Tártaro

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Claro que sí caben, ahí hay espacio...

Tártaro, Tartarus es una tarta deidad, un lugar y un concepto de la mitología griega. El Tártaro se encontraba bajo el reino de Hades, muy debajo, es prácticamente el sótano del inframundo, usado para guardar basura, cosas viejas, Titanes y otros enemigos de Zeus (que eran como presos políticos), actualmente el Tártaro se movió de lugar y se usa como prisión y es llamada Guantánamo.

Historia[edit]

Según contó Hesíodo un día que se encontraba borracho, el Caos estaba de mal humor y procreó a Tártaro, que era el hermano de Gea y Eros. Nunca le gustó hacer nada, a diferencia de sus hermanos que tomaron rasgos de seres vivos, Tártaro tenía pereza y decidió pasar su existencia únicamente como un lugar y así no meterse en problemas como todos los demás dioses que se dedicaban a tener las relaciones, a procrearse y a vengarse.

"Mira Dante, ese Titán sufre con estilo."
Virgilio en La Divina Comedia.

También Hesíodo dijo que si se dejaba caer un gato desde el cielo, tardaría 9 días en alcanzar la Tierra y de ahí tardaría 9 días más en llegar al Hades, y 9 días extras en llegar del Hades al Tártaro, por lo que suponemos dos cosas, que era muy profundo y que a Hesíodo no le gustaban los gatos.

Igualmente mientras el Hades es el lugar de los muertos, el Tártaro es un hueco más horrible, pestilente y desesperante que una tumba. Generalmente era usado para meter a los conspiradores y la gente que le caía mal al dios reinante en turno, así cuando Cronos era el Presidente Constitucional del Universo, metió a los Cíclopes ahí, porque les encontraba muy deformes al tener un solo ojo, ya que para Cronos el número permitido de ojos en la ley era de dos. Cuando Zeus tomó el poder liberó a los Cíclopes, que le ayudaron, y metió a su padre y a otros Titanes al Tártaro donde eran vigilados por los Hecatónquiros, que para desgracia de Cronos, cada uno tenía 50 cabezas, lo que significaba 100 ojos, lo que significaba que tenían 98 ojos más de los que podía soportar, pues se presume que tenía una especie de Transtorno Obsesivo Compulsivo con estos órganos visuales.

Más tarde un hijo de Tártaro y Gea llamado Tifón fue enviado por su madre para que dialogara con Zeus sobre establecer votaciones democráticas para el gobierno del mundo, la respuesta de Zeus fue electrocutar a Tifón y enviarlo a vivir dentro de su padre. Por lo que notamos que el rey de los dioses le gustaba la diplomacia.

Transformación[edit]

Poco a poco el viejo y buen Tártaro se fue transformando en un lugar de castigos para los sucios humanos que lo interpretaban. Cuando Grecia clásica cayó y los romanos robaron su mitología, hicieron que el Tártaro fuese un lugar de tormentos indecibles, ahí es donde Sísifo tenía que sufrir el castigo de cargar a su suegra a la cima de una colina, luego ésta rodaba y tenía que subirla de nuevo, hasta el fin de los tiempos.

Para Virgilio, el Tártaro era el lugar donde toda la gente que le caía mal acababa, decía que estaba custodiado por la Hidra de Lerna que revisaba el pasaporte, y si no lo tenías vigente una cabeza te devoraba un brazo y la otra te devoraba un pie, y te dejaban ir después de una amonestación verbal.

Así gracias a esto el Tártaro se transformó en el infierno como ahora lo conocemos, lleno de fuego, diablos y estrellas de rock, en el Libro de Enoc se dice que Dios puso al Arcángel Uriel a cargo del Tártaro, y ahí se sabe que cambió de administración.

Residentes famosos[edit]

Del Tártaro a sus postres.

Antes de que se hiciera infierno, ya tenía huéspedes muy famosos:

  • Los Cíclopes (brevemente)
  • Cronos (el más famoso, acusado de comerse a sus hijos, en el sentido literal, no en el freudiano)
  • Ceo (el titán de la inteligencia, que demostró no ser tan inteligente)
  • Crío (que era el titán de los rebaños, que no iba a ser encerrado pero se resbaló sin querer y cayó ahí)
  • Japeto (el titán abuelo de los seres humanos, encerrado ahí porque nos hizo demasiado feos listos)
  • Anfión, un loco que quiso destruir un templo.
  • Danaides, 50 mujeres que mataron a sus esposos de matrimonios forzados (no había justicia feminista)
  • Alóadas, gigantes enanos que quisieron tomar el Olimpo.
  • Sísifo, condenado por evasión fiscal.
  • Tántalo (hizo bastantes cosas que enfadaban a los dioses, a otros los hubieran castigado sólo por una de ellas)

Hijos[edit]

  • Con Gea
    • Tifón (monstruo diplomático que compitió en las elecciones contra Zeus y fue castigado)
    • Encelado (otro gigante que quería democracia)
  • Con Anónimo
    • Campe (era la que cuidaba las plantas en el Tártaro, Zeus la mató por fea)
    • <inserta tu nombre aquí> (última descendencia de Tártaro que habita en su casucha)

Véase también[edit]