Prostitución

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Adult neon.gif ATENCIÓN, ESTE ARTÍCULO TIENE CONTENIDO MUY EXPLICITO
Se recomienda discreción por parte de la audiencia.
Si eres menor de edad. mejor búscate una identificación falsa, no sea que Michael Jackson o Barack Obama te encuentren por ahí.


Plantisexo.jpg PELIGRO: Este artículo tiene un alto contenido sexual

Leerlo sin tomar precauciones aumenta el riesgo de contraer
enfermedades venéreas o volverse ciego. Vaya con cuidado

Cita3.pngMe parto el culo trabajando...Cita4.png
Puta entrevistada por un periodista


La prostitución es la práctica de mantener relaciones sexuales con otras personas a cambio de dinero u otros beneficios económicos, esto tiene sentido porque mantener relaciones sexuales con uno mismo a cambio de dinero que uno se paga a sí mismo de sí mismo resulta una estupidez. Es una profesión de gran arraigo y tradición que suele ser ejercida mayoritariamente por mujeres cuyos clientes suelen ser hombres y en menor medida por hombres cuyos clientes suelen ser también hombres, lo cual da idea de cuál es el sexo débil, los hombres, y de qué pierna cojean, que viene a ser la del medio.

El término para designar a quienes la ejercen es prostituto/a o puto/a. No confundir en todo caso con Restituto/a, nombre propio que no tiene nada que ver con esto, y que quienes lo portan pueden ser putos o putas, o tener una profesión menos respetable tal como agente de seguros, por ejemplo. Las putas o prostitutas suelen llevar consigo -aunque no siempre- un chulo o proxeneta. Éste es un kinki atrabiliario que, a cambio de un porcentaje de los beneficios obtenidos del culo de las putas, las protegen de la violencia de clientes demasiado fogosos y a su vez ejercen violencia tanto sobre ellas como sobre los clientes. Otras veces esta figura se sustituye por la de una madame. La madame fue puta en sus años mozos pero cuando se le empezaron a descolgar las carnes y su cuerpo no rentaba igual decidió meterse a regentar un burdel o casa de putas. Es algo así como los jugadores de fútbol que luego se meten a entrenadores cuando el físico ya no es lo que era.

La situación legal de la prostitución varía entre dos extremos según países. Bien es legal o bien es ilegal con los policías haciendo la vista gorda a cambio de servicios gratuitos.

En el lenguaje

De todas las palabras que contiene el diccionario de la RAE aproximadamente la mitad pueden utilizarse, solo en femenino, eso sí, como sinónimo de puta o prostituta. Algunos ejemplos: aventurera, buscona, cortesana, fulana, furcia, gamberra, golfa, meretriz, mujer de la vida, mujer pública, pelandusca, perra, pupila, zorra. Curiosamente la mayoría de ellos pierden esta acepción al trasladarse su género al masculino, e incluso en algunos casos la connotación de estas mismas palabras en masculino conlleva un cierto grado de prestigio social, de lo cual puede deducirse que en nuestras sociedades, a diferencia de lo que ocurre con las putas, puestos de gran consideración en el mundo empresarial o de la política son reservados a hombres que se prostituyen.

Otros usos de la palabra "puta"

En la lengua castellana la palabra puta no es cualquier vocablo. Es una palabra poderosa, respetable, magna, definitiva, si es utilizada adecuadamente, por ejemplo:

"Eres un hijo de puta!"

Si tu madre ejerce esta profesión, te han dicho la verdad en la cara rayos, ya te descubrieron; pero si no, la cortesía invita a devolver el favor, extendiendo el calificativo no solo a la madre de tu interlocutor si no a tantos miembros de su familia como gustes.

En la gramática castellana, también se admiten otros multiplicadores ("hijo de las mil putas"), aumentativos ("hijo de la gran puta") o diminutivos (quitate de aquí, "hijueputica/putilla"según la región).

Breve historia

Fresco de la antigua Pompeya en el cual se muestra la prostitución por subcontrata. Un hombre compra los servicios de una mujer vendiendo su propio culo para poder pagarlos.

Se dice que la prostitución es el oficio más antiguo y ciertamente entre nuestros parientes más cercanos, los bonobos, se ha observado que son proclives a venderse unos a otros el culo a cambio de plátanos, por lo que es de suponer que nuestros simios antepasados hacían más o menos lo mismo.

En las primeras civilizaciones históricas existía la prostitución en los templos, que se financiaban de esta manera a través de sus fieles. Historiadores como Putídices nos han referido que en Babilonia todas las mujeres debían ir al templo a zumbarse a un extranjero al menos una vez en la vida, eso es hospitalidad.

En la Antigua Grecia la prostitución estaba a la orden del día pues eran gentes de moral más bien distraída. Como eran un pueblo muy alegre los prostitutos eran principalmente hombres jóvenes o mujeres hombrunas. Había prostitución tanto sagrada como profana, a todo le daban.

Los romanos eran más hipócritas que los griegos, así que la prostitución en Roma era símbolo de vergüenza. No obstante hacían lo mismo que los griegos, pero más de tapadillo.

El Medievo heredó el puritanismo del mundo cristiano y la hipocresía del mundo romano, o viceversa, así que la cosa no cambió demasiado. Hasta le veían su lado bueno a la prostitución, pues consideraban que evitaba que los caballeros deshonraran a mujeres respetables y que dieran rienda suelta a sus verdaderos impulsos: poner a cuatro patas a otros caballeros.

En la Edad Moderna el encuentro con el Nuevo Mundo significó un gran intercambio cultural y de enfermedades venéreas, así como el tráfico sexual de nativos americanos y de negros que los Europeos secuestraban en África. El puritanismo reformista y contrarreformista, unido a esto, hicieron que la prostitución alcanzara cotas de gran prestigio entre quienes querían rebelarse contra lo establecido.

Ya en la Edad Contemporánea gente melindrosa como los defensores de los derechos humanos y las feministas han vertido serias críticas contra los proxenetas, las redes de tráfico de seres humanos y las redes de pedofilia. Con estas nuevas generaciones de ofendiditos que no respetan ni las más antiguas tradiciones no sé a donde vamos a llegar, hasta movimientos abolicionistas están surgiendo ¿qué será lo próximo?.

Tipos de prostitución según dónde se ejerce

En la calle

Una señora que trabaja dando indicaciones a un padre de familia que se ha perdido.

Todas esas chicas que ves por las noches ligeras de ropa según en qué avenidas no es que tengan calor y por eso vistan así. Y cuando un coche se para y ellas se suben el que conduce no es su padre que vaya a buscarlas ¿No lo sabías?.

En bares de putas

Los prostíbulos suelen ser sitios llenos de colorido.

¿Recuerdas esa vez que fuiste con los amigos a un bar con neones? Sí, hombre, aquel bar en el que había tantas chicas y las cervezas costaban como diez veces su precio habitual, qué careros. Recordarás que algunas chicas se pusieron cariñosas contigo y hasta se frotaban con tu entrepierna. Te sentías un triunfador, un macho con gran sex-appeal. Pues siento decepcionarte, pero no era tu sex-appeal lo que les interesaba, sino tu cartera, y probablemente les resultabas un ser repulsivo (como a todo el mundo, por otra parte). Decidiste no subir con ellas a las habitaciones, y menos mal, porque después de frungir hubieran querido cobrarte y, como naturalmente te hubieras negado a pagar, ellas hubieran llamado a unos sujetos torvos que te hubieran dado la paliza de tu vida.

En bares de carretera

Viene a ser lo mismo que lo anterior pero situados en vías interurbanas. Sí, esas luces que ves por la carretera cuando viajas de noche no corresponden ni a la bat-señal, ni a empresas de investigación y desarrollo ni tampoco a que nos estén invadiendo los extraterrestres. Como ves este tipo de locales donde se trafica con carne humana y se viven terroríficas situaciones de esclavitud no están precisamente ocultos, y no deja de ser sorprendente que todo el mundo parezca saber donde están a excepción de los cuerpos y fuerzas de seguridad que debieran perseguir este tipo de tugurios truculentos. Porque no lo saben, ¿verdad?.

Los puticlubs de carretera son tan discretos que cuesta encontrarlos, ¿verdad? Normal que la policía no intervenga dado lo bien que se camuflan.

Salones de masajes

Si vas al fisioterapeuta porque tienes artritis, una contractura o simplemente estás decrépito y el o la fisioterapeuta está sin ropa y el masaje tiene un final feliz siento informarte: con toda probabilidad no era fisioterapeuta.

En donde sea

Esto se llama finamente escort. Básicamente es una persona, generalmente mujer, que acompaña a algún tipo de evento social, académico o de negocios a alguien que es un fracasado en su vida sentimental pero no quiere parecerlo. No es que las escorts tengan necesariamente una gran cultura pero al menos no dicen "haiga" ni se suenan los mocos con la servilleta, de tal manera que el acompañante puede fingir haberse ligado a una chica requetefina. El tema sexual ya va después en el hotel, aunque los términos del servicio no siempre lo incluyen de forma explícita viene dándose por hecho.

Una variante de esto son los y las sugar baby que se buscan, según, un sugar daddy o una sugar mommy. En este caso se trata de chicos o chicas jóvenes que que se buscan un viejo o una vieja verde que les pague los estudios y los caprichos a cambio les entregan su compañía y eventualmente sus genitales. No sabemos si estos jovencitos y jovencitas tendrán un gran corazón pero desde luego sí que tienen un estómago resistente.

De turisteo

Hay personas a las que les gusta conocer otras culturas, otras costumbres y, si son puteros, buscar en otros países prostitutas más exóticas, baratas y si es posible menores de edad. Desde aquí rogamos a Nuestro Señor Monesvol que haga que se les caiga la mingurrina a pedazos a estos desgraciados.

En internet

Con el mundo de las modernas tecnologías de la información y la comunicación también la prostitución ha cambiado. ¿Es vender las patas por OnlyFans una forma de prostitución? Lo dejamos a discreción del lector, aunque nos inclinamos porque sí. De la misma manera hay prostitutas que ofrecen cibersexo ya que tienen demanda de puteros con agorafobia. Para ellas no deja de ser una ventaja ya que, al menos que se haya demostrado, las ETS no se transmiten a través de la red.

Problemática social

Jack el Destripador, el putero más célebre de la historia que sigue en el anonimato por la estigmatización de los clientes de las prostitutas. Pobrecito, él no las explotaba, en todo caso las mutilaba y asesinaba, pero sin usar explosivos.

Probablemente antes de leer este artículo no lo sabías, porque eres un ser inocente, pero la prostitución lleva aparejada consigo muy a menudo la existencia de mafias de tráfico de personas, violencia, pedofilia y demás lindezas que blasonan el género humano. Esto ha originado que según países la legislación al respecto sea más o menos laxa y que desde diferentes posiciones ideológicas se propongan diversos tratamientos del fenómeno.

Prohibicionismo

Los prohibicionistas consideran la prostitución una actividad inmoral y criminales a las prostitutas. Los prohibicionistas suelen ser gentes de diversas denominaciones cristianas y consideran que Diosito castigará con el infierno a las prostitutas. Suelen ser clientes asiduos de las mismas sin que sus esposas se enteren.

Abolicionismo

El abolicionismo considera que la prostitución es una forma más de explotación de la mujer por parte del heteropatriarcado opresor. Sus partidarios suelen ser feministas y hombres aliados deconstruidos que en secreto son clientes de prostitutas. Este modelo propone cortar la pirindolina a los puteros si son sorprendidos con las manos en la masa y eximir a las prostitutas, si bien aun en los países abolicionistas sigue imponiéndose la justicia heteropatriarcal que suele resolver el asunto con una simple multa al putero en cuestión.

Reglamentarismo

Los reglamentariaristas consideran que la prostitución hace una gran labor social y que por tanto debe ser controlada por el Estado. De esta manera se hace un control sanitario a las prostitutas para que no propaguen muchas guarrerías por ahí y respecto a lo de la explotación y tal pues se les da la siguiente solución: que les zurzan. Los camaradas comunistas de viejo cuño suelen ser partidarios de esta opción

Regulacionismo

Para los regulacionistas la prostitución es una profesión como otra cualquiera, ya que, según dicen, en toda profesión se tiene que comer rabos de una forma más o menos literal. Estos ultraliberales consideran que prohibir la prostitución implica limitar la libertad individual de las prostitutas a vender sus orificios, de los proxenetas a golpearlas y explotarlas y de sus clientes a aprovechar la situación. De esta manera sostienen que la regulación laboral impide los abusos. Aunque ya saben, hecha la ley hecha la trampa, como en todos los demás empleos.

Véase también


Frikipedito.png Este artículo provenía de la Frikipedia,
pero se ha cambiado tanto que ya no lo reconoce ni su madre.

English (Fork)