Franz Joseph Haydn

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Música clásica ícono.png
Joseph Haydn
BanderaAustria.png
474px-Joseph Haydn.jpg
Él también era un hombre a una nariz pegado
Personal
Nacimiento Defunción Un pueblucho cerca de Viena
Viena, cerca de un pueblucho.
Estado actual Enterrado junto a los criados de uno de sus jefes, como uno más.
Lugar de residencia Casi siempre en Viena, menos cuando se iba de gira a Londres.
Sobrenombres "El Graciosillo"
Su obra
Se dedica a Esbirro musical y bufón de diferentes nobles.
Origen Venía de una familia de paletos húngaros.
Hazañas logradas Ser el padre de la sinfonía, del cuarteto de cuerda, y tener más hijos secretos que Maradona.
Relaciones Se follaba a todas las que se le ponían a tiro, menos a su mujer.
Enemigos Su mujer.


Poderes Ser un precedente de Les Luthiers en el humor musical
Objetos Peluca y librea de mayordomo.
Cita3.pngNunca fui rápido componiendo, pero siempre lo hice con cuidado y esfuerzoCita4.png
Joseph Haydn justificándose por no componer nada en todo el año.
Cita3.pngDaría mi mejor cuarteto por una buena navajaCita4.png

Franz Joseph Haydn (Paco Pepe Haydn) (¡Groaaurrghhh!, cerca de Viena; 1732 - Viena; 1809), conocido mundialmente como Iósif Haydn a secas, fue un compositor austriaco. En contra de lo que habitualmente se piensa no fue pariente de Heidi. Es uno de los máximos representantes del periodo Clásico, que es lo más clásico dentro de la Música Clásica, que ya es decir. Además de ser conocido como el «padre de la psicofonía» y el «padre del cuarteto de cuerda» hizo importantes contribuciones a ambos géneros, siendo fruto de sus "contribuciones" al género femenino un hijo ilegítimo. También contribuyó al trío con piano (pervertido) y a la forma sotana.

Vivió toda su vida en el mismo sitio trabajando como criado, bufón y ministril para la aristocrática y endogámica familia Esterházy. Solo al final cuando estos le dieron la patada en el culo vio más mundo.

Su hermano Michael es conocido porque Mozart le copió el Requiem también fue compositor. Fue amigo íntimo pero no homo de Mozart y mediocre profesor de Beethoven.

Su medrosa vida[edit]

Infancia desgraciada y traumática[edit]

Haydn componiendo tras encontrar inspiración rezando el rosario de bolas chinas (que lleva puesto en el retrato, aunque no se vea se intuye).

Haydn nació en un pueblo de paletos cerca de Viena. Su padre arreglaba Hot Wheels (mecánico de la época) y era el esbirro más apreciado por el aristócrata que mandaba en la población. Los padres de Haydn tocaban música de oído para espanto de sus vecinos y fueron los que vieron que su hijo Joseph podía valer para estas cosas, así que como tenían doce bocas que alimentar se lo quitaron de encima tan pronto como pudieron. Seis años tenía la criatura, y lo mandaron con un pariente suyo, un tal Frankh, que era director de escuela, pero solo de la parte del coro. No volvieron a ver más a su hijo ni él tampoco hizo por visitarles.

En casa de su nuevo amo tutor Haydn fue puteado para que se forjara un carácter: pasaba hambre y le daban las sobras de su comida del perro, no le lavaban la ropa y se reían de él por tenerla hecha una mierda. Además de hacerse así un superviviente, adulador con sus superiores a la par que traicionero y oportunista, también aprendió música. Todo ventajas ¿verdad?

Haydn destacaba mucho por su voz en el coro donde cantaba, tanto que se plantearon cortarle los cojones. Se libró por poco. Conservó sus yarboclos y le ficharon para el Rapid de Viena coro de la catedral de Viena, que tenía bastante más nivel. Más tarde él enchufó a su hermano menor, Michael, para que se incorporara al mismo coro, a condición de que hiciera playback.

Vivía en la casa del director del coro, donde al igual que otros chicos que formaban parte del mismo, recibía vejaciones y seguía pasando más hambre que los patos del tío Manolo, que para él lo mejor de las actuaciones a las que iban era que había pincheo al final. Por lo menos el tipejo este le enseñó las bases teóricas de la música para que fuera tirando (ya saben el SOL-RE-MI-LA-SOL-SI-DO y tal).

A la puta calle[edit]

Cuando le bajaron las bolas y se le puso la voz grave le botaron del coro sin miramientos y también, en consecuencia, de la casa de su patrón. Así que tuvo que buscarse la vida.

Desempeñó entonces muchos trabajos diferentes: profesor de música, camarero, repartidor de Glovo, y finalmente mayordomo del compositor Nicola Porpora, quien por fin le enseñó composición. Fue a través de él que se puso a estudiar los infumables ejercicios contrapuntísticos de Fux y, más tarde, el amariconado estilo de Carl Philipp Emanuel Bach.

A raíz de todo esto compuso unos cuartetos de cuerda y una ópera cómica en la que empezó a mostrar su particular sentido del humor, que tan solo sería igualado en el futuro por Chiquito de la Calzada. La obra, El Diablo Mariposón, fue rápidamente censurada por obscene, pornographic, abusive, offensive, profane, lo cual se tradujo en un incremento de la reputación de Haydn y en que obtuviera la protección de algunos excéntricos aristócratas. Tras estar con un contrato temporal cutre y pluriempleado con varios de ellos, el conde Morcillón se convirtió en su primer mecenas a tiempo completo.

Época góspel[edit]

Ya desde esa época Nicolás Esterházy era su principal benfactor: cuando se portaba bien le compraba dulces y chucherías varias.

El conde Morcillón le nombró maestro de capulla capilla, lo cual quiere decir que era el encargado de amenizar las fiestas del conde así como sus actos píos. En esta época, viéndose con una buena estabilidad laboral decidió casarse. Se enamoró de una tal Therese pero se equivocó y se casó con la hermana de ésta, Maria Anna, con la que se llevaba fatal. Discutían de llamarse de todo y de arrojarse platos. Como las leyes de la época no permitían el divorcio tuvieron que aguantarse y se buscaron cada uno la fiesta por su lado, acordando unos mutuos cuernos consentidos, de esta manera Haydn tuvo una querindonga que era cantante bastante mediocre, con la cual procreó un hijo que heredó las dotes musicales de su madre y no las de su padre, por lo que correremos un tupido velo sobre él.

Haydn se veía como decíamos feliz por su estabilidad laboral... hasta que el Conde Morcillón les dijo que había tenido una mala noche al poker y despidió a todos sus músicos. Haydn no obstante encontró trabajo pronto a sueldo de la familia Esterházy.

En su nuevo empleo le hacían vestir como un criado y le mandaban a comer con el servicio, pero ándeme yo caliente y ríase la gente, decía Haydn. Al fin y al cabo si a esa gente le gustaba la música y le daban medios para crear sus sinfonías ¿qué importaba soportar un poco de humillación? Hasta el propio príncipe Estarhazy tocaba un estrafalario instrumento llamado el baritón, y con él realizó Haydn numerosos tríos.

Durante los casi treinta años que estuvo siendo un fiel lacayo y servidor de los Esterházy su reputación no hizo más que crecer y compuso muchas, muchas obras, incluyendo un porrón de Sifonías, Oratorios, Charangas...

Cuando la corte de los Esterházy se iba a su palacio del pueblo, lejos de Viena, Haydn se sentía mohíno y solitario ya que casi todas sus amantes casi todos sus amigos estaban en esta ciudad. Entre estos amigos estaba Wolfgang Amadeus Mozart, entrañable granujilla de risa perversa, a quien Haydn hizo buen marketing en la buena sociedad. Mozart le devolvió el favor dedicándole algunas obras. Se entendían bien porque ambos estaban en la misma secta, la de los masones, que les parecía lo más-on.

London Calling[edit]

Público aristocrático común en los conciertos de Haydn en Londres

Tras la Revolución Francesa muere, se ve que del susto, el patriarca de los Esterházy. Su sucesor tenía una zapatilla en vez de oreja y lo primero que hizo fue despedir a todos sus músicos. Haydn, de nuevo en la puta calle, aceptó la oferta de su nuevo apoderado para hacer giras por Inglaterra y presentar allí sus sinfonías. Realizó varios viajes que causaron sensación, que la gente le tiraba hasta sujetadores y las entradas se agotaban meses antes, que ni los Rolling alcanzaron tal éxito.

Los testimonios de época los describen así:

Cita1.pngEl propio Haydn dirigió con su prominente nariz el concierto desde el pianoforte y la visión de aquel renombrado compositor enalteció la mitomanía de la audiencia de tal manera, y provocó tal excitación, atención y placer que aquello desembocó en una orgía de follar todos con todos sin mirar con quiénCita2.png

— Reporte policiaco

A causa de esto la Universidad de Oxford le dió un Doctorado Honoris Causa (en realidad era la etiqueta de una marca de anís) sin tener que estudiar ni nada. Allí compuso algunas de sus sinfonías más conocidas en las que profundizó en su concepto de música humorística, una juerga. En resumen, Haydn solo se lamentaba de no haber ido antes a mostrar su música a los estrafalarios ingleses, allí todo le salía a pedir de boca ¡hasta se había echado otra querida más!.

Entre viaje y viaje daba clases a un jovenzuelo un tanto hosco, un tal Ludwig van Beethoven. Beethoven consideraba las propuestas de Haydn una payasada (no entendía su humor) y a Haydn Beethoven le parecía un intenso y un plasta. No se enemistaron abiertamente ni mucho menos, pero digamos que Beethoven optó por buscarse otros profesores. Tal vez Beethoven llevaba razón: puede que Haydn estuviera algo borracho de éxito londinense (e incluso algo borracho, así sin más) durante las clases y que no estuviera a lo que hay que estar.

Últimos años... en Viena. Y también de él[edit]

David Lynch, devolviendo a Haydn su cráneo, en solemne acto.

Tras aburrirse de la estirada y teocentrista (del ) vida inglesa, decidió volverse a Viena, a buscar un chocolate que había dejado en su cuarto y que creía podía estar bueno. Así, a su regreso en 1795, se hizo construir un palacio enorme en uno de los barrios bajos de la ciudad. Ahí, por más tiempo que dedicara a protegerse de los ladrones, logró componer grandes obras, como los oratorios (música para orar) La creación, sobre el Dr. Víctor Frankenstein, y Las estaciones, sobre el metro de la ciudad. Además de eso compuso seis misas (música para misar) para los Ésterjazi, el Concierto para trompeta y orquesta (música para concertar precios, muy popular entre los comerciantes), y otros nueve cuartetos de cuerda (música para... ya saben).

A partir de 1802, una vieja enfermedad que lo había aquejado en sus años mozos, el Síndrome de olor a pescado, le volvió a dar y ahora más fuerte, al punto que le era imposible componer más. La pérdida total del movimiento por culpa del mencionado síndrome (?) le afectó en demasía, pues aún tenía ideas para nuevas obras y otras tantas para bromas. Lo único que le consolaba era tocar el "Dios salve a Francisco el Káiser. Heil!", melodía propagandística que fue posteriormente convertida en la kanción patria de Austria y Alemania (r).

Ya para 1806 su vida había perdido todo significado. Cada vez que lo invitaban, a falta de fuerzas suyas para declinar, enviaba tarjetitas de Piolín triste que decían "Hin ist alle meine Kraft, alt und schwach bin ich".

Años después, en 1809, concretamente el 26 de mayo, José tocó por última vez la canción del Káiser (el himno de Alemania y tal), y al terminar se desmayó, o se quedó dormido de lo aburrido que era. Sus esclavos lo llevaron a su lecho, donde al parecer estuvo cinco días hasta que el 31 de mayo, en plena invasión francesa de Viena (con razón) murió a las 12:40. Caían las bombas y sabiéndose próximo a la muerte todavía tuvo una humorada más «Mis niños, no tengáis miedo, donde está Haydn, no puede haber daño» dijo a sus sirvientes, mientras miraba expectante con la esperanza de que un obús les reventara a todos, pensando en ello le dió un ataque de risa y falleció.

Fue enterrado dos semanas después en una fosa pública, porque aún olía a pescado. Recién para 1820 el príncipe de Austria lo trasladó a una capillita en Einseindta... Esienstdat... Austria. Su cabeza tomó un destino diferente, pues fue robada por un grupo de necrófilos fetichistas. Tras ser mancillada, y exhibida por todo el mundo en diversos shows eróticos, pasar muchas aventuras y servir una temporada como vaso ceremonial asháninka, fue restituida a su cadáver por David Lynch. Como habían puesto otra calavera de respuesto al cadáver, ahora los restos de Haydn tienen dos cabezas, la suya y la de Mozart y otra.

Haydn y Mozart[edit]

Wikilogo botante.gif Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
Haydn y Mozart
A menudo se juntaba con Mozart para probar acordes macarras y riffs varios.

Haydn y Mozart se conocieron un buen día de 1783/1784/1785 et al, fecha que se interpretaba la vieja obra de Haydn, Il Ritirni di Tibii, un oratorio que, por azares del guión, recién se estaba estrenando. Se dice que fue en esa ocasión y en la orgía que seguía a los estrenos que se conocieron Haydn y Mozart, teniendo Haydn cincuenta y dos y Mozart veintiocho (años).

Poco se ha documentado por los chismosos sobre su relación a partir de ahí, pero se sabe que a menudo se juntaban a tocar cuartetos en fiestas aristocráticas y en los conciertos de los Beatles. Ambos eran hábiles violinistas (y violadores), y se sabe que eran comunes las presentaciones de ellos tocando los KV 515, KV 516, y KV 593 de Mozart, ya que tenían mucho tiempo libre.

Ambos se apreciaban mutuamente, tanto por sus dotes musicales como sus dotes en la cama respectivas personalidades. En una ocasión, Haydn dijo «Si tan solo pudiera hacer a cada uno de los amigos de la música dar a entender lo que me expresan las obras de Mozart con el entendimiento y fervor musical que siento, las naciones competirían entre ellas para poseer tal joya.» Mozart por su parte dijo «¿La música de Haydn? Eso si que es bárbaro.»

También son bien conocidos los "Cuartetos a Haydn", seis cuartetos de Mozart en los que incluía una dedicatoria poco usual en la época, pues se solían dedicar las obras a aristócratas o a mujeres:

Cita1.pngA mi querido amigo Haydn,

Un padre que había decidido deshacerse de sus hijos, pues la causaban mucha molestia y esfuerzo, consideró que era su deber, si abandonarlos, el abandonarlos bien. Así que los envió con un hombre célebre que, por casualidad también era su mejor amigo. Yo también me quería deshacer de estos cuartetos que me costaron tanto esfuerzo, así que te los encomiendo a tí, para que dejen de atormentarme de una buena vez. Así te pido que no mires sus defectos y mas bien te conviertas en su padre guía y amigo. Con todo mi corazón, tu amigo,

W.A. Mozart XOXOCita2.png

— Dedicatoria de Mozart, probablemente en estado de ebriedad.

Carácter y personalidad[edit]

Era como ese amigo que tienes que se considera a sí mismos graciosísimo pero cuyos chistes solo le hacen gracia a él (un inciclopedista precursor). Así era muy aficionado a las bromas pesadas, como poner petardos en la silla, laxante en el café, líquido urticante en la bañera y demás cosas jocosas que hacían que si bien tenía muchos amigos, éstos tampoco fueran a visitarle demasiado.

Igualmente era un tanto sindicalero, y era el primero que se ponía a reclamar a sus mecenas aumentos de sueldo para los músicos y mejores condiciones laborales, lo cual hacía que a menudo fuera azotado por sus amos, pero que tuviera una buena reputación entre el resto de sirvientes.

Debía ser muy devoto también, porque cada vez que tenía problemas de inspiración recurría a un rosario de bolas chinas. Después, ya relajado, componía de maravilla. Esta práctica la aprendió en la masonería, donde estuvo con Mozart, ambos muy juntitos y sin camisa.

Su aspecto físico... era canijo y estaba como enratonado, tenía una nariz tan prominente que cada vez que estornudaba cerca estaba de apuñalarse y la cara llena de cicatrices de viruela. Era más feo que pegar a un padre, en resumen, pero se ve que tenía labia, porque eso no le impedía ser un buen pichabrava y la metía donde quería.

Su obra[edit]

Manuscrito de Haydn, bajo el cual se puede observar su célebre frase «Iban dos caminando y se cae el del medio.»

En la evolución de su estilo distinguimos varias etapas. Una primera en la que su música es amariconada y rococó. Después tiene una segunda en la que se pone intensito, inspirado por el movimiento Sturm and Drang (o tal vez por el excesivo consumo de fabada, a saber). Harto ya e hacer música emo, después pasó a hacer un estilo más chistoso, introduciendo instrumentos cómicos como bocinas de payaso y platillos. En esta época hizo sus óperas más chabacanas y sus sinfonías más ridículas. Cuando sus patrones le permitieron hacer música por su cuenta quiso ponerse serio e intelectual, pero la cosa le duró poco, y a resultas de sus viajes a Inglaterra se decidió a meter elementos propios del pop, como el autotune y chicas ligeras de ropa en sus conciertos. Finalmente, cuando ya era un viejo y su música no le importaba a nadie, decidió escribir no ya la primera tontería que le saliera como antes, sino pensarse las cosas y probar a hacer música algo más elaborada. Así realizó su oratorio La Creación, basado en la vida de Frankenstein.

Algunas obras bromistas:

  • Cuarteto La Broma llena de momentos estrafalarios, alternando lo más solemne con ritmos sincopados y absurdos, que sorprenden a la audiencia y dan que pensar sobre la salud mental del compositor.
  • Sinfonía La Sorpresa se caracteriza por tener un adagio muy aburrido, y cuando el público se duerme el timbalero debe dirigirse hacia donde están y despertarles a baquetazos.
  • Sinfonía Los Adioses los músicos se van marchando sin previo aviso y al final solo queda el primer violín. Fue un plante sindicalero. El príncipe entendió la indirecta y a la siguiente ejecución de la obra les iba ejecutando (y no musicalmente) según se iban marchando, con lo que se quedó sin orquesta.
  • Sinfonía El Reloj El segundo movimiento está compuesto para carillón a solo. Hay que darle cuerda antes de la ejecución.

Véase también[edit]