Doraemon

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Doraemon, el gato cósmico
ドラえもん (Doramion)

Donramon.jpeg
A nobita le fue muy útil.

Género Robot
Manga
Autor El nunca burryien ponderado Fujiko F. Fujio
Publicación Revista, Vídeo, Cine y todo lo que te puedas imaginar, incluyendo los papelitos de los evangélicos
Publicado en Varias revistas de difícil pronunciación
Primera Publicación 1969
N° de Tomos 45[Cita requerida]
Anime
Dirigido por El de Shin-chan, entre otros
Estudio Ninguno, se hizo en varios escenarios
Emitido en Ver "Su paso por la tele"
Primera emisión 1973
Número de Episodios ∞ + ∞ x ∞
Películas

Dios no lo quiera

OVAs

Creo que iban en los capítulos.

Cita3.png¡¡¡DORAEMOOOOOOOON!!!Cita4.png
Nobita al comienzo de cualquier episodio de la serie
Cita3.png¡Ah, ah, ah, tú siempre ganas, Doraemon!Cita4.png
Policía investigando una trama ilegal de apuestas deportivas y amaño de partidos de fútbol en la que están presuntamente involucrados Dorameon, Oliver y Benji
Cita3.pngNo quisimos que trabajara para nosotros porque no evolucionaCita4.png
Digimon sobre Doraemon
Cita3.pngNo quisimos que trabajara para nosotros porque no sabe preparar pizzasCita4.png
Los Gatos Samurai sobre Doraemon
Cita3.png¡Ahh un mapache!Cita4.png
Cualquiera que le ha visto

Doraemon es un Digimon robot que se hace llamar "El gato cósmico" (a saber por qué, si viene del futuro y no del espacio y no es que se la ha fumado... igualmente le gustaría a Haruhi Suzumiya), y es el protagonista de una serie con el original y egocéntrico nombre de "Doraemon".

Doraemon, a pesar de ser un gato, es azul, cabezón, sin orejas (Se las comió un ratón... ¡en serio!), duerme dentro de un armario, y tiene en la tripa una bolsa por donde saca inventos futuristas de lo más extraño (Se cree que en el futuro se aburren mucho.)

Origen[edit]

A Nobita le fue muy útil.

Poco se sabe del origen de la lata de conservas con patas de nombre Doraemon. Lo que si se sabe es que en Siglo XXII no debe haber gatos ya que los diseñadores de robot crearon un ser abominable que se parece a un gato de la misma manera que una rata a una tostadora. otro dato curioso es que aunque sea un robot, el Doraemon se pasa todo el puto día comiendo. Vamos, que además de las pilas Doraemon consume comida.

Estructura argumental de cualquier episodio de Doraemon[edit]

Fotografia de Doraemon durante tu entrevista para el Times.

Todos los episodios, más o menos, son iguales, para que no tengas que romperte mucho la cabeza, ya que los guionistas parten del supuesto de que eres un tanto limitadito. No obstante subyace una estructura argumental no explícita pero clara a ojos de cualquiera que lea un poco entre líneas (es decir, a ojos de cualquiera que no sea medio subnormal). Puede deducirse a partir de la estructura argumental que sí es explícita:

  1. Nobita está llorando. Esto puede ser por múltiples causas, las más usuales son que Suneo se ríe de Nobita y/o Gigante le da una hostia a Nobita y/o Shizuka no hace caso a Nobita y/o en el colegio han puesto malas notas a Nobita. Sea como sea el punto de partida es que Nobita es un pringao y además es tonto del culo.
  2. Nobita, entra en casa llamando a Doraemon entre gritos y sollozos dando pena, vergüenza ajena y asco. Doraemon pone cara de circunstancias. Está hasta los cojones del pesado éste, él que se encontraba zampando como el buen gordo que es y/o leyendo mangas de lolis Mazinger Z... ahora tiene que arreglar los problemas del imbécil este ¡qué cruz, Señor, qué cruz!.
  3. Doraemon, con harta desgana, se saca de la bolsa esa que tiene la primera mierda que encuentra un novedoso invento del Siglo XXII, que de primeras la verdad que parece la leche a ojos de Nobita, si bien ya el avispado espectador puede percibir que encierra una trampa mortal, que en realidad el puñetero invento es una máquina infernal, por entendernos.
  4. Doraemon hace una demostración práctica de como funciona el invento que es todo un ejemplo de publicidad fraudulenta: lo utiliza, pero evitando cuidadosamente los usos más arriesgados del mismo, usos que, por otra parte, sugiere sutilmente a Nobita.
  5. Doraemon utiliza perversamente la psicología inversa: se niega a dárselo a Nobita, pues el invento es demasiado peligroso y arriesgado. En realidad sabe que ésto solo aumentará el interés de Nobita por hacer uso y abuso del invento.
  6. Así que Nobita, tras llorar y humillarse un poco mas (para satisfacción íntima de Doraemon), obtiene el invento y se pone a aplicarlo por ahí, que darle cualquier cosa a éste es como darle una escopeta a un chimpancé.
  7. Doraemon sale en busca de Nobita para descojonarse de risa mientras hace ver que le ayuda.
  8. El invento se vuelve en contra de Nobita y crea el caos. Doraemon soluciona los problemas que ha generado el invento pero no los que tenía Nobita. Así que el episodio termina con Nobita llorando y volvemos al primero de estos puntos, con lo que la trama es circular. Los protagonistas de la serie, como buenos japoneses que son, hacen como que nada ha ocurrido, de la misma manera que fingen que en la Segunda Guerra Mundial no pasó nada en China.

Como bien has deducido, querido lector, Doraemon es en realidad una versión infantilizada y grotesca de Terminator, a saber: un androide enviado desde el futuro para putear a un humano del presente hasta lo indecible. Hay alguien en el siglo XXII que por las razones que sea se la tiene jurada a Nobita y ha decidido mandar a este engendro satánico para que, aprovechando la ingenuidad e imbecilidad natural de Nobita, le haga pasar las de Caín trolleándole y proponiéndole que utilice, para solucionar sus problemas de mierda del primer mundo, estos artilugios que solo van a causarle desgracias allá por donde vaya. Esta serie al final trata de bullying transtemporal. Ahí te queda eso.

Personajes[edit]

Personajes principales[edit]

Nobita cortejando a Shizuka.
  • Doraemon: El héroe que da nombre a estas aventuras. Ya hemos hablado bastante de él, en apariencia tierno y adorable, no son pocos los aspectos oscuros de su personalidad.
  • Nobita Nobi: Preadolescente llorica y malcriado. Al sufrir constantemente bullying por parte de Gigante y Suneo uno podría pensar que Nobita es una pobre víctima inocente. No obstante, cuando tiene la oportunidad de comportarse como el auténtico cabrón que es en realidad no duda en utilizar los inventos de Doraemon para llevar a cabo actos vengativos sobre sus bullies o de Voyeurismo en casa de Shizuka. Igualmente es un vago que se pasa todo el día tocándose los huevos en clase y un pervertido incel que se divierte acosando sexualmente a Shizuka.
  • Shizuka Minamoto: También conocida como Suzuki, Shizuka es la chica de la pandilla de retrasados de Nobita además de una gran violinista.. Su único propósito en la serie es el de ser el objetivo amoroso del salido de Nobita. No obstante esta prefiere irse con el empollón de Dekigusu, siendo esta una de las múltiples razones por las que Nobita se pasa todo el día llorando. Es cursi y repipi como ella sola.
  • Suneo Honekawa: Pijo del barrio. Gracias al trabajo de su padre como líder de la Yakuza, Suneo dispone de amplias riquezas las cuales gasta en videojuegos, coches radiocontrol, mangas y demás frikadas japonesas. Además de ser un engreído repelente que se pasa todo el día fardando de ser un ricachón, Suneo es la mano derecha y esclavo de Gigante, aunque cada dos minutos reciba palizas por parte de este individuo a quien adula de forma rastrera y mezquina.
  • Takeshi Gōda Gigante: Gordo cani del barrio y aspirante a cantante hortera de J-pop. Deleita a todo el barrio con sus magníficos conciertos a pleno pulmón. El gobierno japonés pretende utilizar los gritos de este individuo como sirena antiaérea para cuando a Kim Jong-Un le apetezca lanzar un misil en las cercanías del archipiélago. Solo la estupidez congénita de Nobita unida a un profundo Síndrome de Estocolmo explica que siga considerando a este individuo como su amigo. El resto de la pandilla (y esto incluye a Shizuka y al propio Doraemon) también le admite como uno mas, debe ser que les hace gracia cómo Gigante golpea a Nobita, a los muy psicópatas.

Secundarios[edit]

Imagen del polémico episodio perdido de la serie: Doraemon y Nobita viajan a la Segunda guerra sino-japonesa
  • Tamako Nobi: Madre de Nobita cuyo nombre es únicamente sabido gracias a la Wikipedia ya que su nombre no se dice en ningún episodio. Típica ama de casa que se divierte maltratando regañando a su hijo y a la sandwichera de nombre Doraemon quien constantemente le roba comida.
  • Nobisuke Nobi: Padre de Nobita. Oficinista cuya vida se puede resumir en trabajar, jugar al golf, trabajar más, beber cerveza mientras ve el béisbol y por último, pero no por ello menos importante, trabajar.
  • Dorami: Es la hermana de Doraemon. ¡Sí tiene una hermana!. Tiene orejas, es de color amarillo y es mucho más inteligente que Doraemon. O lo que es lo mismo, que su inteligencia, no obstante, está en la media o incluso un poco por debajo.
  • Eiichiro Senjou: Otro personaje cuyo nombre es desconocido para el común de los mortales. Se trata del profesor de Nobita que como buen maestro oriental es adorado por sus alumnos y con adorado nos referimos a que sus alumnos le rinden culto haciéndole reverencias. Si bien todo este tema del respeto es algo propio de los japoneses, a ojos de cualquier niño occidental, que recibe al profesor con eructos y pedos en vez de referencias, el profesor parece ser el líder de una secta.
  • Dekigusu: El chico listo y responsable de la clase. Como buen japonés aspira a sacar una nota media de diez para así en un futuro conseguir un trabajo como oficinista de jornada de doce horas.
  • Jaiko Gōda: Hermana otaku de Gigante. Viene a ser la típica niña inadaptada que hay en todo instituto que en vez de divertirse haciendo el garrulo por la calle como su hermano y el resto de mongoles que protagonizan la serie se entretiene escribiendo manga.
  • Los padres de Suneo: Dos ricachones igual de repelentes y engreídos que su hijo. El padre, que como ya se contó antes tiene toda la pinta de trabajar en la Yakuza, es recordado por todos los espectadores debido a su bigote hitleriano. La madre lo es porque probablemente sea el personaje más insoportable de la serie (incluso más que su hijo y Nobita juntos).
  • Sr. Kaminari: Un viejo cascarrabias cuyas ventanas son siempre rotas por parte de la pandilla de energúmenos que forman protagonistas de esta serie. Debido a que viste como si estuviese en el Imperio Japonés y a sus gafas y a su bigote hitleriano, Kaminari tiene un preocupante parecido con Hideki Tōjō.
  • Sunekichi: Primo e ídolo de Suneo, igual de pijo y subnormal que él. Es la única persona a la que Suneo respeta.

Los inventos de Doraemon[edit]

Pa' esto ha quedao la máquina del tiempo: H. G. Wells debe estar revolviéndose en su tumba.

Que todo el mundo habla de los inventos de Doraemon como si fueran suyos, que tampoco. Él los saca de la bolsa, pero inventarlos, lo que se dice inventarlos, tampoco es que los haya inventado. Estos artefactos del futuro, cuyo autor ha de ser el mismísimo Satanás, son mefistotélicos ingenios que parecen la excusa perfecta para escurrir el bulto, violar la intimidad y la integridad física y moral de tus amigos y conocidos, así como conseguir bienes y servicios de forma fraudulenta, pero que más pronto que tarde se volverán contra tí convirtiendo tu vida en un infierno. Aunque el catálogo es amplio, nos centraremos en algunos de los más destacados.

  • El Gorrocóptero: Es un gorro con unas aspas así como de helicóptero como la gorra que lleva el retrasado de la clase en las series americanas. Lo que pasa es que en este caso vuela de verdad y te lleva de un lado a otro, que no se sabe muy bien cómo controlan la dirección. En vista de que no se sujeta a la cabeza por medio de ninguna correa debe ser que hace ventosa, con lo cual el riego sanguíneo se ve perjudicado. ¡Ay si la ventosa se suelta, te calzas una hostia que no lo cuentas!.
  • La robochica del futuro: Ni robochica ni leches, es un robot sexual, que los japoneses son muy aficionados a esto, pues ya se sabe, hablamos del país con más incel por metro cuadrado. Pero tiene la cosa chunga de que es un robot ultra celoso y lo mismo que hace realidad las fantasías más oscuras de su amo, también se vuelve una especie de terminatrix respecto a toda otra persona que se le acerque, con lo cual termina más solo que la una, a excepción de la compañía de esta especie de thermomix felatriz.
  • La flecha de cupido: ¿Sabías que con la flecha cupido se puede conseguir que la persona que desees se enamore de ti? Sólo se tiene que lanzar la flecha a la persona que desees, se le pegará al cuerpo con su ventosa cutre y esa persona se enamorará de ti. ¡Pero cuidado, que cuando se le quite la flecha el enamoramiento también se irá y te denunciará ante los tribunales por abuso sexual! (como mínimo).
  • El derribador: Es una especie de enano que tú le metes una moneda no diremos dónde y se dedica a derribar y patear, una vez está en el suelo, a quien tú desees. Eso sí, cuando la policía haga preguntas le faltará tiempo para señalarte como inductor de sus crímenes.
  • El sombrero ayudante: Doraemon, Nobita y la pandilla, sólo tienen que ponerse el gorro que les llevará hasta cualquier persona que tenga un problema para que le puedan ayudar. Que luego no le ayudan y prefieren, en lugar de eso, reírse del mal ajeno, los muy cabrones.
  • El gorro de la invisibilidad: ¿Sabías que poniéndote esta especie de kipá judío en la cabeza, uno se convierte en invisible? ¡Corre, vamos al vestuario de las chicas!
  • El pañuelo del tiempo: ¿Sabías que Doraemon tiene un truco para arreglar las cosas viejas y dejarlas como nuevas? ¿Cómo? Pues les pone por encima este pañuelo y bueno, tal vez no las arregle, pero así no se verá que están rotas.
  • La puerta mágica: ¿Sabías que atravesando esta puerta Doraemon y sus amigos pueden ir a cualquier lugar que quieran? Es muy simple, cuando Doraemon abre la puerta y la atraviesan, éste les lleva al lugar deseado: en el desierto, en una playa o en la cima del Everest. Luego la cierra y que se las apañen para volver (jajajaja).
  • La máquina del tiempo: Es una alfombra con una lámpara encima, ambas del Ikea. Doraemon dice que con esto ha venido del siglo XXII, que hay que tener cuajo. Y los demás se lo creen, o hacen como que se lo creen, qué se yo.

El Final de Doraemon[edit]

Cuando se le acaban las galletas esas que come se pone bastante agresivo: el azúcar y la grasa de los alimentos así procesados son malos para la salud, pero crean adicción.

Doraemon ha calado de tal manera en el imaginario colectivo que existen numerosas leyendas urbanas sobre el final de esta entrañable serie, todas ellas más decepcionantes que una combinación entre lo más decepcionante de los finales de Lost, Los Serrano y Juego de Tronos. Pero no te las creas, solo son fanfics realizados por seguidores estandar de la misma (todos ellos psicópatas sin solución, como podremos comprobar seguidamente). Los más célebres son los siguientes:

  • Doraemon nunca existió, Nobita es un tetrapléjico postrado en una cama, no tiene brazos ni piernas, sino unos tristes muñones, y todo ocurre en su imaginación. Dado que Nobita, imaginación, lo que se dice imaginación, no tiene mucha, es evidente que este final no puede ser auténtico, sería incoherente con el resto de la trama.
  • Doraemon deja de funcionar, Nobita va al futuro por el poder de sus cojones y la hermana de Dorameon le dice que para cambiarle las baterías Doraemon tendrá que perder la memoria, Nobita no puede permitir esto así que decide buscar una solución alternativa poniéndose a estudiar y convirtiéndose en un ingeniero de la hostia. Lo sádico de este final es que lo que la naturaleza no da, la universidad no lo presta. Sí, amigo, no importa cuánto estudies, JAMÁS serás un ingeniero de la hostia porque tienes menos luces que una canoa de remos. Dedícate mejor a ver animes.
  • Doraemon, harto de Nobita, le da como invento una pistola que le dice que funciona introduciéndosela en la boca y apretando el gatillo. Hubiera sido bonito ¿verdad? Pues también es falso, otro fanfic.
  • Nobita regresa a casa apaleado por Gigante y allí Doraemon le comunica que debe regresar al futuro. Nobita vuelve a encontrarse a Gigante y de nuevo se pelea con él, pero a pesar de los golpes del matón no se da por vencido porque quiere demostrarle a Doraemon que puede apañárselas él solo. Finalmente pasa lo que tiene que pasar: que Gigante le mata a hostias, recibiendo la calurosa felicitación de Doraemon, que vuelve al futuro feliz y en paz. Allí se reencontrará con la versión futura de Gigante, que acaba de salir de prisión tras cumplir su pena por el asesinato de Nobita: para Gigante estos han sido años de humillaciones, palizas y sodomizaciones, con lo cual está de lo más suave y completamente reinsertado (por el momento).

No obstante todo lo que has leído, el verdadero final es mucho más terrible. Y es el siguiente:

  • La serie no tiene final. Doraemon es en realidad una metáfora de la concepción oriental del tiempo circular. Nobita, ese personaje patético, mentalmente romo, perdedor y llorica que llama al espectador a identificarse con él, está condenado a repetir por toda la eternidad el continuo ciclo de recibir humillaciones, buscar soluciones mágicas a sus problemas, que estas soluciones sean más terribles que los propios problemas, y volver a ser humillado por sus no menos mediocres verdugos, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez... MUAHAHAHA.