Don Omar

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Elllll... Rey
BanderaPuerto Rico.png
Don Omar y Daddy Yankee.jpg
Don Omar en una foto con Daddy Yankee mientras le intenta clavar un cuchillo en el riñón.
¿Quién es este? El que hizo esa canción que suena en Rápidos y Furiosos que dice aunque digan que soy... un bandolero donde voy...
Profesión Reggaetonero en sus ratos libres y hater de Daddy Yankee el resto del tiempo
Heredero Plan cancelado
Pareja No tiene porque se divorció, aunque sueña con que sea Natti Natasha
Nacionalidad Puertorriqueña de nacimiento y gringa ahora que vive en Nueva York (irónicamente, el apodo de los que viven en esa ciudad le da el nombre a Daddy Yankee)
Aficiones Pensar en Natti Natasha, odiar a Daddy Yankee, culparlo de cualquier cosa
Enemigos Creo que es muy obvio quién, ¿No?
Amigos Cualquiera que no sea Daddy Yankee
Cita3.pngDale, Dale Don, Dale...Cita4.png
Cita3.pngNo es tan bueno como yoCita4.png
Daddy Yankee cuando le preguntan por Don Omar.
Cita3.pngNi is tin biini quimi yíCita4.png
Don Omar respondiendo la cita anterior.
Cita3.pngY no te doy otra nomás porque me voy a la iglesia a orarCita4.png
Héctor El Father después de sacar Ombe No y decirle sus verdades a Don Omar.
Cita3.pngQué rey ni qué ocho cuartosCita4.png
Franco El Gorila después de ganar más ventas con su primer disco que Don Omar con el que sacó ese mismo mes.
Cita3.pngCulero, culero, culero...Cita4.png
Los espectadores en medio de un concierto de Daddy Yankee vs. Don Omar, dejando ver su respeto hacia Don.
Cita3.png¿Y a tí qué te pasa? ¿Cuándo carajo te he dicho algo a tí, gordo cuernú? Seguro te contrató Daddy Yankee para que lo hicierasCita4.png
Don Omar cuando le tiró Anuel AA en uno de sus mil y un intentos de llamar la atención.
Cita3.pngEs culpa de Daddy YankeeCita4.png
Don Omar cuando le preguntan sobre su declive, la gira que se canceló entre ellos, los fracasos de sus discos, la pobreza en Latinoamérica, las galletas con pasas, la existencia de Francia o el calentamiento global.
Cita3.pngTienes toda la razónCita4.png
El Chombo, otro paciente esquizofrénico con un caso grave de Yankeefobia, respondiendo a la cita anterior.
Cita3.pngDíganme que no era igual que estos dos, por favorCita4.png
Nicky Jam al ver a Don Omar y El Chombo y recordar cuando no era tan buen amigo de Daddy Yankee.
Cita3.pngNo jodas, ni yo lo odio tantoCita4.png
J Alvarez al ver cómo Don Omar habla de Daddy Yankee.
Cita3.pngCucú, Cucú...Cita4.png
Daddy Yankee escuchando las acusaciones de Don Omar, mientras levanta su dedo y lo gira en el aire al lado de la cabeza.

William Omar Ladrón Landrón, conocido como Don Omar, Don, William, The King, El Rey, D. O. (léase como dí ow), Kong (ni me preguntes por ese), El Rey de Burger King (apodo cariñoso que le puso Héctor) o el saco de boxeo de Héctor El Father y Daddy Yankee, dependiendo a quién le preguntes, es un reggaetonero puertorriqueño famoso por canciones como Taboo (el plagio di plagio de Llorando Se Fue, de los Kjarjas, al que le sacó un remix con Daddy Yankee), Bandolero (con Tego Calderón, un autoplagio de un tema viejo suyo que ahora todo el mundo se copia), Danza Kuduro (canción comprada a Lucenzo, la cual tiene aproximadamente más de 8000 versiones distintas, dos tienen a Pitbull y una a Daddy Yankee), Diva Virtual (al menos una original, ¿No?), Gata Gangster (con Daddy Yankee, lo que hace pensar que quizás no lo odia tanto como uno cree), Hasta Abajo (como toda canción decente de Don Omar, tiene una versión con Daddy Yankee), Ella y Yo (con Aventura, donde confesó robarle la mujer al vocalista), Dale Don (su alarma de despertador) y Royal Rumble (una donde se mata a golpes con otros 10 reggaetoneros a ver quién tiene más flow de todos... y también es con Daddy Yankee), entre muchas otras que me da flojera enumerar o no tienen a Daddy Yankee.

Es uno de los reggaetoneros más famosos y reconocidos del mundo mundial, considerado incluso el mejor de todos. Esto ha desatado un duelo de egos contra otros contendientes por el título, como Daddy Yankee, Wisin y Yandel, Héctor El Father o Peter la Anguila, entre otros. Generalmente, van a dedicarse tiraeras y armar guerras liricales, donde acaba perdiendo por idiota, pero sus fans siempre dirán que es mentira y que el mejor de todos es Don Omar. Actualmente está tratando de recuperar su carrera, debido a que, según él, la discográfica de Universal, el manejador Raphy Pina y el propio Daddy Yankee se propusieron competir por ver quién le arruina más rápido su carrera, ganando indiscutiblemente Universal. Por cierto, ¿Por qué la vida de Don Omar siempre está relacionada en algo con Daddy Yankee? Creo que lo mencioné más veces a él que a Don Omar.

Biografía

Primeros años antes de ser músico

Don Omar cuando era pequeño, graduado de la escuela con notas altas en perreo y flow.

Nació en Villa Palmeras en 1978, en una especie de minibarrio bastante pobre, según él, por culpa de Daddy Yankee, ya que supone que el gobierno puertorriqueño retiró recursos financieros para costear los pañales y los juguetes del pequeño Ramón en esa época. Desde pequeño sintió admiración por el filósofo, reggaetonero, predicador y quién sabe qué más Vico C, de quién adquirió el gusto por el reggaeton y el rap (ya saben a quién culpar por eso). Según fuentes confiables, como el historiador Héctor Delgado, William Omar era monaguillo en una humilde iglesirijilla de la ciudad cuando era niño, y pasó a dar sermones cuando era más mayor, pero decidió abandonar tras 4 años, cuando empezó a percatarse que las miradas del cura de la iglesia podían significar cosas no tan cristianas.

Inicios como reggaetonero

Ya fuera de la iglesia, se dedicó al canto, empezando a cantar por monedas en el metro y juntando algunos dólares que le alcanzaban para grabar un tema de reggaeton en un estudio decente. Empezó a grabar sus primeros temas en 1996, haciendo dupla con un artista llamado Osito (awww, qué tierno uwu), haciendo música cristiana hasta 1999, cuando se dió cuenta que no ganaban lo suficiente ni para sobrevivir, y que Osito necesitaba volver al bosque. Don Omar culpó por esto a Daddy Yankee, acusando al sujeto de promover el satanismo y alejar a los oyentes de su música cristiana, además de secuestrar a Osito y sacarlo de su hábitat cuando era cachorro con la ayuda de la Patrulla Anti Osos, la cual pudo haber experimentado con él para elaborar mejores métodos de atrapar y/o ajusticiar a los osos. Una vez devuelto Osito a su manada, se unió a un tal Llaga Yaga, un sujeto igual de gordito y bonachón que su antiguo amigo osuno, pero menos peludo. Con él, grabaron la canción Instinto Criminal, la cual fue a parar a uno de esos chorrocientos mixtapes que sacaban los DJ's puertorriqueños por ese entonces. Sin embargo, éste encontró a un negro más fuerte que lo pudiera defender, llamado Mackie (según Don, Daddy Yankee se lo presentó para dejar solo al pobre Omar), así que tuvo que irse con otro fulano llamado Yanuri (no confundir con la chica esa, porque no se escribe así), alguien que le ayudó temporalmente con la fama que tenía por ese entonces y lo presentó como parte de su dueto en varios proyectos.

Sin embargo, Yanuri decidió ponerle más atención a sus proyectos discográficos y su propia carrera, disolviendo la unión. Aunque, según el historiador Delgado, si hubiera seguido con él, estaría más pelau' que un chucho, Don Omar aún no tenía fama ni dinero para subsistir, así que decidió buscar empleo como corista, encontrando en los clasificados un aviso puesto por el dueto Héctor & Tito (Héctor era el historiador Delgado del que estábamos hablando hace rato), apodados como Los Bambinos, ya que parecían niños de 10 años y se sospechaba que eran líderes de una organización delictiva, aunque sólo era porque Héctor parecía un capo narco y hablaba de matar gente hasta cuando le preguntaban la hora, y Tito parecía Tony Montana versión metrosexual. En cuanto al empleo, no era como si demostrara tener una buena voz, pero ni Héctor ni Tito la tenían, así que, con el simple hecho de poder enunciar tres palabras sin soltar gallitos ya era apto para el puesto de corista.

Al parecer, empezó a caerle muy bien a Héctor, además de que parecía tener futuro en la música, por lo que éste decidió ayudarle a hacer su primer álbum en solitario y debutar como solista después de mucho tiempo, aprovechando que Héctor era un artista importante de la industria. Para la mala suerte de Don, eso incluía acercarse a quién se volvería su peor enemigo, Daddy Yankee. Al principio, se llevaron bien y grabaron la canción Gata Gangster, dedicada a una chica que le gustaba a Don, la cual tenía 6 cargos por asesinato, 8 por contrabando de estupefacientes y uno por no mirar a ambos lados antes de cruzar la calle. Sin embargo, no consiguió conquistarla, así que responsabilizó a Daddy Yankee por eso, pensando que su parte no le gustó, empezando a adquirir ese odio tan extraño en contra del Big Boss. Sin embargo, se le olvidó rápido cuando su álbum, The Last Don (por cierto, ¿No se les hace raro que un álbum debut se llame último?), ganara mucho dinero en ventas en 2002. Claro, Héctor se llevaba el 99,9999999999999999% de las ganancias y Daddy Yankee unos cuantos billetes más por su featuring en otro tema, pero ese porcentaje que le tocaba igual alcanzaba mínimo para comprar un hotel 5 estrellas... O eso le decía Héctor para que no molestara. Para ganar aún más dinero, agarró las grabaciones de un show doble que hizo después de eso y lo vendió como otro álbum, ganando más suculentos billetes de los que le pasaba Héctor El Father, haciendo que empezara a volverse reconocido no sólo en Puerto Rico, sino en todo el mundo (menos Tuvalu Ulterior, que aún no había descubierto la música, y los países con regímenes talibanes, por estar en contra de cualquier cosa que exponga a una mujer sin su hiyab).

Consolidación y comienzo del descenso

Con tal de no compartir ganancias con el gordito historiador, decidió romper lazos con él y hacer su propia compañía, llamada All Star Records en 2004, filial de Machete Music (la empresa que fundó Danny Trejo) y Universal Music Group (o sea, los que hacen la música de las películas de los Minions y el resto de Illumination) porque no tenía dinero para hacer un sello solo y alguien tenía que distribuir los discos, fichando a grandes promesas como Chino y Nacho, Farruko, Kendo Kaponi y muchos otros que no triunfaron y seguro ni te suenan aunque sea de casualidad.

En 2005, ya andaba medio haragán y no quería hacer un proyecto entero solo, pero sí o sí tenía que sacar otro porque se gastó todo el dinero que ganó de los otros álbumes, así que aprovechó que unos amigos suyos andaban queriendo empezar en la música, otros le mandaron un par de temas que no les servían y él tenía un tema llamado Bandoleros (con el sabio sensei del género urbano Tego Calderón) que se había pegado hasta en Uganda, y sacó un compilado de 24 temas llamado Los Bandoleros con todo lo anterior, más 2 o 3 temas sobrantes, y ganó mucho más dinero, ya que Héctor no intervino en su creación esta vez y no se llevó ni un centavo. Claro, los otros que metió al álbum cobraron también, pero al menos le quedó el 20%. Además, se hizo de muchos contactos que después le servirían en futuros proyectos.

Sin embargo, ese mismo año empezó su primera pelea con Daddy Yankee, ya que se dió cuenta que ya tenía el estatus necesario como para mandarlo a la mierda y dejar de aguantarlo. Yankee sólo se limitó a decir ah, ok y reemplazarlo por Wisin y Yandel, mientras seguía con su vida. No parece haber sido una buena señal, porque a partir de ahí empezaría a descarrilarse su situación.

Ya el próximo año, con tal de que no se impacienten por su disco, sacó un proyecto de remixes, donde salen Héctor El Father, Zion, Jennifer López, Fat Joe y otro montón de sujetos que no son Daddy Yankee. La crítica no fue tan buena como con los otros proyectos, puesto que simplemente es un disco con canciones que ya sacó (Bandoleros) o que no son suyas (Ella y Yo, de Aventura), más un montón de remixes de canciones viejas, pero sobre todo no tenía ni un tema con Daddy Yankee. Además, ¿A quién se le ocurre sacar un proyecto con remixes y no invitar al dios de los remixes? Sin embargo, generó mucho dinero igual, y sólo era un preparativo para su disco, King of Kings, el cual salió el mismo año. Eso sí, típico en él, le echó la culpa a Daddy Yankee, diciendo que le pagó a la crítica para que dijera eso. Yankee respondió diciendo ¿Se puede hacer eso? ¡Y yo aquí perdiendo el tiempo!, dejando a Don como tonto.

Sin embargo, tuvo un problema aún peor (sí, hay cosas peores que pelear con el líder de la industria donde uno trabaja): empezó a verificar los números que hizo el dinero con el disco de remixes y los comparó con la tajada que le dejó Héctor El Father de su primer álbum, y pensó que lo había estafado. Lo que no sabía es que casi todo el dinero fue donado a la caridad, otro porcentaje fue para comprar un estuche de bolígrafos nuevo para sus escritores, un porcentaje más fue para pagar el featuring de Daddy Yankee (no tanto, lo mismo que el estuche más 3000 dólares) y Héctor sólo se quedó con el mismo porcentaje que él es que era medio bruto el pobre para hacer negocios. Al no saber esto, se dedicó a tirarle mierda a más no poder en sus canciones, mencionando incluso que atacaría brutalmente a sus amigos Polakan y Yomo. Eso se lo tomó personal, así que se preparó para la mayor y más brutal de las venganzas concebidas en el género urbano. En conjunto con el ya mencionado Daddy Yankee, se dedicó a hacerle la vida imposible. Yankee sólo le daba el apoyo económico a Héctor y le tiraba puyitas a Don, como en Mírame ("ronca, ronca y te pateé, gallo bolo/los números hablan por sí solos"), canción de la cual casualmente lo habían sacado a Don Omar, pero eso era más que suficiente, porque el sólo hecho de tener en tu contra a Daddy Yankee ya te arruinaba la carrera (apenas años antes, ya había mandado al demonio a Nicky Jam y casi lo deja en la bancarrota). Ésto le sentó fatal, pero peor fue el ataque de Héctor: decidió pasar todo el año preparando la tiraera más violenta y aplastante de la historia, sometiendo a sus compositores, productores, cocineros y lavanderos a trabajo de más de 24 horas de corrido para terminarla, y al que no le guste, a nadar con los peces (ya empezó a creerse mucho lo del aspecto de mafioso). Cuando salió la canción Ombe No, el resultado fue tan violento para el pobre Don Omar que su propio reproductor MP3 le estaba dando de puntapiés en la zona baja mientras sonaba la canción. Al terminar de escuchar los 19 minutos de puras amenazas de muerte y develación de datos personales, Don no tuvo más que hacer que sentarse, agarrar sus piernas con los brazos y acabar llorando en el suelo con el dedo pulgar en la boca y repitiendo en bucle la frase "no puedo dormir, El Father me come" por tres horas. Ya recuperado del colapso mental, tomó un boleto a Nueva York y aprovechó que lo perseguía la policía en Puerto Rico para no causar sospechas y huir antes que Héctor le saque un remix con Daddy Yankee y el resto de su mafia. Hablando de Daddy Yankee, Don lo estaba culpando por la canción y la persecución policial, pensando que él les pasó los datos necesarios para que Héctor lo pisoteara como a un insignificante insecto y los jueces supieran de su adicción a las drogas. Obviamente Yankee respondió diciendo que ni siquiera sabía que iba a salir Ombe No, y no hacía falta que él dijera algo si ya sabían todos que vivía fumando porros del tamaño de un rascacielos. Además, él incluso hasta sintió lástima y trató de ir a consolarlo diciéndole "ya, ya, Héctor no está aquí, Héctor se fue y no va a hacerte daño", pero su Yankeefobia ya estaba desatada y ya tenía miedo hasta de su sombra y le puso un crucifijo en la cara pensando que con eso lo iba a alejar (pensó que era vampiro), a lo que Daddy Yankee optó por dejarlo tranquilo y llamar al loquero más cercano para que lo vayan a buscar, pensando que era esquizofrénico.

Daddy Yankee leyendo los estudios que le hicieron a Don Omar en el loquero y cuántos problemas mentales le encontraron (va por la página 7 de 42).

A finales del año, para costear las pastillas que le recetaron en el loquero, sacó una especie de edición deluxe de King of Kings, con 4 canciones más. Esto le trajo otro problema. Pasa que una de las 4 era My Space, una canción con Wisin y Yandel que tenía un breve sampleo no autorizado de Enfermo De Amor, de Nando Boom. Como estaba consciente de los problemas mentales de Don Omar, decidió demandarlo recién en 2007.

El Orfanato... Y más problemas

El sujeto, en un vano intento de que la denuncia se cancelara, renombró su sello como Orfanato, con el fin de despistar a los abogados y hacerlos creer que no es un músico, sino el dueño de un instituto para huérfanos o niños cuyas madres y/o padres no querían, pero se olvidó que ya estaba la denuncia hecha y no cambió su propio nombre a tiempo (iba a ponerse Cosme Fulanito). Debido a eso, artistas como Chino y Nacho o Farruko se fueron a compañías más seguras. De hecho, Farruko firmó en Cartel Records, el sello de Daddy Yankee. Aunque tenía sentido que culpara esta vez al tipo, no tuvo tiempo porque estaba pensando cómo echarle la culpa del plagio de My Space en la corte. Mientras tanto, intentó elaborar un álbum nuevo después de bastante tiempo (entre King of Kings y el que venía, sólo sacaba puros deluxes, a excepción de un disco cristiano donde no cantó pero sí publicitó). Supuestamente iba a llamarse Icon, pero resulta que a Don no se le da bien la ortografía, así que escribió iDon en su lugar. No tenía presupuesto para siquiera una colaboración, así que lo grabó todo él solito. Si bien se le aplaudió su temática y sonido futurista, no dejaron de compararlo con las canciones que ya hacían Daddy Yankee, Wisin y Yandel y todos los reggaetoneros decentes en ese momento, pareciendo genérico. De hecho, otro álbum similar perteneciente a Franco El Gorila, artista firmado por el zoológico de Wisin y Yandel, precisamente, le pasó por encima en ventas, haciendo que sea un fracaso brutal. Claro, el otro disco en realidad estaba atiborrado de colaboraciones y más presupuesto, así que era obvio que iba a pasar, pero que te supere en taquilla un álbum debut de un sujeto firmado por la competencia a esas alturas era humillante. Aún siendo portada de revistas y teniendo ganancias altas por su disco, fue un golpe durísimo en su orgullo.

Don Omar cuando tuvo que volver a arreglar con Yankee.

Para solucionar tal problema, decidió sacar la segunda parte, llamada iDon: The Prototype, pero resulta que "Prototype" es "prototipo" en inglés, y justamente Jayko El Prototipo, otro artista firmado por Wisin y Yandel traído desde una fábrica de robots cantarines, ya tenía registrado ese nombre. Ya hasta los huevos de esa compañía diabólica y ese dueto de aliens molestos, decide limar asperezas con Daddy Yankee y admitir fingidamente que él no tiene responsabilidad alguna en los problemas de su vida, así entre los dos aniquilaban a W&Y. Sin embargo, Daddy Yankee nunca se metió realmente en la pelea, ya que era bastante amigo de ellos, así que se limitó a colaborar con los artistas del Orfanato a precio de oferta, regalarle comida a los huérfanos, grabar temas con Don Omar para que pueda competir cabeza a cabeza con ellos y tratar de no reírse de él cuando recuerde las estupideces que le achacó. Al menos, tenía a su favor a dos armas secretas y superdestructivas, llamadas Kendo Kaponi y Syko El Terror, los cuales compusieron y cantaron varias canciones en contra de W&Y Records y sus líderes. Wisin y Yandel no quisieron meterse en eso porque estaban muy ocupados asistiendo a conciertos y sacando trescientos remixes a las canciones que ya tenían, así que dejaron a Jayko El Prototipo y Franco El Gorila encargarse del asunto. Esto le trajo problemas a Don Omar, ya que ellos eran directos y crudos, sobre todo Franco, que no tenía piedad y ya tenía a Kendo al borde de un colapso mental por la dificultad de responder todo. Al final acordaron que era un empate, Wisin y Yandel se zafaron de la dichosa demanda de Nando Boom en el proceso y Don Omar acabó perdiendo el tiempo y el dinero tratando de hacer campaña en contra de ellos. Se guardó las ganas de echarle la culpa a ya saben quién porque absolutamente todo lo que sacaba con él se pegaba, aunque sí se desquitó con él arruinando el remix de Lovumba, el cual se convirtió en un cáncer auditivo con su verso en portugués.

Meet The Orphans y por fin un poco de tranquilidad

Ni el mismísimo Adolf Hitler se resiste a bailar Danza Kuduro.

Sin embargo, tuvo un descanso del sufrimiento en 2010 cuando se enteró que Héctor El Father se había retirado (fue en 2008, pero se enteró tarde porque su mujer veía novelas y películas románticas justo a la hora del noticiero del otro canal). Para celebrar, se puso a grabar un disco con sus huerfanitos favoritos para darles una oportunidad de ser alguien en la vida, dejando cantar y rapear a Kendo Kaponi, Syko El Terror y a su futuro amor platónico, Natti Natasha. Así salió Meet The Orphans, la cual contenía más intentos de Don Omar de hablar en portugués (como en Lovumba), pero esta vez fue más cauto y prefirió comprar los derechos de canciones viejas hechas por gente que hablara macaco, como Lambada (el plagio brazuca de Llorando Se Fue) y Danza Kuduro (esa canción que tiene un multiverso propio de tantas versiones distintas que le hicieron). Al parecer, le fue bien, aunque casi llega a demandar a uno de sus productores porque quiso subir una edición producida sólo por él. Para contratar un buen abogado y ganar más dinero, hizo una versión deluxe y muchos remixes a los temas que se pegaron, invitando a Daddy Yankee, Tempo, Daddy Yankee, Pitbull, Daddy Yankee, El Cata, Daddy Yankee, Dynasty, Daddy Yankee, Arcángel y otros más que no son Daddy Yankee. En ese momento ya no estaba tan enojado con él y por eso lo metía a cualquier canción que pudiera, ya que el género urbano sentía un orgasmo al ver juntos en un tema a ellos dos, sobre todo si también estaba Arcángel en la canción.

Para rematar, lo invitaron a salir en una de las 8283737271616167184849494.06363 películas de Rápido y Furioso, junto con su inseparable sensei Tego Calderón. Ambos hacían de latinos saltamuros, se cree que porque Donald Trump financió el filme, pero no le molestó tanto porque iban a dejar que sus canciones estén en la película también.

Vuelta a la realidad otra vez

Sin embargo, se dió cuenta que, a pesar de que el álbum que sacó se llamaba Meet The Orphans, nadie conocía realmente a sus huerfanitos. Apenas los más pajeros conocían a Natti Natasha, pero lo único que sabían del resto es que había 2 calvos más en la portada del disco y ya. Intentó más o menos que lo hicieran con otra versión nueva con el álbum Meet The Fucking Orphans Again Or Suck My Dick, Fucking Son Of 20373727272 Bitches. Esta vez, cambió a Kendo Kaponi, que fue adoptado por la familia de José Cosculluela para componerle las canciones de acá hasta el año 30000, por Xavi The Destroyer, un chico que cantaba reggaeton (como ese gordito tetón llamado Daddysito, pero con dignidad) y tenía más colaboraciones que buenas notas en el colegio. También metió otros más, pero el resultado fue que el único tema que alguien recuerda de ese disco sea No Sigue Modas, con Juan Magán, el único español que se nacionalizó dominicano, y encima porque se la compró. Considerando los gastos, las pocas ventas, el fracaso al intentar que los huerfanitos se hicieran conocidos (excepto por Syko y Xavi, y sólo porque ya eran conocidos de antes) y el hecho de que no estaba Daddy Yankee para llamar la atención, hicieron que este fuera un tropezón gigantesco en su carrera.

Ya en 2015, pensaba en sacar un proyecto más llamado Just Meet My Orphans, Please, pero Universal y Danny Trejo le dijeron que ya no podían mantener a sus huerfanitos, así que dejó que los adoptara otro o se fueran a la calle, lo que pase primero. En su lugar, le hizo la secuela a The Last Don, ya que se acordó que ese fue su mejor disco y que todos lo amaron. Para asegurarse que esta vez sí tuviera éxito, colaboró con los pervertidos de los caramelos, los extraterrestres, Arcángel prrrrá, su waifu Natti Natasha, su sensei Tego y adivinen quién. Así sí le fue mejor, y hasta incluso sus temas fueron mejores (bueno, mejores que el último álbum, seguro). Sin embargo, acabó teniendo problemas otra vez porque ninguna canción pudo tener un videoclip, así que se enfadó tanto con Universal y Trejo como con Rafael Pina, dueño de Pina Records y uno de los que le ayudó a hacer el disco. Debido a que Pina era representante de Ramón Ayala, el sujeto volvió a culpar al gasolinas locas y pensó que él metió trabas a los videoclips para que no se viralizaran las canciones y su disco no vendiera tanto. Eso sí, se lo guardó para sus adentros porque sabía que necesitaba a Daddy Yankee para llamar la atención.

La gira con DY y el fin de su estabilidad mental

Uno a uno, cara a cara, vamo' a ver quién nos separa, dispara

Ya ese mismo año, se dió el evento en el cual su cerebro cedió a la Yankeefobia, dando lugar a que, desde entonces, Don Omar crea que cualquier cosa mala en este mundo es responsabilidad de Daddy Yankee. Todo comenzó cuando a Pina, el sujeto que representaba a ambos, decidió unirlos en un combate cuerpo a cuerpo en un ring para que peleen en los mejores escenarios del mundo, recaudando mucho dinero. Si bien Don iba a aceptar la idea (su sueño era machacarle la cabeza a golpes delante de todos), Daddy Yankee le recordó a Pina que ninguno tenía forma física suficiente para resistir ni un round, ya que no cabían ni siquiera en la categoría de peso piojo. Tomando eso en cuenta, no iba a ser muy llamativo que digamos ver a dos esqueletos vivientes peleando entre sí, así que prefirieron hacer competencias por quién tenía mejores canciones, mejor nivel improvisando y hasta mejor peinado. Por raro que parezca, Don Omar no le dió ni pelea en ninguna de las 3. De hecho, apenas sí iban parejos en las Batallas de Rap acapella, pero porque ambos eran igual de malos y lo hacían por los loles. Hasta hicieron canciones promocionalea donde se tiraban mierda a más no poder, y la que mejor recibimiento tuvo fue la de Daddy Yankee. Incluso los medios daban como vencedor a Daddy Yankee cuando ni terminaba la gira. Esto puso furioso a Don Omar, pensando que Yankee mandó a comprar esos medios. Él respondió con que lo único que compró eran las hamburguesas que almorzaron, que no pudo ir por los periódicos. Ante esa respuesta tan estúpida y graciosa, Don se la dejó pasar, pero posteriormente se le joderían los cables a mitad de un concierto, teniendo un retraso de 20 minutos. Acá sí que se enfureció y acusó a Yankee de cortar los cables con sus propias manos. Si bien Yankee le demostró que no podía ni abrir el papel de las papas fritas, su salud mental ya estaba muerta, y sólo había una cosa en su mente: Daddy Yankee lo hizo. Abandonó el show y acusó a todos, desde Yankee hasta Pina, de sabotearlo y hacerlo ver mal. Sin embargo, las acusaciones eran dichas de modo tal que sonaban como arranques psicóticos, así que no le hicieron mucho caso.

Actualidad

Desde entonces, Don se ha empeñado tanto en tirarle mierda a Danny Trejo, Daddy Yankee, Universal y Raphy Pina, que ya casi ni canta. Sacó un álbum más que nadie supo que salió para deslindarse de las disqueras, le ganó a Pina una demanda, se peleó con Anuel AA porque sí, afirma odiar a los Minions y, lo más importante, cada tanto acusa a Papi Neoyorquino de cosas tales como arruinar su vida y su matrimonio, matar a su perro, causar el Holocausto o cualquier cosa que se le ocurra. Incluso lo acusa de ser quién presentó a su waifu Natti al tal Pina, con quien ya está casada y tienen un hijo. Daddy Yankee sólo responde con un "Ok, te me cuidas, crack" y se dedica a vender merchandising para ganar más dinero.

Lista de cosas de las que acusa a Daddy Yankee

  • Ser satánico (por alguna razón, todos piensan que Daddy Yankee hizo un pacto con el diablo, incluso hay cientos de videos al respecto en Internet)
  • Fomentar la pobreza en Latinoamérica
  • Comprar a los críticos para que nunca le den 10 de 10
  • Poner a Ricardo Roselló a cargo de Puerto Rico
  • Succionar la juventud de los artistas que firma en Cartel Records para no envejecer (eso explicaría por qué a los 40 y tantos se ve como a los 20)
  • Inventar la pizza hawaiana y echarle la culpa a Hawaii
  • Hacer que no pueda sostener la erección
  • Hacer que su mujer le pida el divorcio (posiblemente sea más por la anterior, pero no quiere admitirlo)
  • Hacer que su amigo imaginario muriera
  • Escribir este artículo
  • Provocar el genocidio de gatitos en Tuvalu Citerior por no darle like a un meme
  • Ser jefe de Jimbo Wales y de la SGAE
  • Instaurar a Donald Trump en Estados Unidos y a Nicolás Maduro en Venezuela
  • Crear Tik Tok
  • Descubrir la cura para el cáncer y no contarle a nadie por puro placer de que los humanos sigan muriendo
  • Matar a Tupac Shakur y Biggie Smalls
  • Crear el racismo
  • Inventar el agua en polvo
  • Escribir Ombe No
  • Ser más guapo que él (la única acusación de la que Daddy Yankee admitió ser culpable)
  • Existir

Nota: puede que la lista se amplíe, sabiendo cómo anda Don Omar últimamente. Si así lo desea, puede ampliarla infinitamente.

¿Sabías que...

  • ...salió con la mujer de Romeo Santos?
  • ...su excusa fue que Daddy Yankee le dijo que era soltera?
  • ...por si no te diste cuenta, tiene un gran problema con Daddy Yankee?
  • ...en secreto, sigue masturbándose con fotos de Natti Natasha?
  • ...si tomaras las frases de Don Omar sobre Daddy Yankee y reemplazaras a este último por ((ellos)), podrías decir perfectamente que son citas de Doomentio y nadie notaría la diferencia?
  • ...si no lo quisiera tanta gente, sería un Lolcow desde 2015, o desde los 2000's tranquilamente?
  • ...Héctor El Father reza por él para que se le cure lo chiflado?
  • ...Daddy Yankee ni siquiera lo considera un rival, pero él lo tiene como su mayor obstáculo en la vida? (Dicho por ambos)
  • ...aunque le duela, Daddy Yankee ganó justamente en The Kingdom?
  • ...y eso lo dicen hasta fanáticos suyos?
  • ...Daddy Yankee estuvo en todos sus álbumes exitosos y los demás fracasaron o nadie los recuerda?

Culpe también a Daddy Yankee por estos enlaces