Shinning.jpg
Artículo de Cine Destacado

El jinete pálido

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Cine ícono.png
El jinete pálido
Pale rider
Paleridercartel.jpg
Con ese solazo... ¿cómo es que está tan pálido?
Ficha técnica
Dirección Clint Eastwood
Producción Clint Eastwood
Intérpretes Clint Eastwood y otros que a nadie le importan.
Guión Lope de Vega (esta vez no fue Miguel de Cervantes).
Música Lennie Conocen.
País Gringolandia.
Fecha de estreno En los ochenta.
Género Güester psicológico y ¿espiritista?.
Calificación Incalificable
Premios Jajaja.
Cita3.pngY contemplé un caballo pálido; y el nombre de su jinete era Clint Eastwood. Y el infierno le seguíaCita4.png
Apocalipsis caítulo 6, versículo 8. Y por el culo te la entocho.

El Jinete Pálido es una miscelánea-fantasía western ochentera y americana producida y dirigida por Clint Eastwood, quien a su vez interpreta todos los papeles el papel de protagonista en la misma. El título no es una referencia a la pálida que se pilló el guionista por lo que se fumó, como comúnmente se piensa, sino una referencia a los cuatro jinetes del Apocalipsis. ¿Y cual de ellos es el jinete pálido? pues aquel que representa la muerte, como Clint para todos sus enemigos, e incluso para sus amigos si está en ayunas. Hay quien dice que esta es una película de vaqueros pero es un juicio superficial, ya que solo se ve una vaca y la matan al principio. En realidad es una película de mineros.

Argumento[edit]

Advertencia: Esta sección contiene detalles de la trama y el argumento; si eres tan rarito que prefieres leer el libro o ver la película antes, no te recomiendo que leas esto.

Érase una mina de oro en un secarral...[edit]

Este es el perrete que desencadena todo el drama. Es que hay que ser desalmados, matar a esta criaturita de Dios...

En las afueras del pueblo de LaHood los esbirros de Coy LaHood, que se llama igual que el pueblo, porque para eso el pueblo es suyo, se dedican a esquilmar el yacimiento de oro de la montaña a manguerazos. En otra parte de la montaña otros mineros que no trabajan para LaHood hacen lo propio por medios más artesanales a la par que ineficaces. Un día LaHood manda a sus esbirros a destruir el campamento de estos otros, porque se quiere quedar también el terreno en el que ellos excavan. Llegan todos montados a caballo, les destrozan las tiendas de campaña, matan a una vaca, les arrojan mocos y no se les ocurre más que matar también a un perrete muy simpático que va corriendo por ahí. La dueña del perrete, una niña que se llama Megan, le da cristiana sepultura en el bosque. Cuando lo hace reza a Dios por un milagro, porque si no les salva él de esos matones no les salva ni Dios. Y entonces Dios les envía un milagro, alguien más duro que el mismísimo Dios: Clint Eastwood. Si los esbirros llegan a saberlo, se hubieran cuidado mucho de que a ese perrete no le hubiera faltado de nada.

Sabemos después que la vida de Megan es un dramón, su padre les abandonó a su madre, Sarah, y a ella y para colmo su madre ahora es cortejada por Hull Barret, un hombre bueno pero de muy cortas luces que se erige líder del resto de mineros rebeldes, puedes imaginarte si ese es el líder cómo son los demás.

Llega Clint[edit]

Ah, es que lleva un sombrero de ala ancha, por eso tanta palidez.

Cuando Clint hace su aparición Hull ha ido a la tienda de ultramarinos del pueblo a comprar unas cosillas (papel de water, tres en uno para las puertas, condones... vamos, lo normal) y a la salida de sus compras cinco esbirros de LaHood se dedican a medirle el lomo por diversión con unos palitroques. Ahí es cuando Clint interviene y, él solito y sin despeinarse, y también con un palitroque, les muele las costillas a los esbirros, lo cual hace que Hull se vea en el compromiso de invitarlo a su casa a comer, y Clint se autoinvita de paso a pasar ahí unos días.

En la siguiente escena Clint se está lavando, que ser duro no está reñido con ser afecto a la higiene personal, y Hull le espía mientras se toca. Ve que Clint tiene seis cicatrices de bala en su espalda y en vez de preguntarse cómo es que no está muerto deduce que es un pistolero. Se lo cuenta a su cortejada y ésta le dice que por más que Clint le haya salvado de recibir la paliza de su vida tiene que echarle con cajas destempladas, que siendo pistolero seguro que es persona de mal vivir y de moral laxa. Pero todo cambia cuando Clint sale de sus aposentos pertrechado con un alzacuellos (y con más ropa, no seas malpensado). Como suele pasar con la gente lerda y poco instruida, estos mineros confían mucho en la religión, así que esto les parece ya otra cosa e invitan a Clint a comer sopa y a que bendiga la mesa, cosa que él se quita de encima en dos palabras. La sopa está asquerosa, pero se la come igual.

Predicando a martillazos[edit]

Tras ese energizante alumerzo, Clint se va con Hull a ver cómo trabajan sus muchachos. La impresión que le causa la incompetencia con la que se desenvuelven es tan grande que se dice, a Dios rogando y con el mazo dando, y se pone a colaborar con Hull dando precisamente con el mazo a una roca de la que este último cree que va a sacar un montón e oro (por supuesto no es así). Clint no se traga en ningún momento que de ahí vaya a salir oro, pero con algo tiene que desahogar toda esa testosterona que lleva consigo. El Joshua, que es el hijo de LaHood, se planta ahí con un grandullón medio subnormal para amedrentar a Clint. El grandullón revienta en dos la roca de un mazazo para mostrar lo bruto que es y luego intenta atacar a Clint. Clint le revienta de un mazazo los cojones, y le deja mucho más manso. El Joshua y el grandullón, ahora inofensivo como un perrito, se retiran.

Una oferta irrechazable ¿o no?[edit]

Coy LaHood regresa al pueblo y se enfurece de que esté ahí el predicador. A ver si va a ser que logre organizar a esa panda de tarados y éstos se le remonten. Entonces invita a Clint a su tienda, le saca whisky del caro e intenta sobornarle para que se largue. Finalmente Clint logra que haga una oferta a los mineros: mil dólares y una camiseta muy chula para cada uno que lleva estampada la leyenda "Alguien que me quiere mucho estuvo en el pueblo de LaHood y me ha traído esta camiseta" si se avientan en el plazo de veinticuatro horas. Si no se marchan no solo no les dará ni los dólares ni la camiseta (que es casi peor, con lo bonita que es) sino que enviará a unos matones profesionales (pero matones de verdad, no los esbirros que ha enviado hasta ahora) para que acaben hasta con el último de los iletrados mineros. Un trato justo ¿verdad?. Menciona el nombre del jefe de los matones, un tal Stockburn y Clint tuerce el gesto. Más de lo habitual, sí. Resulta que se conocen de algo.

Clint presenta la oferta de LaHood y les dice que en lo que a él respecta que le importa un pimiento lo que decidan, que como es libertarista (debe ser predicador de la Iglesia Libertarista, pues) se la viene sudando todo. Los mineros de primeras consideran aceptar la oferta pero empieza a hablar Hull, que va hilando pensamientos dispersos sin saber muy bien lo que dice y sin tener claro que quiera decir algo de particular, pero al final arma una arenga tal que los mineros deciden mandar a LaHood al cuerno y luchar contra sus matones. Sí, los matones serán profesionales, pero seguramente ellos, los mineros, no serán más incompetentes pegando tiros que buscando oro, y ese pensamiento les anima a quedarse y luchar.

Pocas veces verás a Clint tan asustado.

Por la noche, mientras los mineros celebran su tonta decisión haciendo lo que mejor saben hacer, emborracharse, Megan llama a Clint a un aparte y le confiesa que desde que él esta en el pueblo a ella se le calienta el botón. Que como ya tiene quince años considera que Clint puede iniciarla en el sepso. Clint es un tipo decente, no como tú, se espanta ante esta situación y le da largas a la niñata que hasta ha forrado su carpeta con su foto. Ella le acusa de que él a quien mira con ojos tiernos es a su madre (de ella). Clint solo dice que la tal mamá es una MILF gran mujer y huye como jamás lo hizo de ningún enemigo.

Se precipitan los acontecimientos[edit]

A la mañana siguiente Clint se va a la francesa (¿prosiguiendo su huída de la adolescente acosadora?) y va a un banco, abre su caja fuerte allí y saca dos revólveres y deja en la misma el alzacuellos y luego atraca el banco. Megan se pasa por el campamento de los LaHood porque, dice, tiene quince años, ya menstrúa y puede hacer lo que se le pase por el pussy. ¿Qué podría salir mal? pues que el Joshua y sus amigotes la agasajan con una bonita violación en grupo. Justo antes de que la consumen llega Clint, le atraviesa al Joshua la mano de un balazo (a él que quería atravesar otra cosa) y salva a la imbécil adolescente, llevándola de vuelta a casa.

Lo bueno de ir a comprar los abrigos todos los amigos juntos es que te hacen precio. Lo malo es que luego vais por ahí y parecéis tontos.

Como se ve en el campamento de mineros son todos inteligentísimos. Uno de ellos encuentra una pepita de oro más grande que un melón y no se le ocurre otra cosa que ir con sus hijos medio deficientes a vacilar de ello al pueblo de los malos. Allí han llegado Stockburn y sus pistoleros, que van vestidos todos con el mismo guardapolvo (mejor dicho, con guardapolvos iguales) que se ve que les han hecho precio en el Decathlon. Humillan al paleto obligándole a bailar La Macarena, lo acribillan a balazos y le rompen el pedrolo por la mitad.

Sarah le dice a Clint que se va a casar con Hull, pero que si se quedara se casaría con él. Clint responde que él no se va a quedar a vivir entre ellos ni borracho, que si está loca. Sarah entonces le dice que si al menos puede darle un beso y Clint dice que más que eso: se la folla. Sí, es la prometida de su nuevo amigo, pero él le había ofrecido hospitalidad ¿no?. Ya vemos a quién se monta el jinete pálido.

Al día siguiente Clint y el cornudo Hull van a demoler todo el sistema de extracción de los esbirros de LaHood arrojando cartuchos de dinamita. Qué cojones, ellos antes les habían cambiado el curso del riachuelo ese raquítico del que el grupito de Hull intentaba sacar oro, y lo hicieron solo por joder. Entonces Clint y Hull dejan aquello hecho un cristo con la inesperada ayuda del gigantón tonto, que desde que Clint le reventó las gónadas está intimidado, no se atreve a toserle y prefiere mostrarse colaborador, aunque esto suponga putear a los suyos. Al finalizar esta tarea Clint espanta el caballo de Hull para que no pueda seguirle: tiene que ir al pueblo a ajustar cuentas con Stockburn de una cosilla que sucedió en el pasado, y tiene que ir solo. "Hull: tienes buenas intenciones, pero eres flojo y estorbas. A caminar, pichafloja".

Ensalada de tiros final[edit]

¿Recuerdas eso de que hay que dialogar y resolver las cosas sin llegar a la violencia? Estos pasan de eso.

Al llegar al pueblo salen los de los guardapolvos, pero solo los esbirros, no Stockburn: que se la jueguen ellos que él es el jefe y para eso les paga. Clint se los carga uno a uno sin pestañear, y entonces no le queda más remedio a Stockburn que salir. Clint se lo carga de seis balazos que le salen por la espalda exactamente en la misma posición que Clint tiene los seis balazos en la suya. Ya es puntería.

LaHood ha mirado todo desde su oficina y se dispone a disparar a Clint, de pura impotencia, pero Hull llega en el último momento corriendo con la lengua fuera y mata a LaHood con su rifle. En realidad estaba apuntando a Clint porque entre mientras de todo esto descubrió lo de los cuernos, pero su puntería es pésima (lo cual explica por qué Clint no se lo quiso llevar con él).

Los mineros ya no tienen enemigos que les molesten y Sarah está sexualmente satisfecha. Clint ha terminado su trabajo aquí, así que desaparece tal como apareció.

Interpretaciones[edit]

La película es estéticamente compleja y deliberadamente ambigua, así que si no la comprendes del todo bien es porque te falta cultura. No queda en ningún momento claro si el personaje de Clint es un ser de carne y hueso (aunque a Sarah sí que le da carne) o un ser fantasmal, debido a sus sobrenaturales dotes con el revolver y el palitroque. ¿Es un pistolero que fue asesinado por Stockburn y vuelve del más allá para vengarse siendo el pueblo de mineros paletos la excusa?¿Es un ángel del cielo?¿Es un demonio?¿Es el mismo jinete de la muerte del Apocalipsis que se está tomando unas vacaciones en estos encantadores lugares?¿Dado que es el asesinato de un perro la causa última de la perdición de los villanos, es una película animalista? A saber.