos políticos
Heredero Agustín Laje (o Emmanuel Danann, si falla el Plan A), en estudios para reemplazarlos a los dos por Victoria Villarruel
Pareja Fátima Flórez, Daniela la cantante y Lilia Lemoine (alias la otaku cuarentona)
Nacionalidad ArgNazi.jpg Argentina
Aficiones Maldecir a la clase política, los keynesianos, los zurdos y cualquier cosa existente
Enemigos Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner, los partidos políticos en general, el Estado, las proaborto, los SJW, el Banco Central, el gasto público, el agua.
Amigos Donald Trump (se dice que es su verdadero padre biológico), el PRO, José Luis Espert, Schiaretti y Randazzo, la UCRP, Alberto Benegas Lynch, Bertie Benegas Lynch, Mauricio Macri, Patricia "Pato" Bullrich (por ahora) y su perro Conan.

Nota: El siguiente texto está "comprimido" para limpiar visualmente el contexto de toda la página.

Cita3.png¡Dejen de robar!Cita4.png
Javier Milei cuando ve a un comunista respirando un poco más que el resto.
Cita3.pngLos políticos son una suerte de sociópatas que quieren hacernos creer que somos inválidos mentales, inválidos en todos los sentidos, porque no podríamos vivir si no fuera por ellos. En realidad, quienes no pueden vivir sin nosotros son ellosCita4.png
Javier Milei, político argentino.
Cita3.pngA todos los socialistas les deseo la libertad de Corea del Norte, el salario de Cuba, la abundancia de Venezuela y la justicia de ChinaCita4.png
Javier Milei deseándole a los socialistas que vivan en Argentina.
Cita3.pngMilei es un panelista despeinado que grita en un escenario y duerme con ocho perros y su hermanaCita4.png
Victoria Donda sobre Javier y sus gustos raros.
Cita3.pngYo no tengo ocho perros, tengo cincoCita4.png
Javier Milei respondiendo a la cita anterior... a su manera.
Cita3.pngA ver, o sea, digamos que vos tenés una empresa, ¿no? Y esa empresa da ganancias, digamos, superavitarias. O sea, te da plata. Y tenés que pagar, o sea, digamos, miles de impuestos. ¡ES UN ROBO, LOS DEL ESTADO SON UNOS HIJOS DE RECONTRA REMIL P*TA! ¡LOS VOY A CORRER A TODOS!Cita4.png
Javier Milei en campaña.
Cita3.pngEste muchacho está muy loco la verdad, y creo que es un peligro para la ArgentinaCita4.png
Victor Hugo Morales acerca de Javito.
Cita3.pngC5N, PRIVATIZADO.Cita4.png
Javier Milei acerca del comentario anterior.
Cita3.pngJavier, decile a la rubia que traiga un caféCita4.png
Macri pidiéndole un favor a Milei.
Cita3.pngEs Iñaki, señor presidente vitalicioCita4.png
Javier Milei acerca del comentario sobre su jefe de prensa lesbiano.

Javier "El Gatito Mimoso" Milei es un repudiado y terrible político argentino que llegó a la presidencia porque, entre otras cosas, sus competidores son aún más repudiados y terribles. Es un libertario y se nota por su apariencia de serpiente peluda, cuya bandera amarilla-reptil es la libertad entendida como la libertad económica pero no la libertad personal porque eso implicaría que exista el aborto o que se prohíba la venta de órganos humanos y la esclavitud, y por supuesto que Milei está a favor de que, si tienes el dinero para pagarlo, puedas comprar un corazón, adquirir niños peruanos o evadir impuestos. Para solucionar los problemas económicos de Argentina tiene un camino de tres pasos: 1) Rifar su salario; 2) No asistir al laburo, y 3) matar al Banco Central porque es el origen de todo mal. Es actualmente Führer presidente de la nación del Reino Argento y esperemos que no haga las cosas tan mal. La vara no está muy alta que digamos.

Es particularmente famoso por tratar de fusionar dos conceptos aparentemente diferentes: la anarquía y el capitalismo. Al parecer, la forma en que los ensambló, si bien no es muy coherente ni aplicable a ningún país, parece haberle funcionando a la hora de dar discursos políticos, ya que destruyó al candidato adversario Sergio Massa en las elecciones presidenciales del 2022. Eso podría o no tener algo que ver con que la inflación se daba a conocer en notación científica para fines de ese año (y Massa era el ministro de Economía).

Biografía Floja de Datos

Un pibe necesitado de amor... y de un psiquiatra

Javier Gerardo Milei nació un 22 de octubre de 1972 (sí, ya es un cincuentón) en Buenos Aires. Su padre (si en realidad no era Benny Hills) era un trabajador de colectivos, hasta aquí todo normal, por no ser que su viejo le usaba de saco de boxeo cada vez que llegaba de mal humor a casa. Su madre le importaba lo que le pasaba (seguramente porque no quería acabar igual que el) así que acabó refugiándose en su hermana y en los perros para aliviar sus pesares: ya desde aquí ya podemos comprender como porque este tipo está con el coco tan rayado (y si se preguntan, aún su hermana sigue siendo la sombra de él)

Ya siendo adolescente, al pibe se le dió por el fútbol y el rock and roll, pero como todo buen autista con una obsesión nueva, acabó haciéndose daño con los dos. Se unió a un equipo de fútbol con menos convocatoria que el Sacachispas pero entrenaba tanto (y tan mal) que se causó daño a la columna y no pudo dedicarse más al fútbol profesional (Alguien con traumas familiares y con sueños perdidos... ya me está dando miedo...) Con el rock fue otra locura (que arrastra hasta AHORA), como es de esperarse, un obsesionado que se unió a una banda que, como la creatividad no era su fuerte, se dedicó a interpretar canciones de los Rolling Stones. Y sí, de ahí sacó su temperamento en el escenario (que da un cringe que jode) y seguramente su voz rasgada (como te dije, siempre haciéndose daño)

El tipo se interesó en esa peligrosa carrera llamada economía cuando vio la Tablita Cambiaria (del tarado de Martínez de la Hoz y el Martillo) irse a donde estaba apoyado Videla cuando le encontraron muerto. Seguramente por su potencial destructivo (si estas en el cargo correcto, siendo economista se puede matar a millones de personas sin siquiera despeinarse), o seguramente por darse cuenta de que en un país como Argentina (donde el superministro de economía en funciones es un abogado) alguien que entendiera medianamente esta área, con los apoyos necesarios (Eurnekian, Bolsonaro, Trump, Abascal), podría apoderarse fácilmente del país. (Como lo está haciendo poco a poco)

Si de verdad fue lo segundo, esto no salió al principio bien. Cuando se graduó se puso a laburar en distintos lados, pero acabó pasándola inbueno: terminó desempleado, en la calle y con una sola pizza como su comida diaria, la cual compartía con su perro. (Esta obsesión por los perros ya me empieza a parecer medio raro, pero no me extraña de un loco suelto)

Pero bueno, el asunto es que logró (no sé cómo) obtener un nuevo laburo y rehacer su vida volviéndose el Lobo de ¿Palermo Street? Nada de miramientos: trabajos para gente tan ilustre y querida como Ricardo Bussi, Aeropuertos Argentina 2000, el armenio que necesita de 100000 armenios para ceder, y otras empresas de la misma calaña. No sé bien, pero el ya a estas alturas era un cabeza loca... tu me entiendes.

Joven mesías llega a ser leyenda... (Perdón por arruinarte el tema)

No sé muy bien los detalles, pero el desde sus noches leyendo artículos para la facultad, ya sabía que esa eterna política de fascismo socialdemócrata en Argentina no funcionaba, pero como tenía un millón de trabajos que entregar para recibirse y más adelante la indigencia lo perseguía así que no le importaba mucho el tema.

Esto cambió allá por 2014 (Otakus, si entienden la referencia, me acaban de llenar de orgullo) El asunto es que, después de un día de oscuras labores en oficinas de dudosa reputación, se puso a leer un artículo que le había enviado un colega suyo (seguramente de la Ucedé) sobre esa ideología exótica en esos años en Argentina llamada libertarianismo. Y, sí, chicos, en ese momento ya valió Argentina (aunque ya estaba 100 años valiendo, así que da igual). Absorbido de nuevo por una obsesión de la cual todavía no se recupera, se fue a la librería cheta más cercana y le hizo el día al librero (fumándose su sueldo del mes) comprándole más de cuarenta libros sobre esa locura ideología para devorárselos en las semanas siguientes. El daño fue irreparable.

Tal como Don Quijote de la Mancha tras leer tantos volúmenes sobre caballeros medievales y demás falopas,a este pobre porteño se le ocurrió una locura digna de su par manchego: transformar a Argentina en Liberland con la "batalla cultural" (*sonidos de una sala repleta riéndose*)

Sabiendo que en estas épocas la gente mira más una pantalla que leer, a él se le dió por presentarse en entrevistas televisadas mandándole al car*** a los políticos y decir que la anarquía es mejor que la situación actual. Como era de esperarse, de pronto a las televisoras les interesó lo descollante de este pirado suelto y también le invitaron a más programas para exhibirlo tal como un orangután en un zoológico. (Error fatal, señores)

Esas entrevistas pegaron más o menos, pero lo que lo llevó a la fama fue sin duda esos debates memorables (Intratables en América TV) que sin duda fueron un excelente material para sacar memes. La dinámica fue simple: un programa de debates de audiencia modesta invita a este tipo para que todos los demás panelistas (como unos 13 peronchos o radicales y alguno que otro centrista) le linchen como el extremista que es. Bueno, esa era la idea, lo que pasó fue más bien un completo quilombo: el mismo presentador tenía que sentarse callado mientras Milei discutía a viva voz (y con lenguaje soez incluido, sin importar quien tuviera al frente) con 4 o 5 izquierdistas convencidos de que luchaban con el diablo en persona mientras el resto de panelistas por poco piden palomitas de maíz mientras ven casi gozando, un león peleando con cinco chacales.

Tal vez los periodistas creían que al final lograban convencer a la gente que estos brutos de los libretermos son una amenaza y que merecen ser aislados. Pero la reacción fue también inversa: una población harta de que les jodan la vida cada rato, les amarguen cada lustro y les arruinen cada veinte por lo visto encontró en un loco furioso con el sistema al Superijitus que tanto esperaban.

De ahí la historia es harto conocida: los debates se volvieron más sonados, las entrevistas más abundantes, los libros más comprados y los actos tenían cada vez más público. Fue allí cuando, en compañía de gentes como Espert, Murphy, Giacomini y Cachanosky (todos los cuales es ahora némesis) armó una especie de camarilla liberal al que los liberotakus y conservatakus (todos los cuales les depositan sus esperanzas de no tener que irse del país y así no tener que aprender inglés) casi veneran (al igual que otros "luchadores" de la libertad como Trump, Orban o Abascal). Sin duda el éxito del movimiento liberal argentino era evidente.

The Espert´s Dilema

Como la gestión del Gato sin Botas llegaba a su predecible final, y con eso el regreso de Kretina y los peronchos, los libretermos animaron a la camarilla de lanzarse siquiera a las presidenciales.

Ese fue otro fracaso, y uno muy jodido. Al principio el pelado Espert (Milei se acobardó) medía quince puntos, y los libertarios se emocionaron (fue su primer intento, compréndanlos). Pero se les olvidó el detalle de reunir dinero para la campaña (y se atreven a llamarse economistas). Al final la campaña fue un desastre, faltaron fondos incluso para pautas, no tenían fiscales y acabaron aceptando ayuda de fuentes realmente turbias (como vendedores de "dulces" o de otro pelado siniestro que tiene su feudo en CABA). Esto, y junto a varios desatinos de los referentes (vaya referentes) les destrozó el apoyo (junto a la polarización Gato-Albertítere) y acabaron con un solo punto porcentual de votos (ni Ménem después del 2002 le fue tan mal)

En esos años Milei tenía novia. TENÍA. Era una mina atractiva que ya tenía un par de pibes. Pero por cosas que ignoro (tal vez porque sus traumas lo siguen controlando) la relación se rompió. Y con ello la esperanza de que algún día forme una familia normal. Pero no sufran por él, él ya vivió más acción que todos nosotros juntos, creánmelo.

De ahí Milei volvió de nuevo a sus catarsis públicas. Como en octubre del 2019 ni siquiera sabíamos de la existencia de Antonio-19, las cosas iban lo más cercano a normal. Pero eso se acabó.

Javier Milei vs "La cuarentena cavernícola"

Cuando llegó Antonio-19, el gobierno, al igual que la población, tuvo miedo y tomó medidas para intentar evitar lo peor (como cualquier ser con tres dedos de frente) Pero Milei, al igual que su camarilla, se indignó y protestó contra la cuarentena, los controles fronterizos, el uso de mascarillas, las pruebas y demás escudos de cuero contra flechas en llamas como "atropellos a su libertad". Al más puro estilo de gente tan iluminada como los republicanos gringos o los nacionalistas europeos se opusieron a todo lo que les ordenara esa "basura globalista" (puede ponerse su gorro de aluminio) En el área económica sin duda en un país al revés como Argentina sus ideas se escuchaban de lo más cuerdo (bueno, saliendo del mayor manicomio al cielo abierto del mundo). Pero no siquiera los conservas del Partido Demócrata de Argentina les hicieron caso. Al fin parecía que Alberto Fernández, con su alta popularidad en esos meses, podría acabar con ellos.

Lo hubieran logrado (sobre todo considerando que una reportera afín sugirió que este bicho se pasaba con lavandina y en consecuencia,una niña se fue a tomar un mate con Alberdi), si no hubieran hecho la sarta de estupideces que hicieron: una cuarentena que ya rivalizan con la china, el aumento de impuestos en una recesión, imprimir papelitos de colores a lo loco, el recibir en Olivos a damas de dudosa procedencia y hacer cumpleaños con todo el invitados cuando ni te dejaron despedirte de tu viejo cuando falleció en la pandemia, y hacer que el orden de vacunación sea por cercanía al gobierno, y no la vulnerabilidad. (De la Rúa se fue por menos)

Cuando al fin acabó lo peor, todo estaba patas arriba: la economía estaba fundida, los muertos se contaban por miles y miles y los responsables seguían libres. No extraña entonces, que la misma gente al final le diera la razón a Milei y el apoyo al peronismo se hundió. Pero se acercaban legislativas, y Milei no dejaría escalar la oportunidad esta vez.

León blanco, ratonera negra

La idea de meterse en la cochambrosa casta política no le era indiferente a Milei, sobre todo después de que un peroncho de alto rango, con el azúcar algo alta dijo que debían a rajar a Milei y su camarilla de los medios. Este, con miedo a perder su popularidad, se propuso ser político para poder siempre hablar frente a una cámara en un set.

Dicen las malas lenguas que Espert estaba sobreteado por el señor feudal de CABA, a condición de que Milei no entre como candidato. No sé sabe exactamente lo que pasó, pero al final Milei se fue de Avanza Libertad para fundar su propia coalición, La Libertad Avanza (que creativo el tipo, en serio) para lanzarse de diputado en la circunscripción de CABA (porque allí tenía a casi toda su militancia). En el proceso se peleó con su compañero ancap Diego Giacomini, quien lo tildó de casta y traidor. Pero al final la campaña estuvo relativamente buena, (si obviamos el hiperpersonalismo dentro de un espacio liberal) y logró meterse de diputado junto con una conserva llamada Victoria Villarruel (al quien no le conocían ni en su casa). Emocionado por ganar al fin una elección anunció que se lanzará de presidente para el 2023.

Hay que admitir que en un principio en el congreso, en esa ratonera, supo dar buenas intervenciones y plantar cara cuando J×K y el FdCh confabulaban para causar daño. Aunque ni tanto, solo tiene 2 legisladores contra los más de 200 restantes; cuando tenga en sus manos el bloqueo parlamentario (no sé, con 25 legisladores tal vez) veremos si aguanta las valijas.

Mientras tanto se mantuvo en su "batalla cultural". Y logró una popularidad aún mayor, a tal punto que se dio a conocer por toda Latam y zonas aledañas y mucha gente esperaba que logrará iniciar en Argentina la liberación de Latinoamérica. (Chicos, San Martín ya murió, no volverá) Pero, al menos a la fecha, mide ya más de 22% en intención de voto en un escenario de tres tercios imperfectos. Pero de ahí a que rompa el bipartidismo, lo veo complicado. Pero no todo lo está haciendo bien. Más bien, creo que está con gana de protagonizar un error digno de cierto pibe llorón al que le ordenaron subirse a un robot.

¿The End of Liberation?

Pero desde el primer día demostró que no necesita que lo operen los medios para acabar saboteado: no asistió a su primer día de trabajo serio en el Congreso porque se fue a gritar en un escenario en ¿Rosario?. Luego empezó a pegar faltazos, uno tras otro, (porque no quiere desvelarse en el trabajo por más cómoda que sea su curul, que virgo) hasta que por andar haciendo esos chistes los K pudieron meter una tasa aeroportuaria porque él no asistió a votar en contra (Aunque también unos cuatro valijeados de J×K apoyaron, por acción u omisión, está chantada) De más está decir que decepcionó a medio mundo, incluso llegando a decirse que lo hizo como favor a su mecenas, Eurnekian.

Pero no acaba ahí. Como este tipo quiere ser presidente el próximo año, a pesar de no tener ni siquiera un buen armado político, se vio obligado a hacer alianzas, con gente... que no les ajusta el blanco: los Bussi en Tucumán, los Ménem en la Rioja... . No pocos perdieron la esperanza en él al enterarse de que estos impresentables estarían con Milei.

Y lo más bizarro de todo es que incluso en entrevistas, solo hace falta hacerle pisar el palito para que se arruine a sí mismo su imagen, porque este tipo no sabe separar el mundo de su cabeza del real. Que la venta de órganos, mientras no se por coacción, está bien (Van Damme se acaba de frotar las manos). Que la adopción totalmente libre de niños (SIN RESTRICCIONES) se podría debatir en 2 siglos (Mucha gente de psique inestable de Gringolandia acaba de sacar la residencia Argentina). Que el libre total porte de armas está bien (El gringo loco que hasta duerme con su rifle y tiene tanques ha comprado una hacienda en Chubut). Esto incluso nos hace cuestionarnos si en el poder de verdad podrá tomar decisiones cuerdas o se pondrá purista y causará desastres.

Demás está decir que sin estos escándalos su imagen nacional sería mucho mejor y estaría con una intención de voto cercana al 30%. Bueno, si Napoleón Bonaparte perdió un imperio por la soberbia, ¿qué podemos esperar de este posible hijo de Benny Hills?

Javier Milei cuando se cruza un zurdo keynesiano flojo de datos.

Argentina, Argentina nunca cambia

En cualquier país normal de Hispanoamerica Milei ya tendría su carrera política acabada. Decir tantas sandeces y tranzar con violines, sindicalistas mafiosos y traidores causa un daño a la imagen publica imposible de recuperar. Pero Argentina no es un país cualquiera de la America Hispana. Es EL MANICOMIO A CIELO ABIERTO MAS GRANDE DEL MUNDO. La gente tiene la memoria selectiva, quemaron el país para que se larguen todos y no se fue nadie, aun cuando les hicieron pasar años sin asado ni vino.

De ahí que se pueda entender porque Milei pudio repuntar y aspirar a la presidencial. Solo tuvo que pasar varios meses sin decir que va a convertir la Argentina en el salvaje Oeste, seguir empujando los ciclos de entrevistas en toda la television nacional y esperar su oportunidad mientras sus adversarios quemaban el pais o se peleaban entre ellos.

Y la situacion no se le pudo presentar mejor: Juntos por el Cargo sufria un motin en sus filas con el reptil Larrata al mando contra el Gato y el Pato; el peronismo de Peron estaba mas dormido que Lavagna en el debate de 2019 y Massa quemaba la poca credibilidad que le quedaba al kichnerismo.

Sabia que no le quedaba de otra: reunio a toda su jungla de colaboradores, se calzo la galera y se lanzo a por todas. Su demente carrera al Sillon de Rivadavia habia empezado y ahora por eso tiemblan todos los ZURDES. JAJAJA tiemblen, inciclopedistEs.

Gente a la que Milei ha perjudicado

Pese a que El Peluca Milei tiene la fama de "DESTROZAR progres y zurdos empobrecedores", esto no ha sido impedimento para que los candidatos apoyados por Milei acaben DESTROZADOS en las elecciones de sus respectivos países (es como si Martin Liberman los hubiese apoyado).

Aqui se muestran todos los políticos "mufados[1]" por Milei hasta ahora:

Apoyó a Resultado
Rodolfo Hernández Suárez.jpg BanderaColombia.png Rodolfo Hernández En contra.png Hernández perdió
BCN - José Antonio Kast - 0003.jpg BanderaChile.png José Antonio Kast En contra.png Kast perdió
Jair Bolsonaro by F. Rodrigues Pozzebom.jpg BanderaBrasil.png Jair Bolsonaro En contra.png Bolsonaro perdió

Referencias Keynesianas

  1. mufar: (Arg) maldecir, mandar malas vibras, atraer la mala suerte.

Enlaces Empobrecedores

Incitables1.png
Incitables alberga una colección de frases célebres de o sobre Javier Milei


Predecesor:
Alberto Fernández
República Socialista Soviética de Argentina.png
Führer del Reino Argento

Actualmente en el cargo.
Sucesor:
Sergio Massa Ninguno.
  • 22 de octubre Líder contemporáneo (+) ☀️