Alban Berg

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Música clásica ícono.png
Alban Berg
BanderaAustria.png
Albanbergpostureo.jpg
¿Seguro que Oscar Wilde y él no eran la misma persona?
Personal
Nacimiento Defunción Austria
Austria
Estado actual Asesinado por la abeja Maya
Lugar de residencia Viena
Sobrenombres Alban el Verga
Su obra
Se dedica a Compositor.
Origen Su padre vendía bolas chinas.
Hazañas logradas Combinó la música más nueva y estrafalaria con la más romántica y estrafalaria... y ¡logró que quedara bien! (y estrafalario).
Relaciones Arnold Schönberg, Anton Webern, su señora que era hija natural del Emperador y su amante que era cuñada de la viuda de Mahler, vaya puterío.
Enemigos Las abejitas del campo, aunque él no lo sabía.


Poderes Introducir cotilleos en claves secretas en su música.
Objetos Papel pautado, piano, solmizaciones.

Alban Maria Juanito Berg (Viena 1885 – Viena 1935) fue el clon heterosexual y musical de Oscar Wilde. Se desempeñó como compositor de Música Clásica y perteneció a la llamada Segunda Escuela de Viena (sin necesidad de que hubiera una primera). En paralelo a su maestro Arnold Schwarzenegger Arnold Schönberg y a su escueto condiscípulo Anton Webern incursionó como ellos en la atonalidad y luego en el dodecafonismo desde una estética expresionista, resultando el más libidinoso de los tres, motivo por el que los otros dos le llamaban Alban el Verga.

Su libidinosa vida[edit]

Inicios y juventud[edit]

Berg nació en Viena. Su padre se dedicaba a vender mandangas místicas y juguetes sexuales: rosarios que él decía que eran para rezar, pero en realidad eran de bolas chinas. Cuarto de cuatro hermanos, el más mayor se largó de casa tan pronto como pudo, pero los otros dos, un chico y una chica, se quedaron y le tocó aguantarlos. Vivieron felices y desahogados hasta que su padre se murió, entonces se volvieron pobres y Berg tuvo que dedicarse a tiempo parcial a la insidiosa profesión de contable.

Aunque Berg de niño tenia más interés en la literatura (erótica) que en la música, su hermana Esmeralda, excelente pianista y conocedora de la música de franchutes como Claude Debussy le introdujo en este noble arte, así que por culpa de esta hermana fue que Berg empezó a componer. También ella le introdujo en su interés por el intento de suicidio fallido. Y todo esto del suicidio vendría por cosas de sepso.

Así, Esmeralda intentó suicidarse porque su en apariencia feliz matrimonio solo era una tapadera porque lo que realmente le gustaba a la moza era el rollo bollo. Mientras que Alban por su parte, libidinoso como era, tuvo una hija ilegítima... y de reconocerla ni flores. Pero en lugar de hacer como Julio Iglesias o Maradona y tirar palante, se intentó suicidar también. Así de intensos eran en esta familia, así de intensa sería la música de Berg.

Todo esto ejerció un peso considerable en la personalidad del compositor, a quien en lo sucesivo trataría en sus músicas temas sobre la truculencia y la represión social, produciendo resultados tan atrayentes como espantosos.

Encuentro con Schönberg[edit]

"Como vuelvas a hacer quintas paralelas en un ejercicio te meto una colleja que te avío" La relación era muy cordial, un ejemplo de lo que debe ser el trato maestro-alumno

Charly, hermano de Berg, llevó la música de algunos lieder a Schönberg, quien se quedó pasmado y se ofreció a darle clases gratuitas de composición[1] deslumbrado por el talento (y la sensualidad) de los lieder. Ya llevaban como dos meses de clases cuando Charly consiguió deshacer el malentendido y explicar que el autor de esa música era su hermano Alban, que él (Charly) era por completo un inútil para la música. Así es como Schönberg entendió por qué los ejercicios de contrapunto de su discípulo eran tan deficientes y la radical mejoría de los mismos desde que empezó a realizarlos el hermano correcto. También en esas clases el bueno de Alban conoció a Anton Webern: a ambos les unía cómo su música reflejaba sus respectivas personalidades, espasmódica y libidionosa la de uno, apetañada y rebuscada la del otro. Respectivamente, Schönberg y Webern, fueron su maestro y su condiscípulo, pero ello no impidió que Alban Berg les considerara, sin embargo, sus amigos, y que volcara espasmódicos sentimientos de camaradería hacia ellos. Schönberg y Webern le tenían en gran estima también, aunque le consideraban un tanto brasas y alguna que otra vez le preguntaban si no tenía nada mejor que hacer que demostrarles su amistad.

Un par de años después se muere su madre, lo cual llenó a Berg de felicidad porque recibió su herencia y pudo dejar de vivir como un paria. Esto le permitió dedicarse intensamente a sus clases con Schönberg, quien se enteró de lo de la herencia y empezó a cobrarlas. En los siguientes años estrenó también sus primeras obras, que todavía no eran demasiado epatantes ni patidifusantes, pero sí lo fue la obra con la que finalizó sus "estudios" con Schönberg: la Sonata op.1, pieza que consistió en su composición de "graduación" y por la que Schönberg le entregó un diploma hecho en una servilleta, ya que esos estudios que hizo con él tenían la misma validez oficial que ser titulado en Reiki.

Ahora ya es compositor[edit]

Pues eso. Schönberg le proclama compositor y él también se autoproclama como tal. Llevan a cabo esta proclamación en un concierto público en el que Schönberg dirige obras de sus alumnos. El concierto tuvo que interrumpirse a mitad del estreno de la pieza de Berg porque la gente se volvió loca y destrozó el local. Schönberg y Berg decían que de la emoción, aunque los violentos asistentes decían que por la indignación y... bueno ¿no es la indignación una emoción al fin y al cabo? Peor habría sido la indiferencia.

Para festejar este fracaso éxito Berg contrae matrimonio con Helene Nahowski, hija ilegítima del emperador, lo cual asegura a su descendencia el entroncar con la noble y endogámica familia Habsburgo. Si hubiera tenido descendencia, claro, que no la tuvo.

Wozzeck[edit]

En el ejército se la andaba todo el día pelando, tanto que sus oficiales le tomaban por un pervertido y no le mandaron al frente, no fuera a ser que causara más bajas en las propias filas que en las enemigas. La estratagema le funcionó... y además que le quiten lo pelao

Berg asistió a una representación teatral de Woyzeck, drama inconcluso de un tal George Bush Georg Büchner que le dejó patidifuso y cliffhangeado, ya que se quedó sin saber el final. Entonces su T.O.C. le llevó a concebir el proyecto inventar un final truculento para la obra y ponerle música (no solo al final, a todo), creando una ópera pornográfica y desasosegante.

Empezó la I Guerra Mundial por aquel entonces[2] y el proyecto se le quedó a medias, con lo cual su T.O.C. aumentó y se las arregló para que le consideraran un inútil en el ejército (ver imagen adjunta) con lo que decidieron enviarle mejor a una oficina a pegar sellos que al frente y así pudo ingeniárselas para seguir con su ópera (jeje).

Terminada la guerra, Schönberg funda la Sociedad para Ejecuciones Musicales Privadas, que buscaba hacer conciertos sin que asistieran críticos profesionales que desprestigiaran a las obras de forma profesional ni público no profesional que las criticara de forma normal, es decir, diciendo que eran una puta mierda. En dicha sociedad Berg colabora asiduamente, desnudándose incluso si es necesario.

En esta época su actividad se diversifica, además de músico y stripper es también escritor, caricato, profesor (de un tal Theodor Adorno Navideño que en el futuro abandonaría la música para hacerse un filósofo de lo más coñazo) y baloncestista, pero tras algunas dudas decidiría seguir consagrando su vida a la música y al adulterio.

En 1921 terminaba su ópera Wozzeck. Al año siguiente sableaba a su gran amiga Alma Mahler, que compartía con el su afición a poner cuernos, para que le pagara la publicación de la partitura, si no de qué.

Los teatros le rechazan el estreno de la obra (a saber por qué, con lo bonita que es, acaba con unos niños diciéndole a otro que su madre se ha muerto) y se decidió a escribir una especie de trailer musical para ver si así. La cosa funcionó y el público de Frankfurt, tan ávido de salchichas en sus conductos rectales como de excentricidades artísticas sacó a Berg a hombros. A partir de ahí ya todo fue cabalgar de éxito en éxito (y de cama en cama).

Dodecafonismo[edit]

Las músicas de Berg y Webern eran como ellos mismos. Libidinosa y larguirucha la del primero, rebuscada y compacta la del segundo.

Pocos años después, Schoenberg anuncia la última gilada que se le había ocurrido: la técnica dodecafónica. Inmediatamente sus alumnos, pelotilleros como eran, la adoptan y hacen de ella su santo y seña. Berg utiliza esta técnica en la Suite Lírica para cuarteto de cuerda, en cuyas melodías existían mensajes ocultos sobre su relación extramatrimonial con Hanna Furz-Robertín. A saber por qué hizo eso, ¿qué esperaba, que su mujer no se enterara? Pues se enteró, vaya que se enteró.

Berg no solo se tomó sus votos matrimoniales de forma muy libre, sino también el propio dodecafonismo, violando las reglas schönbergianas y casi hasta al mismo Schönberg, si éste se hubiera descuidado. No obstante para congraciarse con Schönberg por su cumpleaños le compuso un Concierto de cámara en el que introdujo a modo de mensajes ocultos burlas contra él y contra su condiscípulo Anton Webern. Y también contra sí mismo, que no se diga.

En un alarde de sinceridad compone un aria de concierto sobre la mayor de sus pasiones -mujeres aparte-, titulada El vino decidiendo dedicar su siguiente ópera a la mayor de sus pasiones -vino aparte-, las mujeres, y por ello se lanza a componer Lulu.

Opera inconclusa y vida conclusa[edit]

En estas andaba cuando los nazis suben al poder y toman muy en consideración su música prohibiéndola y también prohibieron a Schönberg, que salió por piernas, lo cual dejó a Berg triste, pues ya no podía burlarse de su viejo maestro (y que él se enterara, que es lo que tenía gracia). Entonces se muere una hija de su gran amiga Alma Mahler y decide componer en su honor un concierto para violín, se ve que no hubo huevos a hacerlo mientras estaba viva.

Finalmente le picó una abeja, se le hincharon los cojones, y se murió. Dejó su ópera Lulu casi acabada (faltaba por orquestar el último acto, pero eso lo hace cualquiera) pero su viuda (la de los grandes cuernos, recuerden) se negó a que fuera concluida y estrenada, ya que pensaba -con razón- que uno de los personajes era el alter ego del compositor y otro, Lulu, el de una de sus pilinguis. Desde lo de la Suite Lírica la señora estaba escamona y no dejaba pasar una. Así que hubo que esperar cincuenta años, hasta que murió la puta vieja, para poder ver la obra en escena.

Su libidinoso legado[edit]

Se descojonaba de risa pensando en los cotilleos que iba a meter en su siguiente música.

Algunos sostienen que el legado de Berg está en fusionar los avances de la Segunda Escuela de Viena con la tradición del Clasicismo y el Romanticismo vienés. Gilipolleces. Su legado está en que introducía todos los cotilleos de su época utilizando la notación que asigna una letra a cada nota en sus composiciones. Así todo el que estaba un poco avispado podía enterarse de quién se lo montaba con quién. El legado de Alban Berg consiste en haber introducido el chismorreo y el cotilleo en la música clásica.

Principales y libidinosas obras[edit]

  • Sonata para piano en si menor Op. 1 (libidinosa)
  • Cuatro piezas para que me soples el clarinete clarinete y piano Op. 5
  • Tres despieces para orquesta Op. 6
  • Wozzeck, ópera truculenta sobre un soldado al que todos putean y su mujer pone los cuernos (autobiográfica, Berg se identifica con la mujer del soldado).
  • Concierto de cámara (Berg se mostró muy decepcionado porque no se interpretara con cámara fotográfica).
  • Suite Lírica, subitulada inicialmente "Secretitos de Alcoba" (lo tachó cuando vió el gesto que puso su señora).
  • Lulú, ópera, la protagonista es una puta y uno de los secundarios principales es el compositor. Otra secundaria, que hace la tijera con la protagonista, es la hermana del compositor. Todo queda en casa
  • El vino aria para soprano borracha y orquesta
  • Concierto para violín y orquesta «A la memoria de un ángel de Charlie»

Notas[edit]

  1. Para que luego digan que los judíos músicos son tacaños.
  2. No la empezó Berg. Empezó de por sí. Bueno, de por sí tampoco, pero que la empezaron otros

English (Fork) English (Fork)