Squid Game

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
El juego del calamar.png
Tv Fondo Transparente.png
El Juego del Calamardo.jpg
Género Survival horror, tentáculos y demás cosas feas
Creado por ElRubiusOMG, Auronplay y Komanche
Reparto El fanático de BTS, la norcoreana que escapó de las garras de Kim Jong-Un y se dio cuenta que nunca ganaron el mundial y otros 456 personajes irreconocibles
Productora Netflix
Emitido en Netflix y Pornhub (en su versión porno
País La Corea auspiciada por Pepsi
Duración Los participantes no duran nada, la serie sí
Estreno Finalización 2021 hasta que se acabe la pandemia
Idioma Coleano
Sitio web Entré, está en coreano y terminé comprando 5 riñones, así que no lo recomiendo
¡Ups! ¿No estarás buscando el artículo Squirt Game?


Cita3.png¡Jugaremos muévete luz verde!Cita4.png
La muñeca de Squid Game intentando adoctrinar a todo el mundo.
Cita3.png¿Qué este no era el juego de la galleta?Cita4.png
Jordi ENP en el Squid Game.

El juego del Calamardo (no confundir con Splatoon, que se viene una demanda de Nintendo), en hangul 오징어 게임, es una serie surcoreana de juegos y calamares donde 456 personas igual de endeudadas que tu padre deben competir en juegos de niños, pero de niños coreanos, por lo que nadie sabe de qué van los juegos y si te mueres pierdes, aunque también si pierdes mueres. Si ganas tu premio será 45 600 millones de weones y una bonita pijama verde.

Sinopsis[edit]

Esto no es un juego[edit]

Algunos jugadores empezaron con ventaja.

Como es imposible contar la historia de los 456 ineptos, la serie se centrará en 7 personajes, de los cuales mueren casi todos, así que no te encariñes con ellos. El más importante es Seong Gi-hun, un ludópata (es decir, adicto al Ludo) que prefiere gastar su dinero en carreras de caballos en lugar de usarlo sabiamente en prostitutas, digo en curar a su madre enferma, que se le subió la bilirrubina y no por escuchar la canción de Juan Luis Guerra. Como está en la mierda, le ofrecen ser parte de una estafa piramidal competencia con dinero en juego, no sin antes recibir un par de piñas y tortas, pero de esas que duelen. Gi-hun acepta porque pensó que el juego era auspiciado por PlayStation (el círculo, el cuadrado y el triángulo de la invitación confunden a cualquiera).

Nuestro protagonista se duerme con el suave aroma del cloroformo, aunque el ASMR hubiera funcionado también, pero bueno... Al despertar se encuentra con su amigo, y luego de esa erección matutina se encuentra con su otro amigo, que para no complicarnos la vida llamaremos "el wey de lentes". El también estaba endeudado por haber estudiado filosofía en la universidad, así que no le queda de otra que entregar su cuerpo a cambio de dinero. En ese lugar también aparecen demás personajes pintorescos como un viejo verde (lo decimos por su vestimenta), un hindú que en realidad es pakistaní y una modelo que se escapó de Corea del Norte. Ahora que todos los personajes que importan fueron introducidos, podemos pasar a los jueguitos.

Unos hombres traídos de La casa de papel aparecen con armas y una voz sensualmente seductora presenta las reglas. La primera es no hablar del Club de la pelea, la segunda es no hablar del club de la pelea y la tercera es que si la mayoría de los jugadores están de acuerdo, los juegos pueden terminar. Todos firman el contrato y luego de su conferencia de prensa y sus dominadas con la pelota se preparan para el primer juego, que es llamado "Luz roja, luz verde". La competencia consiste en ver a una muñeca y correrte mientras no te vea mientras menciona los colores del semáforo. Aquí mataron a los daltónicos y los que exigían aumento de sueldo, así que daremos un minuto de silencio. Seong Gi-hun estaba a punto de morir también, pero eso de matar al protagonista solo lo puede hacer Game of Thrones.

Debimos meternos al Squirt Game[edit]

Con razón empezó a lamer esa galleta...

Luego de presenciar una matanza con más sangre que una película de Quentin Tarantino o la menstruación de tu hermana, los jugadores son llevados de vuelta al almacén en espera del segundo juego. El problema es que los participante acabaron traumados y ahora quieren cancelar el juego, y como Corea del Sur es una democracia y quieren hacer ver mal a Corea del Norte, someten a votación la continuidad de los juegos. Para poner picante la cosa, se deciden cancelar los juegos y todos regresan a sus casas. No obstante, por el bien de la serie los concursantes deciden volver. Eso y porque se dieron cuenta de que afuera sonaban k-pop en todas partes.

Una vez que todos regresaron, les regresan su buzo de colegio verde y su número de identificación, ya que como son coreanos es más fácil diferenciarlos por números. Mientras esperan el segundo juego, los empleados de la Casa de Papel se ponen a cocinar, porque las participantes podrán morir por fallar en los juego, pero de hambre jamás. Se aprecia que existe un sus que se filtra con los cabezones rojos, pero no pasa nada porque luego lo matan. También una parejita se pone a jugar a parte al papá y a la mamá en los baños, esto será un dato de crucial importancia para la paja.

El segundo juego es presentado como "Panal de azúcar". Consiste en escoger una figura con diferentes formas y romperla de la manera correcta, de lo contrario te puedes comer la galleta y morir. Aquí el wey de lentes no ayuda a Gi-hun, así que le toca la forma más difícil, que es la del paraguas de Mary Poppins. El protagonista en un ataque de desesperación imagina las nalgas de Lana Rhoades y comienza a lamer la galleta. Para su sorpresa esto ayudaba a que se rompa la galleta de manera más fácil, así que logra sobrevivir. Los demás participantes usaron un mechero en lugar de complicarse la vida. Tremendo noob el Gi-hun y uno de los empleados, que hizo su face reveal y lo pagó con la muerte.

Más juegos porque YOLO[edit]

Meter viejitos a la refrigeradora no hará que se conserven...

Ahora que los participantes pueden dormir en paz (salvo por unos cuantos que fueron asesinados en medio de la noche por otros jugadores), los juegos vuelven a la normalidad. La siguiente prueba requiere grupos de 10, así que los participantes se ven obligados a socializar, que asco. El wey de lentes no quería mujeres en el equipo porque según él tienen más fuerza, como ese viejito de pito muerto que hizo ganar a su equipo. Al final también aceptaron a un par de chicas porque se dieron cuenta de que la Princesa Leia también tenía la fuerza, así que no es exclusiva de los hombres. Los que murieron en este juego felizmente pusieron en sus documentos de identidad que podían donar sus órganos, así que los vendieron en el mercado negro.

Pasó otra noche de vergazos de esos que acabaron con un tramposo sangrando y colgado, para que los jugadores aprendan a no usar cheat codes en este juego y se lo pasen de manera legal. El nuevo juego es el de las canicas y se juegan de a 2, por lo que cada uno se busca una pareja, lo que no sabían es que uno de cada par debía morir. Se observa como le wey de lentes engaña al hindú reemplazando las canicas por piedras, así que estudiar en la universidad si sirvió de algo... también vemos a una pareja de esposos, que por primera vez no querían matarse entre ellos, sospechoso. Las mujeres se gastaron todo el juego contándonos su vida y el viejito y Gi-hun hicieron equipo, pero a las justas jugaron porque el anciano estaba pensando en la guerra. El juego se acabó con todos llorando y con el viejito pasando a mejor vida, porque ahora es parte de los VIP. ¿Creíste que había muerto?

Se revelan a los VIPs, que son los que pagaron para que estos juegos sean posibles, o sea todos son viejos furros asquerosos. Joe Biden estaba invitado, pero por motivos de fuerza mayor no pudo asistir. Un furro le apostó al 69 y perdió, así que busca sexo con uno de los empleados, que en realidad era un infiltrado, pero esa historia es de relleno y a nadie le importa. El juego que sigue es el salto al vidrio, en el que debes dar un salto de fe hacia el vidrio que creas que resiste tu peso. Por conveniencia de la trama, un vidriero participa en el juego y ayuda a nuestros favoritos a pasar la prueba, pero al final hicieron una explosión, provocando que la chica se corte el estómago, así que se pierde la final y de pasada la vida.

El final...de la primera temporada[edit]

Sonríe y el mundo sonreirá contigo...esperen, producto coreano equivocado.

Luego de vestirlos como si fueran a un quinceañero y recibirlos con una cena, solo quedan vivos el malo y el bueno, el feo nunca apareció. Gi-hun y el wey de lentes (que lanzó a un chico para que se caiga al vidrio, lo cual es malo, muy malo. Además no le dice a su mamá que es pobre, lo cual lo hace doblemente malo) se deben enfrentar en un duelo a muerte con cuchillos. Bueno no, en realidad debieron enfrentarse en el juego del calamar, pero como nadie entendía las reglas de esa mamada decidieron resolver como machos pecho peludos que son, aunque al final Gi-hun no tuvo huevos de matar a su amigo de la infancia, así que el wey de lentes se vio en la obligación de matarse él mismo. Ahora que Gi-hun es millonario puede salir de esa isla e invertir su dinero en algo bueno como pintarse el cabello para parecerse a los BTS. Pura mierda!

Pero eso no es todo, el viejito le invita al hospital para que confesarle que él estaba a cargo de los juegos y que solo lo hizo para divertirse, ya que tomar sus pastillas y renegar de su vida ya le estaba cansando. Gi-hun quiere saber más sobre los juegos, así que como es buen padre deja que su hija viaje a Estados Unidos y no le guarda luto a su madre. Así acaba esta serie, que evidentemente va a continuar...

Producción[edit]

El creador de la serie presentó su idea a diversas productoras que rechazaron su propuesta porque asociaron los calamares con el hentai y los tentáculos. Así que luego de unos cuantos arreglos al guion (como añadir más sangre y escenas de sexo) convenció a los inversionistas de Netflix. También le tiró beef al capitalismo porque ya saben, matarse por dinero era una mejor opción que participar en el ¿Quién quiere ser millonario?. También se "inspiró" en Los Juegos del Hambre, Royal Rumble, Free Fire y demás batallas reales en las que solo existe un ganador (aunque en el Royal Rumble una vez hubo empate, pero ese es otro tema).

De esta manera, 10 años después de presentar su idea y con la autorización de Andrés Calamaro y demás calamares se aprobaron los Juegos del Calamar y al día siguiente ya era lo más visto de Netflix, en parte porque la mayoría de las morras pensó que era un K-drama. El resto de personas lo jugaron en Roblox, vieron su versión de Minecraft o de MrBeast, que es lo mismo, pero más barato.

Más calamares[edit]