Teseo

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
¡Come hacha, hombre desnudo!

Teseo fue un antiguo rey de Atenas, mejor conocido por matar al Minotauro y por secuestrar a Helena de Troya para convertirla en su novia. Era valiente cuando era bueno para su heroica reputación, pero era un idiota en privado. Teseo abandonaba a sus amantes y amigos del otro lado del Mediterráneo si dejaban de ser útiles para él. Era un gran mentiroso que habría sido olvidado si no hubiera estado involucrado en matar al Minotauro en su laberinto sin ventanas.

Nacimiento[edit]

Los antecedentes de Teseo eran en parte humanos, en parte divinos y el resto miente. Su madre era Etra de un asentamiento griego de de mala muerte llamado Troezen. Se le prometió al rey Egeo de Atenas y la pareja se casó en el templo de Etra. Las nupcias matrimoniales fueron estropeadas por Egeo emborrachándose y yéndose en la cama. Etra decidió que necesitaba un baño de medianoche en el mar, donde conoció al dios griego Poseidón en una de sus redes de arrastre de cualquier ninfa sexualmente disponible. La pareja se conoció, se revolcó mucho en las olas y se concibió un bebé. Poseidón depositó a su novia de una noche en su dormitorio. Egeo despertó un poco más tarde preguntándose por qué su nueva esposa olía a algas y pescado. Finalmente adivinó la verdad: ella le había sido infiel con un lascivo demonio marino.

Egeo podría haber matado o rechazado a su esposa por este poco de adulterio acuático, pero tenía que tener en cuenta que el niño iba a ser hijo de Poseidón. Sería muy imprudente alterar el aliento de un viejo pez haciéndole algo malo a su descendiente. Sorprendentemente, el hijo resultante, Teseo, resultó ser un niño relativamente normal. Los hijos de Poseidón normalmente eran bestias de las profundidades marinas o caníbales matones. Aún así, el orgullo de Egeo había sido herido, así que se divorció de Etra. Se mudó de casa para criar al niño, pero Egeo pagaría la pensión completa. Si Teseo quisiera saber acerca de su verdadero padre, las pistas quedarían bajo una enorme roca en el camino a Atenas. Debajo estaba enterrado un viejo par de sandalias con monograma, una concha de almeja, una lanza y una copia de la Guía del Viajero (edición 1200 a.C.).

El viejo rey luego regresó a Atenas y se casó con Medea, ex esposa de Jasón y los Argonautas. Como Medea había ayudado a Jasón a asesinar a su padre, hermano e hijos, le dijo a Egeo que "las familias no son para mí". Egeo accedió a regañadientes y esperó los próximos 20 años para ver si Teseo mostraba sus verdaderas cualidades heroicas o se deslizaba hacia la mediocridad aburrida.

Heroísmo temprano (cosas aburridas)[edit]

Teseo descubre su derecho de nacimiento.

Teseo creció para ser un nadador excepcionalmente fuerte (ya sabemos de quién lo sacó) y bastante guapo. Su madre le contó sobre la roca donde encontraría su verdadera identidad. Teseo no pudo moverla porque era un debilucho, hasta que tras un largo entrenamiento y muchas malteadas de sardina, pudo volverse más fuerte. Teseo no entendía la concha marina o los restos podridos de un libro, pero la lanza fue útil. Las sandalias también se veían bien, se ajustaban perfectamente. El boleto adjunto "Recoger antes del jueves" lo desconcertó, pero vio que podía leer la dirección, era una calle en Atenas.

En el camino, Teseo se encontró con varios bandidos con peculiares hábitos de matar. Los despachó a todos (a algunos les hurtó sus armas) y finalmente llegó a Atenas para buscar la zapatería en el ticket de reparación. El zapatero lo reconoció y señaló hacia el palacio. Teseo se dirigió, pero se desvió hacia la Acrópolis, donde vio un festival extraño y silencioso. Un grupo de hombres y mujeres jóvenes lloraban sosteniendo sus billetes de lotería. Teseo preguntó por qué lloraban cuando habían ganado unas vacaciones gratis en Creta. Uno dijo "¿entonces no sabes quién es el Minotauro?" Teseo dijo que no, pero que preguntaría en el palacio real.

El Minotauro[edit]

Parísfae y el Toro de Creta con mirada de contrariedad.

Hasta ahora, esta epopeya apenas ha emocionado algún distraído lector. Ahora cambia a un ritmo muy diferente cuando llegamos al Minotauro. Era el hijo de la reina Pasífae de Creta y literalmente un trozo de carne, un espécimen premiado en el rebaño del rey Minos. El toro había sido destinado a un sacrificio a Poseidón, pero Pasífae intervino y realojó al toro en su propio corral dentro de un templo en desuso dedicado a Afrodita .

Esto causó un "doble resentimiento" con las deidades ofendidas y que Afrodita había escuchado a Pasífae llamarla "La Diosa de la Lujuria". Dado que Pasífae era miembro del club inmortal (su padre era el Titán Helios), estaba más allá de los castigos habituales que los dioses griegos podían infligir a los simples mortales. En cambio, a Afrodita se le ocurrió una venganza humillante: pudo inspirar en secreto a Pasífae con una lujuria antinatural por el toro (demostrando que sí era la diosa de la lujuria, pero después del castigo nadie se lo quiso recordar).

La reina de Creta le pidió al carpintero del rey, Dédalo de Atenas y su joven aprendiz (e hijo) Ícaro, que encontraran una solución para facilitar el "acoplamiento". Dédalo trató de retrasar hacer cualquier cosa, alegando que estaba trabajando en la creación de un método de bajo presupuesto para viajar en avión y estaba esperando una entrega de cera y plumas. Pasífae amenazó con que si él desobedecía, ella lo acusaría de querer acostarse con ella frente al malhumorado Minos. Dédalo captó la pista general y comenzó a trabajar.

El resultado final fue una enorme vaca de madera de colores brillantes que se podía abrir y subir al interior. También venía con un tubo de sonido que, si gritabas desde adentro, traduciría la voz humana en el sonido de una novilla en celo. Se suministró con orificios para respirar en la parte delantera y un área en la parte posterior para que... Bueno, para que se acoplara como una vaca lo haría.

Éxito[edit]

No lo intente en casa.

Dédalo e Ícaro revelaron la vaca de madera de Creta a Pasífae. Ella preguntó "¿funciona?" Padre e hijo soltaron toses incómodas y dijeron que no sabían y que no podían realizar la prueba. Pasífae tendría que desnudarse para encajar dentro, colocando sus manos y pies en las ramas de madera provistas. También sugirieron mucho lubricante adicional y que dejarían un cuenco adentro para que ella pudiera tomarlo. Para ayudar a su modestia, se corrió una cortina alrededor de la vaca. Una de las sirvientas de confianza de Pasífae, Nana, tendría que ayudarla a entrar y salir.

Pasífae persuadió a su esposo para que se fuera de viaje de negocios o de incursión a Grecia y organizó su encuentro con el toro. Para ayudar a moverlo, Pasífae ató a sus otros sirvientes y soldados para empujarlo hacia un campo y erigió una pantalla alrededor. Fuera de la vista de cualquier otra persona, Pasífae se quitó la ropa y se colocó en posición. Nana también se quitó la ropa y se puso la túnica de la reina con una capucha levantada para que nadie pudiera ver el interruptor. Se quitó la pantalla y sonó una campana. Ésta fue la señal para que Dédalo e Ícaro llevaran al toro al campo con la multitud bien retenida. Se había animado a todos a que trajeran sus instrumentos musicales que también enmascararían cualquier sonido humano sospechoso proveniente de la vaca.

Dédalo e Ícaro caminaron hacia la vaca de madera y ondearon una bandera roja. El toro al principio parecía muy enojado, resoplando salvajemente hasta que captó el sitio de la vaca. Se encabritó y corrió hacia el objeto inamovible. Nana, Dédalo e Ícaro se hicieron a un lado mientras el toro montaba a la vaca, un grito en el interior indicaba que se había hecho "contacto".

Esta escena de sexo gráfica los hizo estallar de risa en el Monte Olimpo. A Zeus no le hizo gracia, viendo todo el episodio como una broma sobre él (Zeus a menudo había "jugado al toro") en sus diversos asuntos y apresuró a Minos de regreso de sus vacaciones. Pasífae, que había estado en un trance alcista, se "despertó" horrorizada y gritó que se quitara el toro. Minos llegó y abrió la vaca para ver a su esposa adentro. Hizo matar a Nana (siempre culpaban a los sirvientes) y encarceló a Dédalo e Ícaro por ayudar a la Reina en sus deseos antinaturales. Pasífae apenas podía caminar, mientras tanto, el toro pateó a la Vaca de Madera en pedazos con frustración, nadie había quedado satisfecho, nadie.

El vaquero de Creta[edit]

Lo tuvieron que encerrar por exhibicionista.

Minos y Parsífae lograron arreglar su matrimonio y continuaron como antes, al menos hasta el nacimiento de su hijo. La esperanza de que el niño al que llamaron Asterion de alguna manera supere su extraña ascendencia se desvaneció un poco cuando sus primeros cuernos comenzaron a desarrollarse. Aunque el resto del cuerpo de Asterion seguía siendo una forma humana, su cabeza, manos y pies se volvieron más "como una vaca". Las uñas y las uñas de los pies se desarrollaron en pezuñas, mientras que su nariz y hocico se alargaron. Siguió resoplando y rastrillando el suelo cuando se enojaba. Minos decidió que eso era suficiente y obligó a su todavía encarcelado personal de mantenimiento Dédalo a idear un nuevo hogar para el niño con cabeza de toro. Sería una prisión de rompecabezas llamada laberinto. Y mientras lo hacían, Minos y Parsífae repudiaron a Asterion y cambiaron su nombre legalmente a "El Minotauro, chico bestia de mala suerte".

Les tomó un tiempo saber qué darle de comer al Minotauro hasta que devoró al hombre enviado al laberinto para entregar sus verduras diarias. El monstruo ya no era un vegetariano estricto y pronto se abría paso masticando a un esclavo una semana. Minos pidió voluntarios, pero no obtuvo candidatos. Necesitaría otro suministro regular en otro lugar. Minos tuvo una idea y un prejuicio preformado: la ciudad natal de Dédalo el ateniense proporcionaría las víctimas en el futuro.

Acrópolis ahora[edit]

"Come espada Centau... ¿Centauro? Perdón señor, yo buscaba al Minotauro, lo confundí."

Dejamos a Teseo vagando por el palacio ateniense en busca de su padre. La primera persona que conoció fue la reina Medea, que sabía quién era. Ella dijo que Egeo estaría orgulloso de conocer a su hijo perdido hace mucho tiempo, pero que dependía de Teseo demostrar que era digno del honor de hacer algo adecuadamente heroico. Hizo un juramento de matar al Minotauro, que Medea verificó con entusiasmo. Egeo lo aceptó de mala gana y añadió el nombre de Teseo a la lista de víctimas que se enviarían a Creta.

Para hacerse pasar por una joven, Teseo se afeitó las piernas, se depiló las cejas y se hizo llamar 'Apolonia'. El cambio de nombre funcionó y cuando llegaron a Creta, el rey Minos marcó a los que serían la cena del Minotauro, los que quedaban serían un refrigerio de fin de semana.

Siendo griego, Teseo aguantó el interés de Minos y fue colocado en el barrio de mujeres. Su disfraz no fue descifrado hasta que vio a la hija de Minos, Fedra. Era hermosa e ingenua, un talento que siempre atrajo el interés de Teseo. También lo notó la hermana de Fedra, Ariadna, a quien le gustaba tejer tapices que representaban a su espantoso hermano comiéndose a sus víctimas. Ambos odiaban vivir en Creta y querían mudarse a Atenas para divertirse más. Aunque el mito no es explícito aquí, podemos suponer que Teseo llegó a conocer muy bien a las mujeres porque unas horas más tarde estaban ansiosas por ayudar a Teseo en su heroica búsqueda. Ariadna explicó lo que haría.

Come palo de golf Minotauro.

"Asterion piensa como un toro pero come como un caníbal. De todos modos, lo voy a visitar más tarde ya que he tejido algo para calentar sus cuernos. Luego le dejaré un poco de vino para que mi hermano se emborrache. Luego me iré un ovillo de lana en su guarida y...

"Creo que he perdido el hilo de este mito", dijo Teseo. "... Tienes la idea ..." sonrió Fedra.

Teseo pidió prestado uno de los palos de golf de Minos y esperó con Fedra en la entrada del Laberinto. En el interior podía oír chillidos y gruñidos y luego silencio. En ese momento apareció Ariadna sosteniendo un trozo de hilo.

"Debería ser fácil. El Minotauro acaba de terminar de comerse a ese amigo tuyo. Ahora estará somnoliento." Teseo se tambaleó siguiendo la lana lentamente, tras un camino que lo llevó más allá de muchos lugares espantosos. En ese momento se encontró con el Minotauro, dormido frente a un grupo de pantallas de computadora y un brazo a medio comer sosteniendo una pila de papiros. Teseo no hizo nada heroico como "estoy aquí" o "lucha como un toro, muere como un hombre y viceversa". No, simplemente se puso detrás del Minotauro y lo mató con el palo de golf de Minos. Mito cumplido. Hubo una ronda de aplausos en el monte Olimpo. Hora de irse.

Esa es en realidad la suma de la historia. No hay una escena de diálogo extendido, muchas tonterías de la cabeza de toro o del héroe nominal de la historia o por qué las hermanas de la criatura estaban tan dispuestas a ayudar a un extraño a matarlo. Al menos Medusa convirtió a sus víctimas en piedra. El Minotauro fue una verdadera decepción y fácil de matar.

Regreso y abandono[edit]

Come abandono en esta isla desierta, Ariadna.

Teseo consideró que era un buen momento para marcharse. Tuvo el tiempo justo para cortar la cabeza del Minotauro, rellenarla y montarla para colgarla en una pared como prueba de su hazaña. El viaje de regreso no fue tan feliz. Fedra le agradaba mucho más a Teseo que a su hermana, por lo que abandonó a Ariadne en una isla, y le echó anclas mientras ella todavía estaba en la playa para reponer su bronceado. Este comportamiento poco heroico en particular le dio a Teseo una gran marca negra y empeoró cuando Ariadne finalmente encontró a alguien para rescatarla, quien resultó ser el dios aprendiz Dionisio. A partir de entonces Ariadne sería una nueva atleta olímpica cuyo único fin sería vengarse de su ex amante y su traicionera hermana.

Una confusión en los mensajes (por medio de semáforos y señales con las manos) convenció al rey Egeo de que su hijo estaba muerto, por lo que se arrojó por un acantilado y le puso su nombre a un mar. Como Medea también había querido a Teseo muerto, se fue de la ciudad robando tantas cucharas de plata y platos de oro que pudo cargar en un caballo y un carro. Pero antes de decir su último adiós, Medea maldijo a Teseo diciendo que "algún día moriría como su padre".

Teseo regresó a casa victorioso y colocó su espeluznante trofeo Minotauro sobre su trono para que todos pudieran ver lo que mató en Creta. Fedra también se convirtió en reina, pero los olímpicos no habían terminado con ellos. Teseo nunca hizo otra hazaña heroica, pero hizo muchos movimientos malos. Engañó a Fedra con las Amazonas y trajo una a casa para compartir el palacio en un nuevo arreglo de "trío". En venganza, Fedra sedujo al hijo de Teseo, Hipólito (producto de una de sus hazañas anteriores entre las sábanas), pero eso terminó mal con la muerte de Fedra e Hipólito.

Desilusionado con la vida en general, la atención de Teseo se centró en las mujeres más jóvenes. Él secuestró a Helena de Troya cuando todavía era Helena de Ningún Lugar, pero le dijeron que la liberara porque la necesitaban para una nueva epopeya. Teseo luego se involucró en un plan descabellado con un compañero para secuestrar a Perséfone, Reina de los Muertos. Sólo lo liberaron esa vez cuando su viejo amigo Heracles estaba de visita para llevarse a Cerbero a dar un largo paseo por la parte superior. Teseo salió tambaleándose de su palacio junto al mar después de una intensa noche de bebida y fornicación, se cayó de un acantilado cerca de Atenas y murió, exactamente en el mismo lugar que su padre Egeo todos esos años antes. Teseo fue al Hades de nuevo... esta vez para siempre.

Véase también[edit]


Exito meme.jpg This article ha sido traducido de la Uncyclopedia por algún listillo
que nos quiere restregar por las narices su pedazo de nivel de inglés

English (Fork)