Social Justice Warrior

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Llorando.jpg ¡Atención!
Este artículo trata temas políticamente sensibles por lo que su lectura puede producir llantos y ataques de rabia.
Al reírse de estos temas te expones al riesgo de que algún ofendido te denuncie o te mande una bomba por correo.
Cita3.pngCaray, los que usan sillas de ruedas no pueden subir las escaleras. Hagamos una rampa para que puedan subir.Cita4.png
Normal sobre las escaleras.
Cita3.pngCaray, los que usan sillas de ruedas no pueden subir las escaleras. ¡Hagamos una campaña contra los no discapacitados, insultémolos y hagámoslos sentir culpables por tener piernas que funcionen.Cita4.png
Progre sobre las escaleras.


Social Justice Warriors en una de sus performances

Los Social Justice Warrior, traducido del inglish como Guerreros de la Justicia Social y conocidos como progres por sus detractores son, junto a la Alt-Right, parte de la llamada generación de cristal. Son un movimiento cultural que toma los aspectos identitarios y más superficiales de la extrema izquierda mientras resultan una de las más acabadas expresiones del neoliberalismo, aunque ellos no lo saben porque son imbéciles. Este lamentable fenómeno comenzó en las peores universidades de los Estados Juntitos, fruto de la crisis intelectual y de pensamiento que sufren por la progresiva instrumentalización de las mismas por parte del Señor Burns y gente por el estilo, pero después se esparció alrededor del mundo cuál plaga bíblica.

Han utilizado internet como medio de propagación (qué sorpresa, ¿eh?), siendo junto a sus antagonistas alt-righters, los terraplanistas, los antivacunas y demás escoria, una de las bendiciones que nos ha otorgado el desarrollo de las tecnologías.

Origen de la enfermedad

Los orígenes del movimiento Social Justice Warrior tienen su origen en las universidades norteamericanas. Según varios expertos, todo se remonta a las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial cuando los papás contaban sus batallitas luchando contra Adolfo y sus secuaces y a sus nenes lo único que les interesaba era la New Age por aquello de las drogas. Con el tiempo, aquellos que no murieron de sobredosis terminaron con el cerebro frito, fruto de lo cual la sociedad liberal gringa les invistió como profesores universitarios. Luego, a finales de los ochenta se cayó un muro en alguna parte, con lo que el capitalismo ya no tuvo rival, se volvió globalista y pasó a hacer básicamente lo que le salió de los cojones en prácticamente todo el mundo. Fruto de ello la fracasada izquierda tradicional fue sustituida por este sucedáneo cutre y blandengue de la misma al que se apuntaron muchos millenials que querían sentirse especiales diciendo que cambiaban en mundo mientras no cambiaban nada.

Características

A diferencia de los izquierdistas clásicos como Stalin, Ho Chi Minh o el Che Guevara que nunca conocieron una computadora o un teléfono celular en sus vidas, los "SJW's" usan servicios como Facebook, Tumblr y Twitter para organizarse al más puro estilo Anonymous, portando en ocasiones réplicas de la máscara de Guy Fawkes que han visto en la adaptación cinematográfica del cómic "V de Vendetta" (de leer no son mucho). Si por algo se caracteriza su activismo internauta es porque nunca hacen nada realmente útil por las minorías que con tanto ahínco dicen defender, pero sin embargo son eficaces en la caza de brujas de personas o contenidos que consideran políticamente incorrectos o que han hecho algo inapropiado sustituyendo la presunción de inocencia por presunción de culpabilidad.

En ocasiones realizan acciones simbólicas para oponerse contra alguna de las cosas contra las que dicen luchar. Por supuesto sin efecto alguno. Han sustituido las manifestaciones obreras que reclamaban derechos civiles o laborales, y que de festivas nada tenían, por cosas como las llamadas "maní-fiesta-acciones" en las que, no se sabe por qué, siempre huele a marihuana.

Dicen defender los derechos de mujeres y toman como modelo feminista a Frida Kahlo, quien vivió sometida a un macho. También dicen defender los de los homosexuales y llevan remeras del Che Guevara, quien se dedicaba a fusilarlos. Cabalgan contradicciones, dicen.

A los SJW no les agradan los gobiernos de países como Corea del Norte, Venezuela, Cuba y Nicaragua, porque son comunistas de verdad, no como ellos que solo se lo hacen. Dicen que les parece horrible que se dediquen a perseguir a los opositores, extinguir la libertad de expresión y lavarle el cerebro a los pobres que tuvieron la mala suerte de nacer ahí. Ellos hacen esto mismo, pero por internet que es más elegante.

En cuanto a las cosas que odian... casi acabaríamos antes diciendo las que no. Así que:

Cosas que NO odian

Nada33.gif

Conceptos Social Justice Warrior

Su aspecto usual, un defensor de la libertad de todo la vida, pero con llamativos colores ¿no es guay?.


  • Apropiación cultural: Cuando te disfrazas de Aladdín, le estas robando la cultura a Disney los árabes. Cuando comes comida china, le robas la cultura a los chinos (bueno, eso sería equilibrar el universo pues para China robarse la cultura occidental es de lo más habitual). Cuando bailas Samba le robas la cultura a Brasil. Cuando practicas Krav-Magá, demuestras ser peor que Hitler al robarle la cultura a los judíos. Cuando te disfrazas de Kokun le robas la cultura a los chinos-japoneses. Cuando vistes ropa típica de tu región para una fiesta o bailable, le robas la cultura a los indígenas. Cuando haces yoga, le robas la cultura a la India. Cuando echas una batalla de rap a tu primo, además de hacer el ridículo, le robas la cultura a los negros.
  • Cultura de la cancelación: Se trata de prohibir y perseguir salvajemente todo lo que no cumpla con los puntos de vista SJW en aras de la libertad de expresión, la seguridad y la felicidad de todes. Cualquier figura pública o manifestación cultural presente o pasada puede ser cancelada por cualquier razón. Los Reyes Magos por ser monárquicos, el jazz por haber surgido en prostíbulos, la música clásica porque si es clásica es que será clasista, el color blanco por ser racista, el cuento de Caperucita Roja porque se agrede intolerablemente a un lobo, etc.
  • Cultura de la violación: véase microagresión.
  • Discurso de odio: se denuncia y se señala, salvo si los propios SJW lo adoptan para perseguir aquello que odian (ver apartado anterior) en ese caso se celebra.
  • Espacio seguro: fantasía según la cual un SJW, en un entorno donde esté únicamente rodeado de otros SJW va a estar tranquilo, feliz, no va a sufrir ninguna amenaza y tampoco ningún traumita. Alguien debiera a explicar a esta gente conceptos como traición o fuego amigo.
  • "Fash" o "facha": es el insulto preferido de los SJW. En principio es abreviatura de fascista, pero al final cualquiera que no entre en sus estrechos cauces (no estamos pensando en sus orificios corporales, relájese querido lector) puede entrar ahí.
  • Lenguaje inclusivo: Se defiende una especie de neolengua en base a extrañas zarandajas ideológicas por las que algunes se sienten marginadites si hablas normal y se pretende cancelar a la RAE por no imponerla. Las tendencias del lenguaje inclusivo se dividen en el lenguajx inclusivx que utilizx lx triple equix para denotar lxs objetx y personxs; y el lenguaje inclusive que utilice le letre e para denoter les objetes y les coses. Como es inclusive incluye pronombres extraños para gente andrógine e indecise sobre su génere. Nada sobre su númere, sorprendentemente, lo que no es inclusive con les esquizofréniques.
  • Heteropatriarcado: conspiración a nivel mundial de todos los hombres, malvados por naturaleza, para someter a las mujeres, que son seres de luz, incapaces de cualquier mal.
  • Microagresión: lo que un Alt-Righter hace con su micropene, debe ser.
  • "Woke" o "despierto": aunque el vocablo evoca la sonoridad del vómito, "woke" es una deformación de la palabra inglesa "Awake" que significa "Despierto". Este concepto describe el supuesto acto de tomar consciencia para ver al mundo tal y como es, mientras todos los demás, los que no lo ven así, son gilipollas. Es la forma de proceder de cualquier grupo integrista y sectario.

Cultura SJW

Las grandes corporaciones capitalistas, a diferencia de los SJW, no son tontas y si lo que quieren los SJW es postureo, postureo (a cambio de su dinero, eso sí) es lo que les van a dar, por lo que les ofrecen productos pretendidamente inclusivos mientras explotan sin miramientos a sus trabajadores para realizarlos. También estas corporaciones se ponen la bandera arcoíris el mes de junio o la feminista el 8 de marzo, los SJW ven esto como un triunfo y una muestra de que están cambiando la sociedad en lugar de verlo como el sucio truco publicitario para atraerles a ellos que en realidad es.

De esta manera estos SJW, feroces luchadores contra el capitalismo son adoradores de Apple, CNN, Netflix y Disney a quienes deben considerar organizaciones benéficas.

La influencia de los SJW en la sociedad nos ha dado maravillas como ésta, donde puedes gozar de una inclusión que no encontrarás en el jodido Shakespeare.

Musicalmente les gusta presumir su preferencia por el Indie Rock y el Indie Folk, pero al final consumen la misma música comercial mononeuronal que todo el mundo, preocupándose únicamente porque las letras de las canciones sean políticamente correctas. Algo parecido a lo que hacen los evangélicos con la llamada "música cristiana" pero otro palo.

La mayoría de los SJW son demasiado perezosos para leer más allá de unas pocas líneas, pero si aquello que leen trata sobre cualquier minoría oprimida ya les vale, aunque carezca por demás de contenido -cosa que prefieren, para así poder entender lo que leen-. Así, libros sobre lesbianas que lesbean, racializades que hacen cosas de negros, transexuales que transexualizan están entre sus preferidos. Algunos presumen de haber leído a Simone de Bouvier, Jean-Paul Sartre, Oscar Wilde o Karl Marx, pero si lo hubieran hecho de verdad seguramente estarían pidiendo su inmediata cancelación.

Igual que sus enemigos Alt-Right, los SJW's están metidísimos en el mundo gamer. En ambos movimientos abundan los incel que insultan en juegos en líneas para no enfrentarse al mundo real. No obstante, odian a la industria de videojuegos por considerarla sexista, fascistas, militarista y hasta funambulista, siendo la mayor expresión de esto el Gamergate. Los Alt-Right en cambio odian a la industria de videojuegos por progre. Algo no cierra aquí.

La lucha LGBT+

Así de felices y centrades están ¿no deseas ser como elles?.

La lucha entre ellos, obviamente. Gracias a los SJW las reivindicaciones del colectivo homosexual se han convertido en una lucha fraticida y las personas que históricamente han participado en ellas odian a los SJW con todas sus fuerzas por echarlas a perder.

Como los SJW son gente sin identidad y de mente gris, quieren ser más especiales que nadie. ¿Y cómo serlo? pues de la manera más banal posible: teniendo un género o una orientación sexual más extraña y minoritaria que el de al lado. Debido a esto la tradicional bandera arcoíris que pretendía incluir a cualquiera, sea cual fuera su orientación sexual, se les ha quedado obsoleta y se han inventado múltiples banderas que utilizan para ponérselas en su perfil de twitter y tirar con bala contra quienes llevan otra bandera ligeramente distinta a la propia. De esta manera se han hecho populares las andanadas de pansexuales contra bisexuales y viceversa, las de abrosexuales contra los agénero, litrománticos contra demisexuales...

SJW's famosos

Ideólogos

Cualquier SJW que se precie adora a esta mujer barbuda.

No vamos a referirnos aquí a los principales filósofos posmodernos o a la Escuela de Salchichas Frankfurt porque eso sería investir a los SJW de un aura de intelectualidad que no les corresponde y degradar a estas escuelas de pensamiento. No obstante presentaremos a algunos de sus referentes de "pensamiento", por decir algo.

  • Judith Butler y la teoría Queer. Filósofa postestructuralista y desestructurada que sostiene, debido probablemente a que nunca se ha mirado a ver qué tiene entre las piernas, que sexo y que el género son "un constructo social". Según ella una persona puede percibirse a voluntad como lesbiana, gay, transexual, bisexual, etc., adoptando distintas identidades. Los grupos ultracatólicos y ultraevangélicos que promueven pseudoterapias de cambio de orientación sexual deben estar frotándose las manos.
  • Peggy McIntosh y el privilegio blanco. Según ella el privilegio blanco es una mochila invisible de carácter estructural, que pesa sobre la sociedad. Florentino Pérez por su parte le ha respondido que él no habla de los árbitros cuando pierde, así que mucho menos va a hacerlo cuando gana.
  • Robin DiAngelo y la fragilidad blanca. La teoría de DiAngelo viene a decir que los Alt-Right supremacistas blancos son unos lloricas, y hasta ahí ¿quién podría contradecirla?. Quizá se le sale un poquito la cadena cuando afirma que todo blanco que vive en un país con fuertes desigualdades raciales es racista solo por ser blanco. Oye, pero... si ella es blanca y estadounidense, país en el que hay fuertes desigualdades raciales. Haciendo un sencillo silogismo... ¿veremos a esta dama ingresar en el KKK?

Artistas, cantantes y deportistas SJW

El fútbol masculino sigue siendo un entorno fuertemente homófobo, pero ponemos la banderita y solucionado.

Al igual que las grandes corporaciones y los artistas, también algunos artistas, cantantes y deportistas célebres se adhieren a discursos SJW, bien sinceramente o bien como estrategia de marketing. Antes o después son tachados de hipócritas por los propios SJW, y en este caso con razón, pues en su mayoría son bien fariseos. Sirva como ejemplo el caso de Leticia Dolera, actriz y directora que produjo una serie feminista de la cual despidió a otra actriz por quedar embarazada, o Lewis Hamilton, quien se adhiere discursos ambientalistas y de defensa de minorías raciales a la vez que ha cimentado su carrera en un deporte altamente contaminante y sostenido por corporaciones y Estados que violan sistemáticamente los derechos humanos.

Las cuentas corrientes de este tipo de figuras públicas se mantienen por lo general bien nutridas sin que parezcan sentir remordimientos porque otros no tengan nada, y eso a pesar de lo activistas que son, qué cosas.

Políticos SJW

Gabriel Boric, esto es lo mejor que el movimiento SJW ha logrado en política, así que imagínate

En los países democráticos si bien los partidos políticos de izquierda tradicional han hecho guiños y concesiones a los SJW de la misma manera que lo han hecho las grandes corporaciones, pues al fin y al cabo la cosa va de ganar electores, también han surgido otros políticos de nueva hornada que son cercanos al movimiento SJW de forma, podríamos decir, más genuina. Entre estos políticos podríamos distinguir dos categorías:

  • Los que no van a gobernar en la puta vida, así que son inocuos como políticos, ya que da igual lo que hagan o digan, y no pasan de celebridades televisivas, como Bernie Sanders (este no es de nueva hornada, pero lo mismo da).
¡Ni piernas, ni brazos, machitos a pedazos!
  • Los que sí llegan a gobernar o formar parte de gobiernos como Justin Trudeau, Gabriel Boric o Pablo Iglesias. Estos, como buenos SJW, harán gestos de cara a la galería pero no tomarán ninguna medida significativa en favor de los humildes o, peor todavía, tomarán medidas ultracapitalistas que revistan una apariencia progresista.

Si un político del primer subgrupo eventualmente por un golpe de suerte llegara a tocar poder, inmediatamente se convertiría en uno del segundo grupo. Por lo que en conclusión podríamos decir que los Políticos SJW son completamente inocuos contra aquello que dicen combatir y son solo útiles como enemigo a señalar para que aquellos que se les oponen aglutinen a su vez a su propio electorado.

Enemigos de los Social Justice Warriors

Todo el que no sea a su vez SJW. Pero véase en especial Alt-Right, Mario Vargas Llosa, Arturo Pérez-Reverte y El Bananero.

Hechos y conclusiones

  • Un progre y un derechista alternativo son la misma cosa con diferente empaque.
  • Ambos creen ser libres y rebeldes cuando en realidad son sólo marionetas.
  • Karl Marx, Friedrich Engels, Simone de Beauvoir y Jeanns Les Paul el Sarten deben estar revolcándose en sus tumbas (o bailando Thriller con Michael Jackson a saber)...
  • Se dicen contraculturales pero su consumo cultural es mainstream.
  • Dicen defender la libertad de expresión pero solo si dices lo que quieren que digas.
  • Tenerlos de amigos en Facebook puede causar muerte cerebral provocar dolores de cabeza.
  • Creen que pueden derrocar al "heteropatriarcado" con hashtags y memes.

Diferencias entre un SJW y la Alt-Right

Alt-Right vs SJW.png

Artículos relacionados

ChixpyLogoIncilibros.png
El famoso libro Manual del buen Social Justice Warrior ya está disponible en todas las librerías del mercado. ¡Adquiéralo ya por sólo 5 leros!

Si usted es SJW, entonces no vea


vde Enfermedades y otras malicias
Absurdo.jpg

Enfermedades: AcnéCáncerCegueraCóleraCoronavirus (COVID-19) • DengueDiarreaDaltonismoÉbolaEmofiliaEspiroquetosisGigantismoGripe AviarHemorroidesInfluenzaInsomnioObesidadPeste negraSIDASífilisSorderaTuberculosis

Facultades mentales: AlcoholismoAlzheimerAnorexiaAutoantropofagiaClaustrofobiaCleptomaníaDelirioDisgrafíaDislexiaDoble personalidadEsquizofreniaEpilepsiaLocuraMecafiliaNarcisismoNecrofiliaParanoiaParafiliasPiromaníaPodofiliaPsicosisPsicopatíaSadomasoquismoSíndrome de AspergerSíndrome de Déficit de AtenciónSíndrome del ImpostorSíndrome de la mano extrañaSíndrome de DownSíndrome de EstocolmoSíndrome de ParísSíndrome de TouretteTraumaZoofilia

Otras enfermedades: Adicción a los videojuegosAmor a primera vistaAnimación Post-MortisBasaditisCelibato involuntarioHachazoFanatismo religiosoGordismoHomofobiaHipersensibilidad electromagnéticaIdiotezMGTOWMal de Low RyderNuevo ateísmoOptimismoPiñeravirusSenofobiaSíndrome de WikipediaSíndrome de la vibración fantasmaSíndromes InformáticosSíndrome del octavo pisoSíndrome de la cara pixeladaSíndrome del CosplayTerraplanismoVirus de la Inmensa HuevaVPBitisVPDitisWokeismo