George Francis FitzGerald

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Ciencia ícono.png
George Francis FitzGerald
BanderaIrlanda.png
Rasputin.jpg
No tenemos fotos de él, pero se parece bastante a Rasputin
Personal
Nacimiento Defunción BanderaReino Unido.png Dublín, Imperio Británico (‘’‘1851’‘’)‘’‘08’‘’‘’‘03’‘’
BanderaIrlanda.png √Murió (cuando menos su estómago perforado)
Estado actual Chamuscado (en el cementerio, cuando menos una parte suya)
Lugar de residencia El chisporroteador y el planeador de Lilienthal
Sobrenombres Fitz, Geraldino, Georgito
Su obra
Se dedica a Físico-Matemático
Origen Irlanda
Hazañas logradas E = mc2 y adelantarse a Einstein
Relaciones Con el éter y los duendes
Enemigos Newton, Hertz, Lorentz y otros seres matemáticos
Obras E=mc^2 (La mágica teoría de la contracción)
Poderes Achicar los objetos en movimiento, generar ondas electromagnéticas, asustar a los dublineses con su sombrero de copa

George Francis FitzGerald (1851 – 1901 comprimido por el tiempo) fue un físico, fabricante de cerveza y duende irlandés, además de profesor en el Trinity College de Dublín, a finales del siglo XIX y principios del XXII. Es conocido por inventarse el fenómeno físico denominado Contracción de FitzGerald-Lorentz™, que consiste en que los objetos se encogen cuando se mueven muy rápido. Esto le sirvió para explicar por qué su coche siempre le parecía más pequeño cuando iba a toda velocidad (20 km/h) por las calles de Dublín. Su idea fue posteriormente robada por Albert Einstein, que la integró en la Teoría de la Relatividad, sin darle ningún crédito a FitzGerald. Por eso, muchos irlandeses consideran a Einstein como el mayor villano de la historia de la física.

Biografía

FitzGerald nació en agosto de 1851, hijo del reverendo William FitzGerald y de su esposa Anne Frances Stoney (hermana de los famosos hermanos que inventaron el whisky de piedra). Profesor de Filosofía Moral en Trinity y vicario de St Anne’s, Dawson Street, en el momento del nacimiento de su hijo, William fue consagrado Obispo de Cork donde se dedicó a bendecir ovejas y a jugar al golf. George regresó a Dublín e ingresó en la TCD como estudiante a la edad de 16 años, graduándose en Matemáticas y Ciencias Experimentales, con una tesis sobre cómo calcular el número de pintas de cerveza que caben en un barril sin fondo. Se convirtió en miembro de Trinity y pasó el resto de su carrera allí, convirtiéndose en profesor de Filosofía Natural y Experimental, un cargo que le permitía hacer experimentos locos con electricidad y magnetismo.

Fue una de las principales figuras del grupo de simpatizantes de las ecuaciones del Demonio de Maxwell, que revisaron, ampliaron, aclararon y confirmaron las teorías matemáticas-religiosas de James Clerk Maxwell sobre los ​diablos que no dejan pasar la energía cuando alguien no reza lo suficiente. Entre sus logros más destacados, se encuentra el de haber descubierto que la luz es una onda electromagnética, no un moco, que el éter es una sustancia invisible que llena el espacio, y que los duendes son seres electromagnéticos que viven en el arco iris.

En 1883, a partir de las ecuaciones de Maxwell, FitzGerald fue el primero en sugerir un dispositivo para producir corrientes eléctricas de rápida oscilación para generar ondas electromagnéticas, lo llamó el “chisporroteador” y lo usaba para asustar a sus alumnos y a sus vecinos.

FitzGerald se imaginó en 1889 que todo lo que se mueve se achica. Se basó en unas fórmulas que le pasó su colega Heaviside, que era un lío con las mates. Lorentz pensó lo mismo en 1892 y lo conectó con los electrones, para darle mayor certeza, pero con esas cosas sólo hay incertidumbres y mejor se dedicó a vender carne seca de caballo que a seguir con sus teoremas. La Contracción de FitzGerald-Lorentz luego fue parte de la Relatividad de Einstein, que salió en 1905 y que era un rollo que nadie pillaba.

En 1883, fue nombrado como Miembro de la Royal Society, una organización de científicos muy importantes que se reunían para tomar el té y hablar de cosas raras.

En 1899, se le concedió una Medalla Real por sus investigaciones en física teórica, que era una medalla bastante extravagante que le hacía sentir muy orgulloso del tamaño de su cuello.

En 1900, fue nombrado miembro honorario de la Real Sociedad de Edimburgo, que era otra organización de científicos muy importantes que se reunían para tomar whisky y hablar de cosas raras.

FitzGerald sufrió muchos problemas digestivos durante gran parte de su corta vida. Llegó a estallar de Combustión humana espontánea el 21 de febrero de 1901. Está enterrado en el Cementerio de Mount Jerome, donde se dice que su fantasma sigue haciendo experimentos con el chisporroteador.

Contracción de la longitud

Usó dos vasitos de agua hechos de papel para intentar matar a Einstein.

FitzGerald es famoso por escribirle una cartita a Science​ diciendo que si todo lo que se mueve rápido se achata, eso explicaría por qué el experimento Michelson-Morley no salió como esperaban pues intentaban mover algo para alargárselo. FitzGerald se basó en cómo el movimiento afectaba a las fuerzas electromagnéticas. Sobre todo, usó unas ecuaciones que le había robado a su colega Heaviside en una borrachera, mientras iba al baño. Lorentz, que era holandés, tuvo la misma idea en 1892 y la mejoró con sus transformaciones y su teoría de los electrones, por ello inició la guerra irlando-nerlandesa que aún continúa en la actualidad con decenas de muertos... de tedio haciendo mover cosas muy rápido para ver cómo se les reduce la nariz.

La contracción de Lorentz-FitzGerald (o de FitzGerald-Lorentz, si eres de los que leen al revés) fue lo que le dio la idea a Einstein para su Relatividad Especial, que sacó en 1905. Einstein enseñó que este efecto era por el movimiento, usando el principio de relatividad y la velocidad de la luz, que no cambiaba ni con un descuento.

Experimentos de vuelo

George Francis Fitzgerald haciendo el ridículo en el College Park en 1895.

FitzGerald, como muchos otros a finales del siglo xix, se creyó que podía volar. Sus intentos en College Park, Dublín, en 1895, consistieron en que un montón de estudiantes le tiraran del planeador de Lilienthal, y causaron el asombro de la gente de Dublín, que se preguntaba qué hacía ese loco. FitzGerald se quitó el abrigo en estas ocasiones, pero no se quitó el sombrero de copa, que era lo que llevaban los listillos en aquella época. Los experimentos fueron un fracaso y al final los dejó. La máquina voladora estuvo colgada durante muchos años en el edificio del museo hasta que un estudiante de ingeniería aburrido le prendió fuego a la cuerda de la que colgaba. El fuego subió por la cuerda y quemó el planeador ante los espectadores atónitos que aplaudieron por al fin ver algo medianamente interesante en ese museo.

Véase también

  • 3 de agosto Personaje histórico (ver todos aquí). ☀️ ☠️