Coatlicue

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Prototipo de la belleza femenina antes de la llegada de los conquistadores y sus malos gustos.

Coatlicue (en náhuatl: la que tiene su falda de serpientes a la última moda) en la mitología mexica es una diosa de la fertilidad y de los golpes maternos con la chancla. Su digievolución es una de las más extrañas del continente, pasó de ser una monstruosa serpiente con muchas manos, muchos pechos y muchas cabezas, a Tonantzin y posteriormente a la Virgen de Guadalupe para seguir gobernando México disfrazada de virgen.

Mito[edit]

Coatlicue era madre de los Centzon Huitznáhuac cuatrocientos pelajustanes, dioses de las estrellas. Una vez, mientras barría, cayó del cielo un hermoso plumaje, como no había toallas higiénicas lo usó, lo que no sabía es que ese plumaje posiblemente era Zeus o algún otro dios pendenciero que se transformaba en cosas para embarazar a la gente, y resultó preñada. Por tal afrenta esos cuatrocientos dioses se pusieron en modo árabe y decidieron matar a su madre por que era una deshonra o vaya a saber.

Cuando llegaron, el nuevo hijo de Coatlicue, llamado Huitzilopochtli nació armado con una ametralladora que disparaba serpientes mágicas en llamas y los mató a todos, cortó la cabeza de su hermana mayor y de castigo la puso en forma de la Luna y desde entonces esa diosa se llamó Sailor Moon. Coatlicue que no sabía que pensar, fingió que nada había sucedido y siguió barriendo 400 cuerpos de dioses destripados.

Forma[edit]

Era una mujer normal, como cualquier otra en el Imperio mexica, de abajo para arriba tiene pies como los de Pedro Picapiedra para caminar por el monte, tiene una falda hecha de maíz y de serpientes porque era la moda poder comer su propia ropa después de usarla para no lavarla. Tiene un cinturón con un cráneo humano, no estamos seguros si es una tercera cabeza, tiene dos pares de manos, porque son las que toda madre debe tener para cuidar a sus bebés genocidas, unos senos muy caídos por no encontrar un sostén de su talla, y además como cabeza tiene dos cabezas de serpiente una frente a otra, porque, bueno, dos cabezas piensan mejor que una ¿no? Además según las serpientes representan la fecundidad y no tienen nada que ver con las víboras de la Biblia que era malas.

Veneración[edit]

Durante unos buenos años, se le veneraba como la madre de los dioses, del Sol, la Luna, las estrellas, todos esos eran dioses homicidas y enfermos psiquiátricos que actualmente le queremos bajar al novie. Se consideraba que a ella se debía la vida, las cosechas, la Tierra misma. Coatlicue era la Tonantzi mayor, que tras la llegada de los conquistadores, se siguió adorando a escondidas, o lo mejor a escondidas que una piedra labrada de tres toneladas pudiese permitirlo.

Tras ello enterraron la representación y para que no la extrañaran, el departamento de marketing del Vaticano S.A. fusionó la veneración a la Coatlicue con la Virgen María resultando una figura extraña que era una virgen morena como los indígenas, pero que si le quitas el manto todavía se encontrarán las serpientes, las manos extras y quizá un par de pechos.

Coatlicue
Coatlicue
+ Forma humana Tonantzin
Tonantzin
+ Rayo españolizador Virgen de Guadalupe
Virgen de Guadalupe

Véase también[edit]