El Diario del Chavo del Ocho

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Apto para extranjeros.png ARTÍCULO APTO PARA EXTRANJEROS
Este artículo trata de un tema local de México,
pero para entenderlo no hace falta tramitar la visa.
Si lo va a editar, por favor, asegúrese de que se mantenga así.
Chavo diabolico.jpg ATENCION: Este artículo trata sobre temas crudos que parecen un fanfic gore del Chavo, pero en realidad esto es canon. Si no quieres arruinar tu infancia, no leas sobre este libro ni mucho menos te quedes a leer sobre este artículo. Quedas advertido.
El Diario del Chavo del Ocho
Crónicas de un niño huérfano que no le teme a la muerte
Imagen 2023-10-04 161942118.png
A diferencia de la serie, esto no tiene nada de risa

Autor
Chespirito

Idioma Original
Español mexicano

País
link={{{3}}} México

Traducción
Pero si está en español, menso

Editorial
Punto de Lectura

Fecha de Publicación
1995

Género
Debería ser comedia, pero tiene más de drama y terror psicológico. Ah, también sería una Novela ligera porque tiene dibujitos

Calificación
2 tortas de jamón de 5 porque no da risa (sino pena y miedo)

Premios
El hacer llorar o traumar a los fans del Chavo

Páginas
Como 160, 82 en el PDF


Cita3.pngUn día mi mamá no pasó a recogerme. Y los demás días tampoco.Cita4.png
El Chavo sobre su madre
Cita3.pngEn el orfelinato había un niño más grande que yo, que se llamaba Chente y que era mi mejor amigo. Lo malo de Chente era que siempre estaba enfermo. Y así, hasta que se murió.Cita4.png
El Chavo sobre cómo el que se le muera gente es de lo más normal
Cita3.pngY a mí me gustaría ser un niño caro, porque los niños caros comen muy bien todos los días. Pero hay muy pocos niños caros, la mayoría somos baratosCita4.png
El Chavo sobre el tráfico de niños

El Diario del Chavo del Ocho es supuestamente un libro creado por el autor de esta serie, Roberto Gómez Bolaños, para relatar los sucesos sobre la vida del epónimo personaje y para darle un trasfondo más profundo. En lugar de eso, cuenta las crónicas de un niño huérfano que a las primeras páginas te hará apreciar el que siquiera tengas internet o un techo donde dormir, pues el relato de sus vivencias es tan crudo que a Edgar Allan Poe le darían pesadillas. Para los conocedores otakus, también es considerada una novela ligera pues tiene dibujos que acompañan el relato, hechos por el propio Chespirito, pero lejos de ser amigables o chistosos (como los de El Chavo Animado), son bastante acrípticos y sólo harán que te de más susto y pena que las mismas crónicas del libro este.

Sobre el libro

Chanfle, no debí haberlo escrito así XD

Para empezar, el libro fue hecho cuando terminó la serie en 1992 aunque en realidad terminó en 1978 con el capítulo triple de Vacaciones en Acapulco y la salida de Quico, donde a modo de primera persona, Chespirito iba a contar los orígenes del Chavo y hacer como que "se encontró el diario" en una ocasión que se encontró al Chavo cuando en realidad lo mató para hacerse con el "diario" lo escribió él mismo. De hecho, el libro hubiera pasado como si realmente se lo hubiera encontrado de no ser por el epílogo donde relata que le da gracias al Chavo por ser el personaje que lo llevó a la fama y por Doña Florinda Meza quien relató la gira por Latinoamérica y todo lo genial que fue, especialmente por conocer a sus ídolos Augusto Pinochet y Pablo Escobar.

El libro fue terminado en 1995 y lanzado en librerías, donde al tener la inmensa fama que tiene su personaje, rápidamente se agotó en tiendas al ser material canon del Chavo, pero pronto las ventas pararían al ver el material que contiene, que bien podría considerarse como "terror para niños" compitiendo mano a mano con obras similares como Escalofríos o ¿Le temes a la oscuridad?, donde fue acogido por otro tipo de público más asiduo al horror y los relatos crudos casi llegando al gore. De hecho, de haber existido el internet en esos años, perfectamente habría sido material de sobra para teorías conspirativas o creepypastas. Claro, viniendo de la mente maestra que pensó que una buena manera de terminar la serie fuera que El Chavo muriera atropellado en TV, pues no es de sorprender el contenido de este libro.

Eventualmente Roberto se dio cuenta de esto diciendo algo así como "¡No esperen, para eso no era!" por lo que las siguientes reediciones se hicieron con un gran espaciado de tiempo para que la gente se olvidara de su contenido y volvieran a entusiasmarse pensando que era de sano humor familiar como la serie, hasta fue exportada fuera de México. Para fortuna nuestra, no salieron muchas ediciones del libro, aunque lamentablemente ya está totalmente escaneado para que tú mismo leas esto y te den pesadillas viendo el mundo a través de los ojos del Chavo.

Historia

Todo comienza por el mismo Roberto paseando por las calles de Ciudad de México donde se sienta en una plaza donde ve por primera vez al Chavo, quien se le acerca y le pregunta si puede lustrar sus zapatos. A pesar que estos ya estaban limpios, Roberto acepta y el Chavo se los limpia, y con la moneda que le da el Chavo se va feliz pensando en cuántas tortas de jamón se podrá comprar. En eso que se va, Roberto ve un cuaderno tan roñoso como su dueño que tiene escrito unos garabatos, ahí se percató que era su diario de vida, el cual decidió publicar sin ningún tapujo con tal de ganar dinero a costas de un niño huérfano. En realidad era para mostrarle al mundo cómo era su vida, pero tras saber la de demandas que hizo contra Quico y la Chilindrina, no dudamos que sí fue por dinero.

El Chavo recorriendo las calles tras escaparse del orfanato

El Chavo antes de la Vecindad

El diario parte con el Chavo contando acerca de sus padres, o lo que cree que fue de ellos, porque a su padre nunca lo conoció pues abandonó a su madre apenas quedó embarazada, y su madre lo cuidó de pequeño hasta que se le olvidó que existía, al punto de no irlo a buscar más a la guardería donde lo tenía, yéndose finalmente a un orfanato, olvidándose de cómo era. A pesar de esto, el Chavo dice que le gustaría tener mamá, y que Quico es un idiota por no apreciar a la que tiene. En el orfanato dice que la pasó mal y hasta había niños que se morían ahí, hasta que logró escapar aunque no por su cuenta eso si, así de idiota era. En la calle deambuló por varias partes hasta que llegó a un mercado donde pensó en robar comida pero pensó que eso no se hacía, así que hizo lo que mejor le salió: mendigar por comida. Así conoció la torta de jamón, el que sería uno de sus platillos favoritos.

Ahí decidió empezar a trabajar en cosas esporádicas para ganar dinero y así poder comprarse más tortas de jamón. Su primer trabajo fue ayudarle a un tipo que cuidaba autos estacionados acarreando baldes de agua para lavarlos, por lo que además de pagarle, le dejaba dormir en la noche en algunos de estos autos, pero el caballero también lo hacía de una manera muy "peculiar":

Cita3.pngPero el señor era tan bueno que no sólo me invitaba a mí a dormir en los coches, sino que a veces también invitaba a algunas señoritas; y hasta él mismo se quedaba haciéndoles compañía.Cita4.png
El Chavo relatando sus tiempos de limpiador de autos

Luego conoció a un grupo de niños como de su edad (algunos eran mayores que él) que eran liderados por un bully sin una mano al que le decían el Mochilas y que lideraba a varios niños quienes así sin más lo acogieron en su grupo. Habían un par que eran los que hacían el dinero para que el grupo sobreviviera, el Pinacate, quien se pintaba la cara y hacía de payaso callejero enteteniendo a la gente con pelotas de malavarismo para ganarse unas monedas, y el Conejo, quien hacía de piso humano para que el Pinacate se subiera y la gente de los autos lo viera. Ya con dinero, en las noches compartían la comida, así como ciertas drogas como cigarrillos y algo que le echaban en una bolsa y que los niños aspiraban, algo que el Chavo no entendió del todo (pero los que leímos esto sí). Desafortunadamente al día siguiente atropellan y matan al Conejo, por lo que todos los niños se van corriendo asustados del lugar y el Chavo hace lo mismo, alejándose de ese grupo donde jamás los volvió a ver y que probablemente ahora estén todos muertos.

Cita3.pngPorque no es cierto eso de que yo vivo dentro de un barril, como han dicho algunos. Lo que pasa es que yo me meto al barril cuando no quiero que los demás se den cuenta de que estoy llorando. Y también cuando yo no tengo ganas de ver a los demás. O cuando tengo muchas cosas en qué pensar.Cita4.png
El Chavo sobre vivir en un barril

Llegando a la Vecindad

En una ocasión andando por la calle se metió a una Vecindad y allí se quedó, siendo acogido por una abuela que habitaba en la casa 8 quien vivía sola y ninguno de sus hijos o nietos la iba a ver, por lo que aunque apenas lo conocía, lo "adoptó" como si fuera su nieto, dejándolo vivir en la casa. En ese tiempo conoció a los que serían sus amigos de la Vecindad y eventualmente hasta empezaría a ir al colegio. Pero su hospedaje no duró mucho, pues la viejecita estaba desahuciada y la Parca la tenía más que pedida, incluso un día el Chavo relata como finalmente la encontró sin vida en su casa, pensando más en que ya no tendría dónde dormir que en el sufrimiento de ese pobre ser humano.

Cita3.pngHasta que un día llegué a la vivienda y me di cuenta de que ya no le temblaban las manos; y toda ella estaba quietecita, quietecita. Creo que la enterraron al día siguiente.Cita4.png
El Chavo nuevamente demostrando que la muerte ni cosquillas le hace cada vez que se la encuentra

Eventualmente no pudo seguir viviendo allí porque apenas se llevaron fría a la vieja, ya tenía otros habitantes probablemente los hijos de esta que esperaban a que se muriera la vieja por lo que ya no podía volver a durmir allí, pero para esa época ya se había hecho amigo de los otros niños, por lo que iba a dormir una noche en casa de alguno de ellos y así se lo iban rotando de casa en casa. Y de hecho, el nombre de "El Chavo del Ocho" es porque en Tacolandia le dicen "chavo" a "niño" y porque cuando lo conocieron fue cuando recién vivía en la casa 8, por eso quedó con ese nombre.

El Maistro a punto de volarle la cara al Chavo, algo que nunca se vio en la serie

Crónicas de la Vecindad

Tras eso, de lo primero que habla es de la relación entre Doña Florinda y el Maistro Longaniza Profesor Jirafales y del típico encuentro que sucede cada vez que el Profesor se encuentra con ella y cómo gustan de tomar tacitas de café. Incluso mencional algo bastante "sospechoso" para un niño de su edad:

Cita3.pngEntonces los dos entran a la casa de Doña Florinda. Pero nadie sabe qué tanto hacen ahí dentro.Cita4.png
El Chavo sin saber lo que es sepso

También habla de Quico, de que según el Chavo es huérfano como él, pero sólo de padre, pues (como sale en un capítulo) se sabe que su padre fue el capitán de un barco y que en ese tiempo estaban acostumbrados a los lujos, pero que tras su muerte, Doña Florinda tuvo que hacer lo que pudo con el dinero que le quedó de viuda y su hijo, por lo que "cayó en desgracia" y terminó en un barrio pobre, codeándose con la "chusma". Nota especial es como nuevamente el Chavo hace mención del padre de Quico cuando murió, palabras que siguen dando escalofríos:

Cita3.pngLo más triste fue cuando supimos la forma en que se murió el papá de Quico, pues lo que pasó fue que su barco se hundió en el mar, y él se tuvo que morir ahogado, o masticado por un tiburón.Cita4.png
El Chavo hablando de la muerte como quien habla de un tema cualquiera

De aquí en adelante todo el resto del libro habla de detalles sobre la serie que todos ya vimos en la TV, con la diferencia de que son detalles más escabrosos que le cambian todo el sentido y le quita todo el humor si ves después la serie, como el que el Chavo pensaba que Don Ramón nunca lo quiso porque siempre le pegaba por todo, que al único que no le pegaba de su curso era a Godinez porque él pegaba aún más fuerte, de lo idiota que eran tanto Quico y la Popis por ser primos, el que Ñoño era un niño de alto valor y por eso era tan gordo, y en general detalles que si los ves en la serie te da risa, pero acá te dan pena y hasta miedo. También se incluye al par de ancianos de la serie, Jaimito el Cartero y Doña Nieves (la bisabuela de la Chilindrina) como parte integral de la historia y mezclándolos como si Quico y Don Ramón nunca se hubieran ido.

El detalle más escabroso de todo el libro se debe referir a Don Jaimito, personaje que apareció en la serie luego que Quico y Don Ramón se fueran de la serie y se volviera uno de los personajes más queridos en lo que quedaba de programa, donde el Chavo nuevamente le da énfasis a lo que decía de que todo le daba fatiga... y así hasta que se murió, cosa que nuevamente vemos que al Chavo parece importarle poco como dice otra de sus escalofriantes citas:

El Chavo con sus compañeros de colegio
Cita3.pngAyer sucedió lo mismo que la otra vez: que Jaimito el Cartero no salió de su casa para nada. Yo me di cuenta porque había estado esperando a que él bajara para que viera que ya puedo brincar desde el quinto escalón de la escalera. Pero nada que bajaba. Entonces subí para ver si le pasaba algo. Y lo que le pasaba era que ya estaba muerto. Tenía los ojitos cerrados, como si nomás estuviera dormido. Y hasta parecía como si estuviera soñando algo bonito, pues tenía cara de estar contento. Pero no puede ser, porque ni modo que le diera gusto morirse. O quién sabe, porque Jaimito el Cartero siempre decía que prefería evitar la fatiga. O sea que ya evitó la fatiga para siempre.Cita4.png
El Chavo sobre la muerte de Jaimito el Cartero

El libro termina abruptamente cuando Roberto dice que eso es lo último que estaba escrito en el cuaderno. Tras leer el manuscrito, se siente mal por haber "robado" esas crónicas de su vida y vuelve a la misma plaza donde se encontró al Chavo pero sin éxito. Preguntó por todos lados y nadie parecía conocerlo o haberlo visto, por lo que, según él, "voy a publicarlo por si llega a leerlo para que se lo pase", cosa que nunca ocurrió, por lo que probablemente o se haya ido a otro lugar o a otro plano, lo más probable que lo segundo. Pensando en ello, Roberto le agradece por "dejarle" su cuaderno y así poder contar su historia al mundo y ganar mucho dinero con ello, diciendo que nunca lo olvidará. Que en paz descanses, Chavo...

Personajes

Esos diseños de personajes son dignos de Tim Burton sin duda
Artículo principal: El Chavo del Ocho#Personajes

En general los mismos que los de la serie, aunque con detalles más escabrosos que los que vemos y con cosas que ningún niño o fan de la serie debería saber, pero también aquí aparecen otros que el Chavo conoció (o no) antes de aparecer en la Vecindad, principalmente en las primeras páginas:

Padres del Chavo
Apenas los menciona pues como sabrán, es huérfano. Sobre su padre, dice que nunca lo conoció, pues literalmente dice que "él la puso y se fue"; sobre su madre, pues que cuando era un bebé, lo iba a dejar a una guardería porque trabajaba mucho pero se olvidaba de recogerlo y siempre se llevaba a otro niño en vez de a él, hasta que un día dejó de ir a buscarlo, y así terminó en un orfanato. Lo brutal es que lo dice así sin más, como diciendo "No hay nada que se pueda hacer".
La vieja del orfanato
De nombre Martina, era una vieja de mierda que abusaba de los niños (no, no de esa forma... aunque quién sabe) y quien siempre se ensañaba con el Chavo pegándole a la menor posibilidad de que hiciera algo, hasta haciendo ver a Don Ramón como un padre protector para el Chavo. Tal es su desdén hacia este niño que literalmente al verlo llorar tras frustrarse de no poder escapar del orfanato por su cuenta, esta literal le dice "Haberlo dicho antes" y lo deja irse a su suerte a la calle.
Niños del orfanato y de la calle
Diferentes niños que conoce el Chavo que también son huérfanos abandonados como él, cada cual con un destino más terrible que el mismo Chavo. Primero se refiere a sus compañeros del orfanato así vagamente, excepto uno que era su mejor amigo, pero que se enfermó y murió, y que aparte de él no tenía más amigos allí. Sobre los de la calle, conoció engendros que de sobrevivir a esa dura niñez se hayan vuelto asaltantes, asesinos o miembros de carteles, como el Chente, su único amigo en el orfanato pero que pasaba enfermo y se murió, el Mochilas, un niño manco que usaba su mano buena para atormentar a sus compañeros o el Pinacate, que era un niño que se vestía de payaso para hacer malavares en las esquinas y así ganar dinero para comida y drogas para el resto de los niños.
La abuela del 8
Siempre se le ha conocido como "El Chavo del Ocho" porque vive en el apartamiento 8 de la Vecindad, pues aquí nos cuenta como un día llega a esta sin conocer a nadie y esta abuelita lo invita a vivir en su casa que está en uno de los patios interiores. Desde entonces no se sabe nada de ella, y el Chavo sólo llegaba a dormir a esa casa sin interactuar con la señora, por lo que creemos que la vieja ya estaba desahuciada en ese tiempo, y para cuando sucede la serie la señora ya estaba más que muerta y el Chavo se quedó sin un lugar donde dormir.

¿Sabías que...

Fan del Chavo tras terminar de leer el libro
  • ... todas las citas de este artículo son sacadas directamente del libro?
  • ... y los dibujos también vienen de allí?
  • ... si todo eso te dio miedo, imagínate haber leído el libro completo?
  • ... definitivamente este libro no es para niños?
  • ... hasta los padres de esos niños quedaron traumatizados por las crónicas de este "diario"?
  • ... si todavía te da risa o te gusta El Chavo, te recomendamos nunca leer este libro?
  • ... Papelucho también es una novela ligera pero menos traumática que este diario?
  • ... el artículo de Wikipedia es tan corto que tiene más material de borrado rápido que de artículo serio?
  • ... este libro da mucho material para creepypastas?

Enlaces huérfanos a su suerte

Wikilogo botante.gif Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
El diario del Chavo del 8

Otros libros que te harán cagar de miedo

Terror
Monstruos y criaturas
Satanás - Muerte - Drácula - Frankestein - Licántropo - Momia - Zombis - Fantasmas - Bruja - Alien - Michael Jackson - Cthulu - Slenderman - Chucky - La Llorona - Pennywise - Carrie - Chupacabras - El Coco - Godzilla - King Kong - Hannibal Lecter - Tails Doll - G-Man - Psycho Mantis - Bela Lugosi - Brightburn - El hombre invisible - El monstruo de la Laguna negra - Mutante de Metaluna - Boris Karloff - Igor - Hombre Lobo-Cerdo - Siren Head y sus amigos - Jason Voorhees - Fundación SCP - The Backrooms - Skibidi Toilet - Candyman
Escritores, directores y demás colgados
Stephen King - Edgar Allan Poe - H. P. Lovecraft - Tim Burton - Ed Wood - Trevor Henderson - Dross Rotzank - Horacio Quiroga
Obras terroríficas
Drácula, de Bram Stoker (película) - El exorcista - El resplandor (novela) - El resplandor (película) - El Corazón Delator - El Gato Negro - El horror de Dunwich - It (2017) - La noche de los muertos vivientes - La sombra sobre Innsmouth - Pesadilla en Elm Street - Saw - Silent Hill - Las Sombrías Aventuras de Billy y Mandy - 28 días después - Nosferatu, una sinfonía de fealdad - Payasos asesinos del espacio exterior - El Gabinete del Dr. Caligari - La Biblia - Five Nights at Freddy's - Resident Evil - Alone in the Dark - El Diario del Chavo del Ocho - Marvel Zombies - Blackest Night - Hellblazer
Otras cosas que dan miedo
Cementerio - Platillos volantes - Deep Web - Creepypasta - Psicofonía - Polybius - Screamer - Ritual - Necronomicón - Sífilis - Oxiuro - Las películas viejas de monstruos - Videojuegos de terror para niños - Youtube Kids
Terror inciclopédico
Terror en Inciclopedia - Terror en Inciclopedia: La Venganza - Los 7 artículos más perturbadores de Inciclopedia - Avistamientos de Tio1.jpg - Iceberg de la Inciclopedia - Portal Terror
Incicito mexicano.png Este artículo va para ser un Mexicano Destacado

Este artículo está siendo votado por el pueblo para quedar en el Portal Mexicano.

Por lo tanto, si quieres que sea destacado, ve ahora, ¡y vótalo!