Incinoticias:Lo lindo de estar dos días sin luz durante la ola de calor

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Agencia Inciclopedia Express

Qué tal, mi nombre es Graciela Baduel y no defiendo intereses empresariales porque el periodismo en este país es I-N-D-E-P-E-N-D-I-E-N-T-E. La sensación térmica es de 42°F. Creo. Esto de haber dolarizado el país no nos llenó de dólares pero sí de tiroteos escolares y otras cosas yanquis, como el sistema imperial, así que si mi termostato dice 42°C en realidad quiere decir 42°F porque el presidente de la República Argentina Elon Musk Milei y su perrito Javier Milei Conan así lo dicen. Ah, sí, las cosas buenas que pasan por no tener luz. Bueno, vi como un pobre se tropezó por las escaleras y se quebró el cuello. Considerando que el pobre es pobre porque quiere, eso llenó mi corazón de júbilo. Una boca menos que alimentar en el país. Porque claramente no hay plata. Excepto para pagarle a Galperín, una pobre persona en situación de calle que necesita sí o sí cien millones de dólares por mes para poder subsistir.

Ampliación de la noticia

Villeros de mierda, ¿cómo se atreven a quejarse por no tener luz? Deberían vivir en cuevas.

Ah, sí, no tengo luz. Perdón, gusto de irme de por las ramas. Hace frío por más que me esté cagando de calor, y me estoy perdiendo Gran Hermano. Es una lástima perderme GH porque no sé si se va a ir Furia de la casa o no, pero no me importa. Que haya un pobre menos en el país significa que el plan económico de migo está funcionando a la perfección y que subir la inflación para que los bots en X digan que los precios están bajando es, de hecho, una estrategia digna de ser nombrada en los libros de historia.

Ah, sí, perdón, la luz. Eh... Lo bueno de no tener luz. No escucho los aires acondicionados de mis vecinos los pobres. Amo el hecho de que el silencio contraste con la ahora nula producción de carbono por parte de la gente que no se cansa de vivir por encima de sus posibilidades. Momento, tengo una notificación en el teléfono. A ver... ¿Taylor Swift se toma un avión privado para hacer un viaje que le habría tomado hora y media caminando y emite más carbono que toda la población de un país en un año? Pero qué locura por favor, ¿cómo va a haber un psicópata pretendiendo juzgar a una celebridad millonaria? Ojalá el acosador que acusa injustamente a Taylor termine preso como el pobre envidioso que es. Ah, la luz. Sigue sin volver. Bueno, lo lindo es que me voy a una pileta privada a entrenar porque cobro un sueldo básico de periodista y no sobornos de altas esferas del estado ni de empresas privadas para exponer la corrupción. Afortunadamente como el sueldo básico en este país es tan alto puedo comprarme sushi para cenar. Dios, cómo amo el sushi. Lamentablemente hay que pagar la fiesta populista y no todos pueden comer sushi porque no merecen vivir por encima de sus posibilidades. A ver, ¿cómo un pobre podría tener 100 mil pesos de comida en la heladera, como yo? Por favor qué desagradable, arruinan mi estética moral y visual. Afortunadamente si esto sigue así y se siguen cayendo pobres por las escaleras las finanzas se van a equilibrar y el FMI va a aplaudirnos como la gran nación que somos y que merecemos ser.

Uh, volvió la luz. Mi hija la comunista gorreada me dice que está contenta por los vecinos. No lo sabe, pero es una negrita adoptada. Mi otra hija, rubia, prístina, ojos verdes, me dice que somos rehenes de Edesur y Edenor, personas en situación de luz. Cuánta razón tiene. Ya no seguirá reduciéndose el número de pobres.