Cibeles

From Inciclopedia
(Redirected from Rea)
Jump to navigation Jump to search
Estatua de Cibeles, donde el Real Madrid va a celebrar cuando gana algo importante.

Cibeles para los frígidos frigios, Rea para los griegos y Ops (Ups) para los romanos, era la diosa de la Madre Tierra que se adoraba desde antes que iniciara la historia, desde que los humanos comenzaron a hacer diosas voluptuosas y sensuales en roca, hace unos miles de años. Era la diosa de la tierra fértil (en alusión a su femineidad), de las fortalezas (en alusión a que era fuerte), de las montañas (en alusión a sus boobies), de las cavernas (en alusión a ya imaginas qué), además se le presentaba como protectora de los animales, especialmente de los leones, abejas y de los abeleones (mitad león y mitad abeja que eran la pesadilla de los hombres del neolítico).

Cibeles paleolítica[edit]

En la Edad de Piedra esculpían con ritmo.

Cuenta un tipo en Youtube y varios artículos mal redactados en internet, que Cibeles originalmente cayó del cielo en forma de meteorito en el paleolítico, y al ser radiactiva hacía que las semillas de fruta que se tiraban alrededor se hicieran árboles en un par de horas, lo que alentó que se hicieran las primeras ciudades, se inventara la agricultura y existieran los primeros mutantes con superfuerza como Gilgamesh.

Como diosa no se cuenta mucho de su carácter, al parecer le gustaba la jardinería, la apicultura y la leonicultura, se vestía con una sábana como todas las deidades antiguas y en su corona tenía una torre de ajedrez, en señal de que la gente debía amurallar sus ciudades para evitar los ataques de los smilodontes (que al perder su principal presa, los cavernícolas, se extinguió).

Cibeles frigia[edit]

En medio de lo que hoy es Pavonia, existía una roca que cayó del cielo y Zeus que le daba a todo lo que se moviera, y a lo que no también, fecundó a ese meteorito del que nació una figura andrógina llamada Agdistis que era hombre y mujer y helicóptero apache al mismo tiempo. Era une diose totalmente poderose, por eso los demás dioses temiendo que los gobernara en un andogiarcado le ataron a una cama y le cortaron el nepe con todo lo que conlleva, haciéndola femenina y renombrándola Cibeles. De su órgano cortado nació el primer árbol almendro, que sabe exactamente a pene de Agadistis.

El semidios Atis tiraba de su carro, lo que era muy difícil porque no se había inventado la rueda aún, un día de pereza se amarró la cuerda de ciertos lugares sensibles y tiró con toda su fuerza, por lo que terminó castrado sin querer, lo que da una lección de vida a los perezosos.

Pronto todos sus sacerdotes comenzaron a castrarse voluntariamente (o eso es lo que nos quieren hacer creer) para adorarla sin tentaciones carnales, el mito de Cibeles se asocia con el Real Madrid C. F., ¿será por algo?

Rea griega[edit]

Rea era la maestra del engaño.

Cuando Cibeles fue redescubierta por los griegos con largas barbas, su papel de Madre Tierra ya estaba ocupado (por varias diosas), así que le tuvieron que asignar uno nuevo, pues su currículum era espectacular y no querían dejarla fuera de la mitología.

Rea era la titánide de la fertilidad (es decir, las orgía). Era hija de Gea y Urano. El padre de Rea, Urano, estaba tremendamente celoso y tenía mucho miedo de ser corneado por Gaia con cualquiera de sus hijos (porque Urano también era hijo de ella también). Un día, Gea se cansó de estar tan celosa y le pidió a uno de sus doce hijos que se ocupara de su padre. Rea no aceptó la propuesta, porque estaba demasiado ocupada tirándose a todos. El único de los doce Titanes que decidió afrontar el desafío fue su hermano, Cronos, quien amablemente castró a Urano y se convirtió en el nuevo administrador del cabaret Olimpio.

A Rea le encantaba ver stripers peleando mientras la cabra cuidaba a Zeus.

Rea (siempre dispuesta a seguir su papel de diosa de la fertilidad) decidió desposar a su hermano. Después de intentarlo día y noche por mil años (literalmente) terminó embarazada. Ella dio a luz a Hestia, Deméter, Hera, Hades, y Poseidón, el problema es que Cronos no se sentía suficiente maduro para ser un buen padre y decidió comerse a sus propios hijos. A Rea no le gustó eso y he aquí, ¡se queda embarazada de nuevo! Esta vez da a luz a Zeus, pero lo intercambia por una deliciosa roca para que Cronos se lo coma en su lugar.

Pasó el tiempo y Zeus creció. No sabía que era hijo de Cronos y por eso vivía en un barrio bajo junto a los campesinos. Rea decidió contarle a su hijo toda su historia, y que mataría a Cronos para quedarse con toda la herencia. Junto a Métis (una prima muy cercana) Zeus le dio laxante a Cronos, que cagó hasta morir (incluido a sus hermanos que quedaron muy libres y muy sucios).

Zeus se convirtió en el rey más joven del barrio rico del Olimpo y se casó con Métis. Pero a Rea no le agradaba su nuera y decidió envenenar la cabeza de su hijo contra la pobre niña. Dijo que ella daría a luz a un hijo, que mataría a Zeus, al igual que Zeus mató a Cronos al igual que Cronos mató a Urano. A Zeus no le gustó nada esta historia, mató a la pobre Metis y se volvió a casar con Hera (su hermana y la hija más querida de Rea), para que no hubiera más problemas entre suegra y nuera. Y Rea fue feliz para siempre, criando a sus nietos, en especial a Dionisio a quien le enseñó a preparar bebidas alcohólicas.

Cibeles romana[edit]

Cuando los romanos vieron que su diosa equivalente de Rea no les servía para nada, preguntaron a un Oráculo, y les dijo que debían adorar a la verdadera Diosa Madre, el Imperio Romano envió a sus mejores políticos y embajadores de la paz a robar el meteorito original, de ahí empezaron a conquistar y conquistar hasta volverse el territorio más grande del mundo y castraron sacerdotes "voluntarios" para seguir la adoración.

Véase también[edit]