Harry Plotter y la recámara de los secretos

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Harry Plotter
y la Recámara de los Secretos
Harryexamina.jpg
Harry no puede decidir si es un cogollo o una Snitch...

Autor
Esa que solía ser pobre

Idioma Original
Esperanto

País
Gran Porraña

Traducción
Manuel Delgrano

Editorial
Bloomspurry

Fecha de Publicación
Hace tres días

Género
No binario

Calificación
Para mayores de 85 años.

Premios
Pullitzer y un Oscar al mejor papel para liar porros.

Páginas
1540.


Cita3.png-¡Abracadabra! -dijo Harry con voz enérgica-. ¡Pata de cabra! ¡Patatum, patatam!Cita4.png
Harry Plotter en un duro episodio de abstinencia.
Cita3.png¡Dolby malo! ¡Dolby malo!Cita4.png
Dolby el duende, aplicándose sus castigos de sadomasoquismo
Cita3.pngEs la mejor casa que he visto nunca.Cita4.png
El Plotter mintiendo de manera salvaje al ver La Borrichera.
Cita3.png-¡Todo el mundo a la cola! -gritó Malfaso a la multitud-. ¡Harry Plotter firma fotos!Cita4.png
Draco Malfaso diciendo chanchadas.
Cita3.pngCrackard firmará cualquier cosa que se esté quieta el tiempo suficiente.Cita4.png
El Whisky , moviendo sus nalgas de un lado a otro para evitar ser firmado por el profesor Crackard.
Cita3.png¿Todo bien por ahí, cabeza rajada?Cita4.png
Los insultos de Draco al Plotter se vuelven más brutales conforme surge su atracción por el muchacho
Cita3.pngDolby está acostumbrado a las amenazas, señor. Dolby las recibe en casa cinco veces al díaCita4.png
Dolby el duende a Harry, sobre los castigos sadísticos que con gusto recibe.


Sinopsis[edit]

Luego del mega aplastante éxito de Harry Plotter y la piedra pa'l mechero, la Rowling comenzó a darse la gran vida por ahí. Se acercó al café en el que escribió su primer obra maestra, volcó todas las bebidas alcohólicas y le prendió fuego.

Cuando las autoridades le preguntaron por qué lo hizo, ella se defendió explicando que se le escapó un hechizo llamado "Incendio" sin querer.

No la llevaron presa porque eran todos Druggles (personas sin droga) y nadie pudo con su magia. En esa interminable juerga algarábica que no parecía tener fin, Rowling comienza a ver cómo su cuenta bancaria flaqueaba por la crisis, así que decidió hablar con la editorial Bloomsporry para hacer la continuación de su primer gran obra.

La editorial la mandó de cabeza a escribir, en un cuarto aislado, sin ventanas y con sólo una mísera lámpara que fallaba de vez en cuando. Le otrogaron una Pentium IV con acceso limitado a interné, el programa Word y una caja de porros con efectos psicodélicos.

El resultado, después de un increíble mes, fue el segundo libro de la saga del jóven mago drogadicto: Harry Plotter y la Recámara de los Secretos, que curiosamente se asemejaba a la cámara en la que su autora estuvo encerrada.

La editorial lanzó el nuevo libro al mercado, que aceptó de buen modo las escrituras, pasando por alto las terribles faltas ortográficas de su autora.

En menos de dos semanas, la cuenta de la Rowling subió el triple, pero ella no pudo disfrutarlo tanto, porque Bloomsporry volvió a aislarla para que termine de una puta vez con los años de Harry en el internado de Joguarts.

Historia[edit]

Luego de haber sido enviado de nuevo a su hogar para tomar aire libre, a Harry se le permitió rondar por toda la casa de sus tíos tal y como Dios lo trajo al mundo. Su tía le hacía pasteles todos los días, su tío le traía las pantuflas y el diario de cada mañana y su primo le hacía de taburete para apoyar sus patas en él.

Sin embargo, a menudo Harry sufría el delay que dejan los porros si no se los consume en cierto tiempo, y comenzó a divagar, encerrándose en su cuarto, alegando que sus tíos lo odiaban, que su primo era un matón, y que no podría salir dado que el jefe de la compañía de su tío vendría a cenar esa noche, y los Durschley le habían obligado a esconderse por que les daba vergüenza y asco puro.

Como desde Joguarts se le había dado la regla a su familia de que le siguiera la corriente al enfermo, ellos no hicieron gran cosa. Pasan muchos desastres por la abstinencia de Harry, hasta que finalmente regresa a Joguarts, en donde nuevas aventuras porríficas lo esperaban.

Personajes nuevos[edit]

Aparte de los principales y aquellos que se mencionaron en el primer libro (espero que lo hayas leído), aparecieron más personajes que hundirán la vida de Harry Plotter hasta un sitio desconocido por el niño y la institución propia.

Dolby, el duende[edit]

Dolby está durísimo.

Un día a la noche mientras Harry hablaba con un calcetín en su habitación, se le aparece por arte de magia el duende Dolby Digital. El duende le dice que no debe regresar a Joguarts, dado que el camino que estaba tomando el niño en ese momento era de lo más sano, y pronto podría recuperarse y reinsertarse en la sociedad.

Harry no quería oír nada de la suciedad, por lo que se tapó los oídos y comenzó a golpearse la cabeza contra la pared. El duende Dolby aparece también una vez que el muchacho, ya bajo los efectos de la María y algunos piscolabis, pisa el centro de internación de nuevo.

Lo ataca en un partido de Droguíditch y le quiebra una uña, pero todo era "por su bien". Aperece más tarde.

Profesor Gil de Crackard[edit]

Es un hombre de 40 años al cual de tanto consumir crack, se le retrasó el reloj natural y parece jóven. Joguarts lo contrata para darles el ejemplo a los internos de cómo pueden terminar si aspiran a mucho en la vida, con doble sentido.

El profesor Gil irá haciendo todo tipo de estupideces por el libro, como soltar mariposas Ygaena Trifolii en medio de la clase para darles una nueva manera de intoxicarse a los internos. Acompañará a Harry y a Ron a otro sitio, pero es un spoiler y quiero que leas todo el artículo, así que lo digo más abajo.

Lucius Malfaso[edit]

Lucius tendría tendencias sado-masoquistas contra elfos domésticos.

Por supuesto, no podía faltar el padre de Draco Malfaso, el capo de la droga. Es un hombre alto, con el pelo cano de tanto consumir Polvo de Ángel, que se le presenta a Harry a lo largo del libro para inportunarlo y pasarle un porro por la nariz para que se le suelte la absinencia y así le quiten puntos a su casa.

En la película se omite el momento en el que le toca una nalga Arthur Whisky, el padre de los conejos Whisky, dado que el actor que lo interpretó dijo que no quedaba bien que un Dealer respetado se metiera en una reyerta con un pobretón leproso.

A esto le siguieron varias denuncias por discriminación y xenofobia, pero Lucius demostró que la droga todo lo puede.

Tom Drógolo Ryddle[edit]

Un misterioso y no menos drogadicto interno que vivió en Joguarts hace 50 años, pero como la magia y las alucinaciones rodean el aire, el tipo nomás puede salir de un diario y pasearse entre los internos.

Le habla a Harry, quien le pregunta sobre la Recámara de los Secretos, una antigua leyenda de la institución; al parecer, Tom tiene información de primera mano sobre esa cámara, pero para obtenerla, Harry deberá dar algo más que sus polvos...

Cola Crivy[edit]

Es un nuevo interno en su primer año aislado de la sociedad sana. Fue ingresado al instituto sin oponer resistencia, a diferencia de Harry, y se le conoce por ir siempre aferrado a una cámara del año del arquero.

Ya en primer instancia, es golpeado por todos los internos, dado que Cola no hace más que tomarles fotos a todos justo cuando están viajando bajo los efectos de la Metadona, y luego les quiere cobrar €100 por cada pieza. Al conocerlo y ser fotografiado sin su permiso, Harry le destroza la cámara y le escupe en el ojo.

Narcoáragog[edit]

Es una araña gigantesca, la cual por haber sido alimentada nada más que con cogollos, tomó su enorme aspecto. Jagrid la cuidaba hasta que hace 50 años (o sea que el barbudo debe tener como 60) la arañita fue inculpada por matar a una niña de sobredosis.

Jagrid tuvo que dejarla escapar hacia el Bosque Prohibido, en donde la alimenta gracias a la plantación de María que tiene en un apartado fuera de la vista. Atacará a Harry y a Ron porque no le gusta la gente blanca y anda con abstinencia.

Myrtle la Drogona[edit]

Extraño fantasma que ronda por los baños de Joguarts, viendo las gracias de los internos cuando van a orinar o a hacer la otra cosa.

Todos la odian, porque siempre que uno le pasa por al lado, desprende un inconfundible aroma a marihuana seca, por lo cual todos vuelven a caer en la adicción. Curiosamente, Myrtle fue encontrada en los pisos del baño de chicas tumbada boca arriba y con los ojos en blanco,nvíctima de una sobredosis, muerte preferida de los famosos.

Nadie se encargó de investigar bien el caso del culpable, dado que a Myrtle no la quería ni la madre que la parió.

Dambuldor cerró el caso.

Capítulos[edit]

El Peor Cumpleaños / La petición de Dolby[edit]

Comienza con Harry corriendo hacia su habitación en su cumpleaños, dado que según él, los Durschley lo confinaron para no mostrar su horrendo rostro de abstinencia ante el jefe del tío y su esposa, y perdiendo su regalo, el cual era una Play Station 4.

Harry se pone a conversar sobre política con un calcetín que guarda el Pie de Atleta, cuando se le aparece un duende llamado Dolby, el cual, luego de acosarlo sexualmente, le advierte que no regrese a Joguarts. Harry, indicando que ni ebrio volvería a esa maldita institución, le confirma al duende que no regresará jamás.

Enojado y pensando que lo que decía Harry era sarcasmo, el duende baja y le lanza un pastel lleno de brownies cósmicos a la esposa del jefe, la cual comienza a divagar.

Al día siguiente, Harry instala barrotes en su ventana y ante la incrédula mirada de su familia, que no lo culpaba por el ataque de abstinencia de la noche anterior, se encierra en su alcoba sin posibilidad de salir.

La Borrichera[edit]

Más tarde, esa misma noche, un auto volador impulsado a control remoto se detiene frente a la ventana de Harry. Se trataba nada más y nada menos que de su mejor amigo Ronald McDonald's Whisky y sus malévolos hermanos gemelos, Freddo y Jorge Whisky.

La Borrichera, en toda su gloria.

Se asombraron de ver que los Druggles habían encerrado a Harry por una causa injusta, según lo contado por el niño, con lo cual tomaron un arnés surgido de la nada (Magia) y tiraron abajo toda la pared.

Sus pobres tíos, asustados, corrieron junto a su hijo hacia la habitación del pendejo inadaptado. Luego de tirar la puerta abajo, pudieron ver a Harry haciendo equilibrio entre los escombros, por lo que su tío se lanzó hacia él y trató de tenerlo del tobillo para que no se cayera y se partiera el cráneo.

Sin embargo, Harry interpretó esto como un intento de captura para no dejarlo marchar, por lo que con su otra pierna le pegó una patada a su tío en medio del rostro, destrozándole el tabique y dejándolo caer al vacío, alegando que "Dios lo tendrá en su gloria".

Ya viajando por el cielo sin cables, los Whisky le convidan a Harry el primer porrillo en tres meses, por lo cual el niño alucina y suelta a su lechuza Hachig para que vuele por ahí y se muera. Llegaron nomás rayaba el alba el cielo, los cuatro volteados y viendo cosas, hacia la casa de los Whiskys, la cual recibe el nombre de La Borrichera.

Al entrar, son sorprendidos por la madre de los pelirrojos, la cual saca un martillo y muele a golpes a sus tres hijos por haberse robado el auto de su padre. A Harry le tocó un golpe por no haberse anunciado antes. En la misma casa, si es que se le puede llamar así, Harry ve a Shiny Whisky, la hermana menor de toda esa familia de conejos.

Shiny se asusta de verlo, por lo cual siempre corre cuando Harry se le acerca y está en estado psicodélico.

En Floripondio y Birra / El Sauce Drogador[edit]

Más tarde, la familia Whisky da a conocer a Harry todo sobre los Polvos Achisú. Eran unos polvos que uno aspiraba, pensaba en un lugar al que ir, y al abrir los ojos, allí se encontraba (Magia).

Esa tarde, la familia de pobretones y Harry tenían que ir al callejón Drogón para comprar los libros del nuevo año. Lo malo es que Harry aspiró mal, por falta de práctica en el verano.

Se ahogó y dijo mal el nombre, cayendo en la otra punta del mundo; como resultado, terminó en un lugar muy oscuro, en dónde había gente con pancartas de "NO A LAS DROGAS" y se los veía quemando lefas por doquier. Ya a punto de enloquecer, Harry es encontrado por Jagrid, quien estaba ahí para comprar...eh, repelente para babosas come plantaciones de...sandías...sí.

Lo sacó de ahí y lo hizo reencontrarse con los Whiskys, que ya estaban junto a su amiga sabelotodo Embrión y sus padres Druggles. Entonces se dirigieron a la librería Floripondio y Birra, en donde conocen a Gil de Crackard y se van a la mierda poco después.

El día de la partida, al parecer Harry y Ron no pueden pasar por la barrera (obvio, porque era una pared sólida), por lo que se la dan de rebeldes sin causa y roban el auto volador.

Nomás al llegar, Ron con la varita partida no logra pisar el freno y él y Harry se estrellan contra el Sauce Drogador, quien comienza a intoxicarlos con humo. Ya al salir casi muertos del auto, ni hablar los animales, son castigados por el profesor Esneip por destruir propiedad del colegio sin contar con un permiso especial. Los dejaron sin comer por dos noches y a raiz de sus alucinaciones, dejaron que Ron aprobara el año con la varita rota.

Gil de Crackard / Los "Sangre Aguada" / El Muro está Escribido[edit]

Al día siguiente, los internos tenían clase de Defensa contra las Drogas Oscuras con el nuevo profesor. En esa clase, la soberana idiotez de Gil de Crackard los hizo darse cuenta de que aspirar mucho estaba mal.

Viendo que los internos se lo iban a fumar, Crackard los retó a probar nuevas maneras de darse con alucinógenos, por lo cual les enseñó una jaula llena de Mariposas Ygaena Trifolii y las soltó ahí nomás; acto seguido, cerca de 38 personas fueron hospitalizadas por intoxicación extrema.

A Crackard le aumentaron la paga por enseñar a los alumnos que no se jode con la naturaleza, y Embrión ganó 20 puntos para Triffindor y una patada en el culo.

"Señor celador, le juro que yo no fui"

A la semana siguiente, Draco Malfaso volvió a las andadas, pero como Harry se había forjado una buena reputación en el primer libro y molestar a Ron era caer muy bajo, se las tomó con Embrión. Comenzó a hacer correr la noticia de que Embrión no tenía la sangre pura de un drogadicto o alcohólico, sinó que era de "Sangre Aguada".

Al parecer se trataba de un insulto muy grande, porque Embrión comenzó a llorar y a arrancarse mechones de cabello, y Ron, en un pobre intento de venganza, se hechizó a sí mismo para poder vomitarle zorullos a Draco en la túnica.

Funcionó, pero Ron estuvo regurgitando cacona todo el día, por lo cual se perdió de la fumanchera de la tarde que se hacía clandestinamente en los baños. Los internos siguieron llamando "Sangre Aguada" a Embrión por el resto de los libros, secuelas y en la vida real, por lo que se cambió el nombre a Elba Gina.

Unos días después, Harry estaba terminando un castigo en el despacho de Gil de Crackard, cuando comenzó a oír voces, lo que le extrañó, dado que eso era un efecto por consumir drogas fuertes, y él últimamente sólo aspiraba polvo blanco del más fino a cambio de hacer la tarea de los demás.

La voz era profunda y sedosa, incluso comenzó a pedirle que se acerque, que quería desgarrarlo y chuparle la...sangre, por lo que sin permiso, Harry abandonó el despacho y fue a buscar su orígen; al llegar al segundo piso, certeramente nombrado "Las Marías", Harry divisó algo escrito en el fondo.

Se acercó y justo se daba la puta casualidad de que medio instituto había salido de sus clases de rehabilitación y pasaba por ahí. Al ver a un animal desconocido en estado de petrificación y leer lo que había escrito arriba, sin dudas culparon a Harry, haciéndolo blanco de todas sus bromas.

En la pared decía: "LA RECAMARA DE LOS SECRETOS HA SIDO ABRIDA; ENEMIGOS DE LAS DROGAS, TEMED".

La "Piedra" Loca / El Club del Pedo / La Poción Multi-Chupis[edit]

Había llegado la temporada de deportes para los internos de la institución, y el juego se llamaba Droguíditch, el cual consistía en "volar" en escobas, pero como son droga y magia juntas, que no se le haga extraño a nadie.

Lo jugadores, siete en cada equipo, debían recorrer el terreno a lo Hooligan, disputándose todos una pelota molida a golpes y marcar goles al equipo contrario; dos de los integrantes por equipo, tenían bates para repeler a dos pelotas esquizofrenicas llamadas "Piedras" (ya sabes qué tipo de piedras) para que no bajen a los jugadores y caigan drogados e inútiles al terreno de juego.

A Harry le había tocado el puesto de "Buscador", el cual tenía que volar por el juego, esquivando a las Piedras, a los locos que se le cruzaban en el aire y a los hechizos que le lanzaba la multitud, incluyendo los profesores y el conserje.

La poderosa Poción Multi-Chupis

En su puesto, Harry tenía que hacerse con una pequeña pelotita con alas llamada Achitch, antes que lo hiciera el otro buscador, el cual lo estaba moliendo a golpes; en medio del juego, una de las Piedras se lanzó contra Harry y no le castra el miembro por poco.

A pesar de que sus compañeros trataban de alejar a la Piedra con bates, ésta golpea a Harry en la uña del dedo del medio y se la vuela; herido y muerto por la impresión, Harry logra capturar a la Achitch y cae muerto al terreno de juego; bueno, no se murió, pero casi.

Despierta en la enfermería, en donde se le presenta Dolby de nuevo, confesándose autor de semejante crímen, por lo que Harry le prende fuego y lo deja sin ropa. Al día siguiente, sin que le dieran el alta, pasa Ron y le enchufa una jeringa, haciendo que Harry alucine y se olvide del dolor.

Luego, con ayuda de Embrión y sin que la enfermera los viera, se lo llevaron al gran Comedero para que pudieran aprender a cómo defenderse de los pedos del enemigo. Una vez allí, Harry es puesto a pelear contra nada más y nada menos que Draco Malfaso, el cual le lanza, enfadado por haber perdido, una larga serpiente serpiente heterosexual a Harry.

El niño, sin saberlo por los efectos de los anabólicos, comienza a lanzar pedos diarréicos los cuales calman a la serpiente, haciéndola desaparecer el profesor Esneip. A pesar de que todos los rostros se veían confusos y borrosos, Harry pudo notar que lo miraban como a un animal exótico, con lo cual se sintió importante, pero la cosa no estaba para darse aires.

Ron y Embrión se lo llevaron y una vez hubo recuperado los sentidos, le explicaron que había hablando en el idioma "Pedórsel" un idioma qué sólo Aquel-que-no-debe-ser-nombrado podía hablar, con lo cual Harry estaba un paso más cerca de ser el Heredero de Eslíserin.

Como Harry le quería echar la culpa a otro, jugaron a la ruleta y saltó el nombre de Draco Malfaso, por lo cual los tres se exiliaron en el baño de Myrtle la Drogona y comenzaron a fabricar una poción super prohibída en la escuela por sus altos contenidos cirrósicos: La Poción Multi-Chupis.

El Diario de Barbie / Y un Cuerno Fadge / Narcoáragog[edit]

Un día, mientras Harry montaba guardia por el baño (la poción había desaparecido misteriosamente y Myrtle era sospechosa) encontró de la nada un cuaderno rosado, el cual al tomarlo pudo ver que era muy antíguo y se trataba de un diario íntimo, porque en la portada aparecía Barbie sonriendo y decía "Guardaré tus secretos, amiga".

Emocionado por ver si se trataba de las anotaciones del ciclo menstrual de alguna interna Harry le dio un vistazo, pero vio que dentro no había una sóla mierda escrita, por lo que se llevó el diario a su habitación para ver si podía usar el papel para liar porros.

Esa tarde, Harry trató de ver qué sucedía si añadía tinta mágica a sus porros, por lo que probó escribiendo cualquier cosa en el diario de Barbie, el cual comenzó a hablarle sobre la Recámara de los Secretos y lo que había sucedido 50 años atrás con una niña que murió de sobredósis al haber olfateado el humo del monstruo que custodiaba la Cámara.

El supuesto diario maldito se vería así, pero fue destruído y sus hojas usadas para liar porros de los buenos.

Emocionado por hallar mucha más droga de todo tipo existente y aún por descubrir, Harry tomó a Ron del cogote (Embrión estaba desmayada en la enfermería como otros estudiantes por intoxicación) y se piraron a la precaria cabaña del Jagrid.

Sólo que al llegar, tuvieron que esconderse detrás de un librero para que no los viera el ministro de la Magia llamado Y Un Cuerno Fadge, el cual junto a Lucius Malfaso había presentado ante el gigante una orden de arresto por el crímen de hace 50 años.

Dambuldor que estaba por ahí en un rincón, le dijo a Jagrid que le iba a envíar brownies cósmicos a la cárcel de Azcavan para que no la pasara tan mal. Antes de irse esposado, Jagrid dijo en voz alta que le gustaría que alguien le echara Raid a las arañas y las siguieran para ver en dónde mierda tenían el nido las hijas de puta.

Una vez sólos, Harry y Ron se fumaron unas porrillos, tomaron dos envases de Raid y salieron a matar a las arañas, seguidas del perro de Jadrid, Fanta.

Ya habiendo matado a más de 200.000 arañas, Harry y Ron llegar al nido listos para combatir, pero lo que vieron podría haber hecho que se cagaran en los pantalones de no haber atribuído la visión a los efectos de la mota. Estaban ante una araña escandalosamente grande, la cual se presentó como Narcoáragog.

La araña comenzó a hablarles a los muchachos sobre la leyenda del monstruo de la Recámara de los Secretos, sin que los chicos se lo hubieran pedido. Les habló de un monstruo que era muy largo, como una cinturonga, y que podía matar a cualquiera que aspirara su aroma a hojas de mariguana y tuviera sólo una alucinación.

Harry le agradeció a la araña, se tiró un cuzco muy oloroso y emprendió la marcha con Ron y el perro Fanta; sólo que Narcoáragog no quería dejarlos ir, dado que si Jagrid no estaba, ella debía usar mano de obra esclava para cosechar sus plantas de María y alimentarla.

Como no vio un sólo resquicio de paga por el trabajo, Harry comenzó a correr con los otros dos inservibles, demasiado asustado ya porque las alucinaciones se estaban yendo. En medio de la persecusión, el auto salvaje aparece y los tres logran montarse en él para poder escapar de la araña comunista.

La Recámara de los Secretos / El Heredero de Eslíserin / La recompensa sexual de Dolby[edit]

Al llegar a salvo a la institución, Harry y Ron raptan al profesor Gil de Crackard, que se las daba de inteligente gritando a todo pulmón que él sabía la ubicación de la Recámara de los Secretos.

Van hasta el baño de chicas y Harry tiene acceso de diarrea, por lo que no llega y se lo hace en los pantalones; por suerte, los pedos que sirvieron de bocina para la cacota, también consiguieron abrir un grifo de agua, inundando el baño y quedando abierto un pasaje secreto.

Como ninguno de los tres tenía nada que perder, se lanzaron a ver si podían dar con el tesoro de Eslíserin y pegarse la fumancheada de sus vidas. Nomás llegar, Crackard se hace el intoxicado y al caer el suelo le manotea el miembro a Ron, haciendo que éste pegue un grito de chinchilla y suelte su varita rota, con la cual Crackard se hechiza a sí mismo, quedando loco pero ahora de verdad.

Harry dijo a Ron que se lo merecía, porque con las drogas no se jode; de repente, todo se derrumba y Harry queda convenientemente sólo, por lo que se va a buscar el tesoro y ver si de paso se podía quedar a vivir en la Cámara, drogándose eternamente; nomás al llegar y para su gran decepción, descubre que Shiny había llegado antes que él y que estaba desmayada en el piso.

Así se veía la Recámara de los Secretos, según testigos oculares.

Harry no intenta despertarla, sino que recorre los alrededores para ver si encuentra alguna tacha o papelillo, hasta que alguien le habla; el muchacho se presenta como Tom Drógolo Ryddle y comienza a hablarle a Harry sobre el estado de Shiny, pero como éste andaba con abstinencia, saca su varita, una navaja y le pregunta a Tom en dónde estaban las drogas.

Tom le dice que ya no hay más, porque fue hace 50 años y ya estaba todo fumado, inyectado, ingerido y lo que sea posible, por lo que Harry entra en un estado de cólera, pero tiene que correr, porque sale el Achilísco, una serpiente enorme hecha de crack, pasta base y pegamento, para poder comérselo.

En eso, el fénix de Dambuldor sale de la nada y le come los ocho ojos al Achilísco, dejándolo ciego. Harry se da cuenta de que finalmente el director sabía que corría grave peligro pero se limitó a dejarlo a su suerte, con sus 12 añitos, el muy desgraciado; el fenix se lanza uno y cae de la nada también, el Sombrero Discriminador, el cual lo había enviado a él a la casa de Tríffindor en el primer libro.

Harry se acerca para ver si en su interior hay algún polvo, hongo o lo que sea, pero sólo encuentra una puta espada de alto valor; se enfada, le ensarta la espada al bicho y después destruye el diario, acabando con el heredero de Eslíserin. Se monta en el fénix con Shiny y se van a la mierda.

Una vez en el despacho del director, Harry y Ron debían cumplir castigos penitenciarios el año próximo por destruír todo el sistema de ductos de la escuela; sin embargo, les dió 50 puntos para Tríffindor a cada uno, qué para qué mierda les servían, vaya uno a saber.

Ron se fue corriendo aprovechando que Dambuldor estornudó, dejando a Harry a solas con él; para suerte del niño, Lucius Malfaso entró al despacho seguido de Dolby, que resultaba ser el duende de la familia Malfaso. Hablaron sobre las drogas que se consumieron alrededor del año, y Harry le entregó un porro recién liado a Dolby, haciendo como que se lo entregó Lucius.

Como no se le podía dar drogas a un duende, Dolby quedó liberado de esa familia de mierda y se fue a dar la gran vida. Actualmente se dice que fundó una compañía llamada Dolby Digital™.

Críticas al libro[edit]

Actualmente no existen críticas lo suficientemente malas como para poder dejarlas aquí; lo que sí, el libro ganó muchos premios, como "Mejor PorroLibro del año", "Premio por educar a la juventud sobre las drogas" y un Oscar a "El mejor papel para liar porros".

Se hizo una película muy larga pero no cosechó el mismo éxito que el libro, por esa razón la película recibió críticas demoledoras a excepción del actor que interpretó a Dambuldor. El libro está ya traducido a 377 idiomas y faltan muchos más; fue catalogado como un perfecto y corto cuento para niños antes de mandarlos a dormir.

Además de eso su autora, la Rowling, confirmó en una entrevista que del capítulo "La Borrichera" en adelante, no recuerda haber escrito nada, pero que sí recuerda haber tecleado bastante.

Las críticas de algunas entidades famosas:

Cita3.pngRealmente una mierda, ha faltado droga y ha sobrado el sexo.Cita4.png
Cita3.pngSi hubiesen incluido la parte de la tocada de nalga entre Lucio y Arthur, le dábamos el punto verdeCita4.png
Cita3.pngNo me importa, yo sigo facturando billetesCita4.png
J.K. Rowling lavándose las manos
Cita3.png¡¡Excelente para disfrutarla en familia!!Cita4.png

El final que la autora no dejó por escrito[edit]

Obviamente el final de este...¿libro? si es que se le puede llamar así, es el mismo que en la primera parte; luego de transgredir las normas del instituto, salvarlos a todos, pero transgredir las normas del instituto, se envía a Harry junto a los demás buenos para nada hacía su casita.

Obviamente a Plotter le da un ataque al saber que tendría que dejar su vida como Dealer para regresar con sus obtusos tíos y el gordo de su primo (personas amables, pero Harry tergiversa todo), por lo cual durante sus tres últimos días de clases se concentra en fraguar un plan para escapar, sin saber que en la cena del último día en el instituto los cocineros ponen sedantes en las bebidas para que al subir al tren de regreso, todos estén lo más tranquilitos posibles.

Sin embargo, el nuevo verano que Harry deberá pasar con sus tíos no está ni estará detallado en esta mierda con hojas, dado que eso se deja para el año siguiente, el cual lleva el nombre de "Harry Plotter y el Cargamento de Azcavan".


Harry Plotter
I. Harry Plotter y la Piedra de Crack - II. Harry Plotter y la recámara de los secretos - III. Harry Plotter y cargamento de Azcavan - IV. Harry Plotter y la Copa ArdienteV. Harry Plotter y La orden de Félix - VI. Harry Plotter y el Príncipe Charro - VII. Harry Plotter y Las Reliquias de la Originalidad