Gauchito Gil

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Papa George.jpg ATENCIÓN: Este artículo no es apto para fanáticos
Su lectura puede causar incendios de embajadas
y hacer llorar sangre a las estatuas de la virgen.
El primer comunista en la historia argentina.

El Gauchito Gil (Corrientes, Argentina, 1840 - Corrientes, Argentina, 8 de enero de 1878) fue un gaucho, ladrón, apostador, fornicador, revolucionario autonomista, dios pagano, el primer comunista, así como, de acuerdo a los argentinos, la figura central de la religión judeo-cristiana, renegando así de la figura de Jesucristo en favor del Gauchito y de otras deidades paganas como Diego Armando Maradona y Lionel Messi, con milagros aún por verificar por gente en estado de sobriedad. Reconocido por participar en la Guerra de la Triple Alianza, por haber desertado de la misma, por haber ganado la misma por su propia cuenta, y por nunca haber participado, así como también por haber formado parte de gran cantidad de acontecimientos milagrosos. Su vida acabó cuando fue crucificado a balazos por el Partido Liberal tras su deserción del Partido Autonomista.

Historia

Nacimiento

Durante su juventud, el Gauchito Gil era como conocido como el terror de las pulperías.

La historia del Gauchito Gil comenzó en la provincia de Corrientes cuando su madre fue seducida por D10S tras una noche de borrachera y chamamé en la pulpería local. Nueve meses más tarde decidió dar a luz con las peores condiciones sanitarias que uno pueda imaginar en el único hospital público de Corrientes junto a otras gauchas y paisanas con heridas de bala que también tenían decidido dar a luz allí. El padre adoptivo del joven, quien estaba en pareja con la madre del Gauchito Gil, se encontraba muy ocupado comprando cigarrillos. Por otra parte, el verdadero padre estaba muy ocupado embarazando otras mujeres cual Zeus.

La madre, quien se encontraba agotada tras el parto, recibió la súbita ayuda de los tres reyes magos, que le regalaron a un infante Gauchito su peso en Patacones, sahumerios hechos por jóvenes emprendedores en el conurbano bonaerense, y un blíster de Ibuprofeno.

Poco más se sabe de su temprana juventud, donde destacan su bautismo en las aguas del Río Paraná así como la aparición de su verdadero padre, quién se detuvo a tener un verdadero momento paternal con su hijo por primera vez en su vida, tirarle un caño y decirle que debía ir a ayunar al Parque Nacional Iberá. D10S también fue claro con su mensaje de que si su hijo llegara a sentir hambre, tenía la libertad de tomar una medicina milagrosa que la aplacaría, pero que elegir ese camino era el equivalente a que le cortaran las piernas. El Gauchito Gil obedeció y permaneció en el parque durante cuarenta días soportando la tentación y adquiriendo un enorme conocimiento mientras D10S aprovechaba su ausencia para reencontrarse con la madre de su hijo.

Juventud

Tras volver de su ayuno, el Gauchito comenzó a predicar la palabra de D10S, cuyo mensaje consistía en una redistribución de la riqueza y la toma de los medios de producción ganadera. Poco a poco comenzó a ganar adeptos que lo empezaron a seguir, formando así un grupo coordinado con el que pacíficamente iba a robarle los bienes a los grandes gauchos rurales y a seducir y acostarse con sus hijas arruinando así sus matrimonios arreglados con grandes gauchos rurales. Como el Gauchito descubrió que acostarse con las hijas de los grandes terratenientes era más peligroso para su propia seguridad que el robar bienes, decidió enlistarse en la Guerra de la Triple Alianza junto a sus apóstoles para escapar de los gauchos rurales y así también adquirir inmunidad diplomática.

Guerra de la Triple Alianza y primer milagro

El Gauchito Gil era, además de una deidad todopoderosa, un excelente peleador y un maestro en el arte de acuchillar gente porque sí.

De acuerdo a varias fuentes confiables en ser fuentes poco confiables, el Gauchito Gil realizó su primer milagro durante la invasión paraguaya de Corrientes. Su pelotón se encontraba estacionado en la orilla del río Paraná y el agua se les había acabado hacía días. Como todas las personas cercanas a las grandes figuras religiosas a través de la historia, ni el Gauchito ni su pelotón tenían noción de que podían hervir el agua del río para beberla. El Gauchito, aquejado por la situación suya y de sus congéneres se decidió a buscar la solución más argentina posible, por lo que comenzó a improvisar. Acercó sus manos al río y exclamó a todo pulmón "Tengo sed, la concha de tu madre hijo de re mil puta". Según los escritos del Nuevo Testamento, el agua reaccionó inmediatamente, su color se tornó violáceo y el olor dulzón del vino invadió las fosas nasales de todo el pelotón, que tardó menos de catorce minutos en convertirse en un grupo de borrachos asquerosos. El vino tuvo un efecto positivo en la batalla, ya que la quita de las inhibiciones de los miembros del pelotón llevó a que ganaran fácilmente usando la noble táctica de practicar crímenes de guerra.

Tras desertar de la guerra para luego unirse nuevamente y ganarla solo en un increíble 1v5, reunió a sus apóstoles con la nueva misión de descentralizar el país y que la capital del mismo se ubicara en su provincia.

Líder los matones autonomistas

El Gauchito decidió entonces unirse al Partido Autonomista, cuya ideología se correspondía con su visión. Liderado por el argentino y para nada ruso Carlos Marco, incentivó la llama de la revolución en el país consiguiendo un apoyo masivo, conformado por los doce apóstoles del Gauchito, los ancestros de Nicolás del Caño, cuatro mulas, una llama y tres tatú carreta. Esto al Gauchito no lo desanimó, sino que le dio más energías y siguió predicando su mensaje, lo que lo llevó a convertirse en el líder del partido y así llegar a postularse para las elecciones presidenciales.

Meses después, se confirmó el segundo milagro del Gauchito, al lograr lo que ningún mortal en Argentina había logrado hasta ese entonces y tampoco logró nuevamente: conseguir más del 6% de votos en las elecciones generales representando a la izquierda. Lamentablemente, esto llamó la atención del Partido Liberal, que fijó su vista en el Gauchito Gil, considerándolo una gran amenaza.

La enemistad entre ambos partidos llevó a la guerra entre unitarios y federales liberales y autonomistas, que concluyó con la rendición de los autonomistas al desertar el Gauchito Gil.

Muerte

El Gauchito viendo como acaba de hacer un milagro y lo van a matar igual.

Tras desertar de la última guerra, fue capturado por fuerzas de ambos bandos así de otros grandes enemigos del Gauchito. Los autonomistas querían el derecho a fusilarlo por haberlos abandonado, los liberales querían crucificarlo por comunista, los paraguayos querían inmolarlo junto a Doja Cat y los grandes terratenientes querían que se hiciera cargo económicamente de sus hijos bastardos.

Finalmente, tras mucha deliberación, fue decidido que sería crucificado a balazos y todos sus bienes redistribuidos a los hijos bastardos del Gauchito. En su lecho de muerte tuvo lugar el último milagro. El Gauchito miró a los ojos a su ejecutor y le dijo con una voz serena "Allá la están ejecutando". El ejecutor, conocedor de los rumores acerca de los extraños acontecimientos que ocurrían alrededor del Gauchito, fue hasta su casa para encontrar a su esposa acostada con su mejor amigo. Tras una civilizada conversación que culminó con el ejecutor volviendo al lugar de la ejecución con las ropas ensangrentadas y llenas de tierra para darle las gracias al Gauchito por confirmar la traición de su amigo, se sorprendió al encontrarlo ya asesinado. Con lágrimas en sus ojos, se arrodilló y se convirtió en el primero en rezarle al Gauchito Gil, convirtiendo así a todos los presentes quienes también habían presenciado aquel milagro.

Milagros confirmados

Las figuras de acción del Gauchito Gil son furor en Capital Federal, donde nadie tiene plata pero la gastan en pelotudeces igual.

Se conocen tres milagros verdaderos durante su vida, los cuales fueron la transmutación del agua del Río Paraná en vino, la clarividencia de su profecía final y sobrevivir durante toda su vida sin pagar el monotributo. Revisionistas históricos afirman que habría realizado al menos media docena más, entre los que se cuentan exorcizar un demonio a golpes, combatir mano a mano contra la Luz Mala y sobrevivir así como también robarle cigarrillos al Pomberito.

Distintas fuentes afirman que habría caminado sobre las aguas del Río Paraná en época de sequía, y también habría tenido una comunicación espiritual casi permanente con Manuel Belgrano, lo cual explicaría las tendencias descentralizadoras del Gauchito.

Sobre lo que no hay ninguna duda es sobre la resurrección de Lázaro, un muerto que llevaba cuatro días en coma alcohólico. Los evangelios difieren en lo ocurrido, pero todos llegan a la conclusión de que Lázaro resucitó.

El evangelio de El Lucas reza lo siguiente:

Y el Gauchito se agachó sobre el cuerpo alcoholizado de Lázaro.
Recitó cuatro palabras en su oído y lo besó en los labios.
Casi inmediatamente Lázaro exhaló y comenzó a vomitar sin control.
Sus primeras palabras tras haber vuelto a la vida fueron "Guacho no me mamo nunca más"

El evangelio de El Brayan, por su parte, afirma que el método utilizado por el Gauchito fue distinto:

Lázaro hedía a pulpería.
Su corazón roto no se movía.
El Gauchito le pone una mano encima.
Despertate hijo de mil puta.
Lázaro despierta, agarra a su gaucha y va derecho a la pulpería.

El culto al Gauchito Gil

Hay varias discrepancias sobre porqué se comenzó a venerar al hijo de D10S. Diversos historiadores concluyen en que los relatos sobre sus milagros en vida pasaron de boca en boca entre generaciones sin acceso a una educación básica y propensos a creer cualquier idiotez que se les dijera. Felipe Pigna, historiador argentino, dijo en una charla TEDx que "La necesidad de tomar al Gauchito gil como figura central en la religión judeo-cristiana tiene mucho que ver con que Jesús era una payaso cagón que se dejaba pegar, el pelotudo te caminaba sobre el agua, te convertía el agua en vino pero se hacía el que te perdonaba los pecados y después cuando lo cagaban matando le lloraba al papito para que lo salve, en cambio al Gauchito no le cabía ninguna y si hacía falta te pegaba quince facazos, un capo el tipo, alto ícono religioso.". Aquellos dichos generaron polémica, pero fueron aplacados cuando el Papa Francisco I dijo desde el balcón del Vaticano en un porteño perfecto que "Ta todo bien con el Gauchito, es un copado. Soy el Papa y si se me canta que el Gauchito sea el verdadero hijo de D10S está todo bien."

En todas las provincias argentinas el culto al Gauchito Gil se hizo masivo, en gran parte debido al gran sentido de pertenencia nacional que tiene el argentino promedio, así como del altísimo nivel de inteligencia y cultura que poseen. En parte gracias a la flamante figura religiosa se generó un movimiento en el que gran parte de los argentinos ejerce la medicina sin título profesional y pretende curar infecciones en los oídos con papel incendiándose, así como el extirpar piedras en la vesícula con cinta métrica, ya que si el Gauchito Gil era argentino y tenía poderes, todos los argentinos deberían tenerlos.

Características del culto

Dragon Ball Z: Episodio del Gaucho - Akira Toriyama, 1990

Se lo adora en altares de color rojo comunista y se le suele dejar una gran cantidad de ofrendas tales como cigarrillos, flores, estatuas de vírgenes y preservativos usados. Asimismo el negocio la fe de las personas permitió la circulación de estampitas y demás merchandising del Gauchito Gil. Irónicamente, la enorme mayoría de sus seguidores no son comunistas sino peronistas. Su día se celebra el 8 de enero, probablemente porque hace calor, es época de carnaval y el argentino promedio disfruta de cualquier celebración sin sentido que le permita ponerse en pedo de manera irracional. Una diminuta minoría disiente de esto, argumentando que su día es el 8 de enero debido al aniversario de su muerte, siendo su contraargumentación que no se sabe si realmente murió ese día ya que los registros de esa época son muy confusos.

El Gauchito Gil en la cultura popular

Se han hecho varias adaptaciones cinematográficas del Guachito Gil, aunque quizás la única famosa sea su aparición en el Episodio del Gaucho del famoso animé Dragon Ball Z, seguida por su aparición en el Mortal Kombat 11. Asimismo, varias recreaciones live-action tienen lugar a lo largo y ancho de todo el territorio argentino, en las que generalmente dos personas haciendo cosplay del Gauchito terminan dándose con facones de mentira hasta que uno termina en el hospital con una arteria perforada.

También ha participado en varios especiales de TV durante la década del 90. Se desconoce si aquel Gauchito Gil era realmente él o Carlos Menem usando sus patillas para camuflarse con el personaje.

Véase también

Maradona.jpg Artículo Argento Destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada Gaucha por los pibes de la Inciclopedia.
Hasta D10S y el Messias están orgullosos de él, ché.

Messi con la copa.png