Johannes Kepler

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Kepler bailando un baile de reproducción ballet como solo él podía hacerlo.

Johannes "Bailes Locos" Kepler​ (Sacro Imperio Romano Germánico, 1571 - Ídem 1630) fue un famoso músico y danzarín que utilizó sus grandes conocimientos en baile para determinar cómo es que bailaban los planetas alrededor del Sol. Fue colaborador de Tycho Brahe, un científico tan poco conocido que nunca tendrá un artículo en Inciclopedia.

Biografía[edit]

Kepler nació en el seno de una familia que había sido engañada por Martín Lutero para que se afiliara a su organización secreta. Su padre, Heinrich Kepler, era mercenario del duque de Bikini, por lo que nunca se encontraba en la ciudad, una vez llegó después de tres años de viaje y pudo conocer a su hijo recién nacido al que le puso Johannes, después del bautizo se ausentó otros diez años, tiempo en el cual Kepler tendría otros 4 hermanos menores.

Su madre sabía leer y escribir y por tal razón fue acusada de brujería. Mientras estaba en la cárcel de brujas, Johannsen tuvo que mantener a sus hermanos bailando en la plaza pública por un trozo de pan de ajo. Adquiriría el gusto por la danza, presentándose en las principales plazas, explanadas y jardines de su pueblo. Su padre había muerto en la guerra y su madre había sido quemada, pero como eran luteranos, pudieron volver vivos a su casa. Cuando ellos volvieron, Kepler pudo trasladarse a la escuela de danza latina de Leonberg.

Kepler se atrasaba constantemente en sus cursos, debido a su empleo de medio tiempo como barbero en el observatorio de la ciudad, donde se interesaría porque los planetas también bailaban, muy lento y muy predecible, pero al fin bailaban. Al final se matriculó en la Universidad de Tubinga y comenzó a estudiar tarantela, tresques, branles, danza macabra y demás bailes medievales, doctorándose en zarabanda renacentista. Ahí, su profesor le enseñó el ballet del Sistema solar creado por el famoso bailarín de break dance gótico, Copérnico, en el que los bailarines del Sol y la Tierra habían cambiado de posición, y que en su tiempo la Santa Inquisición había prohibido en los salones de danza de todo el mundo.

Kepler vivió en una época en la que no había una distinción clara entre astronomía y astrología, pero había una fuerte división entre astronomía y física/matemáticas, por lo que aseguraba que los planetas, estrellas, cometas y extraterrestres bailaban por voluntad de Dios que así lo quiso, los inquisidores estaban muy confundidos y no sabían si quemarlo o canonizarlo, o quizá ambas cosas. Pero sólo se decidieron por ingresar sus obras al Index librorum prohibitorum, a quemar a su madre por segunda vez y a expulsarlo de Austria donde tenía todos sus tutús.

Su último baile fue en en Praga, frente al rey quién le había prometido que si podía girar sus piernas en una dirección y su torso en otra, le perdonaría la deuda que adquirió con la Corona. Kepler lo intentó pero como ya todos lo imaginan, se partió en dos, saliendo disparado su torso con las manos extendidas como helicóptero y nunca se le volvió a encontrar. Sus piernas fueron sepultadas, luego el ejército sueco las robó de su tumba durante la guerra de los Treinta Años, hasta que siglos después Catalina la Grande las recuperó y ahora están exhibidas en el Observatorio de San Petersburgo con el cartel de "las mejores piernas que alguien pudo haber usado para bailar".

Obra[edit]

Las Tres Leyes[edit]

La danza de las órbitas, su mejor trabajo y único conocido.

Kepler comprendió pronto que los planetas no bailaban por gusto, sino que eran obligados por una fuerza llamada gravedad que es la misma que impide que algo más pesado que el aire pueda volar (sí, los pájaros, aviones y ovnis son más ligeros porque están construidos algodón de azúcar). Para los planetas funciona parecido, éstos son atraídos por la sensualidad del Sol, pero cuando se acercan son alejados por la petulancia de éste, y en la danza es más notorio.

  • Primera Ley: todos los Planetas (incluyendo los inventados y los aún no descubiertos) giran alrededor del Sol en una elipse, pues las elipses son más artísticas que los círculos.
  • Segunda Ley: cuando el Planeta está más cerca del Sol avanza más rápido (para que no le queme la colita), y cuando está más lejos va más despacio porque tiene congelados los pies.
  • Tercera Ley: "Para cualquier planeta, el cuadrado de su período orbital es directamente proporcional al cubo de la longitud del semieje mayor de su órbita elíptica", lo que en lenguaje para gente normal, significa que los planetas atraen también al Sol, pero muy poquito.

Interpretación Asimoviana:

  • Primera Ley: el Sol no hará daño a un ser humano ni, por inacción, permitirá que un ser humano sufra daño.
  • Segunda Ley: los planetas debe cumplir las órdenes dadas por los seres humanos, a excepción de aquellas que entren en conflicto con la primera ley.
  • Tercera Ley: el sistema heliocéntrico debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o con la segunda ley.

Mysterium Cosmographicum[edit]

Nombre corto: Precursor de los ensayos cosmológicos, los cuales contienen el secreto del universo; acerca de la proporción maravillosa de las esferas celestes, y acerca de las verdaderas y particulares causas del número, magnitud, y movimientos periódicos de los cielos; establecidos por medio de los cinco sólidos geométricos regulares. Se trata de un libro experimental larguísimo que habla sobre cosas muy muy extrañas e inentendibles acerca de bailar en forma de cubo/tetraedro/dodecaedro/icosaedro y de cómo eso podría solucionar todos los problemas de la danza de su época. La iglesia lo excomulgó por segunda vez.

De stella nova in pede Serpentari[edit]

Como buen artista (la danza es un arte por más que no parezca), Kepler empezó a experimentar con las drogas, y de ahí salió esto. Encontrándose en el gran salón de la corte bávara, donde interpretaba una versión de El lago de los cisnes con telescopios en vez de cisnes. Con la combinación telescopio-drogas duras, Kepler creyó observar en el firmamento una nueva estrella bajo los pies de Serpentario, supuesta constelación de una serpiente con pies. Lo que veía realmente era un calcetín pegado al techo de la enorme bóveda de color celeste que nadie sabe como había llegado ahí.

Somnium[edit]

Kepler nos describe un sueño que tuvo en el que un bailarín islandés, usando un enorme pas de deux, logra llegar a la mismísima misma Luna. Ya ahí, se encuentra con unos demonios que le describen toda la luna para que el lector comprenda mejor, y luego el mismo protagonista empieza a describir la danza que realiza la luna con la tierra, tema de su nuevo passepied. La obra termina con Kepler despertando y diciendo "Joder, quiero ir a ver ese nuevo passepied, que se estrenará en Praga el próximo lunes". Lamentablemente la obra se publicó póstumamente, así que nadie fue al estreno.

Por su importante carga autobiográfica, la obra fue usada posteriormente como fuente de debate por el enorme salto que realiza el protagonista: ¿era Kepler realmente capaz de realizar un jetè tan sofisticado y grande? Nunca lo sabremos.

Kepler y la iglesia[edit]

Cita1.pngKepler no era católico, pero adoraba a Lucifer. Al igual que el catolicismo, el luteranismo también se opuso a Helios y, debido a esto, Kepler no pudo convertirse en profesor en la Universidad de Tube, sin embargo, más tarde se convirtió en profesor en Graz.Cita2.png

— Neciklopedio

SN 1604: La estrella de Kepler[edit]

¡Disco!

El púlsar 1604 (SN 1604), también conocido como el coso eso de Kepler fue un púlsar en la Vía Láctea, los púlsar son estrellas muy bailarinas que giran al triple de la velocidad de la luz sosteniendo dos linternas muy grandes (mucho) y que se puede ver por todo el universo conocido y parte del Universo B. Kepler (y todos en el mundo) pudo verla, y fue el primero en ir a patentarla como globo de música disco intergaláctico. En ese momento era más brillante que cualquier planeta y que cualquier estrella, incluyendo el Sol.

Cuando la gente se negó a pagarle por el espectáculo de baile, Kepler se enojó y derribó las linternas de la estrella a tiros de escopeta.

Véase también[edit]