Ritchie Valens

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Richard Steven Valenzuela Reyes
link={{{3}}} link={{{3}}}
RITCHIEVALENS1.jpg
Ritchie feliz
Nacimiento Defunción Los Ángeles
Origen México lindo, wey
Su vida
Sobrenombres Ritchie Valens, el de La Bamba
Lugar de residencia Unos cuantos metros bajo tierra
Se dedica a Cantante
Estado actual Muerto no logró superar la escuela de vuelo del San Andreas
Hazañas logradas Ser un músico adolescente cuyas canciones no provoquen sangrado de oídos
Relaciones
Enemigos
Poderes especiales
Objetos

Richard Steven Valenzuela Reyes más conocido como Ritchie Valens fue un cantante mexicano-estadounidense famosos por sus canciones de rockabilly y por morir a los diecisiete años de edad al estrellarse su avión. ídolo juvenil al más puro estilo Elvis Presley, igual de gordo que él por cierto, fue uno de los más importantes músicos de los Años 1950 con una carrera musical que duró unos dos años.

Vida[edit]

Nació en Pacoima, un pueblucho perdido de California. Su vida, no muy larga por cierto, no es que sea muy interesante. Básicamente le gustaba tocar la guitarra y como la tocaba bien, un tal Bob Keane, empresario discográfico ansioso por hacerse rico convertir a Ritchie en una estrella acabó contratándolo. El Rock n´Roll al principio era una cosa exclusiva de negros pero los empresarios discográficos del sur ya se las habían apañado para crear a un roquero blanco de nombre Elvis Presley. Keane tenía el mismo plan: crear un roquero chicano para que todos los pachucos fuesen a comprar sus discos y así volverse rico.

En su breve carrera Ritchie se hizo famoso por canciones tales como su versíon de La Bamba, siendo probablemente la canción de rock latino más infravalorada de la historia y Come On Let´s Go, la típica canción de rockabilly que todo el mundo conoce pero que nadie sabe el nombre.

El día que murió la música[edit]

El 3 de febrero de 1959 probablemente es uno de los días más trágicos de la historia de la Música, un evento tan devastador que solamente puede compararse con otras desgracias como el día que se inventó el Auto-Tune o cuando se descubrió que Milli Vanilli hacían playback. Ese día, el avión en el que Ritchie, The Big Booper y Buddy Holly viajaban se estrelló. Hay varias teorías acerca de los motivos del fatal accidente. Hay quien dice que todo fue un OVNI el que destruyó el Beechcraft Bonanza en el que los músicos viajaban (A los marcianos no les gusta el rock, solamente el Trap). Otros dicen que Ritchie y compañía no murieron sino que su avión fue transportado a otra dimensión por un bucle espacio-temporal. Los defensores de esta teoría afirman que los restos encontrados no pertenecen al avión de Ritchie sino al de Amelia Earhart que había entrado en el vórtice cuántico mencionado anteriormente.

Al menos Ritchie pudo cumplir el sueño de todo rockero: Vivir rápido, morir joven y dejar un bonito cadáver (Aunque en el caso de Ritchie el cadáver tras estrellarse su avión no es que quedase muy bonito)

Legado[edit]

Si bien la figura de Ritchie Valens no es tan famosa como la de otros cantantes de su época como Elvis Presley o Marty McFly ha pasado a la historia como uno de los más importantes mexicanos del Siglo XX (Pese a que en realidad era un pinche gringo) cuya relevancia cultural solamente puede ser comparada a la de otros artistas mexicanos como Frida Kahlo, El Santo o Mexivergas. Popularizó la La Bamba hasta el punto de que esta cancioncilla acabaría sonando en lugares que poco o nada tienen que ver con el difundo Valens como es el caso de fiestas infantiles, karaokes cutres o puticlubs.

En 1987 se estrenó la película La Bamba en la que Ritchie, interpretado por un actor filipino cuyo nombre no importa a nadie, es como cinco veces más guapo que el verdadero Valens ya que el pobre, como buen mexicano, estaba gordo. Su música igualmente tomaría repercusión internacional cuando fue utilizada en el afortunadamente olvidado videojuego de Cars.

Igualmente, la famosa canción de Don McLean American Pie (Tarta americana en español) habla sobre el día que murió la música. Ahora bien, a día de hoy nadie ha logrado descifrar que relación tiene el difunto Ritchie con las tartas.

Véase también[edit]