Hombre de vitruvio.png
Artículo de Sociedad y Cultura Destacado

Independencia de Grecia

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Griego jugando al tiro al blanco en el campo de batalla.

La Independencia de Grecia fue un experimento social entre 1821 y 1829 de cómo sería si un territorio europeo se saliera del Imperio Otomano. Tras el casi suicidio de las facciones separatistas griegas que estaban más interesadas en luchar entre sí que contra los turcos, las potencias occidentales llegaron en su auxilio haciendo que tuvieran un país independiente y un emperador impuesto. Lo importante es que los griegos dejaron de ser propiedad del Imperio turco y empezaron a ser propiedad del FMI.

Antecedentes

La primera causa de la independencia de Grecia es que no era independiente, de hecho nunca lo había sido y cuando los griegos se dieron cuenta que siendo la cuna de la civilización y que vivían en antidemocracia se enojaron mucho. En la Grecia clásica, Grecia no existía como tal, existía Esparta, Atenas y monte y culebra, luego esas dos ciudades fueron conquistadas por Alejandro Magno (un macedonio y, por tanto, enemigo de todos los países de los Balcanes). Luego fueron dominados por el Imperio Romano que los obligaron a usar ropa en lugar de sábanas sobre sus cuerpos, esos romanos se homosexualizaron dividieron e hicieron el Imperio Bizantino y se quedaron Grecia, luego llegó el Imperio Otomano y tomó control de la región (nótese que ninguno de estos imperios se preocupó por darle mantenimiento a las ciudades y terminaron cayéndose hechas ruinas como la economía actual de Grecia).

Los griegos ya estaban acostumbrados a ser vasallos, los turcos mandaron como a 3 musulmanes que dominaban las tierras que era como una vuelta al Feudalismo, pero les permitieron seguir con su extraña religión de la Iglesia Ortodoxa que según el imperio "no hacía daño a nadie". Los otomanos construyeron en la zona una ciudad muy bonita llamada Salónica para que los europeos la visitaran y vieran que no era un imperio de salvajes, cosa que sí eran, pero lo intentaban disimular con esa única ciudad moderna que tenían; terminaría dándole impulso comercial, naval y sepsual a la región.

Causas

El vestido tradicional de guerra griego también era usado para fiestas y graduaciones.

Causas como el nacionalismo, la identidad religiosa o el intento de vestir togas nuevamente fueron secundarias, las verdaderas causas del levantamiento fue la necesidad de tierra, como dijimos antes, los griegos vivían como en la Edad Media y estaban felices con cosas de ese tiempo como no bañarse o el derecho de pernada. Pero no soportaban no tener tierras propias para cultivar su olivo, que es lo único que el estómago griego puede digerir.

Por su parte los nobles griegos y la iglesia ortodoxa estaban en contra el alzamiento pues ellos vivían como si fueran turcos. Mientras tanto los organizadores de la Independencia estaban dando un tour para encontrarse con Rusia que le dijo que no los apoyaría, pero fueron a contarle a todos en los Balcanes que sí los apoyaría (una mentirita blanca para levantar los ánimos). Estos organizadores fueron reclutando griegos de todos los territorios de la península y fueron entrando en miles a Constantinopla (capital del imperio) con la excusa de tener que ir al baño ahí, para que nadie sospechara.

Guerra de Independencia

Inicios

Un griego de nombre impronunciable atacó los principados del Danubio para liberar a la población de los turcos, para ello atacó, saqueó e hizo una matanza en dos de las ciudades más importantes, lo que no hizo fue investigar que ahí sólo había rumanos y ningún turco, cuando fue a Rumanía a pedir apoyo para la causa le hicieron saber de la masacre que hizo de sus ciudadanos y lo persiguieron, hasta que cayó en una trampa para gansos y murió de manera lenta y dolorosa, los rumanos quedaron satisfechos pero la Independencia había empezado mal.

Se tuvo una segunda oportunidad en el Peloponeso, los independentistas tomaron las ciudades importantes, pero algunos griegos pro-otomanos pelearon contra ellos. Cuando llegaron las tropas del sultán fueron recibidos por sus simpatizantes, pero los musulmanes no iban a hacer amigos, sino que iban a aplastar a los griegos, cosa que hicieron con los que estaban de su lado.

Los rebeldes consiguieron escapar sólo para luchar y luchar los siguientes meses contra... sí, contra otros grupos independentistas. Entre confusiones o que sólo se llevaban mal, los grupos que buscaban la independencia fueron exterminándose entre sí mientras el Sultán sólo se rascaba los cojones con una sonrisa en la boca (según crónicas de la época).

Por fin alguna victoria

Según esta imagen, los griegos se ven a sí mismos como guerreros. Pobrecitos.

Como los griegos se aplastaban a sí mismos, el Sultán mandó a sus tropas al otro lado de la frontera donde tenía guerra contra los gatos persas o algo así. Sólo se mandaban regimientos a tomar el Peloponeso que los griegos ya conocían y que gracias las clases de historia sabían que sí se desnudaban, untaban en aceite y cerraban los pasos de las montañas, sólamente se requerían 300 griegos para derrotar a un ejército del Medio Oriente y eso hicieron obteniendo sus primeras victorias (y dicen que la historia no sirve para nada).

Genocidios

Los griegos sin poder avanzar y los otomanos sin poder avanzar, decidieron exterminar a las poblaciones civiles "enemigas" de los territorios que ya tenían en su poder. Esto daría inicio a la no muy recomendable tradición de hacer genocidios en la Península de los Balcanes que continúa hasta la actualidad y que se prevé que en un futuro siga.

Mientras los griegos conquistaban las islas con ayuda de Poseidón, el patriarca Gregorio V de Constantinopla fue a presentarle su apoyo al Sultán para detener la insurrección, pero como el patriarca no hablaba turco y el Sultán no hablaba griego, terminaron ahorcando al religioso por si las dudas.

Los rebeldes seguían exterminándose entre ellos por lo que no avanzaban, los otomanos estaban siendo detenidos por los gatos que habitaban en Grecia, pues los soldados estaban entrenados para pelear contra humanos, no contra los verdaderos dueños de las ciudades. La situación estaba equilibrada.

Intervención de extranjeros

Tropa griega independentista matando a otra tropa griega independentista. Era lo más común de ver.

El encargado de vigilar los barcos otomanos dijo a la fuerza naval griega "no hay problema, ustedes váyanse a casa, yo les aviso si zarpan los turcos", lo que no se imaginaban era que Egipto se había unido al imperio y atacó por otro lado. Lo que provocó pérdidas territoriales importantes y también la pérdida de confianza al que cuidaba los barcos.

La revuelta casi se perdía cuando un milagro sucedió, una carta que había sido enviada hace años pidiendo ayuda a Reino Hundido y a Francia por fin había llegado (ya imaginas cómo era el correo a principios del siglo XIX) y enviaron sus barcos para apoyar a una Grecia libre (que pudiera pagar sus deudas). Rusia había sido obligada a entrar al conflicto para salvar a su amada Serbia (no sabemos lo que traen estos dos países, pero es más que amor) de las consecuencias de la guerra. El poderío de estas tres potencias salvarían la Independencia griega y harían retroceder a los egipcios y otomanos, mientras que los griegos independentistas seguían exterminándose entre sí por motivos puramente estúpidos.

Con un tratado las potencias respaldaban que Grecia podía seguir matándose entre ella siempre y cuando fuera independiente del Imperio Otomano, sin embargo el primer ministro de Reino Unido tuvo la mala idea de morirse y el nuevo encargado de la política, el duque de Wellington pensó que los rusos eran peores que los turcos y le dio permiso al Sultán de reconquistar otra vez Grecia con tal de que Rusia no dominara por ahí, lo que llevaría a la Guerra ruso-turca donde justamente Rusia empezó a dominar por ahí.

Formación de gobierno

El poder quedó en manos de un triunvirato, lo que era malo porque como todo griego independentista, estaba formado por enemigos entre sí. Luego llegó un presidente que había estado de gira por Europa para conseguir apoyo, una semana de viaje y regresó con nuevas e innovadoras ideas, por ejemplo suspender la constitución y sobre todo quitarle más derechos a los campesinos, que es por lo que había iniciado la revuelta.

Los griegos hambrientos, con peste y enojados con su gobierno, seguían defendiéndose de los egipcios e intentando conquistar territorios nuevos, como en Lepanto donde recuperaron el brazo de Miguel de Cervantes (que en el siglo XXI tendrían que entregar al Fondo Monetario Internacional como pago de sus deudas). Por alguna razón el nuevo, soberbio y arrogante presidente terminó muerto y el caos siguió.

De nuevo las potencias tuvieron que hacer las cosas, y así rogaron a un príncipe menor de Baviera, Otón I de Grecia para que aceptara la corona. El Sultán aceptó la independencia griega a cambio de 5 vacas y 17 cabras como compensación y Otón llegó a intentar gobernar Grecia.

Consecuencias

Cuando Grecia se separó definitivamente del imperio, hubo un tiempo (mucho) de inestabilidad política, pero luego se organizaron entre sí para ayudar a otros territorios de los Balcanes a separarse de los otomanos (para vengarse, seguramente). Con eso comenzaron las Guerras de los Balcanes donde Bulgaria, Serbia, Montenegro, y quién sabe qué otros países se independizaron, y luego la mayoría peleó contra Bulgaria porque se puso muy prepotente.

Véase también...