Cubiertos Ícono.png
Delicioso artículo Destacado

Pozole

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Rico pozole disfrazado de ensalada
Pozole.jpg
Nombre Rico pozole disfrazado de ensalada
Tipo de Comida: Dieta mexicana
¿Como se Come? Con cuchara y tostaditas
¿De donde Proviene? México
Ingrediente Basico: Maíz, chile, carne, verduras varias...
Forma de Presentación En un plato con verdurita, aguacatito, chilito, limoncito (se tiene que decir en diminutivo para exacerbar su sabor)
Sabor: A maíz de puerco



El pozole (del náhuatl pozolli «maíz con todo» y del latín pozolus «bien pinche sabroso») es un platillo tradicional de la cocina mexicana desde la época de los las serpientes emplumadas. Es básicamente una ensalada de lechuga (o repollo para gustos menos refinados), con rábano, limón y aguacate (si le dice palta, usted no tiene derecho a disfrutar su sabor), bajo esta ensalada se encuentra un estofado de granos de maíz, con carne de pollo y/o cerdo y/o res y/o conquistador hispano (si es que le gusta la manera más tradicional). Chínguese (se dice así su degustación) con tostaditas y un agua de jamaica.

Características[edit]

Para preparar un buen pozole lo primero que tiene que hacer es tirar esos granos precocidos que encuentra en el supermercado, no sirven de nada y sólo hará una parodia del platillo. Usted debe levantarse a las 4 de la madrugada a recolectar mazorcas en el campo, si usted no tiene campo ni plantíos puede levantarse a la 1 de la madrugada a robarse los elotes de algún campo. Una vez hecho el proceso, se debe desgranar y arrojar los granos del maíz a una solución de hidróxido de cal con agua con la finalidad de expulsar a los malos espíritus que vivan ahí (y de hacerlo suavecito, pero eso no se escucha tan impresionante).

Lave bien, a menos que quiera intoxicarse, luego agréguelos a una olla para pozole (podrían servir ollas para no pozole, pero sería una herejía) y hiérvalos hasta que exploten como palomitas de maíz (pochoclos, para los poco entendidos), no estallarán tan dramáticamente, sólo se harán muy grandes. Una vez hecho esto, agregue la carne de su preferencia. Lo más tradicional es comprar un puerquito, criarlo, educarlo, quererlo, hacerlo parte de la familia (todo esto hará que sea más sabroso) y una vez que se prepare el pozole, matarlo con un cuchillo en el corazón que vendría a ser lo menos sádico de las opciones, partir su cabeza en pedacitos y arrojarlo al pozole. El alma del cerdo le dará ese sabor especial a hogar.

Puede repetir el proceso con pollos, vacas, armadillos, iguanas y casi cualquier animal cuya carne no pierda consistencia y tenga capacidad de dar y recibir amor en vida.

Tipos[edit]

En México hay una gran variedad de tipos de pozole, aunque no tantos como los tacos o los moles y se puede agrupar dependiendo del colorín de la bandera mexicana.

  • Los blancos que son los recomendables para la población mexicana con gastritis (99%) aunque esa población prefiera los demás. Es un pozole hecho con maíz y carne, quizá un poco de sal, ajo y mugre de las cenizas donde se prepara. Su sabor es tan puro que se le pueden agregar otros ingredientes exóticos como champiñones, sardinas, algunos insectos (si es que no le brincan solos) o cualquier cosa que realce la gastronomía tradicional y la experimental. El pozole blanco es ideal para extranjeros que quieran probar pozole sin morir en el intento.
  • Los rojos, con base semejante a los blancos pero se le muelen chiles de los que no pican, pero también de los que pican para que agarre sabor, tanta combinación hace que se ponga del color del infierno.
  • Los verdes son más o menos lo mismo, pero ahí sí sabe dios que le agreguen para que obtenga ese color peculiar. Puede ser desde una lechuga, algunas ranas o quizá dólares y esmeraldas, lo que sí es que es más tradicional para el día de la Independencia de México.

Los acompañamientos no podrían faltar, hay básicos que sin ellos un pozole es sólo un caldo de maíz, entre ellos están:

  • lechuga finamente rebanada, lo que es una verdura para que ese insalubre plato se convierta en uno nutricionalmente balanceado.
  • la cebolla finamente picada, cuya finalidad es que perdure el sabor y que todos noten que comiste pozole y te envidien.
  • las rodajas de rábano para darle presentación gourmet.
  • el limón, de preferencia que no esté seco como los que dan en los negocios de comida.
  • el aguacate, que es la fruta más dulce que se le puede poner a un platillo de puerco.
  • el orégano, al que le gusta.

Mientras los ingredientes que solo los raros (y por tanto desconfiables) le agregan son: col, crema, queso fresco, chicharrón)

Estos se ponen en platitos para que el comensal se sirva, si no lo hace en correcto orden puede confiar que no es un mexicano de verdad y debe llamar a la policía inmediatamente.

Véase también[edit]