Litterato.png
Artículo Literario Destacado

H. G. Wells

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Literatura ícono.png
H. G. Wells
BanderaReino Unido.png
H. G. Wells Back to the future Terminator.png
Personal
Nacimiento Defunción Pasado muy pasado
Futuro tremendo
Estado actual Muerte cuántica aparente
Lugar de residencia Inglaterra victoriana
Sobrenombres Hey Gay Wells!
Su obra
Se dedica a Maleante y escritor
Origen El planeta de los simios
Hazañas logradas Colocar los verdaderos temas de la ciencia ficción
Relaciones Con quien se dejara
Enemigos Julio Verne, Scotland Yard, Sherlock Holmes
Obras Varios de los libros más famosos que no muchos saben quién los escribió.
Poderes Escape mental con sus obras


Homer Gey Wells fue un escritor de ciencia ficción que nació en Londres en 1886 d.C. y murió en Nueva Pangea en el año 802,701 d.C., después de viajar en el tiempo y ver cómo los humanos se habían convertido en unos bichos raros. Wells fue el pionero de muchos temas de la ciencia ficción, como los viajes en el tiempo, la invisibilidad, la invasión alienígena y la hibridación animal-humana. Todo eso lo imaginó sin tener ni idea de tecnología, porque escribía con pluma y tintero y se vestía como un pordiosero (no usaba tirantes y se le caían los pantalones cada dos por tres).

Wells escribió muchas novelas que hoy son clásicos del género, aunque algunas son un poco aburridas y otras un poco fuera de lógica y razón. Por ejemplo, en una de ellas hay un tipo invisible que se dedica a hacer bromas pesadas y a matar gente; en otra hay un científico loco que crea unos monstruos mezclando animales y humanos; y en otra hay unos marcianos que invaden la Tierra con unos trípodes gigantes que disparan rayos láser, pero al final se mueren por culpa de un resfriado. Estas novelas se pueden encontrar hoy en día en ediciones baratas de 15 céntimos de euro, pero eso no significa que no valgan la pena (bueno, algunas sí).

Biografía

Cartel de "Se busca" de Wells, fichado por la policía del tiempo.

Homer Gey Wells nació en Londres en 1886 d.C., en el seno de una familia tan pobre que ni siquiera tenia apellido. Desde pequeño mostró una gran imaginación y un interés por la ciencia y la literatura, que le valieron el apodo de "el rarito". A los 12 años, se escapó de casa y se cola en una maquina del tiempo que había construido un vecino loco. Viajó al año 802,701 d.C., donde se encontró con un futuro muy diferente al que esperaba. Allí descubrió que la humanidad se había dividido en dos especies: los elois, unos seres dóciles y bonitos que vivían en la superficie, pero que eran mas tontos que una piedra; y los morlocks, unos furros caníbales que vivían bajo tierra, y que se alimentaban de los elois. Wells se enamoró de una eloi Ilamada Weena, que era la única que sabia hablar algo de inglés. Pero tuvo que huir cuando los morlocks atacaron a los elois, y se llevó su máquina del tiempo. Regresó a su época con una flor que le había regalado Weena, pero nadie le creyó su historia. Todos pensaron que era un mentiroso y un ladrón de flores.

Wells no se desanimó por el escepticismo de sus contemporáneos, y decidió escribir un libro sobre su aventura en el futuro, al que llamó “La máquina del tiempo”. El libro fue un éxito, y Wells se convirtió en un famoso escritor de ciencia ficción. Siguió usando su máquina del tiempo para viajar a otras épocas y lugares, y luego escribía novelas basadas en sus experiencias.

En 2024 presenció una invasión marciana en Inglaterra. Wells se salvó de ser vaporizado por los marcianos gracias a que se escondió en un sótano con una mujer que no paraba de gritar. intentó comunicarse con los marcianos usando señales de humo, pero sólo consiguió que le lanzaran una bomba incendiaria. Se alegró cuando los marcianos murieron por culpa del COVID, y se sintió superior a ellos por tener un sistema inmunológico más desarrollado.

En 2027 se volvió invisible por accidente al experimentar con unos rayos X. Aprovechó su invisibilidad para hacer todo tipo de travesuras, como robar comida, asustar a la gente, espiar a las mujeres y escribir mensajes obscenos en las paredes. También intentó usar su invisibilidad para hacer el bien, pero nadie le agradecía sus acciones, sino que le tomaban por un fantasma pervertido. Se cansó de ser invisible y quiso volver a la normalidad, pero sólo podía hacerlo pasándole la maldición a otra persona, así que encontró al primer tonto que pasó frente a él, <inserta tu nombre aquí> quién se puso feliz por ser invisible, pero cinco minutos después una turba enfurecida le disparó al ver sus huellas en la nieve pensando que era el bromista de Wells.

En 2050 conoció a un científico loco que creaba híbridos de animales y humanos, porque era bastante innovador y un tanto más depravado. Wells llegó a la isla tras naufragar en el océano, y se encontró con un lugar lleno de criaturas extrañas y horribles. Se horrorizó al descubrir que el doctor Moreau, el dueño de la isla, era un bisnieto suyo que había sido expulsado de la comunidad científica por sus experimentos inmorales y también por follarse a esos experimentos, lo que los hacía exponencialmente más inmorales. Wells intentó escapar de la isla, pero fue capturado por Moreau, que quiso convertirlo en un neko hombre. Wells se resistió y logró matar a Moreau, pero no pudo evitar que los híbridos se rebelaran y tomaran el control de Furrolandia. Wells logró huir de la isla en una balsa, pero quedó traumatizado por lo que vio.

En 2100 probó una sustancia que le hizo crecer hasta ser un gigante. Visitó una granja donde unos agricultores habían inventado un fertilizante que hacía crecer las plantas y los animales de forma desmesurada. Wells probó el fertilizante por curiosidad ya que le gustaba probar los fertilizantes de diversas épocas, y empezó a crecer sin parar. Se convirtió en un gigante de más de 10 metros de altura, y tuvo que enfrentarse a los problemas que eso conllevaba, como la falta de ropa, la escasez de comida, el rechazo social y los ataques militares. También conoció a otros gigantes como él, y se enamoró de una mujer gigante llamada Gloriana. Wells y Gloriana tuvieron un hijo gigante, al que llamaron Gargantúa. Wells intentó crear una sociedad pacífica y armoniosa con los otros gigantes, pero fue imposible por la hostilidad de los humanos normales que no les gustaba ser usados como papel higiénico cada que los gigantes querían ir al baño.

Wells también se interesó por la política y la sociología, y escribió ensayos y utopías sobre el futuro de la humanidad. Fue uno de los fundadores de la Sociedad Fabiana, un grupo de intelectuales socialistas que buscaban reformar la sociedad mediante la educación y la persuasión. Wells murió en 1946 d.C., a los 60 años, tras sufrir un ataque al corazón mientras viajaba en su máquina del tiempo. Se dice que su última voluntad fue que esparcieran sus cenizas en el año 802,701 d.C., junto a la tumba de Weena.

Obras

La máquina del tiempo

Parodia porno de la trama.
Artículo principal: La máquina del tiempo

Cuenta la historia de un asesino serial anónimo de la era victoriana que llamaremos Jack, no, muy obvio, mejor digámosle, Lord Destripador, que construye una máquina para viajar en el tiempo y se va al año 802,701 d.C., para evitar la justicia y seguir matando en el futuro, donde descubre que la humanidad se ha dividido en dos especies: los Eloi, unos seres débiles y pacíficos que viven en la superficie; y los Morlocks, unos seres brutales y caníbales que viven bajo tierra. El sexy asesino se hace amigo de una Eloi llamada Weena, pero también se enfrenta a los Morlocks, que intentan robarle su máquina y comérselo.

Sin embargo, su plan de destripar a Weena se frustró cuando se encontró con los Morlocks, que resultaron ser más sanguinarios que él. Jack intentó usar sus habilidades con el cuchillo para defenderse, pero pronto se dio cuenta de que estaba en desventaja numérica y que los Morlocks tenían mejor vista en la oscuridad y no les importaba ensuciar sus trajes, a él sí, pues al fin y al cabo era un inglés promedio. Al final, Jack fue capturado por los Morlocks, mientras que su máquina del tiempo quedó abandonada en una cueva. Y esa es la explicación científica de porque la policía nunca encontró a ese sujeto.

El hombre invisible

"¡Dios mío, no puedo ver quien me ataca! ¡Es imposible defenderme!"

Narra las desventuras de Griffin, un científico loco que se vuelve invisible gracias a un experimento de TikTok. Pero lejos de usar su poder para fines nobles como atrapar criminales o espiar en los vestidores femeninos, lo emplea para satisfacer su mayor pasión: los pasteles. Griffin era un adicto a los pasteles de todo tipo: de manzana, de chocolate, de queso, de zanahoria… No podía resistirse a su dulce tentación. Por eso, cuando se hizo invisible, se dedicó a asaltar pastelerías y a devorar todos los que encontraba, sin dejar rastro ni pagar un céntimo. También le gustaba robar pasteles a los niños inocentes y hacerles creer que eran fantasmas o extraterrestres. Pensaba que los postres eran la fuente de su fuerza y que nadie podía atraparlo.

Pero lo que no sabía es que las tortas tienen un precio. Y no hablamos solo del dinero. Empezó a engordar tanto que su invisibilidad se hizo inútil. Su barriga sobresalía por debajo de su ropa y hacía ruido al caminar. Además, los pasteles le causaron graves problemas dentales, diabetes y colesterol. Se convirtió en un monstruo obeso e invisible que solo pensaba en comer pasteles.

La novela de Wells cuenta cómo Griffin intenta escapar de la justicia y de sus propios demonios, pero fracasa estrepitosamente. Al final, Griffin es descubierto y asesinado por una turba enfurecida que lo confunde con una ballena terrestre que se quería comer el ganado. Su cadáver vuelve a ser visible y revela su horrible aspecto. La moraleja de la historia es clara: los pasteles son buenos, pero con moderación. Y la invisibilidad es una mierda.

La guerra de los mundos

Artículo principal: La guerra de los mundos
Señor, prepárese, que se viene el Hentai.

Es una de las obras más famosas y terroríficas del autor, pero también una de las más malinterpretadas. Lo que muchos no saben es que la novela esconde un secreto muy tierno: los marcianos solo querían "abrazar" a los humanos.

La novela narra la invasión de la Tierra por parte de unos extraterrestres procedentes de Marte. Los marcianos llegan en unos cilindros metálicos que aterrizan en diferentes puntos del planeta. De cada cilindro sale un trípode gigante que arrasa con todo lo que encuentra a su paso. Los trípodes disparan rayos de calor y gases venenosos que matan a miles de personas. Los humanos se ven impotentes ante el ataque marciano y solo pueden huir o esconderse.

Pero lo que Wells no cuenta en su novela es que los marcianos tenían una motivación muy dulce para invadir la Tierra. Resulta que eran unos seres solitarios y carentes de afecto que habían descubierto los abrazos gracias a unas películas románticas llamadas hentai de pulpos que habían captado en Marte. Los marcianos quedaron fascinados con la idea de meter sus propios tentáculos en cada cavidad corporal humana. Les parecía una forma maravillosa de expresar amor y cariño.

Así que decidieron viajar a la Tierra para hacer hentai puerco con los humanos. Pero los marcianos no entendían que los humanos no querían sexo de esa manera, o bueno, no todos. Pensaban que los humanos eran unos seres fríos e insensibles que rechazaban su amor. Por eso, se enfadaron y se pusieron violentos. Los cilindros metálicos eran en realidad cápsulas de amor donde encerraban a los humanos para... ya sabe. Los trípodes eran en realidad brazos gigantes que rodeaban a los humanos con fuerza. Los rayos de calor y los gases venenosos eran en realidad perfumes y aromas para crear un ambiente romántico.

La novela de Wells muestra cómo los humanos sufren y luchan contra la invasión marciana y los tentáculos en los culos. Al final, los son derrotados por la sífilis que les provocan una infección mortal. Los humanos se salvan y recuperan su espacio personal. La moraleja de la historia es clara: los abrazos son buenos, pero con consentimiento. Y los marcianos son unos acosadores. En la película de 2005, Tom Cruise es quien los contagia de enfermedades sexuales.

La isla del Doctor Moreau

La novela es una parodia de la sociedad, o quizá la sociedad es una parodia de la novela. En estos tiempos ya no se sabe.
Artículo principal: La isla del doctor Moreau

La novela narra la historia de un náufrago llamado Prendick que es rescatado por un barco y llevado a una isla donde vive un científico llamado Moreau. Prendick descubre que el doctor ha creado unas criaturas híbridas entre animales y humanos mediante cosplays e hipnósis. Se horroriza con las torturas y los experimentos de Moreau y trata de escapar de la isla antes que le pongan un traje de peluche.

Moreau había organizado una convención de furros en su isla privada y había invitado a sus amigos más frikis. Él y sus amigos se disfrazaban de sus animales favoritos con trajes peludos y accesorios. Moreau era el más entusiasta y el más habilidoso en crear sus fursonas, y se consideraba el líder de la convención.

Así que él y sus amigos se lo pasaban en grande haciendo furros en la isla. Pero se los tomaba demasiado en serio y obligaba a sus amigos a seguir unas reglas estrictas. Les prohibía quitarse los trajes, hablar como personas normales o hacer cosas que no fueran acordes con sus animales. Les hacía creer que eran realmente las criaturas que representaban y que debían adorarlo como a su creador.

La novela de Wells muestra cómo Prendick llega a la isla y se encuentra con los furros de Moreau. Prendick piensa que son monstruos y que están sometidos a su voluntad. Prendick intenta ayudarlos a liberarse y a recuperar su humanidad. Al final, Moreau muere en una rebelión de sus fursonas y Prendick logra salir de la isla. La moraleja de la historia es clara: los furros son divertidos, pero con moderación. Y Moreau es un friki.

La película de Wells

¿Pero qué mierda estoy escribiendo?

H. G. Wells era un escritor de ciencia ficción que tenía una imaginación desbordante. Sus novelas eran famosas por sus ideas originales y sus personajes inolvidables. Pero lo que pocos saben es que Wells tenía un proyecto secreto: hacer una película basada en sus propias novelas. Había escrito un guión que mezclaba elementos de sus obras más conocidas: Quería hacer una película épica y espectacular que mostrara sus visiones del pasado, el presente y el futuro.

El guión contaba la historia de un grupo de aventureros que viajaban en una máquina del tiempo. Los aventureros eran: Jack el Destripador: el asesino que corta y cose la máquina del tiempo; El hombre invisible: el espía que se mete en líos y se come los pasteles; La mujer marciana: la guerrera que reparte abrazos y rayos de calor; El Doctor Moreau: el médico que crea furros y los adora.

La película de Wells narraba las peripecias de estos personajes a través del tiempo y el espacio. Algunas de las escenas más destacadas eran:

La visita al futuro lejano, donde los aventureros se encontraban con los Eloi y los Morlocks, las dos razas en que se había dividido la humanidad. Los Eloi eran unos seres bellos y pacíficos que vivían en la superficie. Los Morlocks eran unos seres feos y violentos que vivían bajo tierra. Los Morlocks cazaban a los Eloi para comérselos. Los aventureros tenían que salvar a los Eloi de los Morlocks y escapar de la máquina del tiempo, que había sido robada por un Morlock.

La visita al presente, donde los aventureros se encontraban con la sociedad moderna. Los aventureros tenían que adaptarse a las costumbres y la tecnología del siglo XX. Los aventureros causaban muchos problemas y confusión por su aspecto y su comportamiento sexualmente sospechoso. Jack el Destripador era perseguido por la policía, el hombre invisible era acosado por los periodistas, la mujer marciana era admirada por los hombres por sus grandes tetas en forma de tentáculos y el Doctor Moreau era reclutado por una empresa de biotecnología que creía que los trajes eran animales de verdad.

La visita al pasado, donde los aventureros se encontraban con la Edad Media. Tenían que enfrentarse a los caballeros, los dragones y las brujas. Eran considerados como héroes o como monstruos según la situación. Jack el Destripador era nombrado caballero, el hombre invisible era quemado en la hoguera, la mujer marciana era adorada como una diosa y el Doctor Moreau era encerrado en un manicomio.

La película terminaba con un final feliz, donde los aventureros regresaban a su época y se despedían de Wells. Wells les agradecía su ayuda y les decía que iba a escribir una novela basada en sus aventuras. Los aventureros le deseaban suerte y se marchaban. Wells se quedaba solo con su máquina del tiempo y su guión todo feo.

La película de Wells nunca se hizo, porque nadie quiso financiarla. Wells guardó su guión en un cajón y se dedicó a escribir otras novelas. La película de Wells se perdió en el olvido, hasta que un día fue encontrada por un curioso lector. La película de Wells es una obra maestra, pero nadie la ha visto. La película de Wells es una leyenda, pero nadie la cree.

Wells vs Verne. Las aportaciones a la ciencia ficción

Si la realidad hubiera sido así, la historia sería otra (una más friki).

Hay una eterna discusión sobre quién es el padre de la ciencia ficción: ¿Julio Verne o H. G. Wells? Algunos defienden a Verne por haber predicho varios inventos o situaciones que luego se hicieron realidad, pero otros defienden a Wells por haber propuesto ideas más originales y fantásticas que las del francés.

Verne escribió sobre un submarino gigante que viajaba por el mar y veía medusas, peces y a Bob Esponja. Wells escribió sobre una máquina del tiempo que viajaba por el pasado y el futuro y veía dinosaurios, morlocks y a Marty McFly. ¿Qué mola más: el mar o el tiempo? Verne escribió sobre un viaje a la Luna, que era impactante en su época, pero ahora es tan común que hasta hay hoteles allí. Wells escribió sobre una invasión de Marte, que es mucho más científico y técnico que la Luna. Además, Wells imaginó unos marcianos con forma de pulpo que querían penetrar a los humanos. ¿Qué es más divertido: visitar un queso gigante o luchar contra unos pulpos amorosos? Verne escribió sobre un viaje alrededor del mundo en 80 días, que era una hazaña en su tiempo, pero ahora es tan fácil que hasta se puede hacer en avión. Wells escribió sobre un viaje alrededor del mundo en 75 días, que era un ahorro de 5 días y de casi 100 libras. Además, Wells viajó en los meses no vacacionales, así que no tuvo que hacer colas en los aeropuertos. ¿Qué es más inteligente: gastar más tiempo y dinero o ahorrar más tiempo y dinero?

Podríamos seguir así todo el día, pero creo que ya queda claro quién es el verdadero padre de la ciencia ficción: Wells, por supuesto. Bueno, en realidad, la verdadera madre de la ciencia ficción es Mary Shelley, que creó a Frankenstein, el monstruo que se los come a todos. Pero eso es otra historia.

Premios

Una vez se sacó un curso de guitarra gratis en una caja de cereal.

¿Quiere saber más?

Haga click aqui o lea un libro.

Enlaces relativamente relacionados

Escritores



  • 21 de septiembre Personaje histórico (ver todos aquí). ☀️ ☠️
  • English (Fork)