El Padrino

From Inciclopedia
Jump to navigation Jump to search
Reparador.PNG Este artículo necesita ser reparado.
Si tienes los dedos libres, puedes ir agregando los personajes, la recepción y los sabías qué.
Los vecinos estarán felices y puede que hasta te den una medalla.
Cámara ícono.png
The Godfather
El Padrino
El Padrino poster.jpg
Ficha técnica
Dirección Francis Ford Fiesta
Producción Genco Pura Olive Oil Company
Intérpretes Marlon Brando, Al Pacino.
Guión Mario Pizza
Música Nonironino, ninonino, ninoniiiii
País Italia
Fecha de estreno 1972
Género Comedia romántica, familiar
Calificación +18
Premios Cucharón de bronce en el festival gastronómico de Cangas del Morrazo.
Cita3.pngRazonaré con élCita4.png
Vito Corleone sobre su inspector de Hacienda
Cita3.pngEl pantano está llenoCita4.png
Sonny Corleone lamentándose de sus problemas logísticos.
Cita3.pngDesde que vi El Padrino en panchito ya no me siento humano...Cita4.png
Persona cualquiera sobre El Padrino
Cita3.pngOtro traje a la tintoreríaCita4.png
Michael Corleone al volver de trabajar.

El Padrino (The Godfather en su natal latín) es una saga literaria escrita por Mario Pussy Puzzo de 1969, devenida en una trilogía de películas de comedia ligera/mafia inofensiva, con una serie animada de cinco temporadas, dos juego de Atari, un tiraje de juguetes coleccionables y un cómic crossover con Deadpool. La saga detalla la historia de una familia italoamericana ficticia de la mafia en la ciudad de Nueva York (inspirada en la familia del propio Puzo que obviamente no eran mafiosos neoyorkinos, pues ellos vivían en Chicago), encabezada por Vito Puzzo Corleone, el padre de la familia que a la vez actuaba de Padrino. Dos historias paralelas recorren las obras, la vida de Vito y los Corleone peleándose con otros mafiosos por "respeto"; se ha especulado que existe una tercera parte, un Fanfic sobre la muerte del segundo Padrino y cosas de la iglesia, pero no es canon.

Producción

La película está basada en el libro llamado Los italianos somos mejores que tú, obra de Mario Puzo que, para su desgracia, permaneció como Best-Seller en la lista del New York Times durante 67 semanas y que vendió 9 millones de copias en dos años. ¿Por qué eso sería malo para su autor? Porque desde niño su sueño era ser un escritor fracasado y por eso hizo un panfleto lleno de estereotipos, lugares comunes, título ofensivo y sobreprecio.

Cartel original de la primera versión de la película.

Paramount Pictures, por entonces una importante productora por el reciente estreno de Complicidad sexual, se enteró de la novela en 1967, dos años antes de que se publicara mediante una sesión de espiritismo, por lo que rápidamente expropiaron los derechos de la idea y la posterior novela para hacer una típica película de gangbang (como se le conocía al subgénero de explotación de gángsters). Ante el anuncio de la película estallaron en Nueva York protestas de parte del sector de los honrados trabajadores del crimen ítaloamericano y los políticos afiliados pues no les convenía (a diferencia de hoy en día) ese tipo de representación en la gran pantalla. Estas protestas se solucionaron después de que la Paramount duplicara misteriosamente el presupuesto de la película y prometiera poner al director más italiano que pudiesen.

El elegido fue Francis Ford Coppola, conocido por otras películas como El Padrino II y El Padrino III. Se le había ofrecido anteriormente la dirección a otros italianos famosos como Sergio Leone (que la rechazó para dirigir El Padrastro) o Leonardo da Vinci (que la rechazó por estar muerto), por lo que finalmente se decantaron por el joven Coppola, un hippie que recientemente había ganado el Oscar por un fanfic sobre George Patton y que fue el único que aceptó cobrar en spaghetti, además que a cambio de dirigir la película le perdonarían la existencia de THX 1138 y un poco de su deuda.

El guión fue escrito conjuntamente por Coppola y Puzo, lo que significa que cada uno escribió un guión por su lado y luego lo pegaron con cinta adhesiva. Ambos querían representar cosas distintas: mientras que Coppola quería contar las costumbres y cultura de los Corleone, Puzo prefería contar la historia en vez del horario de lavado de dientes de Vito. Eso causó que finalmente fuera despedido y se eliminaran sus contribuciones del guión (estas se limitaban a mencionar la palabra "mafia" dos veces y a un chiste de "tu mamá"). Aún así, el guión tuvo que ser reacomodado varias veces. La Paramount quería que la película fuera más vendible, por lo que se añadieron escenas de violencia intrafamiliar; mientras que la Liga de Super Ítaloamericanos quería que sea una película sobre una familia de pizzeros en vez de mafiosos, por lo que se añadió la escena donde Clemenza cocina; y Coppola quería que fuese un drama shakespeareano, por lo que añadió más violencia intrafamiliar.

La elección del casting fue complicada. Coppola tenía su fancast ideal, pero a la Paramount no le gustaba. Este incluía a Marlon Brando como Vito, a Al Pacino como Michael, y a sus familiares como los demás personajes. El estudio terminó cediendo cuando Coppola aceptó cambiar el género de Comedia Musical a Drama (nadie quería ver bailar a Brando) y reducir el pago de este mismo a 1.6 millones de los 80 acordados originalmente; mientras que aceptaron a Pacino después de que James Caan, elegido primero para el papel, perdiera una apuesta y tuviera que cambiar su rol por el de Sonny Corleone.

Para el papel de Johnny Fontane se quería a Vic Damon, pero después de que Al Martino informara a su padrino, Don Conleore, y este hiciera al estudio y su caballo una propuesta que no pudieron rechazar, fue elegido para el papel. Los otros papeles fueron elegidos para familiares de Coppola, así Connie sería Talia Shire, su hermana; Michael Rizzi Sofía Coppola, su hija; y Tom Hagen Nicolas Cage, su sobrino.

Argumento

El Padrino

Advertencia: Esta sección contiene detalles de la trama y el argumento; si eres tan rarito que prefieres leer el libro o ver la película antes, no te recomiendo que leas esto.

Esta cinta inspiró grandes avances en nuevos modelos de ropa de cama.

Narra la historia de la Familia Corleone y los esfuerzos de su cabeza visible, Don Vito Corleone, para sacar adelante la PYME familiar en un mundo dominado por las grandes cadenas comerciales. Inocentes pasatiempos como el Bingo, el punto de cruz y la venta al por menor de bebidas isotónicas (y al por mayor de aceite de colza) permitieron a Don Vito construirse su propio sueño americano, aunque siempre fue fiel a las ancestrales tradiciones italianas, como hablar muy bajito y regalar caballos en piezas coleccionables.

Lamentablemente Don Vito es ya un hombre anciano y desea tener tiempo para jugar al dominó, viajar con la asociación de jubilados del barrio e ir a ver las obras, pero se encuentra con un panorama desolador en lo que a su descendencia se refiere. Las endogámicas costumbres sicilianas de apareamiento generan ciertos problemas físicos y psicológicos entre la prole del Padrino. Su primogénito, Sonny, es un psicópata violento sexualmente hiperactivo, por lo que no parece el más indicado para tomar las riendas del negocio familiar; Fredo es un tarado alcoholizado con evidentes problemas de autoestima; y Michael se fue a la guerra y sufre el correspondiente síndrome de estrés post-traumático, reniega de sus orígenes sicilianos y vota a los republicanos. Como el asunto de la incorporación de la mujer al mundo laboral no está muy bien visto en Sicilia, mejor ni hablamos de lo referente a Connie, única hija de Don Vito y recientemente casada con un elemento de mucho cuidado de futuro poco prometedor.

"Muchachos, otro que no quiere pagar el peaje".

Por si fuera poco, al resto de familias de la Magnánima Asociación Familiar de Italoamericanos Asesinos les empieza a preocupar el maltrecho estado de salud de Don Vito, por lo que deciden enviarle calurosos saludos (exactamente siete: cuatro en el pecho y tres en el abdomen) y una ferviente recomendación de descanso eterno. Al bueno del Don no le queda otra que retirarse una temporada a descansar, momento que aprovecha su primogénito, Sonny, para poner en práctica sus dotes de gestión al mando de la empresa familiar. No obstante, las estrictas normas sobre circulación y pago de multas de la policía metropolitana de Nueva York hacen que sea acribillado a balazos por el personal de carreteras al negarse a pagar el peaje de la autopista cuando acudía a visitar a su cuñado.

Así las cosas, será Michael Corleone quien deba tomar las riendas del negocio familiar. Tras gestionar el régimen de visitas de su padre en el hospital, decide vengarse de la policía metropolitana de Nueva York y su estricta política sobre el impago de los peajes, asesinando al Jefe de Policía en un McDonalds tras encontrar una pistola en el retrete. Logra vengar así las atroces injusticias en materia de multas, peajes y zona azul a las que la ciudad de Nueva York se había visto sometida durante su tiránico mandato. Por tan heróico acto, es premiado por la Asociación de Taxistas Newyorkinos con un viaje a Italia con todos los gastos pagados, que Michael acepta sin dilación, dada la inminente recuperación de Don Vito Corleone al frente de la Familia.

Don Corleone, minutos antes de ser asesinado a manos de su nieto de tres años

Como Michael creía que en Sicilia todos hablaban en inglés, cuando llegó se sintió bastante molesto, pero sus dificultades de comunicación no le impidieron tomar por esposa a una lozana muchachuela indígena a cambio de dos vacas y un poster de Marilyn Monroe. El matrimonio no duró mucho, porque un error en la elección del combustible de su vehículo provocó su explosión inmediata cuando su bella esposa accionó la llave de contacto. Al contemplar a los catorce hermanos de su ya ex esposa abalanzarse sobre él profiriendo amenazadoras maldiciones sicilianas y blandiendo escopetas y cachiporras, recordó oportunamente que había dejado esposa e hijos (o casi) en su New York natal y optó por regresar a tierras norteamericanas, no sin antes hacerse con una cuantas botellas de aceite de oliva para obsequiar a sus conocidos.

De vuelta en los EEUU y tras el ya mencionado fallecimiento del primogénito, Don Vito le cede plenos poderes sobre el control de la PYME familiar. Se trata de una sabia decisión, dado que días después El Padrino resultaría totalmente muerto al ser envenenado con el mejunje de fumigar las naranjas por su nieto de tres años en el huerto de su casa. Michael decidió convertirse en "El Nuevo Padrino Actualizado y Mejorado" como la ley marca, volviéndose padrino de bautizo de su sobrino, dándole como regalo una vida sin violencia paterna (les dijimos que el yerno de don Vito no tendría un futuro prometedor), además en una escena digna de excomunión por herejía, se equiparó la escena de la matanza de enemigos con cuerdas en los extranguándoles los ojos y balazos en el cuello, con la del ritual católico.


Cita3.pngEs un Corleone, no hay duda.Cita4.png
Michael Corleone al encontrar al pequeño sentado sobre el cadáver de Don Vito sustrayéndole la cartera.

El Padrino Parte II

Michael ahora como el nuevo Padrino.

En la segunda película de la saga la historia se divide en dos líneas argumentales: La Dura Infancia y Juventud de Don Vito como Inmigrante Ilegal en los EEUU (DIJDVIIEEUU), y la Dura Vida y Milagros de Michael como Don de la Familia Corleone (DVMMDFC). Veamos, pues, cada una de estas historias.

La Dura Infancia y Juventud de Don Vito como Inmigrante Ilegal en los EE.UU.

Vito es un pobre niño indefenso cuya familia es asesinada sin piedad por el mafioso local puesto por el Ayuntamiento en la localidad de Corleone, Sicilia. Como mandaba la tradición cuando toda tu familia era asesinada, a Vito le lanzaron a un barco que pasaba por allí, cuyo destino resultó ser Nueva York. A pesar de su condición de inmigrante ilegal, le hizo al funcionario de aduanas "una oferta que no pudo rechazar", tomó el apellido de su pueblo natal y se instaló en el barrio chino de la ciudad. A los 12 años de edad, a base de hacer pizzas y spaghetti y poner discos de Renato Carosone, ya lo había convertido en el barrio Italiano conocido como Little Italy. Un fuerte balonazo en los testículos recibido durante un partido de fútbol provocó ese característico y peculiar timbre de voz que ya no le abandonaría.

El fantasma de Vito Corleone visito a Michael para tratar de salvar el matrimonio de su hijo.

Ya crecidito, roba alguna alfombra y aprovecha el desfile de Carnaval del Pueblo para endilgarle una sobredosis de plomo al mafiosete local y hacerse con su territorio. Comienza a ganarse el favor del pueblo con su peculiar estilo de negociación y monta una empresa de aceite de oliva, en realidad una tapadera de lo que era su verdadero negocio: el aceite de girasol. Mientras tanto, aprovecha para ir teniendo unos cuantos hijos y se compra un gato persa que acaricia de vez en cuando en habitaciones mal iluminadas.

En un ataque de nostalgia, le da por visitar su pueblo natal. Casualmente lleva encima un cuchillo jamonero cuando se encuentra con Don Chicho, el mafioso local puesto por el Ayuntamiento que había asesinado a toda su familia y aún no se había jubilado. No obstante, decide acabar con su vida dándole a probar un buen lingotazo de su aceite de girasol extra-añejo. Tras ejecutar el viejicidio, regresa a los EEUU con la satisfacción del deber cumplido y la venganza culminada, dispuesto a hacerse con el control de la Gran Manzana. A Robert De Niro le dieron un Oscar por esto.

Dura Vida y Milagros de Michael como Don de la Familia Corleone

Se nos muestra la metamorfosis Kafkiana de Michael Corleone, que pasa de asumir el rol de Don como si de Sísifo con su pedrusco se tratara, a convertirse en un tipo malísimo y muy concienciado con la causa. Entre sus aficiones se cuentan hechos tales como asesinar a su hermano, asesinar a su cuñado, e intentar abortar la Revolución Cubana de Castro en uno de sus viajes de turismo sexual a la isla caribeña. Su mujer, harta de limpiar las manchas de sangre de las camisas de su marido ("no se va con nada" -afirmó-), y de mandar a tapizar los sofás cada vez que eran acribillados desde los alrededores de la casa, solicita a Corleone el divorcio, y, en lo que supone la mayor afrenta que hacerse pueda a un italiano (después de criticar a su equipo de fútbol favorito), decide interrumpir voluntariamente el embarazo de su tercer hijo. En realidad, los motivos de tal acción tienen bastante que ver con cierta duda acerca de la tonalidad de la piel de la futura criatura, ya que las relaciones de la Sra. Corleone con el Nuevo Jardinero de Color habían trascendido el ámbito de lo meramente profesional.

El Padrino Parte III

El Pacino (y el otro)

En la tercera y última parte de la tetralogía, un Michael Corleone con pérdidas de orina y un principio de Alzheimer decide lavar el nombre de la Familia, vender los casinos, los lupanares y las whiskerías e invertir en negocios legales. Para ello no se le ocurre otra cosa que meter las narices en el Vaticano (ya hemos dicho que padecía un inicio de Alzheimer). Después de confesar sus pecados al futuro Papa y comerse una chocolatina, decide, en lo que probablemente sea el giro argumental más inverosímil de la historia del cine (después de "Regreso al futuro III") delegar todo el poder de la Familia en el hijo bastardo de su hermano Sonny, que además se está beneficiando a su hija. Al final, y por fortuna, Michael muere viejo y solo en un banco del parque para regocijo de las hambrientas palomas que acuden raudas al inesperado banquete. En conjunto, la película es un cúmulo de despropósitos que merecidamente hicieron que Coppola tuviera que despertarse más de una vez con una ensangrentada cabeza de caballo entre sus sábanas, fruto de las ligeras imperfecciones que algunos acérrimos fans de la saga encontraron en el tratamiento que Coppola le dio a esta entrega. Tras intentar echarle las culpas del desaguisado al segundo ayudante de cámara, Coppola decidió matar al guionista Mario Puzo para evitar la responsabilidad de tener que dirigir la cuarta parte de la serie.

Personajes

Recepción

¿Sabías que...

El mundo del Cine es como la mafia, sólo se matan entre ellos
  • ...la mafia es una invención del cine y nunca existió en realidad?

Enlaces Relacionados (o no)

English (Fork)