Águila gringa.jpg
Artículo Gringo Destacado

John F. Kennedy

From Inciclopedia
(Redirected from John Fitzgerald Kennedy)
Jump to navigation Jump to search
JFK
BanderaEstados Unidos.png
San Kennedy.jpg
Beatificado por el Papa Gayo I
Escudo Estados Unidos.png
Presidente de los
Estados Armados de América
Mandato Seis años menos de lo que se pensaba
Residencia La capilla de la Casa Blanca
Segundo Un sujeto Lindo
Hechos No entró a la guerra nuclear, y al igual que el Camarrada Allende se hubiera sucidado si nadie lo hubiera estado viendo, pero como había multitud fue magnicidio.
Anterior Siguiente
Dwight Aisenjuague, o algo así
De nuevo el sujeto Lindo
Personal
Nacimiento Defunción Maza Chuzet
Texas, tierra de los Bush
Afiliación Dem.jpg Partido de los Burros
Estado actual En proceso de santificación
Relaciones El Vaticano, Fidel y Alemania del Este
Enemigos Lee Harvey Oswald por no comprarle mangos
Cita3.pngEn la vida hay tantas cosas para hacer, que se te va la cabeza.Cita4.png
JFK antes de recibir un balazo
Cita3.pngLa bala me entro por el culo y me salió por el oído derecho.Cita4.png
JFK en el hospital
Cita3.pngPor eso, compatriotas, no se pregunten qué puede hacer su país por ustedes. Mejor pregúntense cómo el país puede servirse de ustedes (como carne de cañón)Cita4.png
JFK sobre el egocentrismo del gobierno yanqui

John Fortnite Kennedy (conocido como John F. Kennedy, JFK o KFC, 1917 - 1963) es uno de los personajes más insulsamente equívocos de la historia: debió haber nacido en Irlanda fruto del amor de una monja y un sacerdote, pero nació en Massachuset; debió ser cura o Papa, pero fue Presidente de los Estados Unidos; a lo sumo debió ser actor sex-symbol y se dedicó a la política, debió haber iniciado la Tercera Guerra Mundial pero le dio frío y, definitivamente, nunca debió ir a Dallas aquel 22 de noviembre de 1963, pero usted ya sabe.

Elegido en 1960, le ganó por un pelo al supervillano Richard Nixon. Reinó desde 1961 hasta que un loco lo confundió con un tiro al blanco de feria. Durante su gobierno surgió un historial de éxitos diplomáticos (póngale comillas muy enfáticas) para su gestión: unos cochinos invadieron una Bahía en Cuba; unos rusos pusieron pusieron fuegos artificiales nucleares en la Habana que se podían ver desde Miami; los mismos camarradas levantaron una pared a mitad de Berlín dejando a su aparato diplomático rascándose la cola cabeza; de nuevo esos rusos mandaron los primeros animales laicos, no cristianos, al espacio; pero por fortuna su ejército entrarían a triunfar a Vietnam ¿cierto que sería una victoria que los hará enorgullecerse? Mientras dentro de sus fronteras, señores como Martin Burger King y Malcolm X, el de Enmedio no harían caso al presidente de quedarse callados sin dar problemas haciendo exactamente lo contrario, quedándose incallados y dando problemas.

Las teorías sobre su asesinato fueron muchas hasta que en 2023 el FBI liberó los documentos donde consta que fue un suicidio solitario.

Biografía

Primeros años

En 1917 nació precedido de signos celestiales como la entrada de Estados Unidos a la Primera Guerra Mundial para salvar a Europa del luteranismo (?). Aunque vino al mundo en tierra de infieles, era originario de la la Santa Irlanda desde donde sus padres fueron elevados por ángeles al firmamento y transportados, junto con bastante whisky, puros y apuestas ilegales, a Massachusetts. Fue acólito en la Catedral en donde tocaba las campanas del padre.

Con el uniforme de juego para la foto, no podía entrar a jugar porque se deshacía como papel mojado.

La pobreza de la beatitud se sintió desde el principio para el niño, siendo el segundo de 11 hermanos (al fin y al cabo era una familia católica que consideraban la planificación familiar como un pecado mortal, así como tus vecinos). Tuvo carencias que forjaron su carácter: vivió hacinado en una pequeña mansión de 20 habitaciones ¡En el Bronx! Pero John no se quejaba, sabía que en el mundo habría personas en peores condiciones, aunque no conocía a ninguna. Sus constantes plegarias a los santos hicieron que las condiciones materiales de su familia mejoraran, se mudó a una mansión de 21 habitaciones, dedicándole la nueva a la Virgen Scout, santa patrona de los Boys Scouts que le conseguía sus medallas.

Fue educado para observar la estricta religión católica y, una vez que ingresó en el Seminario San Bigotto de Boston, demostró ser un estudiante modelo, particularmente dotado en materias típicamente cristianas como "hablar bien en público y rascarse mal en privado", "mirar la paja en los ojos ajenos" y "dar falso testimonio", aunque evidentemente tenían nombres más normales como oratoria, advocación de los sacramentos y teología.

En 1931 le fue retirado el apéndice ya que no rezó lo suficiente para conservarlo, al mismo tiempo el creador le mandó muchas pruebas para probar su valía y salud, enfermándole de fiebre escarlatina, difteria, alergias, resfriados, gripes, colón irritable, un estómago débil, asma de vías respiratorias, asma de escroto, daltonismo, mareos, pulmonía, prostatitis, espalditis y enfermedad de Addison (es que llegó a la presidencia vivo de milagro), por las cuales le quedaría un año de vida, pero que apilándose todas se atacaron entre sí, manteniendo un cuasi mortífero equilibrio. Dios lo quería y lo odiaba al mismo tiempo, como a todos sus santos.

Un ejemplo de padre modelo.

Su padre, el destacado contrabandista de whisky Joseph K, tenía ambiciones políticas, pero de alguna manera lo arruinó todo cuando, como embajador de Estados Unidos en Londres al comienzo de la guerra, se opuso a Winston Churchill de la peor manera y recomendó que el inglés copiara las políticas, los discursos y el bigotillo de Adolf Hitler. Los constantes comentarios antibritánicos y antisemitas del embajador de cierta forma consiguieron que fuera removido de su cargo y la que familia, incluido John, tuviera que regresar a Estados Unidos con habitaciones menos en sus mansiones como castigo.

Aplicó a varias universidades, todas las cuales estaban abiertas para él a través de las conexiones mafiosas de su padre. Primero se fue a Inglaterra de la que tuvo que escapar ya sabemos por qué. Luego se mudó a la Sorbona, pero descubrió con disgusto que todos allí hablaban francés. Tras un año de intensa experiencia en el extranjero, regresó a su América natal y eligió Harvard, Stanford y Princeton, sin embargo, dado que los requisitos excedían el poder diplomático, cambió al Elementary University of Economic Basics en Shrinkletown, Utah, donde su padre pudo comprarle un diploma después de un semestre.

Servicio militar

JFK en el retrete-timón de su embarcación, haciendo lo suyo.

Tras completar sus estudios, se decidió por una carrera militar, pero fue descartado por ser genéticamente débil (como le reprocharán más tarde sus oponentes políticos). Sin embargo, consiguió alistarse gracias a una buena dosis de recomendaciones, sin embargo dado que sufrió un desmayo tan pronto como tomó un rifle debido a sus enfermedades en curso, sólo pudo tomar la posición de un oficial superior. Todo lo que tenía que hacer aquí era dar órdenes y vomitar por la borda cada que oleaba un poco.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial, se le dio el mando de un barco correo más pequeño. Ya en su primer viaje por aguas poco profundas embistió un faro que no vio a tiempo en pleno día soleado, provocando que su barco fuera arrastrado a los muelles de un astillero hasta el final de la guerra. A través de este heroico salvó la vida de su tripulación, lo que más tarde le valió una medalla de Salvavidas Náutico.

Vida política

Terminada la Guerra, consideró la idea de tomar el oficio más antiguo del mundo, el periodismo, pero un preinfarto de su padre cuando recibió la noticia y el llanto desconsolado de su madre culpándolo le hicieron cambiar de opinión. Sus padres se preguntaron en qué habían fallado para que su hijo les pagara así. Así que dejó que le pusieran las ropas de su difunto hermano mayor, el que estaban preparando para ser político y lo metieron de congresista en contra de su voluntad. Su prima acción fue votar en contra de su partido y su presidente, cosa que le valió ganar el cargo de senador demócrata gracias a los votos republicanos. Tras esto, comenzó a hacerse bastante famoso en el mundo de la política, pocos podían tener ese porte de estrella de cine y al mismo tiempo dar discursos con cierta coherencia argumental de que los católicos en verdad no eran los enemigos de Estados Unidos, sino los tribunales que no tenían autoridad para hacer nada cuando alguien no cumplía con la carta de derechos civiles para las minorías. Cuando un periodista le preguntó porqué, en primer lugar, había votado a favor de que los tribunales fueran unos inútiles en esos temas, JFK contestó que hay que tener contentos a todos, a las minorías otorgándoles derechos y a la mayoría blanca racista, dándoles el poder para negarlos de facto, que ese era el único camino para llegar a la presidencia.

Elecciones de 1960

Nixon vs JFK, full HD.

Kennedy fue el candidato presidencial del Partido Demócrata en 1960 después de ganar las primarias en un apretado evento de trajes de baño. Aunque, en un principio, perdió las elecciones ante el sospechoso Richard Nixon, usó conexiones especiales y llegó a la Casa Blanca de todos modos, lo que lo convirtió en el primer presidente no electo de los Estados Unidos, con las condiciones de que Joe Adonis pudiera volver a Estados Unidos, que Frank Sinatra fuera sacado de la cárcel y sus antecedentes criminales fueran limpiados de los libros de historia, de que el ultratexano rico, conservador y malhablado Lyndon B. Johnson fuese vicepresidente para atraer los votos republicanos, y que Edgar Hoover siguiera a cargo del FBI por toda la eternidad y pudiera seguir usando ropa femenina en eventos oficiales.

Los opositores políticos e historiadores no progresistas aseguran que el presidente recibió toda la ayuda, logística, financiación, comidas para los electores, whisky y tiquets aéreos a las Bahamas de la mafia irlandesa de Chicago, pero después de que la propia mafia confesó en un tribunal bajo juramento que sí, de que ellos habían dado una mano a las elecciones de Kennedy, como era la tradición en el país con todos los presidentes desde el siglo XIX, no se continuó más con el juicio. Las mafias rivales son sospechosas del complot porque después de ser elegido Kennedy les dijo que les iba a extraditar a todos para el Congo si no le aportaban un porcentaje de ganancias al señor Joe K para seguir democratizando al país.

Presidencia (Crisis Kennedy)

Crisis Minh

"Si seguimos así, para 1962 habremos ganado en Vietnam y procederemos a invadir otro país al azar."
Artículo principal: Guerra de Vietnam

Durante sus últimos mil días como presidente, los extras de paz-militar aumentaron en el estudio cinematográfico que Hollywood tiene en el sudamericano (o sudasiático) Vietnam donde estaban filmando un live action de Apocalypse Now con orientales reales. Kennedy aprobó un incremento del presupuesto para terminar de filmar en su segundo periodo presidencial para que su hermano Bobby fuera también presidente e hiciera nuevas películas en nuevos países. Pero los productores de la CIA en una reunión secreta con banqueros, políticos y otros genios del mal, consideraron que era muy pronto y se podía seguir exprimiendo la historia para venderla como una saga larga. Por ello la propia Agencia Central de Inteligencia despidió al actor que interpretaba al general vietnamita-gringo para poner a uno gringo-gringo para pelear contra el vietnamita-comunista. También la CIA habló de despedir al director JFK pero no se supo más, se especula la existencia de algunos telegramas con calaveritas dibujadas e improperios a cierto jefe de Estado católico.

Crisis Castro

Crisis de Cochinos

Adorables cochinos triunfando en la bahía cubana.

En su plan de pelear contra el comunismo que amenazaba los valores económicos, sociales y sepsuales del capitalismo, el antiguo dueño del negocio, Eisenhower, había creado un plan para derrocar al estrictamente peludo Fidel del antiguo casino estadounidense, Cuba. Con la ayuda de herramientas que podía encontrar en su propia casa, como cartón, pegamento, lápices de colores, infiltrados de la CIA y cubanos anticastristas, intentó hacer que unos cubanos con acento gringo agitaran a los pobladores de la isla para que se rebelasen y des-derrocasen al afeitado Fulgencio Batista para ponerlo otra vez en el trono. Eisen no pudo echarlo a cabo porque se quedó calvo mucho antes (?).

Ya en la presidencia, Kennedy, al saber del plan, lo echo a andar en lugar de hacer uno mejor, pues estaba ocupado entre sus enfermedades mortales y una rubia peligrosa. Solamente que se le olvidó que los cubanos en rebeldía (también llamados Cochinos como amistoso nombre clave) también necesitaba apoyo aéreo, naval y militar. Cuando desembarcaron, los cubanos anticastristas y los miembros de la CIA avanzaron donde los habían dejado los barcos que era un manglar en el que se hundieron muchos, otros fueron devorados por la fauna local de insectos, reptiles, anfibios y peces, muchos murieron de hambre o enojo que les hizo estallar en combustión humana espontánea. Los sobrevivientes que pidieron ayuda fueron divididos en dos, los cubanos fueron fusilados y los gringos fueron vendidos a Estados Unidos por muchos millones de dólares para reforzar el comunismo. Los cubanos expatriados culparon de esto a Kennedy y desearon que su presidencia fuera corta, muy corta, diciendo que harían lo cubanamente posible para que así fuera.

Crisis de los misiles

El plan de Cuba era tener a las ciudades estad... ¿Qué? ¿Pero México qué culpa tiene?

Castro había quedado paranoico que USA quisiera matarlo (aunque solo lo intentaron un centenar de veces, Fidel exageraba) para volver a usar la isla como casino, así que tuvo la buena idea de ordenar algunos fuegos artificiales (quizá nucleares) de la Unión Soviética y hacer que los instalaran de alguna manera subterránea, para poder sorprender a los estadounidenses en la víspera de Año Nuevo con un espectáculo de fuegos artificiales sobre -y especialmente- en Miami.

Sin embargo, la banda de pop U2 sobrevoló Cuba indefinidamente porque el combustible para aviones era deducible de impuestos. Bono chismeó a los estadounidenses, quienes se enojaron con los rusos y prohibieron que sus barcos de máquinas quitanieve navegaran hacia la isla, especialmente porque en la isla no había nieve. Luego, Khrushchyov se enojó, después Castro se enojó, un poco más tarde JFK se enojó y finalmente todos querían usar sus fuegos artificiales nucleares entre ellos porque era la única forma civilizada y tecnológicamente avanzada de dirimir las diferencias. Si John Lennon no hubiera intervenido y los hubiera vuelto a hacer buenos amigos, no podríamos escribir este artículo ahora, ni nunca.

JFK prometió por honor de Boy Scout (el único válido realmente) que EUA nunca volvería a invadir Cuba, desechó los fuegos artificiales nucleares que tenía desde Francia hasta Turquía y dijo "cubano estúpido" 24 veces por hacer que quedara como el debilucho que no quiso destruir el mundo para demostrar la superioridad técnica y moral americana. Asimismo, Khrushchyov llevó sus bombas de regreso a Tilst, donde estuvieron en paz y tranquilidad durante muchos años sólo teniendo algunos conflictos con James Bond incidentalmente. Castro se enojó tanto que boicoteó a Estados Unidos negándoles la venta de azúcar y puros, lo que les dolió a los estadounidenses porque tienen una personalidad muy adictiva. Se sospecha de las intenciones magnicidas del comandante Fidel por una declaración que hizo al decir "Kennedy de esta no sale vivo", que el aparato diplomático lo achaca a una profecía, no a una amenaza.

Crisis Khrushchyov

Crisis de Berlín

"Ich bin ein Berliner".

Al término de la Segunda guerra mundial, Alemania fue dividida en dos, gracias a es la noble y vieja costumbre de los botines y la venganza. El alcalde de Berlín oriental decidió construir un muro perimetral, justamente en medio de la ciudad porque, pues, hasta ahí llegaba el perímetro, para que los jóvenes comunistas pudieran expresarse artísticamente con graffitis solidarios, frases melosas de acción poética y murales en honor al bigote de Stalin. No gustó a occidente ya que de su lado no había talento para decorar la pared gigante. En ese momento, a petición de los asustados capitalistas alemanes, llegó J.F. Dio un discurso muy raro en términos históricos pero muy apreciado en términos gastronómicos, porque inició con «Ich bin ein Berliner» («Soy una berlinesa» que es una apetitoso pan con crema), despertando inmediatamente el interés de todos los presentes, aunque décadas después los historiógrafos siguen diciendo que no es una dona, sino un habitante de Berlín para no dejarle en ridículo (¿para qué? Si ya nadie se acuerda).

En el discurso, el presidente sugirió atraer la mano talentosa de los jóvenes del otro lado del muro, con carnadas como Coca-Cola, cigarrillos y PornoConejas, cosas que hoy sabemos que hacen daño y que no había del lado socialista. Ante este ataque a la salud pública, Nikita Sergeyevich Khrushchyov prohibió que sus ciudadanos se acercaran a menos de 500 metros del muro o les dispararían, que es una muerte más humana que padecer los estragos del azúcar alta y las pajas coloridas. Posteriormente este cuidado de sus ciudadanos se desvirtuó con la desinformación pro-occidental que hacían ver a los comunistas como si fueran unos bolcheviques rojos.

Crisis espacial

El presidente Kennedy viendo como el astronauta John Glenn que realizó tres vueltas orbitales regresó convertido en gelatina.

Deseaba con ansiedad (una tan fuerte que le causaba alopecia anal) que su país liderara la carrera espacial, pues de joven había sido fan de la ciencia ficción y pretendía, con el tiempo, ser el primer emperador de la Luna. Lo primero que se le ocurrió fue acercarse a Khrushchyov para que le prestara naves y cosmonautas, pero ante la risa incómoda del líder soviético quien ya había puesto casas con autos y mascotas en el espacio para algunos de sus ciudadanos, decidió hacer su propio proyecto, llevar el primer hombre a la Luna para determinar de una vez por todas si era o no de queso (spoiler, sí es, pero de uno de mala calidad).

Poco después, la PASA (Proyect of Aeronautics and Space Administration) antes de cambiar su nombre a algo menos alimenticio, como NASA, lanzó un satélite a la órbita geoestacionaria para demostrar que sus catapultas gigantes eran tan eficientes como los lanzacohetes soviéticos. Este éxito llevó a Kennedy a solicitar al Congreso un presupuesto de más de 25 000 millones de dólares para el Programa Apolo. Con este proyecto se inició la verdadera competencia por los recursos del espacio, por el prestigio de ser los primeros en algo, por ser los primeros en devolver vivo algo, es como las potencias comparan el tamaño de sus penes ficticios. La desgracia hizo que JFK nunca llegase a ver cómo su país ganó la carrera cuando Stanley Kubrick puso al primer hombre en la Luna.

Crisis Johnson

LBJ jurando como presidente 0.1 segundos después de que la bala salió del arma de Lee Harvey Oswald. Un poco sospechoso.

Lyndon Birdman Johnson fue el vicepresidente de Kennedy. Anteriormente fue líder de la mayoría demócrata en el Senado cuando eran aún más malos. Era conocido particularmente por su parecido en apariencia y personalidad con el cómicamente deshonesto Gallo Claudio. Johnson fue el candidato presidencial del Partido Demócrata en 1960 después de perder las primarias en un apretado evento de trajes de baño. Aunque, en un principio, perdió las elecciones ante la fórmula Nixon-Cabot Lodge Jr., aprovechó las conexiones especiales y llegó a la Casa Blanca de todos modos, lo que lo convirtió en el primer vicepresidente no electo de los Estados Unidos, con las condiciones de que violara contratos gubernamentales, cometiera prevaricación, lavara dinero y sobornara. Cosas que alegremente ya hacía antes y que no le molestaría seguir haciendo.

LBJ como le gustaba llamarse para parecerse a JFK, pero que nadie le llamaba así, no era un vicepresidente amigo, sino era uno de esos casos en que "es mejor tener al enemigo cerca". En este caso el dicho miente porque habría sido mejor tenerlo lejos, ya que todo el gobierno se la pasó entre envidias y reproches de porque nadie lo creía talentoso, guapo y gran orador como para ser electo presidente. Más aún se enteró de que en el próximo periodo sería despedido para poner a alguien menos horrible física exterior e interiormente en la vicepresidencia. Esto provocó aún más fracturas, trabajo sucio, que repitiera los discursos de Kennedy con voz tonta "soy el presidente, ñañaña" frente al Senado, etc.

Crisis Hoover

J. Edgar Hoover era un conocido trapito estadounidense que había estado a cargo del FBI desde el principio de los tiempos. Con las décadas había logrado mucho poder y hacía lo que quería sin importarle qué le decía el presidente en turno, al fin el lema en las oficinas del Buró Federal de Investigaciones era "Presidentes van y vienen, pero Hoover es eterno" escrito con letras de oro en la puerta principal.

Las principales crisis que Kennedy tuvo con este personaje fueron: 1. La lucha contra la mafia, en un principio, ninguno de los dos estaba dispuesto a luchar contra la mafia, pero querían que el otro creyera que sí lo hacían. Kennedy insistía en que fuera un plan nacional tan amplio que fuera imposible realizarlo, mientras Edgar sugería que fuera local y focalizado, tan perfectamente planificado que duraría una eternidad en dar algún resultado; 2. El racismo, ya que Hoover era chapado a la antigua, sí, le gustaba el travestismo como a usted o a , pero no soportaba que los negroamericanos tuvieran derechos como votar, seguridad social o poder vestirse del sexo opuesto, esto chocaba con las políticas de JFK de racismo moderado; 3. "Los documentos sobre el asesinato del Presidente Kennedy", John se enteró que en el escritorio de Edgar Hoover había una carpeta con ese nombre, lo que era bastante perturbador, por lo que lo citó en el despacho oval el 23 de noviembre del 63, una vez que hubiera terminado su gira en Texas. Por cuestiones de salud, Kennedy no asistió.

Vida social y familiar

Esta chica fue parte del harem del presidente, quien se comportaba como cualquier católico latinoamericano.

La vida personal del presidente ha sido muy intensa y plagada de desgracias, eso le encanta a La Ladrona, por eso su artículo allá está lleno de tristeza, muertes prematuras y duelos a muerte con cuchillos entre los hijos por la herencia de su padre. Aquí no, sólo daremos datos objetivos e importantes porque Inciclopedia a eso se dedica, cuando menos hasta que encuentre una forma de financiamiento donde no tenga que hacerlo (justo como pasó con la Wikipedia).

Kennedy y su esposa Jackie eran muy jóvenes en comparación con presidentes y primeras damas anteriores que ya eran unos viejitos malacara cuando llegaban a gobernar, lo que los hacía bastante populares. Eran vistos como artistas que no sabían cantar, bailar, actuar o producir arte, como los influencers actuales, pero la diferencia es que cuando menos tenían trabajo gobernando.

Bueno, a pesar de que JFK rezaba el rosario, iba a misa todos los domingos y le mandaba dolaritos a Juan v.23, era mujeriego, razón por la cual Jackie, su mujer, sufrió en silencio entre los amplios, lujosos y cachudos corredores de la Casa Blanca. Luego ella se vengaría del finado desvelando todos los detalles de los amoríos de éste con mujeres como la mafiosa Judith Campbell Exner, la becaria Marion Fahenstock, la abuela de <inserta tu nombre aquí> y, sobre todo, la actriz Marilyn Manson Monroe. Afortunadamente tales afrentas a la dignidad de una esposa nunca podrían hacer que ésta adquiriera deseos homicidas ¿verdad?

Crisis Monroe

Cuentan los chismes, que el presidente follaba salía con Marilyn Monroe y que después de que se aburrió, ordenó a la CIA que la hiciera desaparecer. Pero estos datos están ampliamente cuestionados, porque la CIA nunca se ha involucrado en crímenes ni actos malignos, sino que ha sido siempre una institución muy trabajadora por la paz del mundo, la democracia y los derechos humanos. Especialmente porque Monroe no desapareció, sino que se suicidó con una cápsula de cianuro que seguramente le robó a algún agente de la CIA, pues ellos son los únicos que las tienen.

Asesinato

Artículo principal: Teorías sobre el asesinato de John Fitzgerald Kennedy
Cita3.pngPero ni siquiera estaba en Dallas ese díaCita4.png
Lee Harvey Oswald sobre el asesinato de Kennedy
Cita3.png¡Oh dios mío! ¡Mataron a Kennedy!Cita4.png
Richard Nixon sobre el asesinato de Kennedy
Gabriel García Márquez escribió una novela histórica basada en los últimos meses de Kennedy.

La lista de sospechosos por su asesinato llegó a ser tan larga, que a lo último declararon el caso una conspiración popular en contra del presidente. Tampoco se saben las razones que llevaron a cometer un magnicidio de semejantes proporciones a un hombre santo, virgen y mártir, que quería luchar por acabar la guerra, quería abrir la Banca Mundial para que los campesinos del mundo comieran y ya estaba a punto de legalizar a los inmigrantes cuando... pum.

Todos le dijeron a Kennedy que no fuera a Dallas porque lo iban a matar, pero él no lo creyó porque sus amigos de la CIA y el Servicio Secreto nunca permitirían que le ocurriera algo. Una vez iba por la calle y una adivina se le cruzó y le dijo "veo sombras para el 22 de noviembre de 1963, mejor no salgas de la casa y ponte a ver la última producción de Hollywood, Tres hombres en la Luna", pero no creía en adivinas.

Aunque fue capturado un individuo de nombre Gary Oldman Lee Harvey Oswald, un vendedor de mangos verdes que estaba en la escena del crimen y al cual le encontraron una pistola de juguete, algunos aseguran que eran más de cien los asesinos y que cuando iban a disparar, algunas personas gritaron 15 minutos antes de que pasaron los acontecimientos. Cuando les preguntaron la razón de los gritos, ellas respondieron: "¿Todavía no? ¡Qué vergüenza, disculpen!". Lyndon B. Johnson fue más recatado y sólo se limitó a ver su reloj impacientemente. En cuanto a los valientes agentes de la CIA, unos estaban en el WC, otros jugando cartas debajo de un árbol y algunos se habían ido a dar un paseo por la ciudad mientras el presidente saludaba a la gente. Cuando oyeron el tiroteo, estos agentes empezaron a gritar: "Agggggg... mataron al presidente... mataron al presidente.... aggggggggg.... y ahora ¿quién podrá defendernos?..." y algunos hasta se desmayaron. La ambulancia que fue a recoger al herido fue detenida cuatro veces por exceso de velocidad. Cuando el conductor le dijo al policía que iba a recoger al presidente que le habían acabado de disparar, el policía le respondió: "¿Siii? Oh, no me diga... ahora cuénteme una de caperucita roja..."

Después de los acontecimientos, el FBI decidió que tenían que capturar a alguien, y fue cuando atraparon al vendedor de mangos verdes que estaba en la esquina. Le encontraron una pistola de juguete en las manos, un cuchillo con el que pelaba los mangos y 40 dólares en el bolsillo que dijeron debía ser lo que le pagaron por asesinar al presidente. No quedaban duda, Lee era el asesino. Bajo sencillos y efectivos métodos de interrogación, confesó que había asesinado al presidente porque no le había querido comprar unos mangos que le había ofrecido y que no podía soportar tipos tan tacaños. Después de esta confesión todos descansaron tranquilos: la verdad era clara y evidente y entonces llamaron a las editoriales que iban a publicar los nuevos libros de historia de ese año: "Confirmado, escribid tal como os dijimos el mes pasado", dijeron.

Legado

Estatua de Kennedy en la Ciudad del Vaticano.

John F. Kennedy, el icónico presidente de los Estados Unidos, dejó un legado que aún hoy en día es recordado por muchos. Su famosa frase "no preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregunta qué puedes hacer tú por tu país" inspiró a una generación entera... para pedirle prestado el coche a sus padres y conducirlo a la playa más cercana, algo debe poder hacerse desde las playas.

Pero su legado no se limita a una frase ingeniosa. JFK también es recordado por su carisma y encanto personal. Incluso después de su muerte, la imagen de su cabello perfectamente peinado y su sonrisa encantadora sigue siendo una referencia de moda para muchos hombres. Algunos incluso han llegado a teorizar que nunca murió, simplemente se retiró a una isla paradisíaca y pasó el resto de su vida disfrutando del sol, la arena y unos buenos huevos de tortuga marina a los cuales era adicto.

Pero más allá de su carisma y su apariencia, también es recordado por sus logros políticos. Su lucha por los derechos civiles y su estrategia para poner fin a la Guerra Fría son prueba de su visión y liderazgo, aunque no pudo hacer ni lo uno ni lo otro, pero cuando menos intentó que lo hacía aunque no quería que sucediera. Y, por supuesto, su famoso discurso en Berlín donde dijo "Ich bin ein Berliner" sigue siendo la forma más común en que los turistas le piden un pastel de jalea en una panadería alemana.

Mírese también

Escudo Estados Unidos.png
Presidente de los Estados Magnicidas de América

Precedido por:
Dwight D. Eisenhower
John F. Kennedy
1961-1963
Sucedido por:
Lyndon B. Johnson
  • 29 de mayo Personaje histórico (ver todos aquí). ☀️ ☠️
  • English (Fork)