Aleksandr Lukashenko

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search


Aleksandr Lukashenko
Aleksandr Lukashenko hechizo.jpeg
Lukashenko destruyendo a un reportero de la CNN que amenazaba la estabilidad del mundo.
Escudoviolorrusia.png
Rey vitalicio y más allá de Violorrusia
Último dictador de Europa para los amigos.
Mandato Durante todo este siglo y parte del pasado
Residencia Mishi Minsk
Segundo No hay segundos, sólo hay un primero
Poderes Hechicería rango leyenda, plenipotencialidad, omnisciencia, alopecia, popularidad infinita con fórmulas mágicas
Anterior Siguiente
Un hombre-lobo-pato
Su propio fantasma
Personal
Nacimiento Defunción BanderaURSS.png un lugar mítico.
Afiliación Partido Lukashenkiano vitalicio
Estado actual En peligro de extinción
Relaciones Saddam Hussein, Hugo Chávez Vladímir Putin, Xi Jinping
Enemigos Estados Juntitos
Cita3.pngOficialmente su partido "no es comunista", en el sentido de que si vas y le preguntas a Lukashenko: "¿Eres un camarada?" Él responderá que no es así en absoluto. Luego se reirá y susurrará a sus guardias para que te maten.Cita4.png
Incireportero contándonos sobre la democracia bielorrusa.

Aleksandr Grigórievich Lukashenko es un poderoso brujo mítico que gobierna el mitológico país de Bielorrusia desde muchas generaciones atrás. Las leyendas cuentan que es el último comunista de Europa (si tal lugar existiera), que fue el único que trabajó forzosamente en una granja colectiva y lo disfrutó, que fue el único bielorruso que votó por evitar que se disolviera la Unión de Reinos Socialistas Soviéticos y que tras salvar a un dragón y matar a una virgen, fue designado en el poder eterno de su nación.

Origen[edit]

Nacido como Alexander Himmler, hijo de un famoso alemán convertido en abono para los campos de patatas, tras la segunda guerra fue capturado y enviado a cultivar alimentos para los rusos en los campos de Bielorrusia, donde según crónicas de la época, la esperanza de vida era de una semana. Pero como la fortuna sigue a los rebeldes, Alexander sobreviviría porque le gustaba más el campo que la aburrida Berlín, a tal punto de volverse el mejor cultivador de patatas real de su majestad Stalin dándole el nombre de Aleksander y la ciudadanía soviética, pero no así su libertad porque seguía con las cadenas mentales (y reales, en los pies) de que toda su vida se dedicaría a abonar el campo con sus compatriotas de nacimiento; a Aleksandr esto no le amedrentó, en sus ratos libres en lugar de dormir o respirar, tomó los viejos libros que le enseñaron el hechizo para convertir las patatas en vodka al instante, sólo con un poco de agua y mucha gasolina para darle sabor.

Inicios en la hechicería[edit]

"Mira, de puro rellenar papeletas electorales con mi nombre".

Aprendiendo magia oscura blanca, utilizó el hechizo para hacer crecer su poder político, así como su pene (también su pene político), con una pequeña maldición, lo usó e inmediatamente fue llamado como diputado del Soviet Supremo, pero también se quedaría calvo como patata a los 25 años; aprendería a peinarse sus tres cabellos para disimularlo, más le habría quedado la amargura de perder su melena de Dothraki que tanto le caracterizaba, por tal motivo se volvió violento y se dejó un bigote bastante feo para llamar la atención hacia él en lugar de su cabeza.

Un hechizo mal hecho para que el tiránico Gorbachov le cediera el poder, terminó en la caída de los Reinos Mágicos Soviéticos, más éste no dejaría que su pequeño feudo se perdiera en el olvido del mundo como tantas exrepúblicas soviéticas que al día de hoy ya no existen pues fueron devoradas por orcos. Así que fue elegido hechicero supremo para la defensa de las artes oscuras del capitalismo, evitando que éste se colara. Desde este cargo, acusó a más de setenta traidores, incluído el rey, que no tuvo otra opción que convertirse en rana. Finalmente Lukashenko convocó a las primeras elecciones mágicas donde todos los hechiceros supremos del reino podían participar, al ser el único con ese cargo tuvo que aceptar de mala gana poseer el poder secular también, pero todo sea por el bien de Bielorrusia.

Reinado[edit]

Primera era[edit]

Presentación de su mascota "Firutata" en sociedad.

Aleksandr I El Bondadoso asumió el poder del Reino Socialista Soviético de Bielorrusia y alrededores. Su primer decreto es que sus contendientes políticos se convirtieran en abono para los campos de patatas, así habría más cosechas y el pueblo comería mejor, era ganar-ganar para todos. Posteriormente echó a los malvados comerciantes de los imperios occidentales que llevaban productos envenenados a los hogares bielorrusos, optando por producir sus propios venenos nacionales a los que llevar a los hogares bielorrusos un acercamiento con el reino Ruso y sus supremas mercancías que, por otro lado, aceptaban patatas como cambio, a diferencia del resto de países que querían dinero hechizado con la pirámide y el ojo esos.

En esos momentos los Ogros con TANques lo amenazaron con atacar si no desmantelaba los dragones nucleares de la época de los reinos soviéticos, a lo que elegantemente Lukashenko respondió "si me atacan, les suelto los dragones", por lo que la cosa quedó en paz. Pero también los agiotistas de la Fundación de Magos Iluminatis decidieron no dar más dinero, por lo que el glorioso Lukash... decidió no darles más patatas a ellos, deteriorando la alimentación de esos perversos.

Bielorrusia es inatacable por un simple pero impenetrable hechizo, que por sus tierras pasa el gas que Europa necesita de Rusia para no congelarse los traseros, y si hay ataque, ya no hay gas. Pero de todos modos Lukashenko se ha hecho de alianzas con otros grandes defensores de la magia verdadera, como Sadam Husein de Irak y Slobodan Milošević de Yugoslavia, cuyos imperios durarán décadas (sección un poco desactualizada).

Segunda era[edit]

Se expande su fama a todos los rincones del planeta.

Un tal Vladímir "el traidor" Goncharik, se alió con las fuerzas oscuras del capitalismo y retó a Lukashenko a un duelo para ver quién seguiría reinando. Pero no se esperó que en el ataque final, el 103% de los ciudadanos levantaran las manos dando su poder a Aleksanr justo para cargar la espada que recientemente le había regalado su amigo Putini, convirtiendo en el acto a su opositor y a toda su caballería en alimento de patata.

Gracias al nuevo zar de Rusia, las arcas públicas y reales se llenaron de vodka y rublos, adquiriendo así una fortaleza envidiable, sobre todo por los poderes occidentales que se esforzaron en rodear a Bielorrusia por todos los flancos, seduciendo a las antes hermanas de Polonia, Letonia, Lituania y Extranjeria a que se unieran al mal (UE - United Evil). Después, con la ayuda de su pueblo, rompió el embrujo de que nadie podía usar la corona por más de ocho años consecutivos, haciendo que se pudiera llevar de por vida (e incluso después de ella, como rey fantasma, lo que se tiene planeado para más adelante).

Tercera era[edit]

Para los piadosos no hay piedad, un homúnculo llamado Aleksandr Milinkévich, fabricado con la más fina alquimia capitalista, amenazó el reinado próspero. Quería ser tomado como rey, pero no convenció a nadie, por lo que en su rabia materializó una horda de caminantes blancos en la plaza, tal como los occidentales hicieron en Ucrania donde tomaron el reino. Pero Luka no sucumbió a tan débil poder, llevando a los caminantes blancos y al propio Milinkévich a las mazmorras.

Luego de expandir sus relaciones con demás imperios, como el venezolano de Hugo Chávez y el de Irán, por fin supo que podía dominar el mundo.

Cuarta era[edit]

No sale a ningún lugar sin su hijo y heredero.

Ya habían sido demasiadas sorpresas, que cada cierto tiempo algún loco intentara hacerse el poder, por lo que convocó a todos los aspirantes a enfrentarse a él, aunque sabía que nadie podía hacerle frente a su bigote dominio, de todos modos antes del duelo, la guardia real llegó y se los llevó a todos juntos al campo de patatas donde serían más útiles. Pero occidente tenía nuevas jugadas, con sus duendes atacó las arcas públicas comiéndose el oro. Rusia hizo el favor de comprar los puentes y los caminos para tener liquidez, pero los occidentales lo que querían liquidar era a él.

Esta vez se atacó de dos formas distintas, se envió un duende explosivo por debajo de la letrina real para cuando Aleksandr llegase, lo encontraran con la guardia baja, literalmente, para fortuna del rey y desfortuna de su vasallo que usaba la letrina escondidas, voló hasta la luna mientras Lukashenko se salvó. Más adelante Suecia atacó con osos de peluche entrenados con mensajes como ¿derechos? ¿humanos? Eso no importaba, era de la peor brujería.

Quinta y sexta eras. Que aburrido ya.[edit]

Debe luchar anualmente por la cosecha.

Ganó a otro contendiente, bla, bla, bla, y lo metió a la cárcel. Los países enemigos protestaron, bla bla bla, su popularidad creció ochorrocientos mil porciento. Por primera vez la nación enemiga más poderosa manda emisarios para entrevistarse con Lukashenko prar preguntarle por el secreto de su bigote, para comprarle patatas a cambio de F16 y, sobre todo, para aprender de su inmejorable popularidad. Por supuesto, los francos y los germanos se pusieron celosos y decidieron enviar a sus guerreros más poderosos a fingir ser pueblo eslavo y empezar a agitar los ánimos, intentando colocar a una poderosa bruja en el puesto, era la primera vez que se enfrentaba con alguien con tits tan poderosa.

Por supuesto, con ayuda de sus movimientos mágicos no tuvo problema. Quien sí tuvo problemas fue el 98% del mundo que dijo "éste es demasiado bueno y poderoso, no reconoceremos su triunfo contra las fuerzas del mal" por lo que se pusieron indignados, pero nada más, porque Bielorrusia sigue teniendo dragones nucleares soviéticos y la llave del gas. Aunque si esto no es suficiente, también está dispuesto a ir a la cruzada eslava por la recuperación del granero para que los poderosos Vla y Xi sigan compartiendo con él el trono de los tres más grandes líderes del mundo y alrededores.

Última hora[edit]

El megapresidente Lukashenko ha aprendido a usar los sistemas de votación de Inciclopedia y ahora se erige como nuestro nuevo y glorioso Administrador, además de tener su artículo destacado, gracias al poder democrático de las mayorías.

Lukashenko VPD.png

Salve Lukas.

Véase también[edit]

Putin dedo.PNG

Artículo destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada por "decisión popular".

Los rumores sugieren que sus autores fueron instruidos
por el mismísimo Muamar el Gadafi.