Manuel Azaña

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
BanderaEspaña.png Este artículo contiene una alta dosis de humor español.
Si no eres de esta casta tierra, probablemente pierdas el tiempo leyendo esto.
Manuel Azaña
BanderaEspaña.png
Manuel Azaña.jpg
Azaña al enterarse del estallido de la guerra
Presidente del Gobierno de la República Española
Mandato 1936-1939
Residencia ¿La Moncloa?
Anterior Siguiente
Niceto Alcalá-Zamora
Francisco Panthanos
Personal
Nacimiento Defunción 1880 en Alcalá de Henares

1940 en Francia

Afiliación Segunda República Española
Estado actual Morido
Relaciones Lázaro Cárdenas del Río, Iósif Stalin, Neville Chamberlain
Enemigos Francisco Franco, Miguel Primo de Rivera, Benito Mussolini, Adolf Hitler

Manuel Azaña Díaz (Alcalá de Henares, 10 de enero de 1880-Montauban, 3 de noviembre de 1940), fue un político, escritor y periodista, presidente de la Segunda República Española en varias ocasiones hasta que Franco llegó al poder.

Biografía[edit]

Manolito Gafotas nació en 1880 en Alcalá de Henares, de niño ya estaba gordo. Azaña estudió en la Universidad de Zaragoza, su profesora era Agustina de Aragón, la cuál si reprobabas te disparaba con un cañón.

Tras licenciarse en derecho, estudió también periodismo, aquí su profesor era Antonio García Ferreras, el cansino de Al Rojo Vivo en La Sexta, el cuál le enseñó periodismo y tal.

Azaña también estudió política, aquí sus profesores fueron alternándose, primero era Práxedes Mateo Sagasta, otras veces era Antonio Cánovas del Castillo y así sucesivamente.

Durante la Primera Guerra Mundial, Azaña apoyó la idea de que España entrara a favor de Francia, pero a Alfonso XIII le daba miedo el Káiser Wilhelm II, así que el país fue neutral.

En los años 20, ocurrió el golpe de estado de Primo de Rivera y Azaña se tuvo que exiliar a Tuvalu Ulterior junto con Unamuno y Valle-Inclán, allí permanecieron hasta la proclamación de la Segunda República Española en 1931.

Durante la República, Azaña fue miembro de varios gobiernos de izquierda y estuvo de acuerdo con Francesc Macià y con Lluís Companys para hacer un estatuto de autonomía para Catalunya, y posteriormente con el Lehendakari José Antonio Aguirre para el País Vasco posteriormente.

Al estallar la Guerra Civil Española, Azaña se encontraba durmiendo y al enterarse se puso a gritar como loco y a romper cosas (lo normal). Estuvo al frente de la jefatura de estado ya que del gobierno se encargaba un tal Francisco Largo Caballero y posteriormente un tal Juan Negrín, así fue hasta el golpe de estado del general Segismundo Casado en los últimos días de la guerra.

Tras la rendición el 1 de abril de 1939, Azaña ya se encontraba en el exilio en Francia dónde falleció antes de que los nazis invadieran dicho país y pusiera a Pétain al mando por lo que se libró de ser ejecutado por Franco, a diferencia de Companys.