Carlos Mesa

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Carlos Mesa By Dexanfetamina.jpg
Cita3.png¡Mesa!, ¡Mesa!, ¡Mesa que más aplauda!Cita4.png
Cita3.png-¿Será que Mesa podrá llegar a ser nuevamente presidente?
-No, never in the lifeCita4.png
Bolivianos opinando sobre las aspiraciones presidenciales de Carlos Mesa

Carlos Diego de Mesa Gisbert, también llamado por sus amigos como "Charly Table", es un político, escritor, historiador, periodista, mueble de cocina, cineasta, youtuber[1] e inciclopedista Boliviano, quién es conocido por ser el ex presidente boliviano que no quería ser presidente cuando era presidente, pero ahora que es ex presidente quiere ser presidente.

Actualmente se encuentra resignado a ser la cabeza de la oposición del gobierno de Luis Arce.

Nacimiento y juventud[edit]

Un infante Carlos Mesa siendo alzado por su padre

Carlos Mesa fue fabricado en el año 1953 en un pequeño aserradero la ciudad de La Paz. Desde su creación, Carlos Mesa soñaba con ser un niño de verdad a pesar de que en aquel entonces era tan sólo un objeto inanimado, haciendo que dicho deseo no haya podido existir al no haber existido un ser pensante quien haya podido gestar dicho sueño. Pero bueno, sin poner tan filosófica la cosa, el hecho es que gracias a la obra divina de la pachamama y otras deidades místicas que parecen sólo existir en el occidente, Carlos Mesa pasó de ser un pequeño mueble de cocina a un niño de verdad, el cual tenía grandes aspiraciones y sed de conocimiento.

Carrera política[edit]

Vicepresidente de la República (2002-2003)[edit]

Hay por lo menos dos grandes mentiras en ese titulo

Sin ninguna experiencia y preparación política previa más que unos apuntes copiados de Wikipedia y algunos consejos sacados de Yahoo! Respuestas, Carlos Mesa aceptó candidatearse junto a Gonzalo Sánchez de Lozada en las elecciones presidenciales del 2002, dónde resultaron ganadores. Sin embargo Goni tenía algunas ideas extrañas sobre el manejo del país, tomando medidas pocas populares que resultaron en revueltas populares como la guerra del gas, la guerra del agua y la guerra de algún otro estado de la materia, en donde Sánchez de Lozada había privatizado prácticamente hasta el aire que se respiraba. Todos estos descontentos sociales obligaron al presidente Gonzalo Sánchez a renunciar, no sin antes escapar con dinero prestado de los contribuyentes y dejando todo el cagaso a su Vicepresidente Mesa quien tuvo que ascender a la fuerza como presidente de la república.

Presidente de la República (2003-2005)[edit]

«¿Cómo le llego a estos chicos?»

Carlos Mesa se enfrentaba a todo los problemas que su predecesor le había heredado, por lo que debía ponerse firme sino quería que su cabeza terminara en la plaza Murillo, o peor, en una tienda de muebles de segunda mano con un mal tapizado y a 15% de descuento. Primero comenzó desprivatizando todo aquello que Goni había tocado, haciendo que acciones simples como respirar y cagar sean nuevamente libres de impuestos. Después impuso elecciones directas para gobernador, ya que a pesar que la lógica indicaría que cada departamento debería decidir sobre su propia gobernación, en aquel entonces lejos de ser democráticos, cada presidente elegía a dedo al próximo gobernando basándose en un concurso de talentos y en una prueba del traje de baño.

A pesar de una buena popularidad, en donde su gestión había logrado una correcta administración del gas que le permitió al país reducir el déficit fiscal de 8,5%4​ a menos del 2,5%, un aumento en las exportaciones en 34,99%, revertir la recesión con un crecimiento del 3,58% del PIB entre otros datos aburridos que seguramente a lo igual que yo no entienden pero creen que lo hizo bien por como suena la cosa, Carlos Mesa no contaba con el apoyo político en el Congreso de la República, quienes hacían de todo para sabotearlo, desde cambiar toda las leyes que hacía, hasta cambiar el lustrador de mueble con el que se limpiaba por otro de más baja calidad.

Todo esto actos de bully contra su persona lo hicieron renunciar, yendo a llorar a su casa como niña chiquita. Sucediéndolo entonces Eduardo Rodríguez Veltzé luego de una serie de sucesos extraños que ahora no valen la pena detallar.

Vocero de Bolivia para la demanda marítima[edit]

Carlos Mesa preparándose para el litigio marítimo

Como era de esperarse en algún momento, la popularidad de Morales comenzó a bajar considerablemente. Entre tantos escándalos políticos y sepsuales[2] el gobierno de Evo debía hacer algo para levantar su popularidad, y como las guerras en nuestros tiempos ya no son bien vistas dentro de la comunidad internacional aunque cumplan funciones políticas nobles como levantar la moral del electorado, a los asesores de Morales[3] no se les ocurrió otra mejor cosa que invertir todo el tiempo, recurso y mucho, muchísimo dinero en una demanda histórica al vecino más odiado de Sudamérica, Chile.

Es así que se inicia una demanda internacional ante la Corte Internacional de Justicia con el objetivo de obligar a Chile a negociar lo que todo boliviano desea y añora más que una economía estable, una salida soberana al mar, la cual había perdido en la Guerra del Pacífico. Simplemente la jugada perfecta, que mejor manera de dispersar el odio hacía la gestión de Morales, que dirigirlo hacía el enemigo histórico de Bolivia, poniendo el juicio como foco de atención nacional e internacional.

Pero claro, el presidente Morales y sus allegados no tenían la preparación suficiente, ni la mejor apariencia para figurar como representantes, por lo que se nombra a Carlos Mesa como vocero de la demanda marítima al considerarlo un entendido en el tema, gracias a labor de historiador que este había desempeñado a lo largo de los años. Lo que Evo no sabia es que a pesar de que perdería posteriormente la demanda, esta no sólo sirvió para mejorar su imagen, sino que ayudó mucho a levantar la imagen de Mesa, el cual andaba en el olvido hasta antes de ser llamado como vocero, creándose aquella paradoja clichera de los cómics y la televisión, donde el protagonista termina creando a su propio enemigo.

Elecciones generales de 2019: La elección que no fue[edit]

Carlos Mesa tenía el voto asegurado de uno de los colectivos más importante del país

Parecía que el 2019 sería el años de Carlos Mesa, las encuestas lo mostraban en igual de condición que su contricante Morales, y ya muchos hablaban de un empate técnico que los llevaría a los dos a segunda vuelta en donde Mesa tenía la oportunidad de ganar. Nada podia malir sal, el masismo por fin se iría de la casa del pueblo y quizás Evo cumpliría su promesa de abrir un pequeño restaurante de pescados en el trópico de Cochabamba[4], todo parecía apuntar, que los sueños de muchos bolivianos se cumplirían.

Las elecciones llegaron, Óscar Ortiz a quién las encuestas perfilaban como el tercer puesto y el único que podía quitarle protagonismo a Mesa en el Departamento de Santa Cruz, no llegó ni al 5% quedando en un vergonzoso cuarto lugar, siendo el tercer puesto ocupado por un desconocido Chi Hyun Ching que se llevo 9% de los votos a base de discursos homofóbicos y siguiendo la regla del "menos peor". Esto ponía a Carlos Mesa en ventaja, ya que gracias al voto útil, la gente decidió votar por él antes que echar su voto a la basura con Óscar Ortiz, y así lo evidenciaba los primeros sondeos en boca de urna en donde se aseguraba que Carlos Mesa y Evo Morales irían a segunda vuelta.

Las horas iban pasando, y en la transmisión de conteo rápido de actas Carlos Mesa se encontraba más cerca de ganarle al MAS, al ir disminuyendo su diferencia de votos con Morales. Esto sin duda asustó al gobierno, por lo que sucedió uno de los hechos más bochornosos en las elecciones bolivianas... la transmisión de conteo de actas fueron detenidas de repente y sin previo aviso.

Fueron muchas las explicaciones que intentaron dar, pero ninguna convencían. Desde la falta de internet en áreas rurales[5], pasando por un ataque cibernético [6] hasta un corte de luz repentino fueron algunas de las excusas que se dieron para que el conteo sea pausado, solo para que 48 horas después vuelva a ser reactivado con la sorpresa que los siguientes votos cambiaban mágicamente la tendencia, haciendo que la diferencia de votos entre Carlos y Evo pase del 4% al 10,5% de un solo golpe, lo que coincidentemente era el porcentaje necesario para que ya no haya segunda vuelta.

Obviamente nadie estaba convencido con las pobres explicaciones del gobierno, así que tras mucha presión el gobierno aceptó que la OEA haga una inspección en la que el resultado fue un evidente fraude. Esto ocasionó una convulsión en el país que terminó en la huida de Evo a México, el arresto de los miembros del órgano electoral, la ascensión de Jeanine Áñez al poder por sucesión constitucional, y la cancelación de las elecciones 2019 cuyo gran perdedor fue Carlos Mesa, al haber perdido la elección que más cerca estuvo de ganar.

Elecciones generales de 2020[edit]

Otras cosas que no tienen nada que ver con su vida política pero que están bien la joda[edit]

Carrera como cineasta[edit]

«¡Hola que tal amigos!, soy Carlos Mesa y el día de hoy venimos a exponer infieles»

A diferencia de otros políticos, quienes solo han aparecida en bochornosas escenas porno donde se los ve cojiéndose a Bolivia[7], Carlos Mesa se ha destacado por ser un notable cineasta al ser el fundador de la Cinemateca Boliviana, además de dirigir y protagonizar numerosos documentales de carácter histórico de esos que tus profesores te hacen ver en clases mientras ellos chatean con sus celulares. También es conocido por producir largometrajes nacionales como la película Jonás y la ballena rosada, la versión homoerótica y boliviana de aquel pasaje de la biblia de un hombre comido por un pezcuezón.

Actualmente a la par de candidatear como futuro presidente de Bolivia, Carlos Mesa se dedica a crear videoblogs para su canal en Youtube "carlosdmesatube", síganlo, se que los va a perturbar.

Actividad literaria[edit]

Cita3.pngMi libro, Soliloquio del Conquistador, ya está disponible en todas las librerías de Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Sucre, léelo, se que te va a encantarCita4.png
Carlos Mesa promocionando su libro

Como todo Youtuber, Carlos Mesa también escribe libros, aunque este a diferencias de los otros youtuber, empezó escribiendo antes de subir videos a internet, haciéndolo cool antes de saber que lo que hacía era cool. En su rol como historiador, ha escrito incontables libros a cerca de la trágicómica Historia de Bolivia, los cuales tienen más muerte y desgracia que cualquier libro de George R. R. Martin.

A pesar que todos sus documentos históricos parecieran obras de ficción al ser la historia boliviana algo digno de una película dirigida por Guillermo del Toro, lo cierto es que la única novela de ficción que ha escrito es el libro Soliloquio del Conquistador.

Vease También[edit]


Predecesor:
Gonzalo Sánchez de Lozada
Escudo-Bolivia-By-Marco-Toxico.png
Presidente de Bolivia

2003 - 2005
Sucesor:
Eduardo Rodríguez Veltzé
Predecesor:
Jorge Quiroga Ramírez
Escudo-Bolivia-By-Marco-Toxico.png
Vicepresidente de Bolivia

2002 - 2003
Sucesor:
Álvaro García Linera


Referencias[edit]

  1. El canal oficial de Mesa ¿Qué? ¿Creían que estabamos bromeando?
  2. Sí, hablamos del caso de Gabriela Zapata
  3. Decimos asesores porque dudamos que una estrategia como esa se le hubiera ocurrido al hombre que cree que comer pollo te vuelve gay.
  4. Pescados que de seguro serían cocinando con el "ingrediente secreto" más usado de la región. Pero bueno, esto no es chiste en verdad prometió eso.
  5. Lo que sería raro, ya que todos sabemos que la poderosísima Agencia Espacial Boliviana llevaba internet a todos los rincones del país, gracias a su eficiente y nada costo satélite Túpac Katari. Además, la gran mayoría de los votos rurales ya habían sido escrutados.
  6. Seguramente el anonymous gordo de Operación Inciclopedia estaba detrás de todo esto
  7. Siendo esto lo más cercano que han estado Evo Morales dentro de la industria del cine