Firefox-vector7jm.jpg
Artículo de Anime y Manga Destacado

Ano Hi Mita Hana no Namae o Bokutachi wa Mada Shiranai.

From Inciclopedia
(Redirected from AnoHana)
Jump to navigation Jump to search
AnoHana
(あの日見た花の名前を僕達はまだ知らない。

Anohana Cazafantasmas.jpg

Género Seinen, Fantasma, Romance, Patas
Manga
Autor Uno que escribe y otro que dibuja
Publicación Jump Square
Publicado en Japón
Primera Publicación A blanco y negro, luego evolucionó
N° de Tomos Uno, con suerte menos
Anime
Dirigido por Tatsuyuki Nagai
Estudio El de Nanatsu no Taizai (no sabemos si es el bueno o el que le censura la sangre)
Emitido en En Netflix y otras emisoras de igual o peor prestigio.
Primera emisión 2011
Número de Episodios Como 13
Películas

Próximamente

OVAs

Ya nadie hace eso

Ano Hi Mita Hana no Namae wo Boku-tachi wa Mada Shiranai. es una frase muy larga, sí, pero también un manga y un anime que para términos de no acabarnos nuestras teclas Ctrl C + Ctrl V, reduciremos a AnoHana. La frase se puede interpretar como "¿Qué demonios era esa planta que intentó atacarnos?" o "Aún no sabemos el nombre de la flor que vimos aquel día?", depende de en qué fase de la Luna o que humor tengamos al leer los kanjis.

Este anime es una combinación entre la película Ghost, comedias juveniles, telenovelas, parodias, enredos románticos, traumas para todos y muchas lágrimas. Narra la historia de una niña muy linda que se murió por un drama gracioso y su fantasma se le aparece a su amigo e interés romántico varios años después, con el propósito de hacer un poco de ecchi soft y hacernos reflexionar sobre la amistad y los niños con olor a comida para mapache solos en el bosque.

Argumento[edit]

Los escritores del guión fueron bastante perezosos y no ordenaron los hechos sino que algunos pasaban en el presente y otros en el pasado intercalándose, pero como en Inciclopedia no somos así, sí hicimos el trabajo de poner todo en orden y es el siguiente:

Super defensores de la paz[edit]

Ésta es una historia de crecimiento y de reconocernos en nuestros pasados y presentes.

Un grupo de niños como de 8 años, mal llevados, son los mejores amigos y tienen un club para hacer labores muy abstractas como defender la paz en medio del bosque. Entre estos están los estereotipos de las películas de terror, pero en infantil y en japonés. Estos niños se apoyan en todo, desde visitar sus domicilios, ayudarse con sus tareas escolares y esconder un cadáver hacerse bullying romántico. Espera ¿qué? Son niños, bueno, ya son otros tiempos, recuerda que el primer ministro de Micronesia tiene 5 años, pero no nos desviemos.

Menma, además de ser un rico ingrediente del ramen también es una niña, tan linda que el mundo no la merece. Ella visita a la madre de su mejor amigo en el hospital quien se está muriendo de una torsión testicular o eso entendí en la página pirata donde vi la serie. Esta madre está preocupada de que su hijo no llore pues es probable que si guarda todas las lágrimas, terminen estallándole los ojos como al abuelo. Menma promete que hará llorar a ese hijo (llamado Jinta) para que la señora pueda morir tranquila sin que su fantasma ande molestando a la gente.

La desnutrida Menma llama a sus amigos para hacer llorar a Jinta para que no le estalle el ganglio de guardar emociones tristes, lo que no se esperaba es que esa pequeña comunidad de infantes fuera una comedia de enredos amoroso que deberemos explicar después con ayuda de nuestros psicólogos, matemáticos y otakus gordos profesionales. Una nerd ve conveniente de pronto preguntarle a Jinta si le gusta Menma, Jinta como cualquier macho lomo plateado líder de club de defensores de la paz, hace lo que cualquiera esperaría de él: en lugar de decir que sí le gusta, dice que no, que cómo le gustaría una chica tan fea y se va corriendo al bosque...

La niña sale corriendo tras él, es interceptada por un segundo niño que le confiesa su amor. Menma hace lo que cualquier chica segura, empoderada y dueña de sí misma haría, le dice "gracias" y se va corriendo tras el otro que no la quiso. Mientras una tercera niña mira todo y se roba las cosas que se les caen. En un interludio Menma muere, no sabemos si comida por osos, arrastrada por un huracán o en un duelo a muerte con cuchillos, pero un tercer niño ve cómo sucede todo. Como pensarás, todos terminan muy traumatizados, excepto Menma, que pues, no puede.

La madre de Jinta se muere muy confiada en que Menma cumpliría su palabra y se va al cielo para luego reencarnar (porque es el universo de Soul), Menma no se puede ir al cielo porque tiene que hacer llorar a Jinta, y en lugar de aplicar la vieja técnica de piquete de ojete ojo, piensa en un plan más elaborado.

Unos años después (todos crecieron)[edit]

Jinta sentía que se le subía el muerto todos los días.
Jinta: ¿Segura que no ves a una loli albina frente a ti?
Anaru: ¿Cuál loli albina?
Jinta: Excelente, subamos a mi habitación a jugar con mi Onix.
Yukiatsu: Mira a Jinta, parece un vagales
Tsuruko: Sí, y huele a cola.
Jinta: Mamones, sólo les pedí una moneda.

Aquí se ve el primer episodio de la serie. Un chico como de 16 años, Jinta, sin oficio ni beneficio, que se dedica sólo a los videojuegos y a dejarse crecer el cabello (si aquí eso se ve mal, imagínate en Japón), es acosado por el fantasma de su pequeña amiga que murió de niña. Menma es un fantasma que siguió creciendo porque se comía las ofrendas de los altares, pero parece que esos no nutren mucho porque está así, como un dibujo de palitos.

Menma y Jinta viven como en una comedia romántica de adolescentes, con humor, risas pregrabadas y toqueteos espectrales involuntarios en ciertas partes hormonales. Jinta está convencido de que Menma no es un fantasma, sino que es una proyección de su subconsciente reclamándole por qué cuando tenía ocho años no se comportó más maduro, sino que se comportó como niño de ocho años. Si, ya sabemos que si algo le falta a las personas con culpabilidad es lógica. El padre de Jinta también vive en la casa, no reprende al vago de su hijo porque también se siente culpable de que se le murió la esposa de esa extraña enfermedad incurable y él no descubrió a tiempo la cura, no era médico ni nada, pero recuerda lo que les falta a las personas con culpabilidad.

La gente lo conoce como el loquito de allá que habla solo, no va a la escuela y huele a cola (no sabemos suficiente japonés para saber si se refiere a trasero o a pegamento). De pronto se encuentra a una de sus amigas nerds de la infancia, Anaru, que se puso muy buena. Hablan un poco de cómo todos se separaron desde que Menma murió y de cómo éste debería regresar a la escuela porque en secreto a ella le gustaba Jinta y tenía planes de casarse con él, pero se vería muy raro ser la esposa de un vagales. Cabe destacar que Anaru no ve a Menma, pues sólo es parte de la esquizofrenia de su amado ¿o no lo es?

Por razones del destino, se encuentran a dos altos, guapos, elegantes y pedantes alumnos de escuelas lujosas, Yukiatsu que era el chico que se le declaró a Menma y fue olímpicamente bateado y Tsuruko que era la tercera chica del grupo, también nerd, pero que parecía que ni existía de lo mal diseñada tímida que era. Estos dos, con sus dotes de amabilidad les dicen "patético" a Jinta por estar esquizofrénico, vagales y con olor a colar, y también le dicen "patética" a Anaru por estar en una escuela pública, tener que trabajar para poder estudiar y por estar tan buena. El reencuentro no fue exactamente grato para ninguno, bueno, para el espectador que le gusta la tensión, sí.

El que no era arrogante ni se puso muy bueno, fue el tercer niño, Popo, el más pequeño de todos. Llegó hecho un toro grande, pero de esos toros simpáticos, no de los violentos. Anduvo de paseo por todo el mundo y se puso a vivir en la casita del bosque donde todos se juntaban, así no tenía ni que pagar renta y sólo compartía su espacio con búhos y revistas para adultos. Él no dudó en creerle a Jinta que veía a Menma porque siempre fue muy amistoso y crédulo, pero es uno de esos personajes que no se pueden odiar (si lo odias eres un sociópata).

Primer deseo[edit]

Diseños del episodio dirigido por Quentin Tarantino.

Popo es el único que piensa de toda la bola de inútiles de la serie. Dice que posiblemente Menma deba ir al cielo y para ello debe cumplir su deseo. No recuerdan muy bien que deseaba, si un un pony o un millón de dólares, pero obtienen una respuesta al azar de que Menma quería jugar a Nokémon, así que van a la tienda para comprar el viejo juego que ella quería, pero quién los atiende es Anaru, la pelirroja, que los hostiga por perdedores, pero que termina haciéndolos pasar a su habitación para jugar, engañándolos con que les cree lo de la niña fantasma.

Luego de un buen rato de adolescentes solos encerrados en un cuarto (pero son nerds, así que de verdad juegan Nokémon) descubren que ese no era el verdadero deseo de Menma, pues sigue sin irse al cielo y viviendo sin pagar la renta en casa de Jinta. ¿Qué hacer? Van a casa de Menma (no su casa, porque los espíritus viven en casas abandonadas y viejas, sino a la casa de su familia sobreviviente), ahí ven que la madre de la niña muerta está muy loca, prepara todos los días ramen porque era la comida favorita de su hija. Naruto estaría feliz, pero no su otro hijo que preferiría caviar o frijoles. En ese momento ella les entrega el diario de Menma, luego les revela que los odia en secreto a todos porque crecieron y su hija murió, prácticamente les dice que preferiría que los 5 estuvieran muertos para que Menma reviva, posteriormente les desea buenas tardes y los saca de su casa.

Interludio[edit]

Si se muere tu amiga, conviértete en ella.

Popo hace un asado argentino en su choza e invita a todos. Como cada uno pensaba que los demás llevarían comida, terminaron comiendo servilletas, pero eso no es lo importante, sino que por fin todos se reunieron después de muchos años y muchos insultos. Ahí hablaron de como a Jinta se le aparece Menma para asustarlo comunicarse con él. Yukiatsu, celoso, dice que Menma también se le aparece, cosa que sorprende a todos, sobre todo a Menma que no recuerda eso.

Yukiatsu se disculpa porque tiene que echar la cascada al río. Mientras se va, los demás ven a una Menma de 1.75, con hombros anchos y pies peludos corriendo por el bosque. A todos les da curiosidad, sobre todo a la fantasma que se pregunta si había otra alma machorra en su cuerpo. Los amigos la persiguen, hasta que descubren que era Yukiatsu vestido de trapito que se había disfrazado porque estaba celoso de que a Jinta se le apareciera y a él no, y que por eso se ponía vestido y salía a asustar gente al bosque. Todos dijeron "claaaaro" y su amiga la nerd clasista de travestido no lo bajaba.

Se convencieron de que Jinta veía a Menma, porque sabía cosas que sólo los fantasmas y los detectives privados pueden saber, o eso dijeron. Y quedaron para cumplir su segundo deseo. Aunque, entre nos, lo tachaban de loco y pensaban que si hacían lo que quería dejaría de molestarlo.

Posteriormente, se comenzaron a armar los triángulos amorosos que es lo que convierte a esta serie de loli-fantasmas en género romántico. Anaru por fingir ser popular, termina con un japonés promedio (machistas, misóginos y frágiles como una pluma) frente a un motel, de donde es salvada por el estirado de Yukiatsu quien se le declara, pero ella lo rechaza porque además de ser un estirado, ella tiene otro interés romántico que es Jinta, cosa que se arrecia más porque el propio Jinta se comporta como un idiota frente al salón completo que habla mal de Anaru y desvía el tema para que no la sigan criticando por ser acosada (sí, en Japón y en muchos lugares más, la acosada es la criticada, no el acosador).

Es endiabladamente difícil de explicar esto con texto, el paint ayuda más.

Segundo deseo[edit]

Entre todos investigaron su diario y vieron que había otro deseo, lanzar fuegos artificiales como para deshacerse de media Corea. Pero a diferencia del soso y falso cartoon americano, en el anime nada es gratis, por lo que los amigos vivos se pusieron a trabajar en labores tan difíciles como bañar vagabundos o meter el cuchillo y sacar las tripas (eso es lo que hacen las empresas japonesas).

Aparentemente cuando era una niña que aún respiraba, quería salvar a la madre de Jinta, ¿la manera? Enviando una carta a dios. ¿Cómo? No como cualquier niño haría de atarla a un globo que la llevara a las nubes, sino lanzándola con un cohete hecho de fuegos artificiales con el poder de llegar a la Luna. Esto es lo que estaban intentando pagar todos. Mientras Jinta, Anary y Poppo trabajaban como asiáticos, los otros dos todavía se comportaban como "mira a estos estúpidos".

En algún momento Menma encontró la forma de comunicarse, escribiendo en su diario (que era el único lugar donde podía escribir, porque tenía una codificación Ghost 2.0). Convención aún más a todos, cuando ya no quedó ninguna duda es cuando empezó a cocinar muffins mientras todos veían cómo las cosas de la cocina se movían solas. Si tan sólo la protagonista hubiera hecho desde el principio nos hubiera ahorrado unos 7 episodios. Así todos, ahora sí, todos querían que Menma se fuera al cielo (algunos en realidad no querían, otros para que dejara de asustar, cada motivo cochino se especifica en la sección de personajes), hasta invitaron al hermano de su amiga que aún vivía y que a sus padres se les había olvidado que tenía otro hijo, clásico de esos casos.

Finalmente hacen el lanzamiento, todos se despiden entre lágrimas, entre culpas, entre recuerdos y con una música muy bonita compuesta por Igor Stravinsky especialmente para este anime (o eso dijo la producción), y

Fin.jpg

¿Fin? No es cierto. Menma sigue ahí, muy divertida con los colores y las explosiones, pero no se ha ido en cuerpo y alma al cielo (sobre todo porque su cuerpo está en la pancita de los mapaches). La bola de tóxicos de sus amigos descubrieron que no pudo trascender al paraíso porque los motivos que tenían para ayudarla eran meramente egoístas, y, por otra parte, ese tampoco era su deseo a cumplir. Si, los fantasmas suelen tener muy mala memoria. En una de esas a la madre de Menma se le quita la loca y se acuerda que tiene otro hijo, así que este arco no fue del todo inútil.

Tercer deseo y despedida[edit]

Guía para ver el final de AnoHana.

Luego de muchas lágrimas, enredos amorosos, rupturas sentimentales, hormonas por donde quiera, recuerdos de preadolescencia y un día completo de ver la serie en Netflix (así es, no la podía dejar de ver), por fin Menma se acuerda de su verdadero deseo, era cumplirle la misión a la madre de Jinta que era hacer llorar a su hijo. De una forma que solamente las chicas entienden, cuando la fantasma se acuerda de esto, las otras muchachas piensan lo mismo, y pretenden repetir el día en que se murió la albina, lo que incomoda a todos, excepto a la fantasma que queda satisfecha porque esta vez Jinta no huyó (entre otras cosas, porque le dijeron que si hacía eso, Menma podría volver a morir [?].) y se pone a llorar.

Jinta por fin sacó sus tristezas y sus sentimientos, todos sus amigos están juntos, su familia está en paz y los mapaches fueron hechos sopa, así que Menma se puede ir al cielo. Desaparece de la vista del único que podía verla, aunque ella no quería y se fue a un árbol viejito a ascender al cielo sin poder despedirse, hasta que recuerda que podía escribir en su diario y les deja cartas a cada uno, pero no insultos y bromas como lo haríamos nosotros, sino buenos deseos, muchos cariños.

Después de leer esto, los cinco amigos completos la ven, ella los ve, se ven, nadie más los ve, pero nosotros los espectadores sí los vemos pero ellos no nos ven a nosotros, o quizá sí. Y Menma desaparece entre lágrimas de ella, de sus amigos, de nosotros y de nuestras mascotas que lloran de hambre porque se nos olvidó darles de comer todo el día por estar viendo la serie (que malditos somos a veces). Ahora sí, llega el fin. Y uno busca una segunda temporada y no hay, sólo recomendaciones a otras series tristes como Clannad o Yo soy Betty, la fea.

Personajes[edit]

Principales[edit]

Menma[edit]

Diseño para AnoHana 2: La Venganza de Menma (pronto en cines).

Imagínate que eres una niña, como muchas otras, que te gusta un niño, como a muchas otras, pero que tienes que entrar a una trama de drama lacrimógeno donde hay enredos románticos y promesas antes de la muerte, pero a ti sólo te gustaba jugar Nokémon, a las escondidas y a la casita del árbol. Que por negligencia de los adultos que te dejaban sola en el bosque durante muchas horas te mueres y que no puedes ir al cielo hasta no cumplir la promesa a otra persona muerta que sí se fue al cielo la muy perezosa, dejándote todo el trabajo a ti.

Tras eso debes vivir con la única persona que puede verte, tu interés romántico de la infancia y con su padre semi-ausente y deprimido, mientras no puedes explicar cómo creciste a la edad adolescente. Luego sabes que quieres reencarnar en un pájaro, o una flor para estar con todos tus amigos, pero no te pones a pensar que las flores no hablan y no van a todos lados. Sin olvidar que no ves las cosas con malicia, sino que tu cerebro sigue funcionando de forma infantil como a la edad que tenías cuando moriste, mientras ves al resto de tus amigos actuando como estúpidos adolescentes hormonados. Esa sería tu difícil vida de Menma.

Trauma es que su madre se volvió loca y sus amigos se separaron por su culpa. Gracias a eso se le aparece a su interés romántico para hacer soft ecchi espectral.

Razón para buscar el cielo: Menma quiere ir al cielo para reencarnar y poder estar con todos de nuevo.

Jinta[edit]

Toda una serie para hacer llorar a este inútil. Mejor hubiera recurrido a la clásica tortura.

Pequeño líder de su grupo de exploradores personales, no le gusta mostrar sus sentimientos porque es un japonés promedio y los japoneses promedio no hacen eso. Su madre murió, luego su amiga murió, luego su Hamtaro murió y su padre en lugar de apegarse a él, se deprimió y se puso muy contento (es ese trastorno de depresión feliz, que es más peligrosa). Así que Jinta en lugar de echar algunas lágrimas y seguir con su vida, abandonó la escuela, sus relaciones sociales, sus demás hamsters, y se dedicó a ser Youtuber de videojuegos con una visita al día.

Vivía en concubinato feliz con Menma, a la que durante un tiempo consideró como una enfermedad mental, hasta que descubrió que era un fantasma real, pero le dio lo mismo. No quería perder ese estilo de vida hasta que llegó Poppo a arreglarlo todo. Jinta aún sin bañarse ni usar zapatos, tenía más éxito en el romance que tú y yo juntos, se volvió de nuevo el líder de ese grupo de tóxicos y lloró como si una [[cebolla gigante lo hubiera besado, por ello Menma pudo descansar.

Trauma: cuando le preguntaron, dijo que Menma no le gustaba, que era fea y se fue corriendo. Menma fue tras él y se murió alv. Gracias a eso dejó la escuela y ve fantasmas de adolescentas muertas en toalla por su casa.

Razón para enviar a Menma al cielo: Jinta no quería que se fuera al cielo para tener un matrimonio fantasmagórico con su amor de la infancia. Al final la deja ir para que sea feliz.

Anaru[edit]

No hay mucho de esto, pero a veces Anaru nos da buenos planos de su personalidad.

Típica chica introvertida, con apariencia nerd y comportamientos pasivo agresivos que era casi invisible, en parte por sus grandes anteojos, en parte por su personalidad lejana y en parte porque tenía un cabello marrón normal, no canoso como Menma. Al momento de sentirse culpable por romper las ilusiones de la pequeña niña, se alejó de todos, creció, se puso muy buena, se quitó los anteojos, se pintó el cabello a rojo y se juntó con las chicas populares para burlarse de los perdedores como sus antiguos amigos.

Pero a pesar de todo nunca pudo alejarse de su verdadera pasión incomodar niñas hasta la muerte el frikismo, por lo que era vendedora en una tienda de videojuegos, ahí empezó a relacionarse otra vez con sus viejas amistades hasta el punto de que fue expulsada del grupo de las básicas por unas más de diez palabras de vocabulario. Ella es de fáciles lágrimas y se le pone a llorar en la espalda al que se deje, rechaza estar con otros chicos que no sean su amor imposible, y se siente triste que ese amor esté enamorado de una fantasma en lugar de ella que sí tiene tits de verdad.

Trauma: le preguntó a Jinta si le gustaba Menma, lo que desencadenó en que Jinta se fuera y que Menma se muriera por ahí. Gracias a eso finge ser popular pero está vacía por dentro y además se quitó los anteojos y no ve, alv.

Razón para enviar a Menma al cielo: para que deje libre a Jinta y ella se lo pueda follar día y noche. Al final olvida eso y la manda para que sea feliz

Yukiatsu[edit]

Yukiatsu demostrando paz mental y estabilidad emocional.

Acosador, con ínfulas de romántico, pedante con apariencia de "pobrecito chico, cómo se ha esforzado", es el peor personaje de todos pues siente que es el único que merece sufrir por la muerte de alguien. De pequeño era el típico personaje secundario rechazado por las niñas porque era flaco, cuidadoso, sensible, tímido, afectuoso y bueno, y las niñas querían al guapo, cosa que cambió en su adolescencia cuando se puso alto, apuesto, inteligente y sexy (fuerte no, pero unos guardaespaldas lo solucionan). Las chicas lo seguían, más él no aprovechaba porque decidió seguir sufriendo en silencio, mientras su amiga tiraba la saliva por él (entre otros fluídos), Yukiatsu se dedicaba a vestirse de su amor platónico muerto de la infancia y correr por el bosque como degenerado.

Trauma: lo último que hizo Menma en vida fue rechazarlo y que no pudo detenerla para que no se fuera tras Jinta y se muriera. Gracias a eso se pone vestidos y finge ser el espíritu de Menma por el bosque (WTF?)

Razón para enviar a Menma al cielo: si él no la tenía, Jinta tampoco la tuviera y poder seguir de trapito. Al final olvida eso y la manda para que sea feliz.

Tsuruko[edit]

Si no la ponen exactamente frente a la pantalla, nunca te darías cuenta de que está ahí. Es la mente maestra tras las sombras en la tragedia de Menma, ya que ella incitó a Anaru que le preguntase a Jinta si Menma le gustaba, todo para emparejarlos, dejar a Anaru dolida y quedarse con Yukiatsu para ella sola ¿y lo lamenta? Claro que no, lo único de lo que se arrepiente es de que no puede deshacerse del resto de sus rivales románticas con Mapaches, porque todos sospecharían. Cuando crece se vuelve la mejor y única amiga de Yukiatsu, del cual se burla por trapito, pero eso no le genera su amor, sino una amistad de camaradas hombres.

Trauma: ser bastante inactiva y ni siquiera intentar detener a Menma y de alegrarse de que se muriera para tener la atención de su crush. Gracias a eso, pues, es una chica resignada de que nunca será feliz, o algo así.

Razón para enviar a Menma al cielo: para que Yukiatsu le hiciera caso, luego querría mandar al cielo a Anaru para que Yukiatsu le hiciera caso, y así con todas las pretendidas. Al final descubre que es un mal plan.

Poppo[edit]

Extrovertido, fresco, divertido, capaz, valiente, grande, fortachón y lleno de seguridad, así Poppo se convierte en el único mentalmente sano del grupo, a pesar que de niño era el más pequeño, introvertido, tímido y flacucho de todos (lo que hace el crecer con actividad física, en lugar de estar sentado leyendo una Inciclopedia). No está en enredos románticos, no le importa que uno se quiera follar apoyar amorosamente en otro, es muy asexual y, por lo tanto, el más listo.

Trauma: ¡haber visto morir a Menma! Sí, mientras los otros andan con sus tonterías, él vio como a la pequeña se la comieron los mapaches. Gracias a eso se fue a viajar por el mundo a tratar de olvidar el dolor.

Razón para enviar a Menma al cielo: para que lo perdone por no poder salvarla. Al final sabe que lo perdonó y sólo quiere que reencarne y sea feliz.

Secundarios[edit]

No hay demasiados, y aparecen poco por lo que los actores que les dan vida ni siquiera tuvieron derecho a que les dijeran en qué anime aparecerían. Entre éstos destacan la familia de Menma, que ponen en aprietos a nuestros héroes a la hora de acusarlos de la muerte de la niña y querer sacrificarlos para traer su alma a una muñeca ¿cómo que no pasó eso? Pues debió, sería una buena trama para una segunda cinta. También está el padre de Jinta, quién es una persona muy deprimida y, por tanto, deja que su hijo desperdicie su vida en videojuegos y viendo chicas fantasmas, en lugar de golpearlo para que sea un hombre de bien como o yo...

No hay muchos más secundarios, pero si se me ocurre otro lo agrego (en unos diez años).

Véase también[edit]