Hombre de vitruvio.png
Artículo de Sociedad y Cultura Destacado

Paul von Hindenburg

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
BanderaQuemandose.jpg ¡Advertencia! Este artículo hace humor con emblemas o personajes históricos patrios. Si temes que tu héroe u orgullo nacional baje de tu pedestal imaginario, entonces NO leas este artículo.
NO DIGAS QUE NO TE LO ADVERTIMOS
Paul von Hitlerburg
BanderaImperio Alemán.png
Von hindenburg.jpg
Altar dedicado a Hindenburg
EscudoAlemania.png
Führer de la República de Weimar
Mandato 1925-1934
Residencia Su casa
Hechos Seguir siendo genial aún en ese país de...
Poderes Fulminar nazis con la mirada, poner nazis en el poder (no podía mirarlos por su seguridad)
Anterior Siguiente
Friedrich Ebert
Adolf Hitler
Personal
Nacimiento Defunción link={{{3}}} 1847
link={{{3}}} 1937
Afiliación República de Weimar
Estado actual Muerto
Relaciones Adolf Hitler (a ratos), Guillermo II de Alemania
Enemigos Adolf Hitler, Nicolás II de Rusia, Erich Lundendorff
Cita3.pngDémosle chance. Total no puede cagar más este país ¿no?Cita4.png
Hindenburg , cagándola en grande.
Cita3.pngUn hombre que ha visto tres guerras jamás desearía otra más. Todo debe ser amor y pazCita4.png

Paul Ludwig Hans Anton von Beneckendorff und von Hindenburg, conocido por todos como Paul von Hindenburg a secas, fue un gordo mariscal prusiano y hombre-dirigible nacido en Prusia, posterior Imperio Alemán, posterior República de Weimar. Fue uno de los militares alemanes más destacados, participando en la guerra contra Austria, contra Francia y contra las cucarachas, destacando sobre todo en la última. Durante la Primera Guerra Mundial fue el héroe del país y jefe político de verdad, hasta que la Triple Entente les ganó y los mandó a su casa.

Tras la derrota en la Primera Guerra Mundial y el nombramiento de la democracia y el comunismo en Alemania, se volvió el presidente... de la República de Weimar. Pero al menos fue presidente ¿cuánta gente que conoces puede presumir de eso?

Biografía

Primeros años

Paul ya era un fiel soldado prusiano a los 9 años.

Paulie nació en la ciudad polaca de Poznan, en Prusia, un año 1847 (un año porque hubieron varios 1847) como parte de una familia noble del lugar. Sus padres eran Robert von Beneckendorff von Hindenburg, señor con bigotes graciosos y teniente de alguna de todas las divisiones del ejército, y su madre era Luisa Guillermina Schwickart, hábil pintora y mandona madre. Según Paul «Todo lo que sé de estrategia militar lo sé gracias a mi madre.» Tenía tres hermanos, Otto (razón por la cual años más tarde sería fan #1 de Otto von Bismarck), Ida, y Bernard.

Estudió muy poco en colegios de verdad, pues a los once años se enlistó en el colegio militar "Rayitos de sol", de la que se graduó a los 18 años como subteniente. Fue destinado a ser paje de la reina Isabel II del Reino Unido de Baviera, viuda de Federico Guillermo IV, pero tuvo que marcharse por causas que incluían un embarazo "repentino" de la reina y varios altercados por el nombre del bebé. Claro, y también por la guerra Austro-Prusiana.

Guerra Austro-Prusiana y Guerra Franco-Prusiana

Con 18 años marcha a la guerra contra Austria en el séptimo regimiento, de todos el mejor. La guerra se desató por culpa de que los alemanes querían el ducado de Holstein, ducado austríaco con el restaurante favorito de Otto. Como no es el artículo de la guerra Austro-Prusiana, solo diremos que ganaron los prusos. Paul destacó en esta guerra por sus técnicas de combate, sobre todo en la batalla de Sadowa, donde se hizo pasar por un inspector de aduanas para incautar todas las armas austríacas, por lo que fue reconocido con la "Rotten Adlerorden", medalla por el valor en el campo de batalla patrocinada por Rotten Tomatoes.

Tras un tiempo enseñando en guarderías militares, mismo tiempo en el que conoció el amor y se comprometió (su prometida falleció en medio de la guerra por un ataque mortal de risa); estalló la guerra franco-prusiana (contra Francisco Franco y Francia en menor medida) por culpa de que a Napoleón III Bonaparte no le gustaba la letra script que usaba Otto von Bismarck a la hora de escribir telegramas. Hindenburg se une al 1er batallón, dado que aún no habían más (por algo era el primero), que durante la guerra van de batalla en batalla ganándole a los franceses, que la verdad no era tan difícil. Participan incluso en la batalla de Beaumont (monte bonito en francés), en la que capturan a un vagabundo francés con bigote, que resulta ser el mismo Napoleón III.

Con la captura de Napoleón (usaron trampas para ratas por su conocida corrupción) termina la guerra y se renombra Prusia a "Imperio alemán", para presumir a los franceses que ahora eran una simple república. Hindenburg se hallaba presente, y como premio por aguantarse parado todo lo que duró la ceremonia le dieron la Cruz de Hierro y lo nombraron teniente.

Proclamación del Imperio Alemán. Hindenburg es el último a la derecha, el de la pipa de opio.

Periodo de entreguerras

Tras finalizar la guerra, Hindenburg se dedicó a entrenar a los nuevos oficiales en el arte de la guerra, hasta que se dio cuenta que él era el que necesitaba las clases, y se metió a la Escuela de Guerra de Berlín para ver si ahora aprendía algo. Al final resulta que sí aprendió, y aprendió tanto que lo pusieron de jefe del Estado Mayor de Hannover, ciudad británica disfrazada de alemana para que nadie sospechara nada. Se casó con Gertrud von Sperling, hija del general de la 1º de a pie, quien como regalo de bodas le dio a Paul el rango de capitán.

Después de un par de años lo trasladan al Estado Mayor del mismísimo Berlín, tras poner en práctica un par de tácticas de convencimiento. También es nombrado comandante y mejor amigo del mariscal berlinés. De ahí en adelante su carrera como atleta olímpico militar sigue en ascenso: todos lo quieren, es nombrado secretario del ministro de defensa, jefe de infantería (división de soldados infantes), y posteriormente teniente coronel (versión de menor altura del coronel de verdad).

Poco se sabe de cuál era su ocupación en esos años de paz. Se dice que era investigador y teórico militar y que estudiaba tácticas de guerra en terreno ruso, pero se sospecha que realmente era editor de Inciclopedia en alemán.

Después de unos años, Hindenburg es nombrado coronel, tras lo cual procastina dos años más, hasta que en 1896 es nombrado general de brigada y señor inteligente del Estado Mayor. Al año siguiente lo ascienden a general de división, y tres años después, tras una larga perorata dirigida a su jefe y amigo de parrandas el duque Guillermo de Baden, es ascendido a general de cuerpo del ejército. Se planeaba que se le ascendiera a más arriba pero el duque se murió, al igual que el padre de Paul.

Hasta que en 1903 le llega el climax (por ahora) en su carrera militar: es nombrado "Mr. Ombligo Prusiano", versión militar de las top models, y el cargo que viene adjunto: Kommandierende general, capo de capos y la persona más genial de todo el imperio. Durante los próximos ocho años Paul sirve fielmente al ejército, hasta que en 1911, aburrido de no ser ascendido más se retira del ejército. El káiser desesperado intentó retenerlo dándole el puesto de Ministro de Guerra, pero esas cosas de política al bueno de Hindenburg no le interesan. Así vive su vida de retirado de lo más bien con sus hijos, hasta que...

Primera Guerra Mundial

Paul von Hindenburg y Erich Ludendorff aconsejando al káiser que se afeite el bigote como estrategia para ganar la guerra.
Artículo principal: Primera Guerra Mundial

NOTICIA DE ÚLTIMO MINUTO: un emo loco con bigote gracioso llamado Gavrilo Princip ha asesinado con una pistola y muchísima suerte al genial y amado archiduque Francisco Fernando de Austria. El Imperio Austrohúngaro se enoja y le declara la guerra a Serbia. El imperio ruso también se enoja porque sí y ya, y le declara la guerra a Austria y Alemania que pasaba por ahí. Alemania también se enoja, se come Luxemburgo y le declara la guerra a Francia y a Bélgica, causando que el Reino Hundido se enoje y le declare la guerra a Alemania, Austria-Hungría, e Italia, que inmediatamente se rinde.

En ese contexto es que el káiser Guillermo II de Alemania llama a Hindenburg, que se suponía que estaba retirado, y después de prometer que le regalaría un pelo de su bigote mágico lo convence de entrar. Ingresa al Estado Mayor en reemplazo del comandante anterior, que en una borrachera había permitido a los rusos conquistar Prusia Oriental.

Batalla de Tannenberg

Paulie es asignado al frente Oriental y se va a hacerle frente a los rusos del zar Nicolás II. Iban en tren hasta que se detienen en las afueras de la ciudad de Tannenberg, pues los soldados más jóvenes querían parar a comprar helados (según la versión oficial) y ver lo que había sido el campo de batalla de la otra batalla de Tannenberg, en 1410, tan solo cuatro años antes. Se encontraban comprando los helados cuando vieron que venían a lo lejos el 1º y 2º ejército rusos, también por helados.

Fue entonces que planearon la estrategia militar que le valió a Hindenburg su lugar en Inciclopedia:Artículos básicos: los alemanes sabían que los dos generales rusos no se caían para nada bien, así que iban a seguir cada uno por su camino, por lo que planearon dejar a algunos de los soldados ahí para que los rusos del 1º ejército atacaran, pero cuando estaban por matarlos ¡pum! aparecían los otros alemanes y atacaban por atrás a los del segundo ejército, para luego atacar a los del primer ejército que estaba en retirada y dejar que se reagrupen para retrasarlos y... bueno se entiende le idea ¿no?

La cosa es que ganaron en una victoria aplastante perdiendo solo el camión de los helados, que huyó despavorido. Por el éxito en la batalla le dan a Hindenburg la cruz por el mérito y un besito en la frente.

A esa victoria le sucederían otras batallas también ganadas por aplastamiento por elefante (referencia a la incipiente obesidad de Paul) como la de el lago de los cisnes Masuria I & II (ambas ganadoras del Oscar) y la de Łódź; por las que Paul fue nombrado, primero Comandante de todo el salvaje Este, luego le dieron la "Cruz de hierro adornada de hojas de roble" (así se llama en serio), y finalmente es nombrado Generalfeldmarschall, versión alemana e imperialista del cargo de Mariscal de campo. Por si no entendiste: ahora Paul era, oficialmente, el capo di tutti li capi de los militares alemanes.

Dictadura militar

Hindenburg y Ludendorff, versión preliminar del gordo y el flaco.

Ya como el héroe del país y mayor exponente de la famosa testosterona militar alemana, Hindenburg fue ascendido a jefe del Estado Mayor, junto con el nazi ese de Erich Ludendorff. Juntos en el Estado Mayor empiezan a hacer de las suyas usando los superpoderes de jefe del Estado Mayor, provenientes de una piedra mágica que antes pertenecía a Bismarck, la que le daba los poderes antimateria a sus bigotes. Empezaron normal, seguían comandando las acciones militares y de compra de helados y a penas si se hacían estatuas de veintiséis toneladas y quince metros de alto, nada del otro mundo.

Pero cuando el canciller Bethmann-Hollweg, versión alemana de John Lennon aboga por parar la guerra submarina y centrarse en expandir la paz por todo el mundo comprando cientos de palomas blancas, los jefazos del Estado Mayor, tras reírse un rato, lo destituyen de su cargo, y para que el nuevo canciller no joda se auto-otorgan los poderes de canciller. Y ya que estaban sacan a Guillermito de los asuntos políticos por "su salud".

Tal era la influencia que tenía el dúo (sobre todo Hindenburg, que el otro no le caía bien a nadie) que todas las acciones que se tomaron presuntamente por el senado y el káiser, como la rendición de Alemania y la renuncia de Willy realmente fueron obra del par, que ahora concentraba todos los poderes del estado en uno solo y todo se hacía por su sagrada voluntad.

Presidente de la República de Weimar 1925 - 1934

Al finalizar la guerra y usar su cara de gato con botas para salir sin culpa por el final de la guerra, Hindenburg se retiró a su casa de campo en... pues el campo con su esposa y sus nietos, volviéndose un abuelo de profesión.

Primer mandato

Hindenburg mirando con recelo a un micrófono.

Mientras ese bonito y familiar escenario toma lugar en... el campo supongo, el país se va a la mierda. Desde poco antes del final de la Primera Guerra Mundial los alemanes habían estado un poco enojados con la guerra. No con Hindenburg porque todos querían a Hindenburg, sino con la guerra y con todo el mundo en general. Así se ponen las pilas y crean vida la revolución de Noviembre, basados en la revolución de octubre de Lenin y sus amigos. Tan en serio se tomaron la influencia que también pusieron rojitos al frente, con Rosa Luxemburgo y otros que no valen la pena mencionar. Al final ganaron y Guillermo II renunció y se fue a Holanda a comer tulipanes (?). Se instauró entonces la República de Weimar, versión medio medio comunista y pobre de Alemania, con Friedrich "bigotes raros" Ebert como presidente. Hasta que se murió.

En este contexto se desarrollan las elecciones presidenciales de Alemania de 1925, en las que Paul no participó. Se preguntará entonces cómo logró ser presidente. Pues es fácil (desde cierto punto de vista claro): en la primera vuelta de las elecciones habían quedado empatados Karlo Jarras, candidato derecho, y Wilhelm Marx (álter-ego renacido de Karl Marx, zurdo por supuesto). Pero a los de derecha no les caía Karlitos (ni Marx ni el otro), así que para la segunda vuelta lo botaron de una patá en los cojones y metieron a Hindenburg, sin que este lo supiera, en competencia. Y ganó.

Como Hindenburg no sabía que él había sido elegido presidente y nadie se había atrevido a decírselo, durante su mandato no hizo absolutamente nada. Pero nada de nada. Lo único que hizo fue quedarse sentado en una silla muy bonita con cinturón de seguridad y un paraguas (aparentemente banda presidencial y cetro divino). De cuando en cuando daba discursos por la radio para animar al pueblo, pues le habían dicho que realmente eran bromas radiales como la de Orson Welles.

Durante su mandato tuvo varios cancilleres, que enterados de que Hindenburg solo calentaba asientos trataron de arreglar la crisis económica causada por la gran depresión. Ninguno de los cinco cancilleres lo logró por su incipiente falta de bigote mágico, por lo que fueron despedidos uno a uno por un Hindenburg que creía que jugaban a las mafias, o algo así. No estaba en el mejor estado mental.

Cabeza gigante de Hindenburg usada para atraer votantes y frenar el crimen.

Segundo mandato

Desde las elecciones de 1925 a las del 33 habían cambiado varias cosas. Por ejemplo, los NSDAP de Adolf Hitler habían pasado de ser el grupo de fumetas incendiarios hemofílicos que eran a un grupo de reputados políticos de derecha conservadora, lo que les había traído muchos seguidores como si de los Beatles se tratara. Los políticos alemanes entonces se dieron cuenta que no podían dejar que eso pase, pues Hitler era un demente capaz de matar una mosca (y más, pero eso ya sería después) y afectaba directamente a los negocios de todos con su mirada distractora.

Así que para las elecciones de ese año decidieron volver a poner a Hindenburg en competencia, ahora usando la hipnosis para convencerlo. Al final ganó contra Hitler, pero igual lo nombraron reichstageador. Hindenburg, al estar idiotizado hipnotizado y viejo hacía todo lo que querían los ricos que lo habían hipnotizado, incluyendo el sacar al comunista que tenían de canciller y disolver el parlamento.

Tras un rato se aburren de Schleicher, el canciller; y junto al partido nazi y una turba furiosa van donde Hindenburg y lo convencen de poner a Hitler de canciller del Reichstag, porque sí y ya. Paul accede plenamente convencido y vuelve a Hitler canciller. Pero después de que un grupo de vándalos con aerosoles incidentalmente incendian el Reichstag, Hindenburg y los señores esos que siempre lo acompañan firma el decreto del incendio del Reichstag, que les daba carta libre a los nazis para hacer trastadas contra los judíos y todo establecimiento de color rojo.

Y luego de todo eso, en 1934, Hindenburg se muere. Fin.

Años como dirigible y muerte

Pero su alma seguía viva de alguna forma, pululando por las calles de Berlín y dando pesadillas a los malvados... y a los buenos también (como Robin Hood). Así hasta que el primer cazafantasmas, el barón von Zeppelin lo encontró y decidió devolverle la vida de la única manera que sabía: convirtiéndolo en el más grande dirigible de la historia, al que llamó el "LZ 129 Hindenburg", y metió el alma de Paul adentro usando vudú y otras técnicas de alquimia que habían sido prohibidas siglos antes.

Y así se volvió el dirigible más famoso de todos, el más grande, y una celebridad en el mundo de Cars. Y así fue su vida durante tres años. En una entrevista con Playboy llegó a decir "Me siento mucho mejor ahora que soy un dirigible. Además ¡no me tengo que preocupar por comer, dormir, o por el país de mierda que me pusieron a gobernar! Es genial, simplemente genial. Creo que todos deberíamos ser dirigibles y así podríamos unirnos en una única nación."

Hasta que, tres años después del fatídico día de su muerte, ocurrió otro fatídico día de su muerte, porque mientras sobrevolaba por Nueva York se chocó contra un platillo volador de los que abundan en el cielo neoyorkino. Se incendió dando lugar a uno de los accidentes más famosos y terribles de la humanidad y a la portada del Led Zeppelin I. Y ahí sí se murió.

La muerte de Hindenburg, visión del artista

Legado

Hoy en día es considerado el militar alemán por excelencia, tanto así que hasta le hacen figuras de vinilo cual si de waifu se tratara.

El legado de Hindenburg es enorme. El culto casi religioso que se le rendía después de la Primera Guerra Mundial hasta su muerte a manos de los extraterrestres fue inspiración para posteriores iglesias basadas en seres semi-divinos, como la iglesia maradoniana o la Iglesia de los Hechos del Santo Jobs y las Manzanas Sagradas. Su imagen de hombre duro que no tenía miedo ni siquiera del loco de Woodrow Wilson le granjeó grandes fans y su victoria en la batalla de Tannenberg es hasta hoy considerada la batalla más épica de la aburridísima primera guerra. Su longevidad y el hecho que haya sido presidente, jefe de estado mayor e ídolo adolescente lo convierten en una de las figuras más importantes de la historia de Alemania junto a Otto von Bismarck o el tipo que inventó la cerveza.

En su honor se nombraron montones de cosas, entre las que destacan: el puente mágico Hindenburgdamm, el crucero de diversión y guerra SMS Hindenburg, el país de Hindenburgo, habitado únicamente por dirigibles, la línea Hindenburg, versión alemana de la serie animada la línea, o incluso la Cordillera Hindenburg, cordillera de Nueva Guinea que sirve como cancha natural de frontón.

Véase también

Presidente de la República de Weimar
BanderaRepública de Weimar.png
Precedido por:
Friedrich Ebert
Paul von Hindenburg
1925-1932
Sucedido por:
Adolfo Hitler
  • 2 de octubre Personaje histórico (ver todos aquí). ☀️ ☠️
  • English (Fork)