Murciélago

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search


¡Ups! ¿No estarás buscando el artículo Vampiro?
-Soy un pequeño murciélago ¿me compartes un poco de tu sangre?
-Sí claro, chiquitín.

Los murciélagos son aves roedoras del orden de los chupa sangre (aunque hay variedades con modas veganas). Pertenece a la familia de Batman y prefiere salir de su guarida durante la noche porque si se expone a la luz ultravioleta crea un fenómeno de combustión espontánea. Están presentes en todos los continentes, excepto en la Antártida donde viven sus enemigos naturales, los pingüinos.

A finales del 2019 echaron a andar su plan de dominación mundial llamado COVID-19, que gracias a la ineptitud humana está teniendo un éxito mayor al esperado.

Etimología[edit]

Los antiguos griegos lo llamaron erróneamente "pteron", que significa pterodáctilo, ya que lo confundieron con un dinosaurio. Se nota que sus conocimientos estaban millones de años atrasados y no conocían animales nuevos. Posteriormente se descubrió que estos animales provenían de Murcia (España) y que estaban ciegos, por lo que se les llamó Murciégolos, pero gracias a un copista disléxico, se le quedó el nombre de Murciélago.

Alimentación[edit]

-Soy otro pequeño murciélaguito ¿me compartes un poco de tu sangre?
-No, ¡que asco!

A pesar de la tradición de ser el mamífero chupasangres más reconocido en la sociedad (Solo detrás del Politicus corruptus), la mayoría de las subespecies prefieren devorar insectos. Siguiendo la cadena de alimentación, el más pequeño no tiene escapatoria ante el dientudo volador que todos conocemos. Así que, si alguna colmena hace una ruidosa fiesta con la reina, éste tímido mamífero acabará con esa inmisión.

Antiguamente los murciélagos se alimentaban exclusivamente de sangre, su favorita siempre fue la sangre humana, pero cuando los humanos comenzaron a extinguirse por el exceso de depredación, tuvieron que buscar variedades como comer cosas horribles como insectos, reptiles o hamburguesas de McDonald's, por eso hoy en día la dieta de los murciélagos es tan variada. Más recientemente la moda del veganismo los ha afectado y surgieron las variedades que sólo comen frutas, obviamente son la burla de los otros de su especie.

Sentidos[edit]

Si morder querés, la fuerza haz de tener.

La mayoría de los murciélagos son expertos en realizar citas a ciegas, por lo que son lujuriosos. Algunos de ellos resultan ser virtuosos en tener el Don de la vista, por lo tanto, aquellos Megamurcielagos son más astutos y traicioneros. Por este motivo, han sido catalogados como zorros voladores.

Su sentido más desarrollado es el sentido de la moda, con esos elegantes vestidos de noche demuestran que el negro no pasa de moda, la capa de cuello alto le quedas bien y les hace lucir sofisticados.

El segundo sentido y por ello menor importante es la ecolocalización, ya que no tienen buena vista de noche porque son diurnos de vista, pero no de piel, deben guiarse por medio del sonido. Es algo que heredaron de sus ancestros los delfines voladores de las cavernas que los usaban para saber cómo eran los demás debajo de la ropa porque eran muy voyeuristas, pero ahora lo utilizan los murciélagos para saber dónde están los insectos voladores (y también para saber cómo son debajo de su ropa). Al mismo tiempo les funciona para cazar otras presas como los ovnis (porque también hay murciélagos ovnívoros), y las frutas, aunque todavía no nos explicamos cómo se puede cazar una fruta.

Hibernación[edit]

Este no llego a dormir bien

A diferencia de otros mamíferos, como los úrsidos donde deben completar un largo listado de quehaceres previo al letargo, los murciélagos son más sencillos en este aspecto. Pueden tolerar en mantenerse inmóviles en los frigoríficos. Los no tan afortunados terminarán siendo decoraciones para Halloween.

Los murciélagos tienen un corazón delator. *pum* Los latidos se reducen a un ritmo vertiginoso, que ni siquiera los sujetos con oído de elefante podrían detectarlo *pum*. Aunque claro, a veces ocurre un inconveniente denominado homeoastasis. O pipí en términos vulgares, que causará el malestar (por no decir un rosario de insultos) de sus pares.

Vuelo[edit]

Lo primero es aclarar que no son ratones con alas, sí son ratones pero no tienen alas, tienen manos que pueden volar, lo que los hace aún más asquerosos. Aún así, no hay que menospreciar su manera irregular e improvisada de volar, donde viajan en zig zag. La aerodinámica de éstos mamíferos, es la envidia de los paracaidistas y actores dobles de riesgo.

El ala del murciélago es una membrana delgada denominada patagio. Está sostenida por el alargamiento de los huesos que lucen como palillos-escarbadientes entre las extremidades. Sumado a las múltiples articulaciones, el murciélago podrá ser un colgado. Pero nunca al momento de prender vuelo.

Reproducción[edit]

Danza de apareamiento de los murciélagos, realizada cada vez que hay luna llena o que tienen ganas de coger.

Estos animales hinchan los huevos pero no los pone, de la nada sacan a la luz crías de la forma tradicional las cuales a diferencia del homo sapiens en poco tiempo se vuelven independientes, le es muy sencillo la reproducción por que agarran cualquier cosa que tengan a su alcance siempre cuando sean de su tamaño, eso incluye ratones, cucarachas, gnomos, etc.

Así que ya sabes, una mordedura de un murciélago provocará abstinencia a tomar sol, independencia y leer respecto a las proezas del fiable Dracs.

Viruses de murciélago[edit]

y así empezo el Coronavirus

Como la mayoría de los blogs conspiranoicos ya nos lo habían advertido, los murciélagos intentan destruir el mundo propagando la guerra biológica contra los humanos. Aunque les guste nuestra sangre, están cansados de que depredemos sus bosques, nos robemos su guano y los hagamos sopita para nuestro deleite (se me hace agua la boca), por ello decidieron en sus laboratorios secretos, crear virus supersecretos, superperosos y superfastidiosos, entre ellos destacan el COVID-19, pero no sólo ese nos está esperando, también tienen en su maligno sistema inmunológico otras amenazas como el hantavirus, la rabia, el ébola y el virus T (afortunadamente la farmacéutica Umbrella ya está experimentando sobre este último para hacer una cura).

Aspectos culturales[edit]

Su comportamiento en pleno Siglo XXI.
  • En Europa han menospreciado a los murciélagos por mucho tiempo. El primer antecedente se remonta en la obra Las metamorfosis (no confundir con la del cucarachón sentimental), donde las hijas del rey de Beocia fueron convertidas en murciélagos como castigo, porque se habían quedado en una pijamada contando historias mitológicas, en lugar de participar en las orgías en honor de Baco.
  • Los demonios y las criaturas diabólicas (como las gárgolas que jorobaban al campanero de Notre Dame) a menudo son representados en las artes visuales clásicas con alas de murciélago, a diferencia de los ángeles. Un alivio teniendo en cuenta que lucen normales, a diferencia de los ophanim mencionados por Ezequielito en el Antiguo Testamento.
  • Y como no, tenemos al héroe de Ciudad Gótica con la voz rasposa y que canta la canción de Jigglypuff durante el anochecer: Batman.

Véase también[edit]

English (Fork)